Ni tú ni nadie


Al encenderse ligeramente las luces se destapó el romance... y claramente se olía a amor por todo el local

- Cambien de ritmo- pidió apenado Jyou ingresando al salón

- Vaya hora de llegar - observó Daisuke mientras Vanessa se recostaba en su pecho (Ya imagino a Zelshamada gritando de emoción XD)

- Se me hizo algo tarde - intentó justificarse el delgado y se dirigió hacia la extranjera - Feliz Cumpleaños - le entregó entonces un paquete

Luego volvió sus pasos hacia Ken - Feliz Regreso - y con la mirada buscaba a la última festejada - ¿Y Mimí? - preguntó arqueando una ceja de la intriga


- No hay forma de huir - observó la pelirrosada arrimándose a la puerta del pequeño cuarto

- No estoy huyendo - replicó el pelirrojo sin despejar la vista de sus aparatos (también hubiese dicho 'sin despejar la atención' pero hubiese sido una falacia =P)

- No hay forma de esconderse -

- No me estoy escondiendo -

Mimí soltó una risita un poco fingida, de seguro que para ocultar su nerviosismo


- Algo más movido- comentó Jiminisu por el micrófono y mira a su acompañante

- Tú decides- le recordó Yamato - Yo te seguiré- le esquivó nuevamente la mirada... con las luces prendidas el romance se había escondido de ellos... bueno, por una parte no era normal en el rubio mostrarse cariñoso delante de los demás

- Bien- respondió Jiminisu muy segura aunque por dentro se moría de los nervios....

Era ahora o nunca!!! Vamos, solo un poco de valor

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Vuelvo a sorprender
la mañana que va
lentamente bajando a la ciudad

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Complaciendo a Kido la canción era más movida que la anterior... aunque sinceramente habían ciertos tórtolos que, a pesar de la música movida, no se despegaban ni un centímetro (Si a Zelshamada no le da un infarto con esto.. no sé qué más ^^U)

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Con el manto gris de la lluvia de abril
pies desnudos y el sol en los bolsillos
cantando una nueva canción

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Yamato aportó para el coro... Nuevamente la pareja de cantantes compartía el micrófono... no era por falta de ellos, siempre lo habían hecho

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Ni tú ni nadie podrá quitármelo de la mente
Ni tú ni nadie sabrá el daño que me hace a veces

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Ishida sentía más pasión en la joven al entonar la canción

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Hay cosas del corazón
que la razón no entiende

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Yamato se alejó ligeramente de la chica sin quitarle la vista de encima....

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Y duele, y duele, y duele ...

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Taichi entendió la indirecta de la cantante... deseaba que su amigo no vaya a quedarse sin hacer nada después de esa canción porque sino.... por otra parte más que encantado estaba de bailar con Sora... ya la había tenido un 'poquitín' descuidada... Por ejemplo: Antes le compraba una caja de chocolates a diario (Y la niña no engordaba!!) ahora lo hace una vez a la semana ^^UU

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Hace tiempo ya
que quedaron atrás
el olor y el sabor de tu recuerdo

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Jiminisu lo observa fijamente, pero no pudo mantenerse por mucho tiempo... el rubio Ishida tenía una forma de mirar que a cualquiera fácilmente le hace 'quemar' la mirada

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Pero llevo aún, como rayos de luz,
esas cartas de amor que desde lejos
detienen mi respiración

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Nuevamente para el coro aportó Yamato... esta canción tiene una base muy parecida a la de Canela...

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Ni tú ni nadie podrá quitármelo de la mente
Ni tú ni nadie sabrá el daño que me hace a veces

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Jiminisu seguía mirando al escenario y él no le quitaba la vista

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Hay cosas del corazón
que la razón no entiende
Y duele, y duele, y duele ...

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Mientras que por otro escenario tenemos a una chica de larga cabellera lila apretándose nerviosamente las manos... su siempre amado y ahora novio, no dejaba de contemplarla

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Ni tú ni nadie podrá quitármelo de la mente....
Hay cosas del corazón, que la razón no entiende

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Y exactamente eso ahora captaba Ken... Esa sensación que su mente jamás comprendió y que su corazón siempre insistió

- Te eché tanto de menos, Miyako - murmuró besando la cabellera suave de la chica

La joven no pudo evitar soltar una risita de satisfacción y el ambiente estaba sumamente romántico para ella, a pesar del juego de luces que perfectamente manejaba Izzumi


- ¿Y este botón de acá? ¿Qué hace? - preguntó la pelirrosada

- Como verás -Koushiro suspiró profundamente - Provoca que las luces se muevan en círculos -

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Y aquí estoy
Soy una cometa, siempre dispuesta a ir
a donde quiera que estés... no me olvides!!!

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Mimí quedó en silencio que se acopló perfectamente con los escasos segundos de ausencia de sonido provocado en el escenario de abajo


Yamato, ahora menos que nunca, la dejó de mirar... los labios de ella temblaban.... Esa fue más que indirecta... fue directa a él!!! Porque eso...eso antes no estaba escrito!!

Fueron solo poquísimos segundos que no hubo nada de voces... parecía que nadie se percataba de lo que pasaba en la pareja

La música tomó su curso normal....

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Ni tú ni nadie podrá quitármelo de la mente
Ni tú ni nadie sabrá el daño que me hace a veces
Ni tú ni nadie podrá quitármelo de la mente....
Quitármelo de la mente!!!
Hay cosas del corazón que la razón no entiende

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Yamato se acercó nuevamente al micrófono reaccionando... pareció que nada había ocurrido... eso era suficiente para Jiminisu... a él no le importaba nada!!! (al menos fue el concepto de ella)

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Ni tú ni nadie podrá quitármelo de la mente....
Y duele... y duele
Y duele!!!

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Todos aplaudieron gustosos... del pequeño alboroto que se formó nadie comprendió lo que dijo Jiminisu por el micrófono antes de salir del escenario... Yamato ligeramente dudoso corrió detrás de ella...

- ¿Qué pasó? - preguntó Taichi intrigado

Sora Takenouchi, de espaldas, se recostó en el pecho de su chico un tanto preocupada pero decidió observar nuevamente el 'ambiente' a ver qué tal su trabajo

Ken y Miyako seguían absortos del mundo que los rodeaba... Daisuke, con algo de picardía, hablaba con su acompañante, la extranjera

Dos puntos a favor de la pelirroja

Por otro lado Takeru junto a Hikari estaban rodeados completamente por el silencio

- Ah, no - murmuró Sora - Si puedo con los tercos del escenario, ustedes no se escaparán -

De pronto la pelirroja se percata del constante e innecesario movimiento de las luces del escenario....


- Detente- le pidió Ishida antes de que ella ingrese al tocador de damas

- No me siento bien- justificó ella sin voltear... estuvo por girar la perilla pero las manos de Yamato la detuvieron.. la abrazó suavemente

- Cambiaste la letra- comentó Ishida obligándola a darle la cara

- ¿Y qué? ¿Discutiremos eso también?-

Yamato suspiró profundamente tratando de no iniciar una posterior discusión - Pues... no te quedó nada mal... creo que mereces un premio- afirmó recostando su frente en la de ella

La calmada acción provocó que ella bajara su defensiva

- Tengo mucho para el resto de canciones- respondió Jiminisu abrazándolo

- Tengo un plan.... Después del concierto gratis nos vamos a discutir tus letras-

- ¿Y qué objeción pondrás a cada una de ellas?-

- Depende de lo apasionado que vuelvas a cantar- recalcó el rubio acercándose al rostro de ella


Cerca de quince minutos después de la ausencia de música Taichi tomó el micrófono

- A los cantantes... Se les pagó por noche completa!!! Por favor dejen el romance para después-

- ¿Tan seguro estaba ese de que nos reconciliaríamos?- pensó en voz alta Yamato

- Seguro que fue Sora... o quizá Hikari quien le dijo- recalcó Jiminisu aún sin soltarlo

- Nah!! Yo hablé con él y... - Yamato negó con la cabeza - Que esperen!!!- afirmó Ishida aún teniéndola acorralada contra la puerta del tocador y besándola sin cesar

CONTINUARÁ...


¿comentarios? escríbeme a: dragonzukino@hotmail.com

Notas de la autora: La canción Ni tú ni nadie es de la cantante mexicana Fey... No he modificado nada, no me pertenece, no reclamo derecho sobre ella igual que los personajes de Digimon

¿Y esto? Pues.... creo que una sobredosis de algo que aún no sé identificar bien ^^U

Feliz Año Nuevo Zelshamada