Explicación rápida: El día de San Valentín en Japón es el día en que las mujeres le dan chocolates a los hombres para demostrarles que les gustan, en cambio el día blanco que es el 14 de marzo es el día en el que el hombre le da algo blanco a la mujer para retribuir los sentimientos o a la que le gusta.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o- o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Sorpresas

Kagome entrecerró los ojos detrás de la pared en la que se encontraba escondida con su amiga Sango y su prima Kikyo. Soltando un bostezo, se cubrió la boca con la mano, ella no era una mujer de la mañana, para nada lo era pero ese día se encontraba a horas muy tempranas en la escuela jugando a los ninjas con el par que no paraba de mirar su locker y la arrastro de su cama.

"¿Por qué estamos aquí?" soltando otro bostezo y tallándose un ojo.

"Kagome-chan ya te lo dijimos" exclamo sango en un susurro sin quitar la mirada de su blanco.

"Me lo dijeron mientras dormía y me arrastraban" dejando que su espalda tocara la pared e ignorara lo que vigilaban.

Soltando un suspiro explico con paciencia Kikyo "Venimos aquí a ver quién es tu admirador secreto"

"¿Cual admirador secreto? Y ¿Por qué justo hoy?" cruzando los brazos.

Le dedico una mirada plana a su prima "Lo olvidaste verdad"

"¿Olvidar que?" tratando de seguirle el hilo.

Dando otro suspiro "Hoy es el día blanco ¿Recuerdas? Los dos años anteriores del día blanco te dejan unos chocolates blancos junto una cinta blanca y una nota que lo uses para amarrar el cabello" recordándole.

"¡Oh! ¡Es cierto!" con una mano echa puño cayendo en su palma de la otra mano "Ha de ser Kouga" agitando la mano en desinterés.

"No creo, Kouga es muy obvio y prefiere que la gente lo sepa" se unió a la conversación Sango sin despegar la vista.

"Puede ser Houjo" agrego Kikyo a la lista.

"Tampoco, Houjo es un chico dulce e ingenuo, además que anda saliendo con Ayumi desde hace un par de meses, también acuérdate que el día blanco no le regalo a Kagome sino Ayumi" dijo Sango "No se me hace el tipo de chico que le daría escondidas a una mientras públicamente le da a otra"

"Tienes razón" afirmo "¿Qué opinas de Bankotsu?" menciono pensativamente.

"No creo, ha Bankotsu le gustan los hombres" mirándola de reojo.

"Puede que tenga gusto por Kagome, acuérdate que igual le gustan las mujeres, salió con Yura" le informo.

"Es cierto pero no creo a Bankotsu le gustan más libertinas" recordando.

"Chicas, si recuerdan que estoy aquí" apuntándose "Yo más bien creo que si no se muestra es porque es cobarde" soltando un resoplido, habitualmente no haría un comentario así pero despertarla temprano la ponía de malas.

Las dos soltaron un sonido de sorpresa al escuchar el comentario.

"Yo creo que es dulce" le dijo Kikyo.

"¿Cual dulce? De hecho sus notas me suenan mas como una orden que como un pedido" recordando lo que decía.

"Vamos Kagome no creo que realmente sea su intención" regresando la mirada al locker "Además no hemos logrado dar con él porque las notas han sido a computadora" haciendo una mueca.

Soltó un resoplido la ojos azules.

"Ahí viene alguien" murmuro, haciéndole señas a Kikyo y Kagome, las cuales se colocaron igual atrás de la pared "Es Houjo" susurro sorprendida "Nunca creí que Houjo fuera de esos"

"Espera Sango no entremos en conclusiones tan rápido" calmo Kikyo.

Vieron como Houjo iba caminando por el pasillo hacia el locker de Kagome, luego freno en la distancia del locker. Las tres aguantaron la respiración hasta que lo vieron agacharse, acomodarse el zapato y continuar andando sin siquiera dedicarle una mirada al locker.

"Sango, Kikyo ya olvídenlo no creo que este año pase, además ya tenemos un buen rato aquí" trato de razonar Kagome.

"No Kagome, no hay que darnos por vencidas" le agrego Sango sin resignarse.

Soltando un suspiro al ver al par que no dejaba de vigilar su locker, volvió a colocar la espalda en la pared y dejo que sus parpados cayeran pesado, si iban a estar aquí prefería dormir un rato antes que iniciara la clase. Colocándose en una posición sentada dejo la cabeza caer hacia atrás y entrar en un sueño ligero.

"Oh por dios" escucho en unisonó.

Abrió los ojos para ver las expresiones de sorpresa de Sango y Kikyo. Sango era un persona difícil de sorprender pero Kikyo era quien se llevaba el premio, asique el verlas a las dos con apariencia de sorprendida además de que exclamaron lo mismo hizo que Kagome le entrara una enorme curiosidad. Asomándose detrás de la pared, la boca se cayó abierta, frente a su locker, metiendo unos chocolates blancos, cinta blanca y nota era Sesshomaru.

"Acaba de..." sin terminar de decir lo pensado Sango.

Kikyo asintió.

Kagome no reacciono.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o- o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Kagome se tomo todo el tiempo de la escuela para poder creer lo que había visto, hasta saco las cosas de su locker y no paro de verlas aunque llegara el recreo y después el sonido de la hora de la salida. En todas las horas estuvo entre tirar un ataque de horror, otro de sorpresa o indignación si era algún tipo de juego para él. No volteo a verlo en ninguna clase, aunque nunca realmente lo volteo a ver después de haber provocado que sus fans la persiguieran y se robara el chocolate que ella hizo.

Se encontraba en la entrada de la escuela esperando a su admirador ya no tan secreto, reunió todo el coraje junto dignidad y abajo toda la pena para pedir una razonable explicación, después de todo con ella siempre fue antipático. Viendo su reconocible cabello plateado entre varios negros, se coloco en frente de él, deteniendo su camino.

"Me debes una explicación" exclamo.

Una ceja alzada fue su respuesta.

"No te hagas el tonto conmigo, tu dejaste estas cosas en mi locker" mostrándole el chocolate, la cinta y la nota "Y no te atrevas a negarlo porque es la misma nota que los dos años anteriores, además de la misma marca de chocolates, que por cierto ¿cómo te enteraste que eran mis favoritos? y la nota echa a computadora para que no checara la caligrafía" con una mano sobre su cadera.

"¿Como estas segura que fui yo?" cruzando los brazos.

"Porque te vi" apuntándole.

Una ceja se alzo "¿Estabas espiándome?"

"¡No! Bueno si, bueno no, quiero decir, si espiando pero no a ti" soltando una exclamación en frustración "¡Ese no es el punto!"

"Hn" alzo el par de cejas por la explosión.

"¡Explícame!" poniéndose roja.

Mirándola a ella, luego los regalos, de nuevo a ella "¿No es obvio?" pregunto.

Se puso más roja "¡Para mí no!"

Parpadeo flojamente "Tu razonamiento es poco"

"¡Me estás diciendo tonta!" brinco "¡De nuevo!" queriendo arrancarse el cabello.

"Tú me debes" ignorando lo que dijo.

"Yo no te debo nada" siseo.

"Quedamos en una cosa" entrecerrando los ojos.

"Yo no quede en nada contigo, además tú crees que yo iría en una cita contigo después de lanzarme a tus locas fans" un grito de ofensa se escucho a lo lejos.

"Aun me debes una cita" inflando el pecho.

"Oblígame" cruzando los brazos y dándole la espalda.

Entrecerró los ojos "Bien"

Abrió los ojos en sorpresa al sentirse ser alzada "Suéltame" soltó un pujido al colocarse sobre su hombro "¡No! ¡No quiero ir contigo!" golpeándole la espalda "¡Bájame!" viendo a lo lejos a Sango y Kikyo "¡Auxilio!" estirando los brazos hacia ella.

"¿Crees que deberíamos ayudarla?" pregunto Sango.

Agito la cabeza "No creo, le hará bien, además Kagome necesita alguien que la apoye y Sesshomaru alguien que lo en frente"

"¡Traidoras!" se escucho el grito.

"¿De verdad crees eso?" mirando de reojo a Kikyo.

"Si, al final no los agradecerá" afirmo.

"¡Me las pagaran!" mientras seguía luchando.

Se voltearon a ver.

"Estoy segura que en un futuro" dijo Kikyo, escuchando a lo lejos los gritos de lucha de Kagome.