Hola a todos, aquí les traigo mi segundo fic.

El primero se llama "Locamente enamorada"( s/10663332/1/Locamente-enamorada) por si gustan leerlo XD, solo es una sugerencia eee (por favor léanlo)

Esta es una historia Naruhina un tanto (Mucho) Ooc, que se desarrolla en el mundo ninja después de la guerra, los personajes de Naruto no son míos, si no de Masashi Kishimoto.

Nota:

-Diálogos-

-"Pensamientos"-

Recuerdos

"Frases destacó las palabras"


Capitulo 1

En un bosque cerca de la aldea de Konoha, un grupo de jóvenes ninjas se encaminaban de regreso a su aldea para dar por terminada su misión, era un día normal como siempre o eso es lo que aparentaba ser ya que en un mundo donde el peligro siempre está presente y la muerte ronda a cada minuto, pues es más que obvio que aparentar es lo mejor. Aunque en ocasiones el aparentar también sirve para ocultar sentimientos y emociones que no queremos que salgan a la luz, porque podrían causar estragos para ambas partes involucradas, sentimentalmente hablando, o bueno eso es lo que pensaba una joven ninja de ojos perla; característicos de su clan y cabello azabache con destellos azules, su nombre Hinata, Hyuga Hinata, heredera del clan Hyuga, aunque no muchos de su clan la vean de esa forma, ya que a pesar de haber sido participe en una de las guerras más devastadoras y poderosas que el mundo ninja haya presenciado y haber sobrevivido y superado todos los obstáculos por los que tuvo que pasar, además de perder a la persona que a pesar de los malos entendidos del pasado, la protegía y reconfortaba cuando era necesario, que había estado con ella dándole ánimos para fortalecerse y demostrarles a todos que ella es tan fuerte y valiosa como muchos, a pesar de ello todavía había personas obviamente de su clan, que no creían en ella, la acusaban de ser la causante de la muerte del genio Hyuga, y ellos tenían razón, o eso creía la ojiperla, que por su culpa Neji había muerto para protegerla a ella y a "él" y eso le dolía en el alma, cuando recordaba todo lo sucedido desde ese evento, desde que su primo dejo este mundo, lo único que ha recibido de su clan ha sido más desprecio por los sucesos acontecidos recientemente y de él solo mentiras y por desgracia lastima, y era esa lastima la que había ocasionado todo ese sufrimiento en Hinata, esa misma lastima la que había hecho que creyera en la posibilidad de ser por primera vez amada y valorada por lo que era, pero por dejarse llevar y perderse en un mundo que no existe y que ella misma se obligó a crear para sentirse dichosa, perdió todo absolutamente todo y era por eso que el aparentar era la única arma que le quedaba a nuestra pequeña Hinata antes de que todo llegara a su fin, antes de regresar a Konoha, antes de romperse por completo.

Un suspiro escapo de sus labios, estaba tan metida en su mundo que no se dio cuenta que un par de ojos la miraban fijamente, al sentirse observada giro la vista hacia sus acompañantes y se sonrojo por ser el centro de atención.

-¿Sucede algo?- pregunto sintiéndose un poco intimidada por la penetrante mirada que tenía encima.

-Pasa que no me has puesto atención desde hace más de media hora- medio grito una rubia de mirada celeste quien se encontraba a su lado -¿En qué pensabas Hinata?

Eeehh en nada...lo siento Ino-san, es solo que estoy un poco cansada…eso es todo- la verdad es que no le gustaba mentir pero eso no era del todo mentira.

-Yo también estoy cansada pero ya sabes cómo es ese baka de Naruto y su arrogancia...ahhh como es que estuviste con alguien así Hinata, dios yo no podría soportarlo, con Shikamaru y Chouji me basta y sobra para volverme loca.- expreso la rubia con fastidio.

-¡Ja! pero si loca ya estas Ino y no es por culpa de Shikamaru y Chouji eso te lo aseguro- hablo un chico de cabello castaño y 2 marcas en forma de triángulos en sus mejillas, el cual se encontraba detrás de sus compañeras.

-TU CALLATE PERRO PULGOSO...A TI QUIEN DIABLOS TE METIO EN NUESTRA CONVERSACIÓN PRIVADA- grito la ojiazul, volteando indignada a ver al chico por su intromisión.

-Privada ¡ja! no me jodas…si todos escuchamos tus habladurías, tú en vez de hablar, parloteas tanto o más que un perico- dijo el Inuzuka, masajeándose las sienes -Además un consejo cuando hables con alguien trata de bajar la voz para que no tengamos que ser oyentes de tus "conversaciones"- Enfatizo la palabra haciendo comillas con los dedos.

-TUU maldito perro del...- exclamo la Yamanaka antes de ser callada por la ojiperla

Ino-san, Kiba-kun cálmense por favor las pieles quieren- DIJO involucrados mirando tanto en serio, pero impregnada de ternura en la voz su.

-¡Kyaa! eres tan mona Hina, perdón por hacerte enojar- hablo Ino abrazando a la Hyuga, quien se sonrojo por el repentino cambio de la rubia.

-No t-te preocupes Ino-san to-todo está bien si- afirmo la ojiperla con cierta timidez por los raros comportamientos de su compañera.

-Aww eres tan buena y noble Hinata, por eso…por eso ¡te quiero tanto!- dramatizo en demasía la Yamanaka.

-Ahh…problemática- susurro un chico pelinegro mirando con pesadez toda esa escena montada por sus compañeros de equipo, pero con una pequeña sonrisa surcando sus labios. A su lado una chica peli naranja con un peinado un poco extraño y de menor edad que todos sus compañeros miraba la particular escena con cierta gracia y es que la verdad era muy gracioso ver a la rubia y al "chico perro"; como ella lo llamaba, peleando y a la ojiperla interponiéndose para que no se matasen.

-Shikamaru-san, ¿siempre son así?- pregunto la peli naranja

-Si Moegi, siempre es así- contesto el pelinegro con un gran suspiro, dios como le hacía falta un descanso más bien le urgía uno, pero ni modo, esta vez tendría que aguantarse hasta llegar a la aldea. Ordenes eran órdenes y aunque quisiera negarse no podía hacerlo, además de que empeoraría la situación y el estado exasperado de su otro compañero que de por si estaba a poco de explotar por tanto ajetreo.

-GRRRRR SE PUEDEN CALLAR DE UNA MALDITA VEZ- Rugió enfurecido un rubio de ojos azules, que en este momento se encontraban casi rojos de la ira, el solo quería llegar de una maldita vez a la aldea y relajarse ya que esta misión lo estaba hartando, si Sakura hubiera venido tendría con quien distraerse y no pensar mucho en la ojiperla, es que acaso nadie entendía que él no podía estar cerca de "ella" le enfurecía verla así como si nada hubiera pasado y odiaba que se comportara tan normal y ajena a lo que pasaba a su alrededor. El solo quería hacerla sentir mejor después de la guerra y que se diera cuenta que lo que decía sentir por él no era más que mero capricho o algo así, pero todo se le salió de las manos, perdió el control de la situación y la relación se vino a pique, por lo menos esperaba un reclamo, insultos hasta golpes pero nada, no pasó nada de lo que tenía pensado y por eso sentía cierto rencor hacia ella porque a pesar de todo, seguía así tan inocente y bondadosa, tan ella misma y la envidiaba, porque el no pudo seguir siendo la misma persona después de la guerra.

-Huy, hablo el amargado número uno de Konoha- exclamo la rubia

-Hmp- resoplo el castaño – amargado es poco, yo diría el maldito desgraciado que lo único que sabe hacer es dañar a personas inocentes y humillar a…

El ojiazul estaba a punto de saltarle encima a ese perro pulgoso para callarle esa maldita boca de una vez, hasta que una voz, más bien la voz de ella lo descoloco.

-Ino, Kiba compórtense estamos en una misión muy importante y el que estemos cerca de nuestro destino no significa que debemos bajar la guardia, entendido.-expreso la ojiperla con voz firme y segura.

-HAI- respondieron al unísono los mencionados

-¡Bien!- exclamo la peli azul, presentía que algo no estaba bien, todo estaba tan calmado y eso era lo extraño no podía bajar la guardia solo porque estuvieran cerca de Konoha, ni porque su cabeza pareciera una maraña de emociones, ella era la líder y como tal debía mantenerse al margen de todo lo que pasaba ya que esta no era una misión cualquiera, esta era la misión más importante que había realizado y del éxito de esta dependían muchas personas más bien dependían las 5 grandes naciones y más valía prevenir, no podía darse el lujo de andar divagando en trivialidades eso después lo atendería, por ahora había cosas más importantes en las cuales preocuparse.

-Chicos alto- Ordeno la Hyuga

-Que sucede Hinata- pregunto desconcertado el Inuzuka

-Nada…es solo que a unos 100 metros un tramo del camino se ha desbordado, así que tendremos que ir con cuidado y "agruparnos" para evitar un accidente- respondió la azabache, mirando de manera suspicaz a sus compañeros, rogaba a todos los dioses que entendieran a la primera el significado de sus palabras que hacían referencia a la formación 1, tenía que ser precavida ya que era su responsabilidad el completar la misión exitosamente, ella así como sus compañeros tenían un objetivo, resguardar y proteger algo muy valioso y tenía que llegar intacto a Konoha.

-¡HAI!- Exclamaron todos comprendiendo el significado, a excepción de un gruñido, cortesía del blondo,

La formación 1 era una estrategia de protección y ataque diseñada por el propio Shikamaru, parecida a la que utilizo cuando fueron en busca de Uchiha Sasuke, solo que esta vez contaban con la ayuda de ninjas médicos algo que les falto en la misión pasada, por lo tanto el orden de esta formación era: Kiba y Akamaru al frente por ser rastreadores, seguida de Ino como médico para curar a sus compañeros de enfrente y atrás en caso de salir heridos, después Naruto encargado de proteger los costados y junto con su compañero de enfrente proteger al ninja médico, luego Shikamaru con la misma labor que Naruto pero en su caso con el compañero de atrás, y además de crear estrategias en caso de ser emboscados, detrás Moegi otra ninja médico con el mismo cargo que Ino y por ultimo Hinata ya que al tener el byakugan podría vigilar todos los alrededores.

Shikamaru sabía que algo no andaba bien y si Hinata requería de la formación 1 es porque ella ya había averiguado que era. Así que hizo un rápido intercambio con Moegi y pregunto -¿Que sucede Hinata?

-No estoy segura- .respondió en un susurro -Es solo que no podemos bajar la guardia así como así, hay que estar alertas además te has dado cuenta que todo ha estado muy tranquilo desde que partimos de la reunión, es extraño, pareciera que no existe nada más que nosotros, ni siquiera he visto algún animal rondando y te aseguro que un genjutsu no es.

-Cierto también lo había notado- dijo el peli negro en un suspiro.- y por lo que parece son muy astutos para esconderse sin ser detectados ni por ti, ni por Kiba, ahh…hay que idear algo pronto.

- Avisadle a los demás y que se mantengan en alerta pero sin levantar sospechas, si alguien nos sigue debemos de ser precavidos y sobre todo averiguar donde se esconde nuestro enemigo y si estamos o no dentro de una trampa- le susurro la ojiperla

-Hai-respondió el azabache pero antes de volver a su posición agrego -sabes Hinata, eres una persona fuerte a pesar de estar pasando por una situación difícil y problemática, me alegra que seas tú nuestra líder, no te menosprecies- le dedico una pequeña sonrisa y volvió a su lugar.

-Arigatou, Shikamaru-san - susurro Sonriente la ojiperla.

Sin duda Hinata creía que esta misión no era para ella pero que la mismísima Hokage la haya puesto como líder de la misión no podía negarse y ella también debería creer que podía hacerlo y más teniendo la ayuda del genio estratega de Konoha y demás compañeros.

Flash Back

-Hinata- nombro una mujer rubia de edad madura pero de apariencia joven.

Te he mandado llamar porque tengo una misión importante para ti, anteriormente ya te había mencionado de ello pero, por los repentinos sucesos que han ocurrido en tu clan no habíamos tenido tiempo de aclarar ciertas cosas- soltó un pequeño suspiro y prosiguió –La misión que se te ha encomendado, consta de viajar hacia Suna para ser, tu junto con otros compañeros, guardaespaldas y testigos de la segunda reunión oficial de kages, por desgracia no podré asistir a esta reunión por mi condición actual, es por eso que ustedes resguardaran un pergamino que contendrá información clasificada altamente secreta, y deberán traerlo aquí- observo por un momento las reacciones de la joven al no ver duda en su rostro volvió a hablar -Mira este pergamino contendrá las nuevas leyes y reglas que se tendrán que acatar en cada nación ninja, siendo ahora todos aliados debemos de modificar nuestras antiguas reglas con las que se gobernaba, para que haya una mejor comunicación y evitar futuros enfrentamientos así como traiciones, por ello en ese pergamino se incluirán toda absolutamente toda información de cada aldea, económico, político, social, cultural, etcétera, así como fortalezas y debilidades- la rubia miro de soslayo a la peli azul frente a ella y agrego -Comprendes la magnitud de tal información-

-Hai Hokage-sama- exclamo un poco nerviosa por la forma en que la Hokage había expresado la última parte, pero sin mostrar algún deje de duda.

-Toma- le dijo la Hokage extendiéndole un pergamino a la azabache. – Dentro se encuentran las instrucciones generales para esta misión, revísalo con cuidado y memoriza la información, cuando lleguen a Suna el Kazekage personalmente te hará entrega de otro pergamino con información más detallada ok, te reunirás con tus compañeros de equipo mañana a primera hora y partiréis, estaréis fuera por 2 semanas.

Mientras Hinata asimilaba todo esto una duda la embargo –Hokage-sama - llamo la peli azul –a todo esto ¿Quiénes serán mis compañeros de equipo?

-Tu Equipo Estara Conformado por Yamanaka Ino, Utatane Moegi, Inuzuka Kiba, Nara Shikamaru y ...- la duda Hokage para un prosiguió Pero Instante - y de como me representando, Uzumaki Naruto-

La Hyuga se tensó al escuchar ese nombre, y por un momento se dejó arrastrar por un mar de recuerdos, su semblante serio poco a poco se fue transformando en uno de nostalgia, la Hokage al percatarse de ese cambio repentino en la joven hablo.

- Eres muy madura para tu edad Hinata, es por eso que te encomendé esta misión, sé que lo que ha pasado últimamente es difícil para ti pero eres un ninja y como tal tú deber esta con tu aldea, además este tiempo fuera te servirá para olvidarte por un momento de los problemas con tu clan y arreglar las cosas con…-

-Se lo que me quiere dar a entender Hokage-sama - interrumpió la peli azul -No tiene nada de qué preocuparse, el vivir dentro de un clan estricto me ha hecho ver las cosas de otra manera, se cuál es mi deber como ninja, y como debo de actuar ante las circunstancias, ya he asimilado y aceptado las consecuencias de mis actos, cumpliré con esta misión no la defraudare.

La Hokage al ver ese brillo especial en los ojos de la peli azul sonrió, esa joven era sorprendente, era única y especial, humilde, inocente y bondadosa; pero solo aquellos que se detenían para conocerla en toda la extensión de la palabra sabían que había mucho más de lo que a simple vista dejaba ver.

-Bueno entonces no se hable más, Hyuga Hinata oficialmente te nombro líder del equipo de protección del pergamino de la Alianza Shinobi. – Exclamo la rubia -Hazles ver a todos lo que es capaz de hacer el "Dragón Blanco de Konoha"- termino diciendo con orgullo la Hokage.

-Hai- respondió la Hyuga, una sonrisa surco su rostro, aun recordaba cuando le dieron ese sobrenombre "El dragón blanco de Konoha" solo Kiba, Shino, la Hokage, Sai y algunos ambus sabían que era ella, ni siquiera su clan estaba enterado. Su equipo formaba parte del escuadrón de rastreo Ambu de manera secreta y durante una de sus tantas misiones fue nombrada así por las nuevas técnicas que utilizaba.

Fin del Flash Back

Un imperceptible movimiento puso en alerta los sentidos de la ojiperla regresándola de tajo a la realidad, miro a sus compañeros pero parecía que ellos no habían notado nada, y eso era lo raro, estaba cansada eso no lo podía negar y se notaba que todos estaban en las mismas condiciones que ella pero la pregunta era ¿Por qué? Si no hace mucho habían descansado, algo no andaba bien ese silencio no era normal además había algo oculto siguiéndolos, activo su doujutsu, pero por desgracia ni con el byakugan podía detectarlo si seguían así terminarían por agotarse y de esa manera podrían atacarlos sin ninguna dificultad, abrió desmesuradamente los ojos al percatarse de las intenciones del enemigo.

-¡Oh no!- susurro para sí misma, ni modo no le quedaba de otra, en situaciones extremas, medidas extremas, no quería hacer nada que pusiera en alerta al enemigo pero era necesario aunque agotase toda su energía, respiro hondo y concentro la mayor cantidad de su "nuevo" chakra en sus ojos, de esta manera su vista se volvía cien veces más aguda, lo que vio la dejo helada, -"¡No puede ser!, por eso estamos tan agotados, tengo que hacer algo ¡ya!"- pensó la ojiperla.

-¡Kiba!- medio grito la ojiperla, el nombrado giro la vista hacia su compañera y al momento de hacer conexión con la mirada perlada de ella, entendió el mensaje, no necesitaban de palabras eran equipo desde hace años y tuvieron que aprender a comunicarse de otra manera.

Un asentimiento de cabeza por parte del castaño basto para poner en marcha su plan.

El joven saco de su porta kunais, dos píldoras, comiéndose una en el proceso y dándole la otra a su can –Mimetismo animal- susurro a la par de realizar un sello, al instante su apariencia física cambio a una más felina y sus sentidos se agudizaron, mientras al can se le engrosaban sus colmillos y garras e incrementaba casi el doble de su tamaño.

-¡Todos! Suban a Akamaru- ordeno el castaño ante la mirada sorprendida de sus compañeros por el tamaño del can.

-Porque deberíamos de hacerlo- dijo altanera la rubia.

-Suban ¡ahora!- reitero el castaño.

-Quien demonios te crees para darnos ordenes tu no…- hablo el rubio antes de ser interrumpido por la líder

-Dijo, ahora- exigió la azabache mirando directamente al blondo – ¡Es una orden!- agrego para darles a entender que a ella si tenían que obedecerle. Sin más todos subieron al can a excepción de la ojiperla quien tomo la posición de pelea del clan Hyuga e inmediatamente comenzó realizar una serie de movimientos – puño suave, escudo de león- exclamo formando un león de chacra en una mano y dirigiéndolo hacia Akamaru quien al ser tocado por la azabache fue cubierto por dicha técnica y tal como su nombre lo decía era un escudo de chacra en forma de león.

-¡Qué demonios está pasando Kiba!- exigió saber el ojiazul

-¡Quieres calmarte!, no lose Hinata solo me pidió protegerlos- respondió el nombrado en un susurro

-¿Tu protegernos?...protegernos de que, del coco- hablo el rubio con sarcasmo. El Inuzuka ignoro el comentario y las ganas de ahorcarlo.

-Este escudo fue creado por nuestro equipo de manera que nada absolutamente nada pueda salir o entrar en él y así proteger a civiles y compañeros heridos, también sirve como una prisión, es indestructible y solo puede ser desecho si Hinata libera la técnica o…muere- Antes de que el castaño siguiera explicando, la voz de la Yamanaka se escuchó.

– ¿Morir? Y si Hinata no puede deshacer la técnica ¿nos quedaremos encerrados? y ¿Por qué ella no está dentro del escudo? y…-

-Ino deja que Kiba termine de explicarnos quieres-la interrumpió el Nara

-Bueno como les estaba diciendo nada puede entrar ni salir de este escudo a menos que yo esté dentro de él, Akamaru es mi compañero y estamos conectados por el jutsu que realice, Al momento de que Hinata toca a Akamaru su técnica se adapta a la forma de él y con ello a mí, así que yo puedo controlar que entra y sale de este escudo, aunque requiero de una gran cantidad de chakra, por ende me es casi imposible realizar ataques mientras controlo el escudo, pero estando ustedes aquí nos convertimos en un arma de doble filo.

-Defensa y ataque – susurro el Nara -Mientras estemos dentro del escudo el enemigo no puede atacarnos, en cambio nosotros a ellos sí, la única debilidad del escudo es Hinata por ello, ella no puede entrar si lo hace el escudo solo la protegería a ella, no es así.-finalizo el azabache.

-Exacto- Pwnd cabo Inuzuka

-Pero y ¿Qué pasara con Hinata-san?- pregunto la peli naranja

-Moegi no tienes de que preocuparte, lo importante ahora es recuperar energías, todos por alguna razón nos encontramos muy cansados- dijo el castaño, al ver los ojos de preocupación de la chica agrego -Ella estará bien no por nada se le conoce como "El dragón blanco de Konoha"- sonrió con orgullo el Inuzuka

-¡Que!- dijeron todos al unísono, el rubio estaba sorprendido muy sorprendido, dirigió la vista hacia sus compañeros pero parecía que estaban en shock por la noticia, como era posible que el no estuviera enterado sí estuvo con ella casi un año, -"¿Cuándo demonios se volvió Ambu?"-, esta y más preguntas albergaban su mente hasta que una voz en su interior lo descoloco.

-Naruto, Naruto, Naruto sigues siendo el mismo idiota de siempre, como quieres saber algo por lo que jamás te interesaste, o es que acaso ya olvidaste los intentos de ella por hablar contigo, mientras tu solo te dedicabas a ignorarla, ahora no vengas con la excusa que por haber estado con ella ya debes de saberlo todo cuando...-

-¡Hmp!- interrumpió el rubio -Que ahora ya eres todo un experto en sentimientos, déjame en paz kurama- expreso con fastidio el blondo

-Como quieras mocoso- respondió el zorro.

Mientras tanto fuera del escudo, ignorando el estado de shock de sus compañeros por saber su otra identidad, la ojiperla seguía analizando el terreno, había detectado un cambio en el ambiente al momento de realizar el escudo, algo los asechaba a través del aire, estaban rodeados por una especie de bruma que absorbía tanto su energía vital como su chakra, debilitándolos poco a poco, pero además de eso cuando Kiba termino de explicar el mecanismo del escudo, la bruma que los rodeaba comenzó a disiparse, y ser absorbida por los árboles que había cerca.

Una pequeña sonrisa apareció en el rostro de la Hyuga ya había descubierto la técnica del enemigo, tenía que informar a sus compañeros pero el problema era que si hablaba el enemigo descubriría sus intenciones y atacarían antes de que ellos tuvieran un plan, no podía arriesgarse de esa manera, tenía que buscar una forma de comunicarse pero como, -"Ino-san"- pensó la ojiperla, una idea surgió en su mente aunque era arriesgado hacerlo tenía que intentarlo, solo esperaba que la Yamanaka le entendiera a la primera.

-¡Ino!- exclamo la ojiperla, la aludida viro la vista hacia su líder –Recuerdas la técnica que practicamos en Suna- la ojiceleste dudo por un momento pero asintió –Necesito que la vuelvas a realizar-

La rubia al escuchar esa frase se quedó de piedra.

–Hinata yo no…es muy arriesgado- expreso agachando la mirada, no podía hacerlo, la técnica no estaba completa les faltaba práctica, la última vez que la realizaron ni siquiera pudieron hacer conexión por un minuto y eso sin contar la gran cantidad de chakra que utilizaron y lo agotadas que terminaron.

-Ino-san, si no fuera necesario no te lo estaría pidiendo, sé que lo puedes lograr, solo hay que concentrarnos ok, lo haremos juntas vale- dijo la ojiperla con vos pasiva pero segura.

-Ok- fue la respuesta de la rubia antes de cerrar sus ojos y concentrar la mayor cantidad de chakra que le fuera posible, al momento de abrirlos hizo conexión con los de la ojiperla e hizo un asentimiento de cabeza, dando a entender que ya estaba preparada, la azabache al instante comenzó la cuenta regresiva.

–Tres, dos, uno- al finalizar tanto la rubia como la azabache comenzaron a realizar una secuencia de sellos –Pajaro, rata, caballo, buey, liebre, carnero- susurraron al mismo tiempo, la rubia realizo un sello especial de su clan y lo apunto directo a la Hyuga mientras esta aún mantenía el sello del carnero.

-Transferencia de mentes, conexión visual / byakugan- exclamaron ambas, de un momento a otro la ojiperla cayo de rodillas, mientras la rubia era sostenida por el Nara, quien evito su caída.

-No funciono- susurro exaltada la pelinaranja –Oh dios no funciono…estamos en graves problemas- exclamo con una voz apenas audible, un pensamiento la hizo abrir enormemente los ojos "Hinata.-san tiene el pergamino".

-¿De qué hablas Moegi? Explícate- ordeno el Nara.

-Bu…bueno todo empezó cuando…-

Flash Back

Después de 3 días de viaje, el grupo ninja de la hoja se encontraba en la entrada de Suna siendo recibidos por el Kazekage quien los condujo a sus aposentos, antes de retirarse para seguir con las preparaciones del evento le hizo entrega de un pequeño cofre a la heredera Hyuga, dentro de este se encontraban varios pergaminos pequeños con el nombre de cada uno y un pergamino más grande dirigido a la líder en él se hallaba información más concreta de la misión.

La primera fase estaba completa, viajar a Suna, la segunda consistía en que los integrantes varones tendrán que viajar hacia las tres naciones faltantes para formar parte de la escolta de los kages, Shikamaru viajaría al país del agua y formaría parte de la escolta de la Mizukage Mei Terumi, Kiba viajaría al país de la Roca y formaría parte de la escolta del Tsuchikage Onoki of Ryou y Naruto viajaría al país del Rayo y formaría parte de la escolta del Raikage "A", mientras el resto del equipo estaba a disposición del Kazekage para verificar las medidas de seguridad o cualquier imprevisto. La tercera fase, al ser parte de las escoltas de los kages serían testigos de la segunda reunión oficial, solo que al ser Naruto el representante de la Hokage, Ino tomaría su lugar como escolta, Moegi estaría con el Kazekage y ella con Naruto y por último la cuarta fase ser escoltas y guardaespaldas del pergamino de la alianza Shinobi que tiene por destino Konoha para hacer oficialmente legal los decretos postulados en la reunión, con la firma de la Hokage. Después de leer las indicaciones la joven líder entrego a cada quien su pergamino dentro de los cuales se encontraban las actividades que realizarían en su estadía en Suna, mientras los jóvenes se retiraban a sus habitaciones a descansar para partir al alba hacia sus destinos, las chicas decidieron reunirse en la habitación de la ojiperla para cotillear un rato.

-ahh ahora si a disfrutar de Suna- exclamo la rubia

-Ino-san el que nos haya tocado quedarnos no significa que no haremos nada- reprendió la azabache -También tenemos actividades que realizar, además…-

-jeje relájate Hina, mejor porque no ponemos en práctica el jutsu de telepatía visual aaa- interrumpió la ojiazul para evitar un sermón por parte de su líder.

-¿Telepatía visual? ¿Qué es telepatía visual?- Pregunto la pelinaranja

-Es un jutsu que sirve para comunicarse con una o más personas de manera no verbal pero la diferencia entre la telepatía es que además de transmitir pensamientos inclusive sentimientos también puedes observar lo que los involucrados ven, es decir transmitir imágenes o escenas que estás viendo y tus compañeros no y de la misma manera observar lo que tú no puedes ver pero la persona con la que estas vinculada sí.- explico la ojiazul, pero al ver duda en la pequeña kunoichi la Hyuga se decidió a explicarle mejor –mira esto funciona así, si Ino-san y yo realizamos la fusión de manera exitosa, al momento de activar el jutsu tanto nuestros pensamientos, como sentimientos y visión se conectaran creando un vínculo irrompible, como un cordón invisible que une tanto mente, vista y corazón, esto implica una forma de comunicación mucho más avanzada y personal ya que el usuario principal en este caso Ino-san puede ver sentir y escuchar mis pensamientos de manera telepática consiente e inconscientemente, así me encuentre en el lugar más recóndito de este mundo y ocurre lo mismo con el usuario secundario ósea yo…-

-¿mmm entonces si son más personas la conexión es la misma?- interrumpió la kunoichi

-Si pero no- expreso la rubia – La fusión solo se realiza entre dos personas, y la conexión la realiza el telépata con los demás…mm como Hina lo explico nuestros pensamientos, sentimientos y visión se conectaran al momento de que la fusión este completa, para realizarla tenemos que hacer una contrato de sangre como cuando se firma un contrato de invocación, esto con el fin de usar la tecnica para el bien tanto personal como laboral, creando así un vínculo personal, este jutsu fue diseñado específicamente para gente de mi clan y del de Hinata porque poseemos técnicas hereditarias que al utilizarse juntas se vuelve una herramienta potencial pero solo se ha practicado 5 veces y el resultado fue nefasto, el problema es que además de tener un buen control chakra, debe existir una buena relación entre usuarios y sobre todo confianza, sin este ultimo la tecnica simplemente no funciona- un suspiro escapo de los labios de la ojiazul –si logramos realizar esta tecnica yo veré lo mismo que Hinata y así transmitirlo a mis compañeros de manera telepática, todos podrán ver lo que ella ve, sus ojos serán nuestros ojos y así se crearan estrategias tanto defensivas como de ataque, además ustedes también podrán comunicarse telepáticamente sin necesidad de que yo los toque, como si ustedes también poseyeran esta habilidad y ella también puede comunicarse con nosotros a pesar de que yo no esté a su lado, por otro lado, ella decide que es lo que quiere que vea y viceversa, así mismo yo decido que es lo que quiero que mis compañeros o enemigos vean, porque este jutsu se puede utilizar tanto para comunicarnos como para distraer al enemigo, como si fuera un genjutsu…

Fin del Flash Back

-Estuvieron practicando todo el tiempo que estuvimos en Suna pero la conexión era limitada, muy limitada o simplemente no había conexión, terminaban muy agotadas y casi sin chakra por eso procuraban practicar en las tardes, para así recuperar energías mientras descansaban y yo estaba con ellas para evitar algún accidente- término de explicar la pelinaranja.

-¡Demonios!- exclamo el Nara –Kiba déjame salir necesitamos proteger a Hinata - pidió mientras le pasaba la rubia al susodicho. Esto no estaba bien nada bien, si Hinata caía todos caían.


Hasta aquí el primer capítulo!

Se aceptan Relievs, Favorites, Follow, dinero, chocotales, etc. lo que ustedes gusten XD

Hasta el próximo capitulo