¡Así es!, estoy aquí con otro fanfic. Y si, es un fic de AshxMay. La diferencia es que este será un fic con personajes con personalidades diferentes.
Aun así espero le den una oportunidad, por que realmente me esforcé. Así que léanlo!

/

Prologo

Junto a ti

Era una tarde tranquila en el mundo Pokemon. Mas específicamente en el bosque verde, donde una pareja separada por el tiempo y la distancia se reunía una vez más
Aunque tal vez por última vez…
Ya que los pequeños Pokemon del bosque centraban la atención en aquella triste platica.

Platica en la que May terminaba con Ash

— Ash yo, realmente lo siento pero… — no encontraba las palabras correctas para expresarse. Y es que realmente no existen, aunque de cierto modo le doliera a ella; le rompería el corazón al entrenador o tal vez ya lo había echo…

— Pero May ¿por que? — Le respondía el entrenador tratando, fallidamente, de lograr contacto visual con aquellos ojos zafiros que lo habían enamorado tiempo atrás. — Sea lo que sea podemos solucionarlo. —Se notaba desesperación en su tono de voz que comenzaba a quebrarse indicando junto a sus ojos rojos que rompería en llanto en cualquier momento

Aun así, en el fondo el ya tenía un presentimiento del por que de la situación; se había ausentado por mucho tiempo por razones justificables. Pero eso no importaba ya, ya no tendría sentido dar explicaciones

— Ash… — le llamaba con dificultad, sentía un nudo en su garganta queriendo decir ya lo que se guardaba, queriendo quitarse el sentimiento de culpa.

Y eso estaba a punto de hacer, de no ser por que un triste Ketchum se le adelantaba, atinando justamente en el porque de la situación

— Es por Brendan ¿verdad? — más que pregunta fue una afirmación; afirmación que fue confirmada con la mirada de tristeza de la joven castaña y un ligero asentimiento de cabeza.

Ahora era ella quién buscaba los ojos de un Ash totalmente destruido por dentro

Un Ash que sólo se limitaba a darle la espalda a quien tantas veces le había dicho "te amo"

Ahora ya comprendía todo. Y mentalmente se maldecía por no darse cuenta; desde aquella vez que May le había presentado a su mejor amigo de la infancia, un entrenador con un gran talento.

Desde aquella vez Ash creía haber encontrado a que sería un gran rival en cuánto a batallas Pokemon.
Pero jamás imagino que terminaría quitándole lo más importante

— Entonces ya no hay nada más que decir. — hablaba el azabache con un tono frío de voz, el tono de voz que surge después de ahogar el llanto y la tristeza. Todo a la vez que sacaba la pokeball de su medio de transporte favorito y eficaz

Pero esa actitud desató la ira de la coordinadora; ya que para ella eso aún no había terminado. Por el simple hecho de querer darle una explicación más específica, al que ya era oficialmente su ex-novio. Explicación que ya no era necesaria para este

— ¡No te hagas la víctima! — grito a todo pulmón la Balance asustando a los Pokemon que veían con tristeza la escena y, logrando que el entrenador detuviera sus intenciones de irse.

Aunque el no quisiera, escucharía lo que tenía que decirle

— ¡Tu fuiste quien se alejó de mi! — Le recriminaba fuertemente al azabache. — ¡tu me decías que me amabas; y dos días después te desaparecías durante semanas!
¡Ni tu madre ni yo sabíamos de ti! — y eso era cierto, aunque en el fondo del misterio los motivos eran totalmente justificables

— ¡Y Brendan si estaba ahí conmigo! — le seguía gritando cosas de las cuáles posiblemente se arrepentiría. — cuando lloraba por no saber de ti, el me consolaba, el no dudaba en abrazarme, el no dudaba en acompañarme a los concursos el…. — se detenía por unos momentos tratando de retener las lágrimas que salían de sus ojos. Para después decir aquellas palabras que resonarían en la cabeza del entrenador por meses

— ¡El no dudo en besarme y demostrarme el cariño que tu dejaste de darme! — por fin lo había dicho, al mismo tiempo en el que caía de rodillas al pasto, con lágrimas saliendo de sus ojos a montones

Pero increíblemente Ash no había colapsado al igual que ella. Seguía dándole la espalda a la chica que había presentado como su futura prometida

Lo único que esbozó antes de darle salida a la etapa final de su primer Pokemon de fuego fue:

— Me equivoque en no decirte el motivo de mis ausencias. Quería protegerte. Pero solamente te hice más daño. Creo que las explicaciones ya no son necesarias; aún así. — girando un poco su cuello para ver a May por encima del hombro y por fin lograr el contacto visual que ya nada significaba. — Lo siento — dicho eso se monto en su dragón de fuego ordenándole despegar rápidamente. Lo cual dejó confundido al tipo fuego ya que el estaba acostumbrado a llevar a la pareja por largos paseos; pero al ver el rostro de ambos con lágrimas entendió la situación. Y sin perder ni un segundón más despejó a toda velocidad dejando atrás a la joven castaña y perdiéndose junto a su entrenador en el infinito cielo

— Todos de pie, para recibir al honorable juez Lionel — interrumpía un oficial de policía los pensamientos del joven Satoshi

— Señor Ketchum — le llamaba el recién ingresado

— Mande usted — le respondía a aquél que lo había sacado de su triste recuerdo

— ¿Tiene algo que decir antes de oír el veredicto? — preguntaba el hombre mayor vestido con una túnica negra y elegante barba. Por el lugar en el que se encontraban lleno de gente, policías, y periodistas se podía asegurar que se trataba de un tribunal

Pero más específicamente se trataba del juicio del actual campeón de la región Kanto…

/

Espero y por lo menos lo hayan terminado de leer. Y he de decirles que la continuación; la cual ya tengo, será subida en una semana.

Pero como estoy de buen humor, la subiré en cuanto el prologo alcance los 5 reviews

Y para aquellos que estén al pendiente de mis demás fics, he de decirles que el de "7 días con ellos", junto con este, es el único el cual será actualizado de forma constante ya que "un final único" este pausado hasta nuevo aviso.

Y sin nada más que decir. ¡Nos vemos!