Reviews for Asíntota
Akutagawa Mei chapter 1 . 5/16
Conversando con Japiera, se le ocurrió la maravillosa idea de destrozarme en la forma de, cito: "Mira... Quizá te interese leer este fic" y un link adjunto que no dudé en abrir.
Soy muy reacia a leer algo que está escrito en primera persona pero, por alguna razón desconocida —o conocida pero jamás admitida— lo que escribe Japiera y lo que he leído aquí son excepciones. Lo peor, o mejor, depende de cómo se vea, es que me ha encantado.
Quería escribir aquello que me hizo comprender lo que sucedía pero consideré que sería un spoiler. ¿Por qué salvar a los demás del destrozo en el que he caído? No, mejor no, que lean y que, en el mismo momento que yo —o antes o después— terminen igual o peor que yo.
En fin, que continúo, porque a veces siento que desvarío y me desvío demasiado de lo que en realidad quiero decir. Leí en silencio porque algunas veces leo mejor así, pero llegó el momento en el que ese silencio me asfixiaba y recurrí a la música. Por si fuera poco mi sufrimiento, mi reproductor decidió ponerse en mi contra —o a favor— y puso esta canción que en inglés dice "si me amas déjame ir" seguido de "porque estas palabras son cuchillos que a menudo dejan cicatrices" y estallé.
Creo que ya desvarío.
Ya no sé qué decir, más que gracias por escribir, gracias por tus palabras, por tu tiempo, tu BokuOi y ese final.
Japiera chapter 1 . 3/30
Cielo. ¡Cieloooooo!
Da igual si es la primera o la décimo primera vez que lo leo. igual se me anuda la garganta. igual lloro. es una patudez de tu parte que me dediques un fic que tuve que betear y que me ha hecho sentirme tan desgraciada y que me ha obligado a fumar junto a la ventana. al mismo tiempo, especialmente por esta última parte, pienso que es un fichero perfecto y me siento complacida que me lo hayas dedicado. no, más que eso, y también más simple: me siento feliz. lloro, y son lágrimas de tristeza pero de felicidad también.
Bueno, ya te he comentado antes qué me ha parecido, pero veamos...
Esta frase:
Ahora todo ha acabado, lo sé y por mi culpa nuestros sentimientos se han convertido en una asíntota, porque aunque nos deseamos y estamos cerca nunca llegaremos a tocarnos.
Esa increíble sensación de cuando un título se autoexplica en el mismo texto. y lo poderoso que resulta comprenderlo.
Nunca he duda de tu talento. aún así, cada vez que me encuentro con un nuevo texto tuyo, un nuevo trabajo, me impresiona lo hábil que eres para transmitir emociones. me omnibulas porque despiertas mi corazón a sentimientos que no deberían ser reales, porque son sentimientos originados por algo ficticio, por una historia que ha salido de la imaginación. y sin embargo, ahí estoy yo, oyendo dentro de mi cabeza cómo rebota aquel balón. cómo la imagen de Bokuto durmiendo para siempre es cubierta por un velo, y Oikawa que ha corrido como si también se le fuera la vida no alcanza a coger la imagen de aquel rostro que ha desaparecido.
Sí explotando este talento. Tienes que saber que se trata de un don realmente escaso.

jc.
Noe Sweetway chapter 1 . 3/29
Dios. Ay, mi DIOS.
Estoy llorando bien feo, te lo juro. Creo que es la primera vez que me pasa así. Y bueno, no voy a superarlo nunca.

Lamento si no puedo expresarme coherentemente, es medio tarde ya acá y no estoy pudiendo ingresar a mi cuenta desde este móvil cutre y... Sigo en shock por todo lo que acabo de leer. Layla me avisó que acababa de leer el bokuoi "más triste de la historia" y como soy masoquista le pregunté los detalles. Y no me arrepiento para nada. El angst es mi género favorito (junto con el hurt/comfort) y WOW, esto ha sido un angst y no macana. Para sacarme lágrimas (más que solo lágrimas, LLANTOS)... tuvo que ser muuuuuuuuy denso. Y vaya que lo fue.

Desde el primer párrafo (al leer "oncología"), me di cuenta de que estaba jodida. Y bueno, a medida que iba avanzando, me dolía más y más el cora. Me gustaba la sensación leve de suspenso que le daba el que no escribieras directamente los diálogos de Oikawa. Y bueno, a medida que leía más y más, me daba cuenta de que el que aparentaba estar peor era el Kiwi, justamente; y esa fue la razón por la que llegué a un punto en el que me mentalicé: "Bokuto va a ser el primero en morir, para que sea inesperado y duela más. Qué cruel". Sí. Barajé esa posibilidad. Pero, óyeme. TAMPOCO ASÍ -rompe en llanto por enésima vez en la noche-. Maldita sea.
Me encantó todo. Me dolió profundamente, pero eso es lo de menos. Fue imposible dejar de leer, aunque quisiera hacer una pausa. Me leí las 8k y pico de palabras DE CORRIDO. Y quedé encantada y asombrada. Adoré lo fino que estuvo todo el tema médico. Que relacionaras el osteosarcoma, la quimio, los efectos secundarios y lo de "el remedio es peor que la enfermedad". Me rompió en pedacitos, pero me reconstruyó (?) lo bien pensado que estuvo todo.
Sufrí muchísimo con lo de Bokuto. El accidente y que fuera él el único en "salvarse" (aunque realmente no fuera así). Ay, dioses, pero de verdad que NADA me quebró tanto como lo de Akaashi. El guardián. El que lo miraba y lo estudiaba con la esperanza de que despertara y no le fallara, porque nunca lo hacía. El que tenía sobre sí todo el peso de esa 'decisión'. Pobrecito.
El KuroTsuki de fondo fue como una pequeña luz entre tanta oscuridad. No sabes cuánto amé eso. Te amo (?). Me mató lo mucho que Kuroo sufrió y cómo Tsukki trató de apoyarlo como pudo. Que le leyeran, esperando que aprendiera algo y que volviera a despertar. Ay, mi corazón no puede con tanto.

Me enamoró que Bokuto fuera tan Bokuto de principio a fin, que entendiera lo transparente que era Iwa-chan y que supiera que Makki y Makko (Mattsun) estuvieron siempre ahí para Oikawa. Amé con cada fibra de mi ser que considerara a Oikawa como la adrenalina que hacía latir su corazón. Y que se besaran de verdad, en ese limbo entre la vida y la muerte, siendo reales a pesar de todo y amándose.
Adoré que Oikawa fuera tan Oikawa. Que se aferrara al voley aunque estuviera por morir y que estuviera dispuesto a no negar a Bokuto, a pesar de que este se lo hubo pedido asiduamente desde el principio (y por una justa -e injusta a la vez- razón).

Y podría escribirte una biblia sobre todos los demás detalles que amé de este fic, pero no acabaría nunca (esto seguro ya se me alargó, btw). Y prefiero que me leas hasta aquí y que pienses que soy cuerdita (?)
Todavía estoy con el hype. No puedo conmigo misma en este momento.
Que sepas que llevaré este fic a mis favoritos apenas me conecte desde la laptop. Y también se irá a lo profundo de mi corazón.
Me hiciste llorar como nunca. Me hiciste sonreír. Me hiciste amar aún más el BokuOi y el angst. Y me hiciste desear leerte mucho más!
Gracias por haber escrito algo tan doloroso y precioso.

Cuídate mucho y sigue escribiendo!
*sigue llorando como condenada*
*se esfuma*
Layla Redfox chapter 1 . 3/29
Cuando Japiera me mandó el link de esto he dejado todo lo que estaba haciendo para ponerme a leer, puse música medio lenta y medio romanticona para que acompañara el momento, y de haber puesto algo triste es seguro que habría llorado. Un montón.

Me encanta leer a Bokuto narrando lo que le pasa, usando palabras no difíciles pero profundas, que hacen que lo que vaya contando sea como una historia. Ese monologo me ha gustado mucho en su totalidad, desde el comienzo en el final.

Me sorprendió un poco verlos a ambos en el hospital, y me costó un poquito saber porque cada uno de ellos estaba ahí, pero cuando me di cuenta se me partió el corazón.

Me ha encantado como han congeniado gracias al vóley desde el principio, como Bokuto hablaba y hablaba y a pesar de los silencios, podía darme una idea de lo que decía Oikawa.

Me ha encantado que le diga Chico bonito, como siempre. Y como ha estado tratando de consolarlo cuando lo veía llorar, y cuando le hizo cambiar la promesa de meñiques por un beso me he muerto mil veces. Estos dos me hacen daño y bien en niveles incomprensibles.

Aunque sí había momento en los que me confundía, como cuando Bokuto iba de por ahí hacia allá a pesar de las heridas, como oía todo, y como nadie le decía nada. El como Kuroo leía y leía y se le quebraba la voz. El como él y Tsukki hablaban como si Bokuto no estuviera. O como Akaashi solo llegaba y lo miraba. Se me hizo raro.

Y más raro cuando le iban a “dar de alta” y él estaba aterrado, disculpándose, y yo no entendía nada además Oikawa ya hablaba y le decía que todo estaba bien.

Pero al segundo me llegué a dar cuenta, y se me partió el corazón en miles de pedacitos. No me lo creía, pero todo encajaba. Todos iban a verlo por eso, él sabía de todo por eso, podía caminar por los pasillos del hospital sin ser notado por eso. Y es tan doloroso como increíble.

Lo de los soulmates ha sido la cereza del pastel, porque ese es un tema que me encanta, y no sé si lo que has usado ahora es un tema respecto a eso o se te ha ocurrido solita, porque de ser así, Chiero, déjame decirte que eres malvada, no había leído uno de estos desde el año pasado con La vie est Rosé, un fic BokuOi también muy bonito y muy triste. Pero este lo supera con creces.

Demasiado.

Me han dado ganas de usar esta idea con mi otp de boku no hero, o hacer algo parecido, pero eso sería como que robarte la idea y no me siento contenta de pensar eso, pero es que el tema, el que haya visto su espíritu rondar por ahí a pesar de todo, me ha parecido muy lindo. Pero en vez de pensar en cómo usar esta idea, voy a hacerte un dibujo, porque ya se me ocurrió algo, así que cuando lo tenga lo voy a compartir por todos lados así como el link que me pasó Japiera.

El fandom necesita más BokuOi, más fanarts y fanfics, porque encajan tan bien que se lo merecen. Gracias por aportar esta joyita a nuestro rare ship y por darme ideas que dibujar. Gracias por escribir algo tan bonito.

Nos leemos, Chiero-senpai~

.
PD: quería que este review quedara un poco más largo porque vamos que OCHO MIL PALABRAS es un logro, y me encantó leer cada una de ellas, pero soy un desastre dejando reviews. Eso, hasta luego, chau