Notas de la traductora: ¡Oh, si! He vuelto con algo de esta chica maravillosa cuya manera de escribir me fascina. Como ya saben, esta historia no es mía, le pertenece a su autora original Kicon que me da permiso para traducir sus historias siempre de muy buena gana. Como aclaración, esta es la continuación de su otro fanfiction "Work your Magic" que también está traducido en mi perfil para quienes no lo hayan leído aún.


Under your Spell
(Bajo tu hechizo)


Día 1 – Perdiéndose en algún lugar.


Capítulo 1:

¡Es noche de cita!

"¿No se supone que debíamos estar en el restaurant hace diez minutos?" preguntó Cas, volteándose para mirar a Dean con las cejas alzadas.

"Sé a donde vamos," gruñó Dean, frenando ante la luz roja.

Cas rodó sus ojos. "Bueno, yo no. ¿Cuál es este restaurant misterioso, de todas formas? ¿Y por qué vamos ahí?"

"Es noche de cita," respondió Dean, sonando ofendido. "Así que vamos a tener una cena en un costoso restaurant. Hice reservaciones y todo."

"Reservaciones para las que ahora estamos tarde," dijo Cas con una sonrisa. "Nene, ¿por qué no solo vamos a una cafetería y decimos que es buena?"

"Está por aquí en algún lugar, lo juro," insistió Dean.

Cas sacudió su cabeza. "Dean, hemos conducido alrededor de esta cuadra ya tres veces. No va a aparecer de repente como el Caldero Chorreante."

"¿Has estado leyendo Harry Potter de nuevo?" preguntó Dean, provocando que Cas riera. "Necesitas conocer a mi amiga Charlie."

"Lo espero con ansias," dijo Cas, sonriendo.

Dean sonrió un poco y entonces maldijo cuando un auto se le atravesó.

"Dean, de verdad, está bien," dijo Cas, acercándose y poniendo su mano sobre la pierna de Dean. "No soy realmente de restaurantes caros, de todas formas."

Dean suspiró y volteó a ver a su novio. "¿Estás seguro?"

"Absolutamente," dijo Cas, rápidamente picando su mejilla. "Vamos a ese comedor en la séptima que estábamos queriendo probar."

Él suspiró con resignación y viró a la izquierda en la siguiente luz. Llegaron al lugar diez minutos después e inmediatamente atrajeron las miradas mientras caminaban dentro del casual comedor en sus trajes formales.

"No estoy seguro si esto fue una buena idea," dijo Dean con cautela.

Cas sonrió brillantemente; la atención era su elemento, siendo una estrella de televisión y todo eso. Enderezó su corbata. "Esto es perfecto. Vamos, consigamos una mesa."

Agarró la mano de Dean y lo llevó a una cabina en la esquina lejana, donde una mesera les trajo rápidamente los menús y agua.

Dean miró el menú ansiosamente, no habiendo notado cuan hambriento estaba.

"¡Oye, los martes tienen gato por liebre(1) para el desayuno!" remarcó. "Amo esa cosa."

Cas rodó los ojos. "Me alegro ver que estás de mejor humor."

Dean suspiró. "Lo siento por eso. Tenías razón, esto es más de nuestro estilo."

"¿Por qué insistías tanto en ir a un restaurant costoso de todas maneras?" preguntó Cas, ladeando su cabeza.

Dean se frotó la parte de atrás de su cabeza. "Es estúpido."

"No, no lo es."

Cas tomó la mano de Dean sobre la mesa y Dean entrelazó sus dedos con los de Cas.

Dean suspiró y se quedó mirando la cubierta de la mesa. "Está bien, bueno… Han pasado alrededor de nueve meses desde que nos conocimos," dijo. "En realidad, exactamente nueve meses. Y sé que es estúpido celebrar aniversarios que no son años o seis meses, pero yo solo quería hacer algo especial así que… si."

Levantó la mirada para ver los ojos de Cas brillando con felicidad.

"¿Cómo tuve tanta suerte como para tenerte en mi vida?" preguntó Cas, acariciando con su pulgar el dorso de la mano de Dean.

Dean se rió y se inclinó hacia delante, y se ambos se besaron mientras el resto del comedor observaba y soltaban risitas sofocadas.


Notas finales: Bueno, esto va más para quienes me dejaron sus mensajes en la traducción de Work your Magic. Como la historia no era mía, hice llegar todos sus elogios a la autora con sus seudónimos para que ella supiera que tiene un montón de personas hispanohablantes a los cuales les encanta su forma de escribir.

¡Nos estamos leyendo!