Reviews for La chica del pelo rosa
Desconocida chapter 1 . 12/12/2012
Me gusto el oneshot.
Lo que mas me gusto... La venganza.
Guest chapter 1 . 12/12/2012
Me gusto la historia...
Amo la venganza
AmorfousThing chapter 1 . 11/30/2012
Fabuloso tu OneShot :) i
Interesante final e.e
Ifis chapter 1 . 11/15/2010
Hola. Siempre me ha encantado esa película y ahora me encantó tu fic. La forma en que describes los pensamientos de Stanfield, cada movimiento, cada sensación, el ambiente en que lo colocas, atrapan la atención de una forma perturbadoramente atractiva, por decirlo así.
Nina feliz chapter 1 . 7/1/2010
wow, quien deja un review de mas de 2000 letras, hasta da miedo...

en fin, a lo mio.

Hermoso, es tan genial, me encanta la venganza.

Y deveras creo que mathilda se veria bien con una peluca rosa jaja.

Encantadora historia, bueno, creo que Stan pudo averse defendido mejor, creo que esta un poco menospreciado, el es mejor, pero si tomamos en cuanta la edad y las heridas de la explicion...

nop, creo que esta bastante bien...

jeje me encanta la pelicula, bien por ti.
jackieflanery chapter 1 . 3/15/2010
me encanto, bueno es que me encanta la peli, hace tiempo buscaba uno en español
BrassYumiru chapter 1 . 3/13/2010
wow!

amo esta película, cada vez que la pasan en la televisión la veo.

jejeje.

Amé la relación que tuvieron Mathilda y Leon...

siempre me da tristeza el final, y me hubiera encantado que Mathilda y León siguieran juntos.

pero bueno...

¡me ha gustado tu historia!

finalmente Mathilda se pudo vengar...

muchas gracias.. siendo tu fic el único en español me has dado un momento de felicidad.
VeroSev chapter 1 . 9/14/2009
Buenisimo one-shot XD! Mira ke por un momento crei ke Mathilda tendria sexo con Stan, pero al parecer su unico objetivo era vengar a su familia y a su kerido protector Leon XD!
The Perfiden Zone chapter 1 . 10/2/2008
:D! (esa sonrisa es lo único que puedo decir al respecto)

eso... y que Mathilda si que aprendió lo que le enseño Leon jejejeje

Que bien que adjuntaras esto en español español, honestamente empezaba a cansarme de leer Fics "Leon, Professional" en la vesión más mala de un inservible traductor Frech jejeje :P

PD. nunca había visto a alguien que dejara un RR gigante de 2011 caracteres, deves ser muy buena xD!
Malu Snape Rickman chapter 1 . 9/28/2008
Que bueno ha estado esto o_o... una venganza merecida para Mathilda.. por mucho que ame a Gary, este personaje es un hdp xD y se merece eso y más... en fin, genial oneshot D
GalaMD chapter 1 . 9/27/2008
Siento la tardanza honey…sobre todo…cuando me veo en la tesitura de empezar el review agachando la cabeza, colorada como un tomate, porque no creo merecer tal dedicatoria.

Porque éste es, honestamente y con todo mi espíritu crítico, quizás tu mejor trabajo ff-esco en tanto tiempo que ni recuerdo uno de tal dureza que me haya absorbido tanto.

Porque es arriesgado, para empezar. El POV de un villano. Atrevido, convertir alguien tan inmerecedor, tan poco noble en el protagonista de un relato. Probablemente a lo largo de mi comentario meta la pata no una sino doscientas veces debido a que la amnesia lagunar que me afecta (hace eones que no reveo la película y presté el dvd a un compañero que aún no me la ha devuelto ) no me hizo retener el nombre del personaje. Has sido tú la que me lo ha recordado. Pero por lo demás, la impresionante interpretación de Gary hizo de un ser despreciable y vil…algo inolvidable. Hay detalles imposibles de olvidar. El muy bellaco era cruel hasta decir basta.

Luego está Ella. Inconfundible. El look de Closer, que me fascinó en esa peli, y lo hace siempre que Natalie juega con su mejor arma en la mayoría de sus pelis, su pelo, para transformar su aspecto, camuflando la dulzura y vulnerabilidad, y aparentar rebeldía, o dureza de carácter. Tonos postizos, pelucas, cabeza rapada, mechas rubias sobre su cabello oscuro. Unas pintas totalmente anónimas y llamativas a la vez, enigmática, destacando por encima del resto a pesar del disfraz que representa toda la falseta vulgaridad de la barriobajera que quiere aparentar ser. Sin embargo hay elegancia en sus gestos, delicadeza. Y él lo nota, porque es poli en el fondo. Bajo la superficie sigues detectando esa inocencia mancillada, esos anhelos, ese ángel caído.

Pero lo verdaderamente genial, brillante, alucinante… es cómo das rienda suelta a la descriptividad de tu narrativa. Más, incluso, que en otras ocasiones. Mal acostumbrada me tienes a la acción, o al pozo de sentimiento que revelas en los POVs y shorts. Pero esto… es un análisis meticuloso de cada milímetro de piel, de la iluminación, de sabores, olores, del aura que envuelve a una persona, desde la perspectiva entrenada de un poli corrupto. Tiene más del toque clásico del cine negro, más de Casablanca que de las cintas de acción de Luc Béson. Es un aquí, un ahora…no movimiento atropellado. Y da aún más repelús, porque, sí, es un hombre observando a una chica muchos años menor que él. Y hay lascivia en el ambiente, te descoloca, pero es todo aún más perturbador porque sabes quiénes son los dos… y creas una extraña sensación (que como soy masoquista y una neurótica obsesiva… me hipnotiza xD como lo hace el Ben/Juliet en Perdidos), entre las nauseas y la anticipación deliciosa por cada nuevo dato que acerca a Norman a la verdad (ese cosquilleo de la familiaridad, del reconocimiento). Porque sospechamos cómo todo acabará, si la ust no me engaña, en sexo, en fatalidad, en vendetta (siempre he dicho que la Ivy de V de Vendetta es tan bordada por Natalie porque es una proyección hacia el futuro de Mathilda, así que no me cuesta VERLA en tu relato). En el Réquiem de Mozart. Y es que nos estás dejando, como la autora fenomenal que eres, las pistas sobre el terreno...

Le desprecias con la misma pasión que Mathilda debe haberlo hecho durante años, regodeándote en su dolor, en que ahora es un personajillo intrascendente. Acabado. Te repugna que siga vivo, eso sí, pero sobre todo te mata que semejante BRUTO sea lo suficientemente culto en el fondo (como si eso justificara aún menos e hiciera más irracional sus crímenes) para reconocer una pieza clásica o saber siquiera quién fue Mozart. La cultura y el vaso de leche para crecer eran inquietudes de Léon…no de un macarra armado con pistola y trapicheando con los malos en lugar de defender a la ciudadanía. Y entonces… son estos detalles, que odias querer, los que te revelan que no es un monstruo. Que hasta un monstruo como éste tiene un mínimo de humanidad… que está sólo y amargado, que es lógico (que no justo) y natural que no rehuya la cara de la caricia que es la sonrisa de una Mathilda de incógnito.

Al principio me he quedado a cuadros. Porque… este tipo, en tiempos de la película, hubiera podido comprar los servicios de la puta que quisiera… realmente, hubiera podido tener por la fuerza a la mujer que hubiera deseado. Ahora hasta vacila enfrente de una mujer. Y no por remordimientos… sigue esa presencia de…egolatría y vileza en su carácter. Supongo que simplemente está cansado de pretensiones…o quizás ya no queda nada en él que le permita fingir. Ni poder, ni autoridad, ni ninguna clase de atractivo. Está decrépito como si fuera una auténtico viejo. Las atenciones de una jovencita son un regalo caído del cielo.

La conversación…distraída…se desenvuelve con flirteo, con medias verdades de una y otra parte. Es…demasiado íntima para no ponerte los nervios a flor de piel. Porque vale que es Gary y está muy bueno pero *me da hasta grimilla pensarlo XD* Norman era un hijo de beeps sin escrúpulos. Y ese Norman sale a la luz en…pequeños lapsus de sinceridad en su pensamiento (“Una puta que no fuma, lo que hay que escuchar. Una chica difícil”). Entonces piensas, por qué la Profesional que hay en Mathilda no acaba con la farsa de una vez. Podría acabar con él de mil y un maneras silenciosas, hacerle llorar, rogar por su vida. Y ella continuaría con la suya…

Y sigues leyendo…y descubres que es todo una trampa meticulosamente calculada, en la que Stansfield cae por pura vanidad, por necesidad, por su olfato de sabueso confundido por deseo, alcohol y dolor, por su ego que le hizo olvidar a las víctimas. Por caer en la tentación del rostro de ángel bajo la peluca rosa chicle, sin vislumbrar el vacío implacable detrás del maquillaje y en el fondo de su mirada edulcorada.

En el momento en que se besan (qué descripción, madre mía, sublime. El balance perfecto entre la superficial vulgaridad y emociones profundas, complejas y duras) y ella le enreda en seducción, me siento orgullosa por su ardid, por la manipulación, y triste al mismo tiempo porque decidiera no respetar el último deseo que Léon hubiera querido para ella en lugar de seguir con el oficio. Triste porque tenga que sacrificar, aunque sea momentáneamente, su piel y su aliento por este hombre que no vale nada y que tanto daño le hizo.

Pero la venganza se sirve en plato frío, y hasta yo sé que tendrá su recompensa al final de la noche.

Y esto es un corto hitchcockiano, srsly. Porque el ritmo de la inquietud en Norman es contagioso, de la expectación y las sospechas in crescendo. Agobiante, claustrofóbico, porque no puede esconderse del pasado que no puede recordar con precisión. Y la intuición le dice que es importante…pero no consigue traer el rostro a la memoria.

La presión física tratando de imponerse a ella (¡éste SÍ es el cabrón que recordamos y odiamos!) la hace estallar, pero él sale detrás. Muy típico. Ofendido en su orgullo de macho-alfa XD pretende recuperar el precio carnal de la copa de champán que ha pagado por ella.

Pero es ella la que como una posesa le asalta con otro beso, la que le busca. Siempre ha tenido ella las riendas entre las manos. Como maniobra de distracción, un desquiciante síndrome de Estocolmo, tortura china… whatever. Pero es tan…violento o más que si le hubiera apuntado a la sien con una automática, srsly. Aún más personal, más pasional. Cargado de una furia que la ciega más allá de lo puramente profesional. No es un trabajo cualquiera… es EL trabajo. Y pone en él toda ese sentimiento de inadecuación, de esa adolescencia rota, de la inocencia mancillada, el dolor por el destino del único hombre que se preocupó de ella… Y precisamente por toda la carne (literal xD)que está poniendo en el asador…es una traición a los principios de aquel hombre, hacia sí misma. No es que disfrute con el arrebato, en absoluto. Pero actúa maquinalmente, por inercia, y sólo cuando la cosa se pone verdaderamente peliaguda en el punto de no retorno, vuelve en sí y le detiene. Se dan la tregua que él necesitaba para desenmascararla finalmente. Y TE JURO que es como escuchar el trueno en la lejanía, el aullido del perro callejero y el réquiem de Mozart como música de fondo. Revelación of doom. Puedo visualizar, gracias a tu descripción detallista, hasta el modo en que la luz incide en el rostro de Mathilda y cómo se desencaja la expresión de Stansfield al reconocerla bajo el disfraz y los años.

Le tiene cogido por los huevos (casi literal xD). Encañonado. Indefenso. A punto de caramelo. Reducido a una criatura patética, que picó el anzuelo y dejó escapar la posibilidad de sobrevivir. Un tipo que llora, no por su vida (que hasta le parece dar lo mismo), sino por haber caído en la trampa.

Y cuando habla de “el italiano analfabeto” con tanto desprecio…quiero coger yo la 9 mm y metérsela por el AODJFPAJDOIA XD mejor no te digo lo que haría, y dejo que sea Mathilda la que lo haga.

[i]Pero qué es vivir, después de todo. Vivir es música, pero es dolor, es miedo, es tener todos esos pensamientos en la cabeza, y no poder dormir, y sentir que le tiemblan las manos y temer y odiar y verse débil, verse amenazado, como ahora. Aunque también es un momento antes, es una chica con los ojos oscuros que le mira y que le besa, aunque huela a mentira.[/i]

Ags. Qué asco me da. Qué asco me das. Es la quote más redonda, más perfecta, más existencialistamente Sartre-iana en sus paradojas de todo el maldito fic. Cacho warra. Por qué te han tocado en gracia a ti tantas musas xD

[i]-Durante un momento, me hiciste sentir que me gustaba.- confiesa finalmente, con un hilo de voz.[/i]

Y quieres odiarle. De verdad que quiero odiarle. Tengo que odiarle. Necesito hacerlo, como lo necesita Mathilda. No es el momento de compadecerle y buscarle excusas: “aw igual tuvo una infancia triste, pobrecito”. Es un hombre corrupto, deshonesto, cruel, vicioso. Un hombrecillo sin nada que perder, que nunca fue un ganador. Odias que incluso disfrutara de ese momento de ilusión y esperanza que ella le dio. Merecerá la pena sacrificar ese odio, por el placer de “leerle” morir en unos cuantos párrafos…porque la jugada está hecha. Ella no va a dejarle vivir, pienso, cuando le ordena que se levante. No podría, aunque quisiera. El odio que arrastra es demasiado…y me pregunto si no morirán los dos al final. Como en el desenlace de una pieza de Gran Guiñol. Una especie de Sweeney Todd pero sin navajas y lo decimonónico XD

El primer disparo. Es el final, me creo, como el propio Stan. Pero a los dos nos engaña (ella y tú) y no río ante la pintura. Repito para mis adentros que tiene demasiado odio acumulado dentro para dejarle marchar con los calzoncillos cagados nada más… Me pregunto si *verdaderamente* cree saciado con eso su sed de venganza. O si, en el fondo, ha acabado asumiendo las moralejas y enseñanzas de Léon, y se ha dado cuenta de que aún hay tiempo para salvarse ella. Para comenzar de nuevo en otro lugar, honradamente. Conocer a alguien, enamorarse, formar una familia, estudiar… dejar de pulular entre las sombras, ahora que sabe lo acabado y patético que es Stansfield.

El segundo disparo, letal, me mata a mí tmb. Debí habermelo esperado…pero este giro es tan flipante, que me ha pillado 100% en bragas. Y tremendamente sobrecogedor…el cierre,cómo corres el telón en esta tragedia urbana, con la misma banda sonora clásica con que abriste el fic (el Réquiem) y con el tema recurrente de la incapacidad de olvidar a víctimas y verdugos. Terrorífico. A veces eres tan genial, que me sobrecoges.