Descargo de responsabilidad:

Tanto la serie como los personajes no me pertenecen, son propiedad de Wataru Watanabe, yo sólo tomo sus personajes y escribo estas chorradas con el mero fin de divertirme, sin ánimos de lucro y/o otras.

Capítulo Uno

La noticia de que Maki-chan, SU Maki-chan se iría para estudiar en otro país, le había destrozado su pequeño corazón a Jinpachi, lloró hasta que no pudo más, y sujetó la pierna de su mentor para evitar que alguien le apartara de su lado, nada de eso sirvió, cuando llegó la hora de despedida, el mayor se puso a su altura y dándole un beso dulce sobre la frente se despidió, con una sonrisa algo triste y dejando su dulce preferido sobre sus manos, unas palabras cargadas de afecto, y la promesa de volver el próximo verano. Trató de ser valiente, y de enjutar las lágrimas ante la última despedida, antes de que desapareciera por el embarque, antes de que la persona que se había prometido ser su esposa se marchara, levantó su mano pequeña y le despidió como el esposo comprensivo que esperaba ser un día, esbozó una pequeña sonrisa confiando en la promesa del de los cabellos verdes, dándose ánimos y prometiéndose que crecería lo más rápido para esperarle y casarse o si no para ir a buscarle a ésa isla al otro lado del mundo y ser su esposo. Makishima jamás volvió, ni ése verano ni el siguiente.

Esa promesa rota por parte de Makishima había significado muchas cosas, cuando al final del verano él no volvió, pese a que lo deseo con todas sus fuerzas y lo había esperado con ansias… su pequeño mundo se derrumbó. La imagen siempre magnífica y encantadora del que fue su mentor se había caído de su pedestal y Maki-chan, había dejado de ser su Maki-chan, para ser simplemente Makishima, un sujeto más, hijo ausente de uno de los amigos de su padre. A los once años decidió, aun con una punzada dolorosa dejar de preocupase por él, ya no le interesaba y cuando las conversaciones evocaban en los hijos, él se marchaba del salón o simplemente divagaba. Tenía trece años cuando descubrió la razón de la eterna ausencia de Yuusuke, luego de no saber nada de él por dos años enteros, le escuchó decir a su madre que se había lesionado en una de las carreras ése verano, una afección a la rodilla, y un mes entero en terapia de recuperación en Inglaterra, escuchó de cómo durante todos esos años se la había pasado corriendo en Europa, y entrenando, de la preocupación inicial paso rápidamente al enojo ¿Se había pasado todo ese tiempo escalando montañas? ¿Ni siquiera un descanso como para escribirle una carta? Se prometió que correría en escalada como Makishima, se prometió ir a desafiarlo a Europa y que le ganaría, tenía 13 años cuando hizo ése juramento inquebrantable para consigo mismo y desde ese entonces entrenaba con Shinkai y Fukutomi, sus amigos de la vida. Si el ciclismo era tan importante para Makishima, entonces simplemente debía hacer algo para ganarle algún día, y demostrarle como se sentía cómo es perder en algo que amas.

Estaba fuera de sus planes olvidarse de esa promesa vana y divertirse enserio con el ciclismo. Estaba fuera de sus planes amar con todas ganas la montaña. Él era el mejor en su propio estilo, y simplemente no había cosa mejor que esa, y sin saber exactamente por qué, esa frase que rondaba vaga y fugazmente en su mente le hacía sonreír siempre.

Notas:

Woow es primera vez que escribo algo de YowaPedal me siento tan feliz. Espero que los personajes no hayan quedado tan OC.

Son bienvenidas las críticas, amenazas de muerte, lechuzas voladoras y tomatazos (¿?). De ante mano muchas gracias a las personas que se den el tiempo de leerme.