Familia comienza con F

Parejas: Draco/Harry; Scorpius/Albus

Género: Romance/Drama/Humor

Rating: NC-17

Resumen: Es el último verano como estudiante para Scorpius y muchas cosas están cambiando rápidamente, su madre se fue a Sudamérica, y su padre se fue a vivir con su nueva pareja e hijos, y el no sabe donde el queda en todo ese embrollo. Es hora de que encuentre su lugar en su familia. ¿Y qué mejor que hacerlo junto a los hijos de la pareja de su padre?

Capitulo 1: La casa.

"… estoy un poco ansioso a que vuelvas a casa. Las cosas han cambiado un poco por aquí y quiero hacerte parte de esto, has tiempo, se que estas con las aplicaciones a institutos y universidades además de tu madre con sus viajes…"

Así decía parte de la carta que su padre había escrito hace unas semanas, y todavía después de días de releerla no sabía qué demonios significaba todo eso, porque conociendo a ese hombre, sabía que nada importante lo entusiasmaba lo suficiente como para llamarlo de esa manera por medio de una carta. No lo entendía, era totalmente fuera del patrón de comportamiento que su padre tenía. Se sentía completamente intrigado y a la vez preocupado. Reviso nuevamente sus maletas a un costado de la cama y la carta que había sacado de una de sus libretas mágicas que estaba en sus manos.

Había tenido tiempo suficiente como para hacerse una idea de lo que sucedía. Suspiro, de seguro se trataba de algún negocio o de los abuelos en América. Nada que realmente cambiara su vida o la dinámica familiar que tenían ya de hac años desde que su madre había insistido en que entrara a Beauxbaton.

Uno de sus compañeros de habitación entro para decirle que luego saldrían las carrosas para la ciudad, por lo que metió con rapidez la carta en la libreta, se colgó un morral que exasperaba a su abuela, y arrastro sus maletas con un movimiento de varita.

Mientras veía a todos sus compañeros despidiéndose tras el termino del año, pensaba en lo que le esperaba en casa. Como todos los veranos pasaba unas semanas con su madre al sur de Francia para luego ir a Inglaterra con su padre, esas primera semanas iba donde habían vivido sus primeros 5 años de vida, cerca de Bassin d'Arcachon la cual había encantado a su madre tras la migración familiar tras el casamiento con su padre. Era un lugar agradable. Pero este verano, pasaría todas esas semanas en Inglaterra con su padre, ya que su madre se había ido a vivir a Sudamérica con su nuevo novio e hijastro, no era como si lo hubieran abandonado, el había preferido terminar su penúltimo año en Francia antes de tomar una decisión de cambiarse a Sudamérica a la escuela mágica de Brazil o bien ir a Howgarts en Escocia, lo que significaba tomar una decisión de a quién de sus padres apoyaría en esas interminables y estúpidas peleas de matrimonios acabados hace ya más de 4 años.

Cuando llegaron a Toulouse, se despidió de sus compañeros más cercanos prometiendo enviar algunas cartas o correos electrónicos para mantener el contacto, vio la hora y se movió con gran soltura hasta un taxi para que lo llevara de modo muggle al aéreo puerto Toulouse-Blangnac para ir rumbo a Inglaterra.

Había algo encantador en viajar en avión. La primera vez que lo había hecho había sido para ir a ver a los abuelos a América donde residían después de la guerra mágica, su padre había estado intentando mantener la calma, pero saber que no podía hacer otra cosa que viajar en ese pedazo de metal muggle le hizo crear un trauma. Pero a él, a él le había fascinado ir a la ventana y ver todo tan pequeño, ver las nubes, como al ir acercándose las ciudades se iban haciendo más reales y grandes. Era algo que siempre repetía cuando viajaba solo de un lado a otro, además de ahorrarse el mareo que le causaba viajar por aparición conjunta o por medio de un traslador, podía ser un mago, pero nunca se acostumbraría a esas desagradables sensaciones de ser succionado por el espacio/tiempo. Además de tener tiempo de sobra para dormir o pensar.

Llego un poco antes de lo previsto a Inglaterra y como no había previsto su padre estaba esperándolo en la parte de desembarco. Al ver su rostro se sintió emocionado, no lo veía desde Agosto, y verlo ahí había hecho recordar que lo quería y que lo había echado de menos por meses. Apresuro el paso para llegar y abrazarlo, sonrió con burla al verlo vestido como un muggle veraniego con bermudas azules y una camisa clara. Dejo de lado las maletas que traía y lo abrazo con fuerza.

"Scorpius, no sabe cuánto te eche de menos" Dijo su padre apenas lo abrazo.

##&##

Tras algunas conversaciones triviales comenzaron a caminar hacia el café al que siempre pasaban por algunas tortas para el desayuno del día siguiente, supo perfectamente que lo que su padre quería decirle era sumamente difícil para él, cosa que le llamo la atención ya que implicaba que no tenía que ver con ninguno de los temas que él había pensado que tocaría. Pero se mostro sereno, quería darle la impresión que era maduro y que entendería perfectamente cualquier cosa que estaba sucediendo y por lo que estaba pasando su padre. Mientras esperaban la torta, le invito un café y se sentaron en una de las tantas mesitas del lugar. Tomo algunos sorbos dándole tiempo a su padre para soltar finalmente lo que quería decir.

"Como te dije en mi carta hace un tiempo tengo que informarte sobre algo nuevo, algo que creo que cambiara un poco las cosas este verano, no creí pertinente decirlo por carta y la verdad que el trabajo ha sido un infierno, por lo que ir a Francia en un viaje exprés era imposible" Dijo con calma su padre, una calma característica de los Malfoys, algo que él había con el tiempo aprendido. Y que sabía que su padre igual, por lo que decía el abuelo.

"Lo sé y no te culpo, se lo difícil que ha estado el mercado últimamente con lo que sucede en Rusia." El era un chico informado, y más si se trataba de asuntos que podían perjudicar a su familia en cualquier sentido. "Pero sea lo que sea que me vallas a decir, ten en consideración que ya soy mayor y estoy dispuesto a ayudarte en lo que sea" La última opción es que se había metido en algún negocio medio fraudulento a causa de su abuelo, lo que no le parecía algo descabellado después de todo lo que él había hecho en la época de Voldemort.

"Gracias Scorpius" Dijo con una sonrisa un tanto inusual, pero agradable. "El punto es, que antes de llegar a casa tenía que advertirte de este tema."

"Mientras antes lo digas mejor, papa" Dijo ya hartado se de tanta vuelta que le estaba dando al asunto.

"Bueno, como sabrás con tu madre hace ya 3 años que firmamos los papeles de divorcio y no había estado muy pendiente de citas o tener alguna otra mujer de manera inmediata para buscar otro heredero o algo similar" Hizo una pausa a la cual asintió con delicadeza. "Pero como sabrás el año pasado conocí a alguien, no era algo muy formal, pero tu sabias que había alguien"

"Lo sé, y todavía estoy un poco sentido por eso" Se cruzo de brazos, sintiéndose un poco infantil.

"Lo lamento" Sonaba tan sincero que le asusto un poco. "Pero bueno, hemos formalizado la relación y hace ya unos meses…" esa pausa se le hizo infinita, pero por un segundo supo que era lo que su padre iba a decir y ya antes de que el terminara la frase, el estaba soltando el aire que había retenido pensando lo peor. "…comenzamos a vivir juntos."

"Me alegro, ella debe ser maravillosa." Sonrió y se entusiasmo al pensar en una madrastra.

"Ese es otro detalle que se me había olvidado mencionar" esta vez estaba más serio y nervioso, lo podía saber por la manera en que sus cejas estaban tensas y parte de su labio estaba fruncido y moviéndose casi imperceptiblemente. Y tuvo miedo, no sabía de que porque ¿miedo a que? Era completamente irracional, pero por la manera en que su padre estaba comportándose, tenía que ser la cosa más terrible y terrorífica de todo los tiempos. "Es un hombre".

Por un momento casi se desmalla. Su padre Gay.

##&##

Después de varios minutos de silencio, interrumpidos por el camarero que avisaba que la torta estaba lista, Scorpius pudo procesar la nueva información que le había sido revelada, su padre después de años intentando agradar a los abuelos había escondido su homosexualidad casándose con su madre, obviamente eso no funciono, y solo hace 2 años había aceptado esa parte de sí mismo y se había embarcado en un descubrimiento sexual bastante personal. No le dio detalles pero sabía que no eran demasiado sórdidos, su padre era un hombre serio y respetable. Por lo que imaginárselo en una disco gay era algo impensable, pero helo ahí con una pareja conviviendo juntos, siendo cien por ciento el mismo sin ninguna presión. Se alegro por él. Y cuando le vio volver preocupado con la torta, le sonrió de forma amplia y le ayudo con algunas otras cosas que había comprado, que suponía que eran para su pareja. Por lo que en un dos por tres ya estaba en casa por medio de aparición conjunta.

Pero casa, ya no era su casa, ahora era otro lugar, uno que no conocía, y que al parecer pertenecía a la pareja de su padre o bien de verdad era serio el asunto y ya estaba compartiendo gastos y vivienda de forma pareja.

Se adentro en la casa siguiendo los pasos de su padre, al parecer no había nadie, por lo que su padre le conto más cosas del trabajo mientras ordenaban algunas cosas en el comedor, le dio unos segundos en ese lugar para después ayudarle con las maletas y encontrar su habitación. Por lo que su padre dijo nada se había movido y que su pareja, con mucha destreza, había ocupado un complejo hechizo que empacaba habitaciones enteras sin desarmar nada, dejándolas iguales a cómo eran en un comienzo.

Se maravillo al ver todo en su lugar, miro con sorpresa a su padre quien sonreía notoriamente seguro pensando en su pareja. Para si mismo pensó que ese mago debía ser bastante hábil con la varita como para hacer ese hechizo, por lo que sabía siempre quedaban cosas fuera de lugar o una pequeña capa de cosas tiradas en el suelo de la habitación. Y sabia que había sido el mismo hechizo el que había mantenido todo en su lugar porque su padre, pese a ser muy ordenado, no tenía su manera de ordenar y no sabía dónde estaba qué cosa en su habitación.

"Vaya mago que tienes por pareja" Dijo una vez que su sorpresa había pasado y dejaba las maletas a un lado de la cama.

"Si, es un mago excepcional, pero no se lo digas, se le subirán los humos a la cabeza como todo Gryffindor."

"Papa no entiendo nunca esos términos, no insistas en clasificar a la gente en casas que no conozco" Dijo sonriendo.

"lo sé, lo sé… siempre lo olvido" Se iba a dar la vuelta pero recordó algo y volvió a entrar en la habitación. "Mi pareja tiene hijos también, por lo que será común verlos por aquí durante el verano, justo esta semana llegaron, conócelos, son buenos chicos." Y se fue tras una sonrisa.

Por un momento se sintió sobrepasado con todo eso de la nueva pareja de su padre, se imagino una manada de niños llorones y quejones por todas las habitaciones. Si las cosas no salían de forma agradable tendría que darle una gran bienvenida al clima tropical de Brasil. Termino de ordenar su ropa, se puso algo más cómodo tras una ducha, y decidió dar una vuelta por la casa. Parecía una casa grande, pero no tanto como Malfoy Manor, tenia al menos 10 habitaciones en ese pasillo, las paredes estaba adornadas con pinturas que estaba seguro que su padre había elegido, pero en general eran luminosas y daban un toque moderno al lugar.

Escucho un ruido cerca de la escalera por lo que bajo rápidamente a ver que era, para encontrar a su padre abriendo una puerta que daba a una terraza bastante bonita. Estaba acomodando algunos de los dulces que había comprado y había varios vasos para refrescos sobre la mesa.

"Es una casa bastante grande" Dijo siguiendo a su padre a la cocina.

"Si esa fue una de las cosas en las que estuvimos enseguida de acuerdo cuando nos vinimos a vivir juntos, el tiene una familia amplia, y yo bastantes amigos que siempre vienen con sus hijos, por lo que nos pareció obvio que necesitábamos una casa espaciosa."

"Suena como alguien con el que te cuesta tomar decisiones si no están de acuerdo"

"Cuando lo conozcas sabrás de lo que hablo" se rio un poco "Si supieras toda la historia que tenemos entenderías mejor, pero quiero que tengas tu propia primera impresión" Dijo sentándose en una de las sillas de mas a la izquierda en la terraza. "¿Té?"

"Está bien."

"Me imagino que tu madre te está presionando a que te vayas a América." Dijo mientras llenaba su taza de té y le acercaba la crema.

"Me ha estado dando lata desde hace semanas, antes de que me enviaras la carta, pero creo que fue una buena decisión terminar 6to año en Francia."

"Creo lo mismo, tu madre es un poco impulsiva con sus deseos y sentimientos."

"Igual que otros" El tono de burla era notorio y los dos sonrieron con camaradería.

"¿Ya tienes pensado en qué hacer para 7mo y los años siguientes?" Se vio un poco nervioso antes de preguntarlo, como si estuviera tanteando terreno difícil.

"La verdad no, estoy pensando en decidirlo durante estos meses, estar acá en Inglaterra me da un poco de calma para tomar una decisión, te lo diré cuando ya esté decidido. Y sobre mi carrera…" Fue detenido por algunos ruidos que venían desde dentro de la casa. Su padre sonrió y se puso de pie para entrar. El no supo qué hacer por lo que se quedo sentado junto con su tasa humeante de té.

Escucho algunas voces y pasos hacia la terraza, por lo que se puso de pie para recibir a quien quiera que estaba al otro lado de la habitación, reviso su túnica y su cabello antes de recibir a alguien.

"… acaba de llegar, estamos en la terraza" Escucho a su padre a pasos de la puerta, este paso dejando que quien quiera pudiera entrar a la terraza.

Un chico pelirrojo y pecoso con ojos verdes entro sonriente, y al verlo se acerco para saludarlo con un abrazo firme, tras él venía una chica con el pelo café oscuro y ojos azules le tendió la mano.

"Estos son James y Lily." Dijo su padre cuando se sentó a su lado. Y mientras los otros también se sentaban entraban dos morenos a la terraza.

Una vez que pudo reconocer al mayor quiso gritar de emoción y de confusión. La pareja de su padre no era otra que Harry Potter.

##&##

Tras unos segundos un tanto confusos en los cuales todos se presentaron, Scorpius comenzó a entender todo de manera rápida, la historia que su padre le había escondido y que al parecer los hijos de Potter habían vivido por completo estaba casi clara. Se sintió desplazado, como si no formara parte de esa familia que se estaba uniendo. Y tuvo unas ganas infantiles de correr a su pieza tomar sus maletas y volar a Sudamérica con su madre.

"y este es Albus" Dijo Harry Potter presentando al otro moreno, el a diferencia de su padre, si es que había alguna porque eran casi idénticos, tenía la tez mas blanca y no llevaba anteojos, y obviamente no tenía la cicatriz en forma de rayo.

Albus se sentó entre Lily y Harry Potter, mientras su padre comenzaba a interrogarlos sobre su aventura del día.

"… Y entonces papa hizo un hechizo lebitatorio y Albus voló por el aire mientras intentaba tomar a Lily y sacarla del camino, fue completamente gracioso, yo corría tras ellos intentando no quedarme atrás por sacar fotografías, pero bueno… Mire, acá esta" Saco con rapidez un grupo de fotografías envueltas en un pañuelo y se las pasaba a Draco.

Se quedo atónito ante la familiaridad con al que se trataban y se sintió más celoso que antes y mucho más infantil. Miro a cada uno de esos chicos y los odio, los odio con todo su ser por pasar más tiempo con su padre y los odio mas al verlo sonreír y tomarle la mano sobre la mesa al Señor Potter. Estuvo a punto de levantarse de la mesa con enojo cuando vio a Albus Potter mirarlo con atención.

Y algo en el cambio, de un momento a otro estaba calmado y no podía separar la vista de él, algo que le incomodo un poco pero no pudo evitarlo. Su piel se puso más cálida y sintió los hombros soltándose de toda la tención que le estaba produciendo la situación. Pudo soltar la mirada y vio que el resto también se veía más relajado. Harry Potter le sonrió a su hijo y comenzaron a comer de los dulces que habían comprado esa tarde.

"¿Y cómo llegaste Scorpius? ¿Alguna complicación en el viaje?" Pregunto el Señor Potter una vez que todos hablaran sobre el paseo a uno de los lagos cercanos a la casa.

"Fue un vuelo bastante tranquilo y rápido, nada fuera de lo común"

"¿Volaste en avión? ¡Vaya que genial!" Exclamo James a su lado con verdadero entusiasmo, cosa que le pareció extraña en un comienzo pensó que había sido ironía o sarcasmo pero era real. Hizo una pequeña sonrisa de medio lado y conto un poco sobre sus experiencias pasadas en aviones.

"papa tiene un trauma con los viajes mágicos y muggle por lo general no viaja mucho, y si puede volar en escoba o caminar es feliz."

"Eso es porque Potter no tiene una costumbre mágica." Su padre se entrometió un poco en la conversación.

"No tiene que ver con eso y lo sabes" Potter salto con entusiasmo. Y los dos se quedaron unos segundos mirándose, mientras Lily hablaba de la vez que habían ido al mundial por medios mágicos.

Quedo mirando a la pareja, y supo porque su padre se había enamorado de Potter, porque era algo obvio uno no se va a vivir con una manada a vivir porque si. Se veían equilibrados. Se sintió nuevamente intruso dentro de la dinámica y más cuando James comenzó a molestar a Albus y Lily se reía junto con la pareja.

El señor Potter se retiro alegando sobre el esfuerzo físico de la tarde y la necesidad de una ducha rápida. De apoco sus hijos le siguieron y nuevamente quedaron solos con su padre.

Y no supo que decir ni hacer. Después de 17 años no sabía como tratar con su padre, con alguien que estaba cambiando en su manera de relacionarse con otros. Con una familia nueva.

"¿Qué sucede?" Le pregunto su padre tras unos segundos de silencio.

"Nada" replico con rapidez antes de tener una conversación incomoda el primer día que estaba ahí. "Me voy a ir a mi habitación si necesitas algo estaré ahí." Se levanto con rapidez y camino hacia su pieza.

En el camino se encontró con Albus quien salía de una de las habitaciones del comienzo del pasillo. No supo que decir ni hacer, pero Albus se le adelanto.

"Es la biblioteca si te interesa, tu padre la ha abastecido muy bien. Dijo que necesitabas buenos libros este verano." Este sonrió ampliamente. Y se paró a su lado.

"Tú hiciste algo cuando estábamos en la terraza" Pregunto recordando la sensación extraña de calma.

"Si, imagine que era mucha información y que necesitabas un respiro, es un hechizo que me enseño mi abuelo, para situaciones complejas." Dijo este de forma calmada apoyándose a las afueras de la habitación de Scorpius. "A todos nos costo" su miraba bajo a sus pies de una manera muy normal, pero causo algo dentro de él, no supo descifrarlo por lo que ignoro enormemente todo eso.

"Bueno, gracias, hubiera sido desastroso si me hubiera levantado de la nada" Por alguna razón se sintió cómodo con ese chico. "Buenas noches" Dio un asentimiento, se dejo de apoyar en la pared y camino de vuelta unos paso.

"Buenas noches" acompañado con una sonrisa antes de que Albus se metiera en su propia habitación.

El quedo en el pasillo intentado descifrar como seria el verano con un grupo de extraños que no serian extraños nunca más. Y como eso dictaría su futuro, porque quien dijera que los Potters no cambiarían nada en su vida estaba muy equivocado, solo había que mirar a su padre para saber que son una gran influencia.

Con un suspiro entro a su habitación con la intención de descansar luego de ese largo día.