Un deseo mal encaminado.

Nota de la autora:

Hola al parecer actualice de un día para el otro Jajaja, no podía dormir anoche por hacer el epilogo, en fin este es el epilogo y es tierno disfrútenlo n.n

Epilogo: regreso a casa.

Vegeta se encontraba desmayado y sin pode reaccionar. La batalla había terminado y no se escuchaba ninguna vos a su alrededor, solo se escuchaba la brisa del verano fluir y los pájaros cantado en los arboles. Se despertó muy exaltado, ninguno de sus amigos estaba allí y ya no tenía el brazo roto y ni una sola herida, solo se encontraba en el suelo…hasta que oyó una vos muy familiar.

-¡vegeta, ¿estas bien?! –le pregunto goku un tanto preocupado.

Vegeta miro a goku con los ojos muy abiertos y en estado de shock esa escena ya la había vivido antes y al parecer eso significaba que la línea del tiempo había vuelto a la normalidad, por fin después de tanto tiempo pudo recuperar su muy adorada vida…porque comparado con aquel infierno que paso durante todo este tiempo, su vida normal era una de las mejores oportunidades…una oportunidad que jamás dejaría escapar otra vez.

-¡kakaroto! –Vegeta voló hacia él y en movimientos sumamente involuntarios paso lo imposible…vegeta abrazo a goku (por mas imposible que parezca) -¡kakaroto no tienes idea de lo feliz que estoy de verte en carne y hueso! –vegeta dejo su orgullo de lado. Goku estaba muy sorprendido por tal acción que no le quedo más que corresponder su gesto.

-a mí también me alegra verte vegeta pero ¿te encuentras bien? –le pregunto goku preocupado sabiendo que vegeta jamás demostraba así sus sentimientos y sabia que verlo sentimental era sinónimo del apocalipsis.

-¡estoy mejor que nunca kakaroto! –dijo vegeta mostrando una sonrisa de felicidad -¡oye! ¿sabes en donde se encuentra trunks? –pregunto vegeta temeroso de que goku no lo recordara.

-esta con bulma en la corporación capsula ¿Por qué preguntas?

-por nada, después entrenaremos tu y yo –dijo vegeta antes de irse –y no quiero que seas blando me escuchaste insecto –dijo vegeta aparentando estar enojado.

-"volvió a la normalidad" –pensó goku con una sonrisa –esta bien nos vemos después.

Vegeta voló a todo lo que le daba su energía, por primera ves en años se sentía verdaderamente lleno de felicidad y armonía, incluso estaba dispuesto a tragarse su orgullo con tal de poder besar a su bulma y abrazar a trunks.

oOo

Vegeta se paro y observo que trunks estaba entrenando en el jardín de la corporación. Observo como trunks se transformaba en un SSJ3 cosa que dejo a vegeta sumamente sorprendido…a él le había costado mucho transformarse de esa forma y su hijo que apenas era un niño podía transformarse sin problema alguno. Eso lo lleno de un inmenso orgullo, saber que su niño seria uno de los guerreros sayajin más fuertes del universo. Vegeta se acerco a él intentando contener las ganas de llorar… ¿Cuántas veces se había rehusado a entrenar trunks? Muchas veces. ¿Cuántas fueron las veces en que le demostró cariño a su hijo? Solo una ves y había sido en su lecho de muerte…pero sobretodo ¿Cuántas veces ese niño le había hecho sentir un gran orgullo? Millones de veces sin que él se lo dijera ni una sola ves…y ese había sido si mayor error.

-tru…trunks –vegeta lo llamo con la vos un poco entrecortada.

-¡hola papá! ¿Qué ocurre? –pregunto trunks manteniendo su transformación.

-¡sal de tu transformación ahora! –dijo vegeta elevando el tono de su vos el cuan asusto mucho a trunks.

-esta bien papá –trunks salió de su transformación.

-acércate a mi –dijo vegeta aparentando un tono muy serio el cual asusto al niño aun mas.

-de acuerdo –trunks se acerco a vegeta tambaleando y temiendo lo peor...pero se sorprendió mucho al ver que su padre no le hizo nada malo al contrario…lo estaba abrazando y con mucha fuerza como si no quisiera dejarlo ir. Las lagrimas de vegeta corrían libremente por sus mejillas, por primera ves en su vida se trago su orgullo y se dejo ser débil –papá ¿Qué te ocurre? ¿Te sientes bien?-pregunto trunks muy preocupado.

-hi…hijo –vegeta se aclaro la vos y sin separarse de él le dijo –te quiero trunks y mucho, me es difícil demostrarlo pero te quiero, siempre me llenaste de un inmenso orgullo desde que naciste hasta ahora, yu y tu madre son todo para mí y los amo, jamás dudes eso…tal ves debí habértelo dicho antes –dijo vegeta con una mescla de tristeza –yo jamás demostré mi afecto hacia ti porque no quería parecer débil, pero tu sabes que mi cariño y orgullo están siempre ahí trunks –esas fueron las palabras que trunks siempre quiso escuchar.

-pa…pá, es la primera ves que te oigo decir algo así… -vegeta lo abrazo más fuerte –bueno ahora me voy a ver a tu madre, mas tarde iré a entrenar con kakaroto ¿quieres ir?

-¡claro que sí! –respondió trunks muy feliz.

oOo

Estaba entrando cuando se encontró a bulma allí parada, mirándolo con preocupación. No esperaba encontrase a bulma allí, pero estaba más que feliz de verla viva y tan hermosa como siempre.

-¡vegeta! Pero que… -bulma no pudo replicar nada, porque vegeta le planto un beso lleno de pación, ese beso que desde hacia mucho tiempo quería darle…y en opinión de bulma ese beso fue el más dulce que recibió.

-¿quieres saber que me ocurre?… ¡TE AMO, ESO ES LO QUE ME OCURRE Y YA NO PUEDO SEGUIR OCULTÁNDOME MAS! –Estalló vegeta frente a bulma -¡¿quieres saber lo que me pasa?!... me pasa que soy un idiota por no darme cuenta de la hermosa, inteligente y fuerte mujer que tengo a mi lado y no sabes como me arrepiento de eso… ¡pero ya no más! –vegeta la tomo de la cintura mientras que ella solo lo miraba en estado de shock.

-vegeta… -bulma toco su frente -¿estas enfermo o que?

-¡si estoy enfermo pero de amor por ti! Tu eres mi mujer, mi terrícola y te amo –dijo vegeta ya tomándola en brazos– ¡vámonos arriba mujer! Es una orden.

-vamos mi orgulloso principito –dijo ella muy feliz de saber que en verdad vegeta la amaba, ambos se fueron a arriba por un largo rato.

oOo

En aquel bosque en donde vegeta había estado, una hermosa mujer que emanaba una gran luz pudo observarlo todo y lo único que dijo fue.

"lo lograste vegeta, lo lograste recuperaste a tu familia…yo sabía que tu deseo solo fue un deseo mal encaminado"

La mujer se convirtió en una estrella que voló cerca del sol…la estrella que le mostro el buen camino a vegeta…aquella estrella llamada hikari.

Ahora si fin definitivo.