Hola a todos!.

Prometo ya pnerme un poco mas activa con referencia a todos mis fanfic xD

Dejen que lleguen las vacaciones plissss! vengan a mi vacaciones!

jajaja como sea... este nuevo crossover es de forma irregular, espero poder tener varias actualizaciones este fin de semana, y ahora si lo prometido a la amiga/autora Faby Hola xDDD

Sin mas que decir disfruten de este prologo


-¡Queeeee!-

Ese grito fue lo único que pudo pronunciar Sawada Tsunayoshi ante la noticia que acababan de darle aquellos tres niños.

Los últimos días en Namimori habían ocurrido miles de extraños incidentes. Primero cerca de una tienda de electrónicos, apareció una extraña neblina y las personas que estaban dentro no recuerdan nada de lo que ocurrió dentro de los aproximadamente cinco minutos que duro tal fenómeno.

El segundo incidente ocurrió en un cruce por una de las calles mas concurridas, nuevamente una extraña neblina apareció, y aunque los testigos aseguran haber visto varias criaturas peleando las autoridades negaron tal cosa, este incidente duro lo que tarda un semáforo en cambiar de señal.

El tercer caso fue en la escuela preparatoria de Namimori. Según los alumnos, dos enormes dinosaurios peleaban en el patio de la escuela, sin embargo las autoridades continuaron negando tales hechos.

Tras estos hechos y otros mas, cierto hitman estaba mas que harto. No importaba donde buscará, nunca lograba encontrar nada sobre la situación. Ni una pista, ni un rastro de que haya aparecido tales criaturas o aquella extraña neblina.

Reborn volvió a mirar los archivos de su investigación con sumó fastidio, los dejo en la mesa y tomo un sorbo de su ya frío café negro.

-¿que rayos está ocurriendo?- se dijo mientras miraba la poca información que había podido obtener.

Las clases en la preparatoria pasaban en suma calma, la mayoría de los estudiantes continuaban en shock, a pesar del asustadizo ambiente, un grupo de estudiantes seguían saliendo a comer a la azotea.

Tsunayoshi y sus amigos, aquel extraño grupo, comían de forma silenciosa sus almuerzos. La atmósfera a su alrededor era seria. El que rompió aquel incómodo momento fue el joven castaño.

-Reborn sigue sin conseguir información... Necesitamos estar alerta.

Todos asintieron.

-¿que probabilidades hay de que se trate de un ataque enemigo Tsuna-kun?- preguntó una joven de cabellos naranjas de nombre Kyoko.

-¿Gokudera-kun?

- Por causa de la poca información que poseemos no se tiene un análisis confiable pero...- busco una forma sutil de decir la noticia- hay mínimo un 15% de probabilidad de ¹¹ sea ataque enemigo.

Ese número provocó palidez en todos.

Puede que para algunos el quince por ciento sea poco, pero para ellos, que vivían en un mundo de constante peligro, esa cifra era muy elevada.

La campana que indica el reinicio de clases sonó. Los presentes se levantaron y comenzaron a acercarse a la puerta.

-chicos- hablo Tsuna

Todos giraron a mirarlo.

no importa lo que pase yo... Yo voy a protegerlos- dijo con seriedad y decisión

Los demás sonrieron y asintieron.

En una de las calles cercanas a la escuela preparatoria estaba estacionada una furgoneta color blanco.

En su interior tres adultos revisaban los datos de varias computadoras. Sin embargo, también había tres niños quienes estaban acompañados de tres criaturas.

-¿cuanto tiempo falta para que se libere?- preguntó un hombre joven de cabellos rubios

-estamos retrasando su liberación gracias al programa Yugot, aun nos falta un poco de tiempo para saber la localización exacta donde se liberará.

-estén listos niños, esta sera una difícil batalla