27 veces (que se vistió como si se fuera a casar con el amor de su vida)

Este fanfic participa en el reto de verano "Entre risas y besos" del foro "I am SHER locked

Disclaimer: Los personajes les pertenecen a Arthur Conan Doyle (aunque son del dominio público ahora, jamás dejarán de ser suyos) excepto por aquellos que son propiedad de la BBC y de Steven Moffat y Mark Gatiss (jeje). Esto lo hago por pura diversión.

Basado en la película 27 dresses (27 vestidos) del 2008.

Beta: ladyblue326, mil gracias por tu ayuda.


1

-Ese maldito nos quiere destruir.

Como siempre, Molly exageraba. Era terrible ver a esa mujer desquiciarse por algo tan simple y sin embargo, arremetía contra el periódico como si le hubiera ofendido personalmente. La columna que leía era una de las más populares del periódico del domingo, daba recuento de los eventos más importante del sábado, las bodas de sociedad.

Y aquello era a lo que se dedicaban, a organizar bodas.

El problema era que, durante los últimos cuatros domingos, la persona que firmaba la columna, había ignorado sus eventos, sus bodas espectacularmente planeadas y que habían sido todo un éxito. Ninguneadas, si no aparecían en el periódico, las novias se enojaban, porque no veían sus fotos en las páginas centrales, para que un montón de desconocidos se enteraran de todos los detalles. Si las novias se enojaban entonces no los recomendaban y si no los recomendaban, el negocio se iba a pique.

Era muy simple.

Por esa razón Molly estaba furiosa, porque habían invertido mucho tiempo y esfuerzo en cada una de esas bodas, en cada detalle, todo estaba planeado para satisfacer a las mujeres que caminaban hacia altar con esperanza y alegría; que deseaban que todo fuera más que perfecto y que sobre todo, no toleraban el más mínimo error.

-No puedo creer que fuera a la boda de los Doyle en vez de la nuestra –dijo la chica mientras arrugaba el periódico y lo aventaba en el cesto de basura.

-No era nuestra boda, era la boda de Jane y Kevin y fue espectacular –le corrigió y por alguna razón la chica se sonrojó. Ese era el tipo de comportamiento que parecía serle ajeno, pues no tomaba importancia de semejante situación y simplemente la ignoró. Había sido perfecta, la ceremonia en la iglesia de St. Paul y la recepción fue el One Whitehall Place, con las vistas al Támesis y en el fondo el London Eye, las fotos habían sido una delicia.

El problema es que no acabaron en las páginas centrales de la sección de sociales del London Times. En vez de eso, una sola foto apareció junto con una reseña de tres líneas. Lo que era uno de los peores insultos del mundo para los que se dedican al negocio de las bodas.

-Tenemos que hablar con él, que vea nuestro trabajo –dijo ella. No quiso responderle, ¿hablarle? ¿Y decir qué? Sin tu aprobación vamos a irnos a la quiebra, por favor escribe sobre nuestro trabajo. No, eso estaba fuera de toda posibilidad, jamás iría a rogarle a un don nadie con cierta popularidad entre los lectores de un periódico mediocre.

-Vamos a invitarlo a la boda de Dean y Cas –dijo ella como si fuera la mejor idea del mundo. Casi se le atraganta el té que estaba tomando.

-Por supuesto, la única boda donde no habrá novia y justamente esa es la que quieres que presencie –dijo él. Hasta el momento, periodista ese que estaba arruinando su negocio no se había dignado en publicar ninguna boda gay para las páginas centrales, así que, por más que se sintiera orgullo del trabajo que habían hecho.

No era una boda común y corriente, no eran unos novios como los otros, por lo mismo habían escogido el Russell Hotel y uno de sus espectaculares salones de columnas de mármol sería decorado todo de blanco, desde las sillas, la mantelería, las flores, la alfombra. Los únicos que vestirían de negro serían los novios, por lo que la invitación había sido muy clara, el blanco era de estricta observancia.

-Tal vez sea lo que necesite para publicarnos en las páginas centrales, además volverás a ser parte del cortejo del novio –dijo ella. Esa era una de las peores partes, cuando por alguna razón el novio tenía tan poca familia o amigos que a duras penas podía escoger a su padrino. Y tenían que emparejar a las damas de la novia. Aunque en este caso, era un poco diferente, era más que nada por la simetría en las fotos, cosa que cuidaba mucho, todo debía verse perfecto.

Aunque en este caso el problema es que ninguno de los novios tenía una familia "normal". Uno tenía más hermanos de los que deberían ser legalmente permitidos y el otro un solo hermano y muy pocos amigos. Así que una vez más sería parte de la boda más allá de simplemente organizarla y por supuesto que no era de su gusto. La lógica del negocio era diferente, podía leer a las personas, saber lo que querían mucho mejor de lo que ellas mismas pensaban, además de que podía ayudarles a ocultar sus secretos desagradables.

Un claro ejemplo era la boda del fin de semana, donde uno de los hermanos de uno de los novios estaba en la cárcel, acusado de un asesinato en masa. Al parecer su defensa alegaba locura temporal originada por haber crecido en un hogar que más parecía una secta, nombrando a todos los hijos como ángeles. A ese hermano le tocó el peor nombre, eso era todo.

De eso nadie iba a hablar, no se mencionaría siquiera, nadie iba a preguntar por él o recordar lo que había hecho, de eso se iban a asegurar aunque tuvieran que taparles la boca personalmente. Porque ese tipo de conversaciones no se quieren en el mejor día de la vida de dos personas y ese tipo de detalles era los que su agencia de organización profesional de bodas, ofrecía.

-Está bien, invita a ese tal… -dijo y tuvo que dudar. Había cosas que no recordaba, cosas que no era importantes y por las cuales no se preocupaba, como por ejemplo el nombre de un pseudo escritor cuyos reportajes eran leídos por las novias de Londres y sus alrededores como si fuera la verdad más absoluta.

-John –dijo Molly rápidamente- John Watson.

Hizo un gesto de disgusto al escuchar el nombre, tan ordinario y simplón, seguramente se encontraría con un hombre de mediana edad, obesidad mórbida y mal aliento.

-Invita a ese tal John Watson a la boda Winchester/Novak y veremos si lo podemos impresionar.

Aunque no había un veremos, lo iban a impresionar, porque sería lo más hermoso que el pedazo de despojo humano que estaba arruinando todo en su vida hubiera visto jamás.

El teléfono celular sonó, el suyo, pero no hizo ni siquiera el esfuerzo por contestarlo y eso que lo tenía frente a sí. Molly lo tomó y respondió sin pensarlo dos veces.

-Bueno –dijo tranquilamente.- Si, soy Molly, él no puede contestar en este momento.

La chica asintió un par de veces mientras escuchaba y de repente sus ojos se abrieron como platos y una expresión de horror se esparció por su rostro. Ahí estaba, exagerando de nuevo, que tontería.

-Deme un segundo –dijo ella y cuando estaba por abrir la boca para informarle lo que le habían dicho, él se le adelantó.

-El horario de la boda de los Morris debe cambiarse, será complicado pero no imposible de coordinar. El único problema, es que será entonces a la misma hora que la Winchester/Novak.

Dijo él y tuvo ganas de aventar todo o dispararle a las paredes, era posible que un lugar como Spencer House hiciera esto, era tan poco profesional que no le darían ganas de usar sus servicios nunca más.

-Diles que lo haremos, que ellos tendrán que lidiar con las novias enfurecidas por los inconvenientes.

-Sherlock, recuerda que Rania los hará usar ropa tradicional de la India, vestirás una kurta

-¿Acaso crees que yo olvidó algo? –dijo cortante y Molly se calló al instante no queriendo hacerlo enojar.

-Confirma el horario y llama a Rania, no estará nada feliz.

Definitivamente, tendría que dispararle a la pared.


Gracias por leer y por acompañarme en una nueva aventura.

Cero angst, excepto por las partes donde parece que las parejas se destruyen pero es una comedia romántica, no pasa nada jajaja.

Ahhh y una kurta es un tipo de ropa tradicional de la India y si ... una pincelada de Destiel que acabo de introducir muajajajaja.

Modifiqué ciertas cosas, como el hecho de el protagonista no se encarga de las bodas de sus amigas por diversión, eso no me cuadraba, si no que lo hace como profesión.

Viene el Mystrade (tranquilos, será lindo... tranquilos) .. así que esperen un poco y pues díganme qué les parece. Es un reto, tengo hasta el 08 de agosto así que tengo tiempo y puede ir complaciendo peticiones que cuadren en el guión.

Bueno... gracias por leer.

Like Fuck Yeah Sherlock en Facebook.