¡Hola! Kana, aquí.

Bueno, sé que tengo dos fics en proceso pero no pude evitar subir otro de Kuroshitsuji. Es que como -al fin- vi la live action morí de felicidad. En lo particular me encantó ¿ustedes la han visto? Siento que Toboso se la jugó mucho con el cambio de ambiente pero pudo mantener a sus personajes (Undertaker fue el único que me faltó para ser perfecto /3), sin embargo, no me quejaré. Soy muy feliz de haber visto esa live action -espero haya continuación-.

Pues bien, pasemos sobre este drabble. No es la primera vez que escribo uno -he hecho de Code Geass- pero éste me encantó -por ser de Kuroshitsuji- espero ustedes también acepten estas breves ideas. Disfrútenlo.

[Los personajes son propiedad de Yana Tonoso, éste drabble está hecho por mera diversión y sin fines de lucro]


Ojos azules.

En mi larga y vacía existencia llegué a encontrar humanos que poseían alguna singularidad. Mezclado en un rebaño de ovejas, anduve devorando cada una.

Probé varios sabores, olí tantas fragancias, pero nunca estuve tan cerca del placer con ellos. Me preguntaba ¿qué faltaba? ¿Qué carecía en todo ese gentío?

Desganado, y hambriento, continúe engullendo almas sin discriminación. Fui desde los más poderosos que despreciaban a los demás, pasé por los ambiciosos inconformes de sus riquezas, lamí a los amantes, a los sedientos de deseos carnales; visité callejones, camas, sueños, pesadillas. Entré en las brechas de los Padres Nuestros, y escuché tantos Avemarías. Ninguno, ninguno solo logró satisfacerme, aún así, estaba bien "Podría llenarme... un poco".

Soy un demonio, y corromper un alma debería ser dicha, una gloria sobre la gloria Divina. Entonces ¿qué era esa ausencia que constantemente me inquietaba? Cada mordisco a otros me hacía caer más en ese interminable vacío sin fin.

"Aburrido" me decía, a la vez que observaba los mismos canales con el paso del tiempo. Los humanos sólo conocían de guerra, traición, envidia, pobreza, lujuria, corrupción... mentiras. Todos eran iguales, y a la vez tan singulares. Pero su singularidad era como las demás. Eso siempre había existido y continuaba igual.

Debo admitir que en ocasiones, el llanto de los que se lamentaban me incitaba a ir a su encuentro, sin embargo, ninguno duraba lo bastante para quitarme el hambre; ¿existiría alguno que pudiese hacerlo?

Fatigado de mi propia inexistencia, dejé crecer mi apetito; y como si Él* irónicamente hubiese escuchado mi necesidad, alcance a oír a aquella voz. Era débil, delgada, como si la vida fuese a írsele en algún momento. Me llamaba, me aclamaba.

Lo busqué, desde la oscuridad que me rodeaba, busqué con ansias a quien me citaba. Cada segundo que pasaba se volvía más fuerte, lo estaba alcanzando ¿quién era? ¿Quién patética alma me invocaba con tanta fuerza?... Lo encontré.

Unos ojos azules. Nunca había conocido ojos tan grandes y claros como los suyos; supe desde ese momento que el instante que duraría su vida, sería eterno para mí...

"Pues bien... pondré el sello en uno de tus grandes ojos, llenos de desesperación"

Me pregunto, ¿cuánto tendré que esperar para probar su alma, mi joven amo? Por ahora, juguemos un poco con lo que resta de su vida, my Lord.


Bueno, como nota: usualmente me apego a la idea de que Sebas no menciona casi a Dios como divinidad. Sé que en el manga lo ha hecho, sin embargo, cuando me he preguntado si en su forma de demonio no debería "despreciarlo" un poco. Por eso, para referirse a Dios, él usa las palabras "Él, Aquél" espero no cause molestias, aunque es algo que he personalizado.

Gracias por leer, si tienen algún comentario o palabras de ánimo será bien recibido.