Hola a todos/as, se podría decir que soy nueva en esto, solo he escrito una vez una historia y la perdí xD así que me disculpo por mi falta de práctica.
En muchas ocasiones he pensado en escribir algún fic sobre el hobbit, pero por timidez se ha quedado en mi cabeza y por fin me he atrevido (También es porque estoy enferma y pues tenía tiempo libre xD Si algunas cosas no gustan acepto sugerencias e ideas ;))

El Hobbit es propiedad exclusiva de

J. R. R. Tolkien y del director que dio vida a esta gran novela Peter Jackson (Please espero que Tolkien no se me aparezca en fantasma y me eche una maldición por haber hecho esto _)

Pareja: Aun no está decidido, Bilbo X (?) Estoy abierta a sugerencias por si a alguien le gusta otra pareja

Sinopsis:(NO ME DEJABA PONER EL RESUMEN COMPLETO _) Bilbo y Thorin son estudiantes de bachillerato, a pesar de que están en diferentes clases, siempre han estado juntos des de su infancia, saben que escogerán caminos distintos cuando pase este ultimo año y a pesar de lo que siente Thorin por Bilbo, él no tiene ni idea, las cosas no son fáciles para Thorin , sobre todo cuando uno de sus problemas tiene el nombre de "Legolas" o cuando un alumno nuevo, Smaug, le hace más difícil el tener la atención de su mejor amigo.


Capitulo 1: Vacaciones

Eran las 8 de la mañana de un Martes cuando Bilbo revolviéndose entre sus sabanas, escucho la puerta de su habitación, su madre Belladonna le despertaba para que se preparara, quedaba una semana para empezar las clases pero su familia llevaba una jardinería donde también hacían cerámica y daban algunas clases ya fuera del cuidado de las plantas como decoración de las mismas.

En vacaciones se levantaba temprano para ayudar en la tienda cuando se lo pedían o cuidar de la casa ya que había acabado los trabajos de clase que le habían mandado.

— mmmh... ¿Si mama? — Belladonna abrió la puerta de su habitación mientras Bilbo, aun tumbado, con pereza empezó a frotarse los ojos y a revolverse el cabello rizado que tanto trabajo daba a veces desenredarlo.

— Necesito que después de que desayunes lleves a Dis, un encargo que nos mando — Bilbo se incorporo para empezar a escoger la ropa para salir. – Cuando acabes puedes ir a la tienda— Dicho esto le dio un beso en la frente y dirigió a la puerta. –Saluda su familia de mi parte, ¿Vale? ¡Hasta ahora!—

— ¡Hasta ahora! — Dijo una vez que su cerró la puerta y empezó a vestirse.

Su habitación estaba en la planta de arriba de una casa con jardín, era hijo único por ello la casa solo requería de cuatro habitaciones: La de sus padres, la de invitados, que estaba frente a la suya, un taller-estudio que usaban para hacer encargos de la jardinería a veces.

La habitación de sus padres estaba abajo por comodidad de ellos mismos ya que a menudo usaban el estudio. Bajo las escaleras para dirigirse a la cocina que estaba al lado del salón, solo separados por una pared.
Allí vio que en la mesa donde solían comer había un gran jarrón que parecía estar hecho a mano y que brillaba por el barniz al acabarlo de pulir. Pensó que era obra de Dis pero con un poco de ayuda de su madre ya que ella enseñaba a hacer ese tipo de manualidades.

Abrió la nevera y cogió un zumo de naranja, mientras tostaba dos rodajas del pan de molde, después de desayunar se dedico a recoger y limpiar todo lo que había usado para dejar la casa recogida e ir al encargo que le había mandado su madre.

Dis vivía dos calles más lejos, pero estaba cerca, mientras la familia de Bilbo vivía en una casa con jardín, la de Dis vivía en un piso, pero aun así era un piso envidiable, bastante moderno ya que también tenía escaleras en su interior y un balcón bastante amplio donde hacían esplendidas barbacoas en verano y como no el ascensor también era espacioso, ya que en su familia había una persona mayor y para comodidad del mismo era preferible que donde vivieran tuviera fácil su movilidad.

Llamo al telefonillo con cámara de la 5ª Planta y le atendió Thráin, un pare bastante callado que daba respeto pero muy educado y bueno. Mientras subía se apoyo en la pared lateral del ascensor y colocaba bien la camisa de cuadros que había elegido por la mañana ya que aunque hiciera sol el viento era frio.

El ascensor aviso que ya había llegado a su destino y bajo dirigiéndose a la puerta, pero no le dio tiempo a llamar al timbre ya que justo abrieron la puerta.

— ¿Eh? Pero... ¿ Bilbo, que haces aquí tan temprano?—Dijo frotándose los ojos con sorpresa.

—¿Temprano? Ah no recordaba que su gran excelencia, Thorin, no soporta levantarse tan temprano por la mañana — Thorin iba a contestarle pero le interrumpió alguien apareciendo por su espalda.

— ¡Bilbo! ¿ Lo has traído? Oh de verdad muchísimas gracias, lo necesitaba con urgencia ... — Aparto a Thorin de la puerta para ponerse ella frente a Bilbo— …De aquí a dos días es el cumpleaños de una amiga y quería tenerlo todo listo, ¿Qué haces aun en la puerta? ¡pasa y desayuna con nosotros! —

—Gracias por la oferta pero ya he desayunado y tengo que ir a la tienda de mis padres aun— dijo extendiendo el Jarrón para que Dis lo cogiera.

— De la que te libras, hoy a preparado el desayuno Dis … ¡Auch! — Thorin había recibido un codazo en el costado por parte de Dis.

—He mejorado mucho y lo sabes hermano…En fin, pasa Bilbo, que antes de que te vayas te voy a dar unas galletas para tu padre como agradecimiento— Como si fuera una orden Bilbo paso el marco de la puerta y Thorin cerro detrás de el .

— ¿Bilbo ya has acabado todo lo que nos mandaron? — le hizo señas de dirigirse al salón que estaba en la parte central del piso.

— Obviamente, ¿Por qué, Tu no? Que sepas que no te voy a prestar nada, eh— Dijo bromeando ya que sabía que aunque a Thorin le costaba algunas asignaturas pocas veces pedía ayuda porque quería hacerlo por sí mismo, pero en algunas ocasiones que Bilbo le veía desesperado le ayudaba.

— ¡Jah! ¿Por quién me tomas? No eran tan difíciles a demás, te lo preguntaba para saber qué días tendrías libres esta semana ya que es la última de las vacaciones, como nos has estado en la tienda casi todos los días… —

— Ah, bueno ya le preguntare a mis padres, no creo que les importe ya que también Legolas y Tauriel están en la tienda. — Esto último paso desapercibido para Bilbo pero al escuchar ese nombre Thorin torció el labio como un gesto de desagrado.

No es que le cayeran mal esas dos personas, en concreto solo era Legolas, por casualidades de la vida hará mas de un año,su hermana Dis, le había presentado como un amigo que buscaba trabajo a Bilbo, y dio la casualidad que sus padres buscaban más ayuda, eran cosas de tener una floristería reconocida.

— ¡Aquí tienes Bilbo! Y dile a tu madre que le estaré eternamente agradecida — De la cocina aparecía Dis con una bolsa de papel típica de una pastelería.

— Muchas gracias Dis, se lo hare saber. — Los dos se intercambiaron una sonrisa. —Bueno será mejor que vaya saliendo ya, deben de estar esperándome. — Thorin le acompañó a la puerta de la entrada.

— Avísame si luego estas libre o si quieres que nos pasemos a visitarte a la tienda, por la tarde ha dicho Kili de quedar así que si quieres pasarte por el parque un rato…—

— Uhm… — Bilbo se lo pensó por un momento, aunque Thorin no le hubiera dicho nada, bien sabia que él y Legolas no se llevaban nada bien, notaba el ambiente un poco pesado cuando ellos dos estaban juntos. — Vale, aunque creo que Kili solo quiere ir a la floristería para ver a Tauriel, pero será divertido ver un nuevo intento de llamar su atención. —

Bilbo se despidió y se dirigió hacia donde estaba el botón del ascensor, una vez que Thorin comprobó que Bilbo desaparecía tras subir en el cerro la puerta de la entrada.

No le gustaba nada Legolas pero si podía estar con Bilbo con una excusa como el "No tener nada que hacer" bien que la aprovecharía, algunos de sus amigos notaban que Thorin tenía un aprecio especial por Bilbo pero preguntarlo sería como tirar agua a aceite hirviendo y tenían como objetivo llegar a ancianos.

Mientras que descendía, Bilbo pensaba en los pocos días que le quedaban de vacaciones, se había divertido mucho y los había aprovechado al máximo aunque a veces hubiera ayudado en la tienda de sus padres tanto por la mañana como por la tarde, no es que se aburriera allí, le gustaban las plantas y la cerámica, hay que decir que se le daba bien y le relajaba, pero también le gustaba estar con sus amigos en ese parque rodeado de césped y un gran lago donde se podía ir en barca o dar de comer tanto a peces como a patos, cisnes...

Al salir del edificio se dirigió a la parada de autobús que le llevaba cerca del centro para ir a donde se encontraban trabajando sus padres, al subir se encontró que no había ningún sitio libre y estaba bastante lleno así que tuvo que estar en la parte del medio del bus donde se ponía la gente de pie.

Tenia media hora de trayecto así que tenía tiempo para planear todos los días de la semana que le quedaban con Thorin y compañía, eran trece paras y cada vez que había un sitio libre alguien se le adelantaba. Puede que Bilbo fuera inteligente pero a la hora de un enfrentamiento o queja prefería quedarse al margen y por estar media hora de pie, no pasaba nada.

Ya iban siete paradas aun quedaban seis y se entretenía mirando la ciudad por la ventana, no se dio cuanta pero había más gente en el bus de pie y en la novena parada no podía moverse mucho pero aun estaba cara a la ventana del autobús un poco incomodo.
En uno de las curvas que paso el autobús Bilbo por el desnivel repentino se soltó de la barra de donde se estaba sujetando por la sorpresa y por reflejo se cogió a lo que pudo cayendo sin poder evitarlo.

— ¡He- hey!... — se escucho a la par que Bilbo cerraba los ojos y se caía, no se había dado cuenta pero se el lugar de donde se sujeto no era ni más ni menos que en la camisa de una persona. Al abrir los ojos lo pudo comprobar, también pudo comprobar que esa persona con rizos oscuros medianamente largos estaba encima suyo con una expresión de molestia.

—¿ Quieres soltarme o quieres hacer todo el maldito viaje así? Porque des de luego a mi me gustaría levantarme… — Apto seguido Bilbo lo soltó como si la ropa que había cogido con tanta intensidad quemara.

— ¡ De… De verdad lo siento! perdóname a sido un impulso y…— Decía sin levantar la mirada fijando la al suelo, se le iba poniendo la cara roja de la vergüenza de haber arrastrado a otra persona al suelo y porque la gente de su alrededor aunque intentaran disimular se estaban riendo de la situación.

— Ya basta… No es como si me hubieras roto algo— dijo arreglándose la camisa. — .. Y si estas pidiendo disculpas por lo menos intenta mirar a la cara a la persona con la que te disculpas.. —

En el momento en el Bilbo levanto la cabeza y cruzaron miradas pudo observar que aquel chico tenía unos ojos verdosos gatunos, como tirando a amarillos, quizás fuera por la luz del sol, o por lo nervioso que estaba pero se quedo en silencio por unos segundos observando a esos ojos.
En ese momento aquel chico de pelo moreno rizado y ojos verde-amarillos, estaba de la misma manera, ver el rostro de aquel chico que parecía tan tímido le llamo la atención, pero no más que sus ojos color grisáceo claro, se tranquilizo al ver que no podía gesticular palabra alguna.

— Te perdono, tranquilo pequeñajo…— dijo con una media sonrisa, no se había dado cuenta en el suelo pero una vez de pie los dos no pudo resistirse de remarcarlo. — No te pongas a tartamudear tanto que a vas morderte la lengua. —

Por ese comentario Bilbo desvió la mirada y se puso aun mas rojo, pero se dio cuenta que había aceptado sus disculpas, al menos ya era algo. — Gracias… Mi nombre es Bilbo y no soy tan bajito…imbe…— en ese momento se escucho una campanilla que provenía des de donde estaba el conductor, haciéndole recordar que estaba en un vehículo, olvidando por completo al desconocido busca en el panel informativo si era su parada, pero por suerte no se había pasado aun quedaba una y era en la que se habían parado.

El castaño se da cuenta de ello y dirige la mirada donde estaba mirando Bilbo, a él le quedaban dos paradas mas.
—En ese caso, yo solo respondo cuando me llaman por mi nombre, Smaug. — Dijo extendiéndole la mano, que Bilbo acepto a regañadientes estrecharle.

En ese momento el Autobús estaba a punto de pararse así que Bilbo se incorporo acercándose más hacia la puerta de salida mirando hacia donde estaba Smaug apoyado. El castaño también seguía observándole hasta que se abrieron las puertas y le guiño el ojo como despedida.

Bilbo al ver ese gesto se ruborizo y bajo deprisa. ¿Acaso ese sujeto se había burlado de él? Se quedo unos segundos viendo como se alejaba ese bus y prosiguió su camino, pensando en el maldito momento que decidió coger aquel autobús.

Continuará…


Naaaaas…. TT_TT Ahora si podéis matarme si os he hecho leer para nada, vuelvo a pedir disculpas si he ofendido a alguien con mi gramática o manera de expresarme.

Bueno aun falta por hacer salir a los demás personajes pero de momento a aparecido Smaug, no quería acabar este capitulo sin él ya que es uno de los candidatos (Bwajaja)

Lo dicho, aun no se con quien juntar a Bilbo y dadas las posibilidades, que son muchas, acepto sugerencias *cejas* *cejas*

¡Pobre Thoriiiiin no a salido mucho _ pero prometo darle más escenas!

(Si veis algún fallo o algo avisadme e intentare corregirlo, es la primera vez que cuelgo algo en este tipo de paginaWeb)