Disclaimer: Naruto no me pertenece así como tampoco ninguno de sus personajes.

Advertencia: OoC.

"Este One-Shot participa del Reto creando Compañerismo del Grupo de Facebook Mundo Fanfiction NaruHina"

Andy RossvsSaraGrandchester1940

Reto Drable Embarazo

Antojos

Los días eran tan pacíficos en estos últimos días, todo iba de forma tan tranquila que era difícil pensar que algo podría perturbar la paz.

Excepto tal vez en la casa Uzumaki, allí no todo era miel sobre hojuelas.

―Naruto, e-es necesario.

Y allí iba ella, con su vocecita tan dulce y esa mirada inocente que en realidad no tenía nada que ver con la realidad.

Su esposa sabía manipularlo con esas sonrisitas y sus tartamudeos y soniditos de desaprobación.

―Hinata, yo creo que será difícil`tebbayo. Ya no hay sandias en esta época.

Se rasco la cabeza, apenado.

En esta ocasión sería difícil complacerla con sus antojos.

Los ojos de Hinata se cristalizaron.

¡Oh no!

Esto no podía augurar nada bueno.

―¡Naruto como puedes ser tan insensible, tu hijo quiere sandias, te juro que si nace con el rostro con forma de sandia será solo tu culpa! ―grito con el Byakugan activado y las venas alrededor de sus ojos.

Lucia amenazante y feroz.

Naruto trago saliva asustado.

No quería tener nada que ver con una Hyuga furiosa y con antojos.

―C-cariño, debes comprenderme, el único lugar donde podría encontrarlo esta a cinco pueblos de la aldea.

―¡No quiero saberlo! ¡Quiero mi sandia! ¡Me entiendes!

Naruto asintió nerviosamente y se dirigió a la puerta con cuidado.

―C-claro amor.

Esto pareció calmar a la bestia.

―Oh, amor eres el hombre más bueno del planeta. Si consigues esto hoy en la noche haremos algo de ejercicio. ―susurro con las mejillas encendidas.

Con esa pose tímida allí, sin poder siquiera mirarlo a los ojos.

Naruto sonrío enormemente.

―Yo conseguiré esa sandia aunque sea lo último que haga`tebbayo.

Y con esa promesa salió de la puerta.

Unos segundos después volvió para besar apasionadamente a su esposa antes de salir y dirigir su búsqueda de la famosa sandia.

―Esto es clasificación S, si no encuentran lo que les pido cosas terribles sucederán. ―susurro con una voz sombría.

―Si, como el hecho de que Hinata-sama lo dejara sin sexo por varias semanas. ―bufo Konohamaru.

―¡Claro que no!

―No se preocupe Naruto-sama, nosotros lo ayudaremos a conseguir esa fruta. ―afirmó Moegi, recibiendo un asentimiento de Udon.

La puerta la abrió despacio sin causar ruido. Orgulloso de sus habilidades ninjas, se dirigió a la segunda planta con la fruta en sus brazos.

Su esposa estaba durmiendo tranquilamente. Mostraba tanta serenidad que sería un pecado despertarla.

Sonrió con ternura colocando la famosa sandia en el escritorio cerca de la cama.

―¡Hinata despierta!

―¿Eh? ¿Qué sucede? ―pregunto visiblemente desorientada.

―Aquí está tu sandia. ―señalo con el pecho inflado de orgullo.

Los ojos de Hinata brillaron.

―Gracias. ―murmuro al tiempo que tomaba la fruta y la olía profundamente. ―Huele tan rico.

―Lo sé.

―¿Naruto que haces? ―preguntó al ver como su esposo tomaba la fruta e intentaba cortarla por la mitad.

―La partiré para poder comerla.

―¿Qué? Yo no quiero comerla.

―Ahhhhhhhhhhh ―su rostro completamente confundido, casi descompuesto podía jurar.

―Yo solo quería olerla amor.

Naruto abrió la boca dispuesto a reclamar, pero escucho los suaves ronquidos de su esposa.

―¿Es enserio?

Así Naruto aprendería que los antojos eran cosa seria.

/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/

Gracias por leerlo.

Merezco algún review?