Capítulo 25: Reading on the beach.

Place: Real World; Kasuga´s House.

Ese día la joven amaneció muy temprano. Por fin llegó el fin de semana y Yui Kasuga estaba entusiasmada por ir a la playa con su familia.

Comenzó a revisar los preparativos para ese gran y caluroso día de verano. Su madre había preparado un magnifico picnic y su padre tenía planeado invitarlas a cenar en una parrillada marina a la cena, cerca del mar.

Sakura: ¡Vamos, Yui, date prisa que ya partimos!

Llamó a voces a la rubia desde la calle.

Yui: ¡Ya voy!

Gritó la niña asomándose por la ventana de su habitación. Yui se apartó de la vista e inmediatamente recogió el diario, el cual pensaba leer cuando se encontrase recostada en alguna camilla bajo una agradable sombrilla en la preciosa costa.

Bajó corriendo las escaleras con su gran mochila. Iba vestida para la ocasión, llevaba una gorra, lentes de sol, una camiseta corta suelta, unos shorts, debajo su bañador, y terminando por las sandalias, su diario y por supuesto su Com Con.

El viaje duró un poco, pues la playa se encontraba un poco más allá de la ciudad. Ella no podía esperar más, tenía ganas de bañarse en el mar, saborear toda la comida que se cruzase por su vista, encastrarse con la arena, juntar caracolas o piedritas de colores llamativos… en fin muchas cosas.

Place: Real World; City; Beach.

Llegaron y la chica corrió impaciente por la arena, levantándola con sus pisoteadas mientras que el viento se encargaba de llevársela a otro lugar.

Algunos chicos clavaron la vista en ella pero Yui ni se inmutó, estaba muy en su mundo como para preocuparse de esos asuntos.

Cuando finalmente encontraron el sitio adecuado, desempacaron los trastos y ella se acostó en una toalla. Quería tomar un poco de sol, pues el agua amenazaba con estar fría… Su padre salió corriendo como un niño de 6 añitos y se lanzó al mar sin ningún problema.

La joven se reía mientras miraba a su padre que lo saludaba eufórico desde lo lejos. Su padre lo necesitaba, el estrés del trabajo y el escaso tiempo que pasaba con su hija, eran el motivo de su alborotado comportamiento.

Yui tomó su mochila y extrajo el diario. Lo abrió muerta de curiosidad por la página marcada y pasó a la siguiente. La letra en sí era la misma, pero había algo distinto… y no tardó en descubrirlo.

26 de noviembre del año 2021.

Ah… tan solo necesitaba eso, una tregua para detenerme y pensar. Ahora mismo aquí me hallaba, en lo alto de la gran torre de las Alter galaxias.

Estoy sentado en la orilla del estanque de agua que yace en el centro de la habitación, respirando profundamente, intentando calmarme…

Cerré con paciencia mis ojos por un par de minutos. Cuando los abrí saqué mi diario y aquí me encuentro… sosteniendo el bolígrafo o pluma con la tinta de cobre. Ya no dejaría ese penetrante olor a metal oxidado de mi armadura al escribir, ahora mis guantes rozaban el papel con temblor. Me temblaba incontrolablemente el pulso mientras escribía todo esto…

Veamos, no sé exactamente por dónde empezar… Mi preocupación por los últimos acontecimientos en los que tengo planteado intervenir bailan por mi mente incansablemente. Debo actuar rápido, ya es de noche y tengo un par de asuntos que encarar antes de que las cosas se pongan más feas de lo que ya están.

Las doce de la noche están por llegar y un nueva fecha va a comenzar. Quizás sea muy tarde, pero necesito hablar con Corrector Yui, pues ahora mismo lo estoy sintiendo en mi pecho… su dolor, su tristeza… y yo también me siento así, se diría que nuestros sentimientos se han sincronizado…

Estoy totalmente decepcionado por la decisión que ha tomado el Profesor Inukai…

Pero ahora mismo no hablaré de eso. Ahora debo partir de un punto para organizarme, para desahogarme y mentalizarme de todo lo que ha sucedido y va a suceder.

Contaré tremendamente avergonzado y con detalle todo lo que ha sucedido, pero no dejaré por escrito todo lo que sucedió este día, pues la mitad de su contenido merece estar escrito en un lugar más digno… Me parece que, ahora que ya no soy un Corruptor, no me corresponde escribir acerca de mi vida en este diario, lo dejaré todo datado en un segundo volumen, en otro libro…

Pero en nombre del Corruptor War Wolf, debo dejar su último día como malvado… registrado aquí. Y citaré diálogos y pensamientos que como Corruptor fui y experimenté, aunque me de mucha grima haber actuado y pensado como hoy lo hice y todos los días anteriores a éste.

Pero la verdad debe de estar escrita, aunque este diario no esté dirigido a nadie más que a mí mismo, todo esto debe der ser recordado, porque hoy ha sido un día muy importante para mí…

Todo es muy confuso, y a la vez tan impactante, mi vida ha dado un giro inesperado de 180º…

Respecto a la historia que tenía empezada aquí en este diario, The White Apple, de ningún modo pienso continuarla, esa historia tan solo era parte de las fantasías de un Corruptor. Corruptor Iuy no es más que la sombra de una magnifica humana real, Iuy es ficticia, Yui es real y es… maravillosa. Asique… supongo que en la historia, Corruptor Iuy no llegará nunca a encontrarse con su amo War Wolf, porque él ya no existe, pues ahora soy yo, Synchro, el segundo programa de software Corrector creado por el Profesor Inukai, para, junto con mis compañeros Correctores, detener a Grosser, el dirigente de la computadora principal de la Red Com.

Bueno, comenzaré…

Todo empezó esta mañana muy temprano. Me encontraba en el castillo de Grosser. Estaba rodeado de la rutinaria oscuridad y en solitario, planificando una estrategia para acabar con los Correctores, hasta que sentí una extraña señal…

-¿Hm?, ¿qué pasa?, Hmmm, alguien debe de estar llamándome…

La pantalla de mi señor Grosser ante mí se proyectó como queriendo ofrecerme de forma espontánea, la respuesta ante la duda que en mi mente surgió, el Mundo Galáctico.

-¿El mundo de las galaxias?, qué tontería, ahí no hay nada.

Pero justo la pantalla proyectó a tres visitantes interesantes.

-Inukai y tres de los Correctores, hmm, puse una trampa en el mundo de las galaxias y miren lo que atrapé, ¡estoy de suerte!

Levante ligeramente mi brazo y apreté con fuerza y muy emocionado mi puño.

Con trampa, me refería a un detector solo para los Correctores. Asique fui directo hacia allí para eliminarlos y secuestrar al Profesor Inuakai.

Cuando los encontré, inmediatamente los ataqué con mi elemento fuego.

-¡Es War Wolf!

Gritó alarmado el Instalador. El muy cobarde huyó y se desconectó del Mundo Galáctico, supongo que para comunicarse con su amiguita Corrector Yui…

-Por favor, Profesor Inukai, no se separe de mí en ningún momento.

Dijo Rescue mientras hacía una barrera con su brazo frente a él.

-Hmm, cielos…

El Profesor Inukai se veía muy extraviado y confundido, pero estaba seguro de que yo era peligroso… sin embargo, él no podía entender nada pues sufría de amnesia.

-¡Naturaleza, ven y ayuda ahora!

Intervino Eco dispuesto a pelear conmigo. Los árboles respondieron a sus órdenes y se agitaron expulsando con agresividad sus hojas afiladas como cuchillas para atacarme, pero las desintegre con mi fuego de una sola sentada.

-¡A él!

Dijo el pequeño Corrector ordenando a las ramas de aquellos árboles que crecieran para atravesarme, pero resultó muy inútil, pues yo desenvainé mi espada y las corté ágilmente.

Definitivamente, Eco no es un contrincante dificultoso para mí, yo era un oponente mucho más poderoso que él.

-¡Sólo tienen que entregarme al Profesor ahora!

Les dije. Pues estaban solamente ellos dos, estaba seguro de que no les quedaría más remedio que ceder… pero la Inicializadora rápidamente apareció.

-¡Corrector iniciar ya!

Me tomó por sorpresa y de casualidad logré esquivar las doradas estrellas de su báculo.

-¡Oye lobo malo!, ¿vuelves a hacer de las tuyas ahora?

La joven cada día se mostraba con mucha más decisión y valor para enfrentarme. Hoy precisamente parecía más irritada de lo normal, de seguro la interrumpí en alguna tarea importante, pues se veía apurada...

-Corrector Yui…

Logré tan solo decir, estaba muy impresionado y a la vez contento de volver a verla, hacía tanto tiempo que no la veía, por culpa de mi señor Grosser…

-¡Yui!

Dijo asombrada la quinta Corrector.

-¡A tus ordenes, Rescue!

Dijo Corrector Yui mientras se volteaba para ver a su compañera.

-¡Te esperábamos!

Dijo emocionado Eco.

-¡Yo también te esperaba, Corrector Yui!

Grité mientras le lanzaba un rayo de fuego para llamar su atención.

-¿Eh?

Como siempre, tan distraída y confiada, bajó la guardia y se encontró en aprietos contra mi ataque, pero… nuevamente Y COMO SIEMPRE, Control se interpuso en mis planes y la rescató alzándola en sus brazos para apartarla del rayo de fuego. ¡Por los malditos antivirus!, como odiaba que él hiciera eso con ella…

-¿Te encuentras bien, Yui?

Preguntó el presumido líder de los perdedores… emh, quiero decir… Correctores.

-¡Control!

Dijo ella asombrada. Yo también lo estaba, ¿cuándo entró ese Corrector?, ni lo vi llegar, de seguro por su habilidad, ya que es el más veloz…

-Control, ¿y dónde están los demás?

Preguntó el niño a su líder mientras éste dejaba a Corrector Yui en el suelo.

-Vienen para acá en este momento, aunque tengo la impresión de que tardarán un poco en llegar.

Informó el Controlador.

-Es urgente que salvemos al Profesor Inukai, creo que solos podemos hacerlo.

Dijo segura Corrector Yui. No sé cómo pero estaba convencida de que no abriríamos paso a un combate.

-¿Qué dices?

Preguntó asombrado el líder.

-¿No lo crees?

Insistió ella.

-¿Que no vas destruirlo?

Preguntó Eco.

-¿Por qué?

Contestó la chica con otra pregunta.

Vaya, vaya… así que se niega a luchar conmigo… y no precisamente porque tenga miedo, no quería básicamente pelear conmigo por alguna otra razón la cual yo ignoraba.

-Pero es que tú y yo íbamos…

Objetó Eco, quien obviamente era uno de los Correctores que más odio me tenía, ya que yo quemé su estúpido bosquecito.

-El Profesor Inukai es quien importa en este momento.

Dijo Yui convencida que con tan solo inicializarme me frenaría en seco. Ella me apuntó con su báculo poniéndose en guardia haciéndome sonreír…

-¡Hmmm!

Me lo pensé bien. No era conveniente que nadie se diera cuenta de lo flexibles que éramos, debía actuar como un enemigo de pies a cabeza en presencia del resto de Correctores. Además, esta vez no iba a fracasar en mi misión, debía entregar al Profesor sea como sea… iba a demostrarle a esa muchachita que con el fuego no se juega.

-¡Debemos confiar en Yui!

Dijo Rescue.

-¡Rescue, permíteme tu energía ahora!

Ordenó la inicializadora. Asique iba a usar el elemento agua, pero… ¿contra mí o solo como barrera protectora?

-¡Claro que sí!

Confirmó Rescue.

-¡Prisma Corrector instalar ya!

-¿¡Pero qué es esto!?

Ya no estaba seguro de qué iba a hacer exactamente ella, ¿iba a pelar conmigo o tan solo hacer resistencia? Le lancé un rayo de fuego para comprobarlo.

-¡Barrera de niebla!

La joven usó su cetro y creó tal cual, un muro de niebla para bloquear mi ataque, los elementos empezaron a incapacitar su campo de visión asique me aparté aprovechando su desventaja para el próximo movimiento.

-¡Yui, cuidado!

Advirtió Eco. Pero no le iba a dar tiempo a reaccionar, asique corrí velozmente hacia ella.

-¡No escaparás, Corrector Yui!

Me llevé la mano a la esfera de mi pecho y desenvainé decidido mi espada.

-¡Eso es lo que crees!, ¿ah?

La joven se dio cuenta tarde del engaño, ¡pero como no!... nuevamente el Controlador intervino.

-¡Lo tengo!

Gritó Control mientras alzaba su mano misteriosamente.

-¡Control tifón!

Inesperadamente su mano creó una bola de aire comprimida y me empujó hacia atrás.

-¿Eh?, ¡pero qué sorpresa!, ¡te lo agradezco Control!

Y ella como siempre festejándole sus boberías…

-Los verdaderos líderes tenemos nuestros ases bajo la manga.

Aproveché que estaban distraídos y comencé a correr directo hacia el Profesor Inukai.

-Eco, por favor, cuida al Profesor Inukai.

Ordenó la quinta Corrector al Ecologista.

-¡Hmm!, ¡ven acá Profesor!

Le ordené al confundido anciano.

Rescue corrió hacia mí con un spray en la mano, asique la agarré de la muñeca y empecé a torcerle las articulaciones mientras ella gritaba frenéticamente.

-¡No soy tan estúpido como para caer en ese viejo truco!

El dolor hizo que soltara inmediatamente el spray dejándolo caer en el suelo.

Le apreté las muñecas con más fuerza y la levanté manteniéndola suspendida en el aire.

-¡Suéltala, lobo sarnoso!

Gritó furiosa Corrector Yui.

-¡Déjala lobo, aprende a pelear limpiamente!

Dijo Control teniendo toda la razón del mundo. Aun siendo un guerrero oscuro tengo mis valores en combate, asique decidí dejarla en paz arrojándola con fuerza contra el suelo mientras ella me miraba aturdidamente.

Control y Yui se acercaron a ella rápidamente.

-¿Te pasó algo, Rescue?

Le preguntó Yui.

Control me miró fijamente a los ojos, algo estaba pasando por la mente del Corrector… en sus ojos pude denotar sorpresa y un dejo de… ¿reconocimiento?, como si se tratase de un escaneo personal…

Su impertinencia me enfureció de tal manera que creé una bola grande de fuego y se lo lancé decididamente.

-¡Toma esto!

Control cruzó defensivamente sus brazos creando un escudo de aire que provocó una ventisca, la cual desdobló la bola provocando que se dividiera en dos y tomara dos sentidos opuestos para volver a juntarse creando un circulo de fuego que los había acorralado.

Rápidamente Yui le pidió a Control su energía asique instaló su prisma Corrector. Ya tenía dos prismas Correctores instalados, pero la muy imprudente pidió la energía de Eco también. El pequeño, lógicamente, le advirtió que se iba a sobrecargar mucho más pero ella insistió ingenua afirmando que no le pasaría nada. Detuvo el tiempo y abrió un atajo para que escapasen.

Cuando el tiempo volvió a retomar su curso normal, pude ver que la Inicializadora se encontraba demasiado agotada, respiraba entrecortadamente… Estaba tan indefensa frente a mí que no pude evitar reírme de su ingenuidad e inocencia.

-¡Lobo tonto!, ¡no te rías!, ¡ya causaste demasiado problemas!, ¿entiendes? ¡Ahora mismo te irás a la basura, ya no te soporto!, ¡vete!, ¡Corrector iniciar ya!

Empecé a correr nuevamente esquivando sus ataques e ignorando su cólera.

-¡Te retrasaste un poco, llegas muy tarde para mi gusto!

Me mofé de ella. Pero estaba tan agotada que decidí no tocarla, me concentré en mi objetivo principal del día, es decir, fui directo a por el Profesor Inukai.

Los Correctores lo rodearon y el Instalador se puso en medio delante de él y de mí de forma temeraria.

-¡Profesor Inukai!, ¡no tema porque IR lo va a…!, ¡aaahhh!

Decidido, le di un puñetazo para apartarlo de mi vista. El Corrector aterrizó abruptamente en el suelo gravemente dolorido.

-¡IR!

Gritó el Ecologista.

-¡Espera por favor!...

Me gritó Corrector Yui.

Seriamente, ¿creía que iba a hacerle caso?, hoy no estaba de humor para jueguecitos…

Ella intentaba caminar hacia a mí pero su peso era mayor y perdió el equilibrio terminando exhausta en el suelo. Estaba muy sobrecargada de datos, apenas podía moverse…

-¡Yui!

Gritó otra vez el pequeñajo.

-Me siento… muy pesada…

Dijo impotentemente la Inicializadora mientras me miraba fijamente.

Antes de seguir regalándole tiempo para actuar, le di fríamente un puñetazo en el estómago al Profesor y lo agarré de los brazos para apartarlo, aprovechando su momento de dolor para que no escapara.

-¡Inukai se irá conmigo, traten de impedirlo!

Los provoqué.

-¡No!, ¡eso no!

Dijo la Inicializadora intentando alcanzarme.

Todos me miraban impotentes y no podía evitar reírme como un desquiciado, disfrutaba este momento como nunca, estaba seguro de que esta vez cumpliría con mi misión exitosamente…

-Lobo, ¿y qué es lo que piensas hacer con el profesor Inukai?

Me preguntó ella muy angustiada.

-Se lo llevaré a Grosser.

Tomé impulso y empecé a volar sujetando a mi presa fuertemente de un brazo.

-¡No te atrevas!

Gritó ella, quien también tomo impulso y se aferró de mi pierna. No entendía como logró atraparme en ese estado… Tenerla enganchada ahí me puso tremendamente nervioso… ella se aferraba con fuerza a mi rodilla y me miraba con furia.

-¡Vete!, ¡aléjate!

-¡Eso nunca!, ¡no te lo voy a permitir, lobo!

-¡Mejor olvídalo, Yui!

Le gritó Rescue desde abajo… Nos encontrábamos a una gran distancia del suelo.

-¡Vuelve acá!, ¡recuerda que llevas instalada tres programas, tu peso es mayor!, ¡no puede volar normalmente!

Ordenó preocupado el líder.

-¡Eso lo sé!, ¡agh!, ¡qué… pesada me siento!

Ella empezó a resbalarse.

-¡Ay!, ¡eres terca y nunca te das por vencida!

Empecé a agitar mi pierna para que me soltara de una maldita vez.

Finalmente la chica se soltó y comenzó a caer, asique Eco la rescató haciendo crecer las raíces de los arbustos para amortiguar su aterrizaje.

-Muchas gracias, Eco…

Cuando creí que ya me había librado de esos molestosos Correctores, un portal de una de las instalaciones del parque empezó a iluminarse y sentí algo extraño…

-¿Qué pasa?

Me pregunté, estaba seguro… de que era esa señal que recibí esta mañana temprano…

Repentinamente, desaparecí junto con el Profesor Inukai justo cuando su Com Con se estaba iluminando.

De la nada, me encontré adentro de aquella instalación. Frente a mi había una puerta. Cuando la empecé a atravesar sentí que alguien… cruzó el mismo portal pero en dirección contraria a la mía… Al salir de la instalación, me encontraba nuevamente afuera, en el Mundo Galáctico.

No comprendía por qué había vuelto ahí, pero algo pude sacar en claro, no era el mismo parque de atracciones de antes… simplemente era diferente.

En ese mismo momento, volví a sentir aquella sensación extraña… alguien me llamaba con insistencia y encima tenía la escalofriante sensación de haber estado allí alguna vez…

Volteé aturdido para mirar la instalación por donde yo acababa de salir y allí vi el portal de una torre… Ese portal empezó a brillar y el entorno que se podía observar en el interior de la torre cambió…

Me adentré muy confundido y caminaba entre la oscuridad…

Luego entré a otra zona más oscura que la anterior, había una escalera en forma de espiral ligadas a las paredes de una torre…subí las escaleras aturdido mientras intentaba con todas mis fuerzas recordar, hasta que llegué arriba y entré por otra puerta.

Miré con atención el límite de mi trayecto. Allí solo había un estanque de agua, de él un Com Con verde y brillante salió muy resplandeciente. El Com Con inmediatamente empezó a proyectar un holograma… Al principio me impresionó y dejé caer el Profesor en el suelo.

El Profesor reconoció el holograma, que había tomado la imagen borrosa de alguien, y lo llamó Synchro…

Me sorprendí mucho, pues aquel holograma me había dicho que me estaba esperando solamente a mí y me informó que estaba programado para activarse solamente cuando su verdadero yo se encontrase allí…

Empezó a explicarme lo que sucedió con él y con el Prof. Inukai. En resumidas, me contó que Synchro había rescatado al Profesor Inukai de un accidente en el mundo real conectándolo a la Red Com e intentó esconderlo en el mundo de las Alter Galaxias, pero inesperadamente Grosser los encontró. El Profesor para esconderé, guardó su conciencia en el Com Con del Sincronizador, pero Grosser decidió infectarlo convirtiéndolo en mí, o sea, en War Wolf, y él se vio obligado a extraerse su Com Con con un holograma programado, lanzándolo rápidamente al estanque de agua.

Obviamente yo no me lo creí, o no quería aceptarlo. En cambio, decidí testarudamente seguir con mi misión, llevar al Profesor ante mi señor Grosser.

Para mi sorpresa, los Correctores estaban allí cuando yo prestaba atención al holograma.

Rescue y Eco me acorralaron usando sus habilidades… Entonces Corrector Yui me inicializó con todos los poderes de los Correctores concentrados en la esfera de su báculo.

Y así volví a ser yo…

Gracias a ella… llegó un fin para dar pie a un nuevo comienzo…

Y dicho está que todo no termina aquí, simplemente cuando encuentre un libro adecuado, escribiré en él la continuación de éste día y de los resultados que obtendré cuando intervenga ante un asunto complicado.

Ahora debo dejar de escribir, ya casi son las doce de la noche y debo hablar con Yui, pues me enteré que ella renunció a su cargo como Corrector y le entregó su Com Con a Haruna Kisaragi, quien pretende ser la nueva Inicializadora.

Pero nadie, repito nadie, va a detenerme. No voy a permitir que la hagan un lado, no pienso dejarla sola. Ahora que soy finalmente un Corrector y que tengo la oportunidad de recomenzar todo y tapar mi pasado, ahora que Yui y yo íbamos a trabajar juntos como equipo, justo ahora cuando por fin puedo estar a su lado, ocurrió aquello que obviamente explicaré detalladamente en el segundo volumen, en el diario de Synchro, es decir, yo mismo...

Yui se quedó sorprendida con este último texto.

¨¿¡Hay una continuación en otro volumen?!¨

Inquietada, empezó a pasar hoja tras hoja, pero allí nada halló, todas estaban lamentablemente en blanco.

La joven debía tomar una decisión, ya que ese diario no le pertenecía.

¿Se lo devolvería a Synchro?, ¿lograría obtener el segundo volumen?

Irremediablemente su padre la interrumpió obligándola a bañarse en el mar. Ella suspiró y guardó el libro en su mochila.

Entre los próximos días, el Profesor comunicó que la muestra había desaparecido de la nada sin dejar ningún rastro. Los extraños acontecimientos en la Red Com misteriosamente cesaron.

La chica se mostró muy ausente el resto del año, ese verano no tuvo más remedio que ponerse las pilas y estudiar duro para el próximo curso. El año 2022 estaba por finalizar, entre tantas actividades la joven no estuvo muy disponible para sus amigos Correctores.

Synchro estaba muy preocupado, apenas la podía ver, y cuando lo hacía ella ya no estaba con el diario a su vista, asique terminó por olvidar poco a poco el asunto, pero de ella sí que no podía olvidarse, cada vez ella se estaba distanciando más, cosa que Control no pasó desapercibido, asique ideó un plan…

The end.


¿Qué es lo que eres?

Soy un programa de software.

¿Cómo te llamas?

Me llamo War Wolf.

¿A qué te dedicas?

Soy un Corruptor.

¿Cuál es tu objetivo?

Corromper la Red Com y eliminar a los ocho programas de software que el Profesor Inukai creó, los Correctores.

¿Tienes secretos?

Sí, algunos…

¿Qué es lo que te gusta?

*Me gusta hacer mi papel de Corruptor.

*Hacer llorar a Corrector Yui.

*Asustar a Corrector Yui.

*Combatir contra Corrector Yui.

*Creo que… Corrector Yui… Eh… Disculpe, me he equivocado... yo... ¡no digas nada o te elimino!

*Luchar con mi espada.

*Comer cosas comestibles.

*Escribir.

*Investigar y espiar.

¿Qué es lo que no te gusta?

*Los olores fuertes.

*Los ruidos fuertes.

*Los Correctores.

*El bien.

¿Odias algo o a alguien?

*Odio a los Correctores, especialmente a Corrector Yui.

*Odio la comida de Corrector Yui.

*Creo que odio todo…

¿Tienes alguna meta personal?

Sí, buscar sentido a mi existencia y… bueno lo otro… ¡caray, no lo pienso decir! *rubor*


*¿Qué ocurrió con Corruptor Iuy?

*¿Qué hará Yui con el diario de War Wolf?

*¿Logrará Yui conseguir el segundo volumen?

*¿Quién escribió esos mensajes anónimos a Synchro?

*¿A qué se refieren exactamente aquellos e-mails?

*¿Descubrirá Synchro a Yui?, ¿cómo reaccionaría si eso ocurriese?

*¿Qué hay del extraño sueño que tuvo Synchro acerca de Dream City?

*¿En qué trabaja exactamente Synchro?, ¿por qué se muestra tan ausente?

*¿Cuál es el secreto que guarda y que solamente el Profesor Inukai conoce?

*¿Se cumplirá la profecía de Zafiro?

*¿Qué pasa con el caso Astray?

*¿Regresará Shun Toho a Japón?

*¿Y qué ocurrirá con el anillo?

*¿Mejorará la amistad entre la Inicializadora y el Sincronizador?

*¿Cuál es el plan de Control?

Todo eso y muchísimo más en las próximas historias~

No olviden comentar ^^

Atención, si quieren leer la segunda historia, modifiquen el filtro, de T a M, pues es posible que no aparezca a la vista.