Al terminar las clases, salí como siempre al techo del instituto a tomar aire fresco y poder respirar sin que Naruto o Sai me fastidiaran. Pero al abrir la puerta me sorprendí un poco, una chica de cabello largo, negro, tez tan blanca como la mía, su cuerpo era perfecto, muy deseado entre los hombres y envidiado por mujeres. Hyuuga Hinata, hija mayor y heredera de todo lo que su familia poseía, su situación económica sobre pasa por completo a la mía, sin mencionar que es muy tierna con todos, era la chica ideal.

"¿Qué haces aquí?"

Solo había un problema, un pequeño defecto en ella.

"Estaba esperándote"
(Escrito en un papel)

Era muda.

"¿Me esperabas... por que?"

Cuando llegue aquí todos la trataban bien, excepto por dos "amigas" suyas.

"Quería hablar contigo"

"¿Sobre que?"

Yamanaka Ino y Uzumaki Karin, dos víboras interesadas. Recuerdo que tuve que darles una paliza a las dos para que dejaran de ser hipócritas con ella.

"Sakura esto para mi es difícil decirlo"

"Vamos Hinata, puedes confiarme las cosas, lo sabes"

No eramos muy amigas, la verdad yo me distanciaba muchas veces.

"Lo se, lose"

Pero no era por envidia ni nada de eso... sino por que ella era mas para mi.

"Te lo diré sin mas rodeos y espero que todo siga normal entre nosotras"

"Adelante"

Veía a Hinata con otros ojos.

"Estoy enamorada de ti"

No sabia si mis ojos me estaban jugando, igual por mas que leía de nuevo... era eso.

No le pedí razones ni nada, solo me le acerqué lo suficiente y besé sus labios, eran tan suaves, tan delicados, fue...

"Perdón.."

Me detuve, simplemente no la estaba tomando en cuenta, empezó de nuevo a escribir.

"No te disculpes"

"Pero"

Otra vez estaba escribiendo.

"Siempre quise que fueras tú quien me diera mi primer beso"

Se había puesto roja, me dió ternura.

"Y como fue..?"

Sonrió y volvió a su libreta.

"Mágico"

Me sonrojé y ella al verlo me abrazó, sentí la calidez de su cuerpo, recordando ese beso.. tenia razon.