Título: usos alternativos para el palo de la escoba.

Protagonista: Ginny Weasley/Saeta de Fuego

Rated: M

Título original: Alternate uses for Broomsticks

Fic original: el fic original es obra de cloverlover y originalmente fue publicado aqui, sin espacios: s/10197081/ 1/Alternate-Uses-for-Broomsticks

Disclaimer: nada de esto me pertenece, los personajes y objetos aquí introduci... usados son de Jotaká y el fic original de cloverlover

Número de palabras: 370

Resumen: Ginny pide prestada la Saeta de Fuego y le dice a este que va a utilizarla para volar. En cambio esta lo usa para fingir que está en la cama con él mientras se masturba con la escoba.

Sumary: Lemon, sexo explícito; y masturbación femenina.


Usos alternativo para el palo de la escoba.


"Joder..." gimió Ginny mientras yacía sola en su cama con la Saeta de Fuego de Harry. Este había cedido prestarsela por la noche, con la inocente idea de que Ginny iba a usarlausarla para darse una vuelta. En cambio, la estaba usando para masturbarse.

Siempre había pensado que los mangos de las escobas eran un buen sustituto de las pollas. No se había atrevido a probarlo con las escobas de sus hermanos, pero no lo hizo por dos razones: el primero era porque eran astilladas, el segundo porque no quería que ellos sospechaban si encontraban el borde de las escobas humedos y pegajosos. La Saeta de Fuego, sin embargo, estaba perfectamente barnizada, lo que significaba una falta de astillas, y que cuando estaba dentro de ella podía fingir que era...

Ginny se abrió de piernas bajo las mantas y puso la punta de la escoba en su entrada y la introducía con un movimiento rápido. Se quedó sin aliento y echó la vabeza hacía atrás mientras soltaba un gemido ronco. El palo de escoba tenía el grosor perfecto, tan largo y duro, como sería la polla de Harry si estuviese aquí. La madera de caoba parecía aún más oscura en la penumbra de su habitación. Harry me ha follado pensó, y él está conduciendo su larga polla en mi.

Ella comenzó a latir en su interior, mientras conducía la escoba dentro y fuera de sí misma. La madera hizo un ágil movimiento contra su clítoris, provocando que otro gemio escapara de sus labios. Ella lo introdujo brutalmente en su interior, cuatro pulgadas, cinco pulgadas, seis... pronto, casi la mitad de la escoba estaba dentro de ella, le habían causado tanto dolor placentero antes y había roto su himen.

Ginny la movió más rápido. No solo era la Saeta de Fuego — se rectificó a sí misma — en movimiento. Se frotó con el extremo y fue introduciéndosela jadeando todo el camino. Harry estaba encima de ella, acariciando sus pechos mientras empujaba dentro y fuera de ella, susurrándole cosas sucias a su oído, dejando chupetones mientras besaba su cuello. Ginny llegó al climax y gritó, corriéndose en todo el palo de la nueva escoba de Harry, desmayándose sobre la cama, agotada.