Capitulo 23: Team Z.

Jack, invoco su espada, mientras sus enemigos imitaban su acción, en el estado del felino sería fácil ganarle, pero confiarse podría costarle una que otra herida, y con eso en mente se lanzaron a pelear…

Jack lanzo un corte vertical, que su casi gemelo bloqueo con facilidad, la eriza blanca preparo una bola de energía la cual lanzo, logrando dar en su objetivo, el cual mando a volar, sin embargo Jack no tuvo ni tiempo de reaccionar antes de ver, como un corte de energía se dirigía hacia él, utilizando la habilidad de Silver se alejó rápidamente, y por alguna razón comenzó a cansarse muy rápido… estaba demasiado débil para eso.

De la nada miles de cortes de energía negros y rojos se dirigían hacia él, y a pesar de que los esquivo todo su cuerpo comenzó a reaccionar mal… no podría seguir con eso, por más tiempo. Un manto tan negro como la oscuridad, comenzó a esparcirse por el suelo el origen era Natsumi, antes de que pudiera reaccionar una gran cantidad de cadenas, salieron del suelo y lo inmovilizaron rápidamente.

Ya había comprobado lo que quería, no había forma de que el Team Sonic ganara…

Me rindo—comentó con seriedad, para sorpresa de sus enemigos.

Mmmmm suena creíble, libérale—dijo despreocupado, su casi copia.

¿Estas de broma? —cuestionó algo molesta, pero igual termino por desaparecer las cadenas, Jack cayó al suelo de rodillas, mientras su espada desaparecía en un brillo azul.

Solo quiero negociar—mencionó serio, pero con el pequeño temor de que ellos no aceptaran.

No estás en posición de negociar, Jack… después de todo vamos a eliminarte. No lo tomes, mal, pero solo queremos salvar nuestra dimensión… así que lo que sea será inútil—Natsumi, como siempre se mostró fría.

Solo escuchen entonces esta petición… liberen a Amy Rose.

No tenemos por qué hacerlo, pero tampoco tenemos motivos para retenerla así que está bien… puedo deducir que te estas cambiando por ella, o al menos eso querías—dedujo Zack, con una sonrisa. A lo cual él asintió—. Atacaste al Team Sonic, para protegerlos de cierta forma de nosotros, haciéndote pasar por el malo ellos nunca irían a rescatarte… luego te cambiarias por Amy Rose, finalmente desaparecías gracias a nosotros, una acción digna de un héroe.

Si quieren acabar conmigo de una vez, solo permítanme ver a Amy una vez más.

Emmmm tenemos problemas técnicos, ella está en nuestra dimensión debido a lo peligroso que sería si se nos echara encima… como nos has facilitado el trabajo te llevaremos con nosotros… dentro de dos semanas volveremos a nuestra dimensión allí terminaremos con esto, y nosotros devolveremos a Amy a Mobius ¿contento? Te aseguro que mantendré mi palabra.

Entendido.

Había muchas cosas que no comprendía, pero no le importaba solo salvar a su amiga, del peligro del Team Z, ya. Si moría por lo mínimo sabia, que había logrado proteger a todos solo esperaba, que ellos ganaran contra los seres de cristal...

El felino salió de sus recuerdos, al oír el sonido que producía el mar, y al sentir la fresca brisa marina a pesar de la avanzada hora, sin más cada uno comenzó a volar con una técnica diferente, Zack utilizaba sus piernas como cohetes, mientras que Natsumi volaba con unas extrañas alas negras, y finalmente Jack utilizaba los poderes de Silver, pero debido a las recientes batallas iba algo lento. Dos horas más tarde llegaron a una gran isla, que era fácilmente comparada a la mitad de un continente, aunque eso no importaba.

Los tres avanzaron sin ninguna prisa minutos más tarde llegaron al centro de la isla, el felino de ojos azules pudo admirar a lo lejos el gran cuadrilátero en el centro de la isla, y mucho más haya lo que parecía un templo, no le importó y solo se limitó a seguir a los demás, hasta los restantes miembros del Team Z que se encontraban sentados alrededor de una fogata tranquilamente. Ellos al verlo no pronunciaron palabra alguna, solo lo miraban con cierta molestia, pero no para llegar al punto del odio, suponía que eso era debido al posible futuro que podría ocurrir.

Simplemente lo unico que hizo fue sentarse al frente de su casi gemelo, había ciertas cosas que debía saber antes de morir.

—Por cierto, Natsumi, aquí están las famosas Chaos Esmeralds y la Master Esmerald—dijo Mitsuki para luego señalar a lo lejos entre los árboles, a las legendarias joyas.

—Así que están son las famosas esmeraldas…—musitó para sí misma antes de extender su brazo derecho hacia las joyas, repentinamente de las mangas de su chaqueta salieron unas cadenas negras que atraparon a las joyas, para luego jalarlas hacia ella invoco una extraña espada que parecía ser estar cubierta por la oscuridad, y a una velocidad única ataco sus ahora objetivos con precisión.

Las esmeraldas cayeron al suelo sin el menor rasguño, Natsumi suspiro si ella no podía destruir esas joyas, ninguna cosa podría. La eriza tan blanca como la nieve, sin nada que hacer al respecto se fue a sentar tranquilamente.

—Mmmmm parece que si son indestructibles, bueno opción B, la llevaremos con nosotros—comentó Zeo, Jack miro al Team Z, al parecer habían obtenido las legendarias joyas con el propósito de destruirlas, algo que dejaría al Team Sonic en desventaja.

—Esperen no pueden llevárselas—pidió el felino con seriedad, captando la atención del grupo—. Si se las llevan dejaran al Team Sonic en desventaja, recuerden que ellos aún tienen batallas que librar.

—Es cierto, pero yo personalmente entrene a Amy Rose para tu información, ahora tienen el poder suficiente como para patearle el trasero a todos sus enemigos…—mencionó Zack, con una sonrisa—. Pero el Team Sonic parece que es digno de portar esas joyas, nosotros tenemos las nuestras. Mejor dejemos esas cosas—los demás asintieron, a excepción de la eriza blanca.

—Pero es peligroso, además el Team Sonic no creo que tenga la fuerza para cuidarlas, ya viste como perdieron contra nosotros—hablo la eriza con cierta molestia.

—Es cierto. Pero no pienso exponerlo a ese peligro aunque ahora seamos enemigos. Sonic sabrá que hacer, simplemente no hagan nada, solo déjenlas por ahí. Tarde o temprano el Team Sonic se dará cuenta y vendrán por ellas, como ya tenemos lo que queremos simplemente ellos la agarraran y se irán—explico seriamente el líder del grupo, ella gruño en respuesta—. Aunque no sé qué harán ahora, espero que nada estúpido.

Aquella pequeña conversación dejo al felino sorprendido, y se sorprendió aún más al recordar que estaba más herido de lo que parecía, había estado tan distraído que no lo había recordado, suspiro antes de comenzar a curarse a sí mismo "Así que Rose ahora es más fuerte, y fue entrenada por ese felino eso es sorprendente… ¿Qué tan poderosa se habrá vuelto?" no pudo evitar sonreír, al pensar en ello.

—Espera ¿entonces buscamos esas esmeraldas para nada?—cuestionó Zeo, obviamente molesto, por haber hecho tanto trabajo para nada los demás asintieron y el felino blanco solo pudo maldecir su suerte.

Pero había algo que no encajaba, algo que estaba muy fuera de lugar y Jack se dio cuenta, ¿Por qué mantenerlo vivo? Si era tan peligroso ¿Por qué no matarlo de una vez, en ese momento? Se levantó molesto, confundido y extrañado, pero no era el unico que pensaba de esa forma, Natsumi también tenía pensamientos parecidos, no había hablado por el unico motivo de que, quería pensar que haría su amigo, que alargaba tanto la vida del felino, que planeaba que motivaciones tenia.

— ¿Por qué? ¿Por qué me mantienes vivo si soy tan peligroso para Mobius?—preguntó Jack, sin poder evitar sonar molesto. Miro a su casi gemelo a los ojos esperando respuesta pero este se mostraba imperturbable—. ¡Responde! No hay razón para hacerlo, si me matan ahora evitaran ese futuro sin problemas.

—Cálmate Jack. Natsumi sé que piensas igual, creo que Karin y Mitsuki también sospechan lo mismo, ¿quieren saber mis razones? no hay prisa además… si te mato ahora… hay algo que tengo que averiguar, perdónenme pero esto es necesario. Solo sean pacientes—explicó dejando aún más extrañados a los presentes, el felino mostro una gran sonrisa para aliviar un poco la tensión, lo cual pareció funcionar, Zeo miro a su compañero y sonrió ¿acaso las cosas saldrían como ellos pensaban? Se moría de la emoción y la curiosidad.

—Hay algo que quiero saber…

—Pues tendrás que esperar—lo interrumpió, Natsumi. Jack suspiro quizás por ahora debía esperar—. Hay que descansar.

Desde ese día transcurrió una semana completa, desde que él estaba en la isla, el Team Z se la pasaba entrenando, hablando o cualquier otra cosa, algo que le pareció de lo más extraño al felino, ya que no comprendían porque estaban tan calmados, suponía que esa era su naturaleza, o al menos eso creía. Finalmente una noche decidió que ya era hora de suficiente misterio, era el momento de saber por qué ellos se encontraban en Mobius, como todas las noches se sentaron alrededor de una fogata.

—Bien quiero que me lo cuenten—pidió el felino con seriedad.

— ¿Qué cosa?—indagó Karin.

— ¿Por qué están en Mobius? ¿Quiénes son ustedes?—al preguntar aquello, todos se pusieron serios.

—Ya te estabas tardando en preguntar—dijo Zack rompiendo el silencio—. Bien intentare resumir quienes somos; nosotros somos el Team Z, básicamente somos algo así como el Team Sonic de nuestra dimensión, solo que nosotros nos encargamos de encontrar, y resguardar cualquier joya, espada, arma, cristal o cualquier otra cosa de gran poder, además de neutralizar una que otra amenaza. Actualmente estamos en esta dimensión buscando un Ring Elemental, todos a excepción de Natsumi poseemos uno, estos Rings dan la habilidad de controlar cierto elemento, dependiendo del uso que le des puede ser letal. Pero no te confundas, nosotros no somos héroes… tampoco somos seres normales, más aun Natsumi—explico con seriedad, Jack asintió, y sin poder evitarlo miro a la eriza seguía sintiendo aquella aura distorsionada pero ¿Por qué?

—llegamos aquí atravesó de "La Puerta", una especie de portal, que te lleva a donde quieras, pero que desaparece cada cierto tiempo, si no estás alerta puede que te quedes atrapado en una dimensión—habló Zeo, antes de que el felino hiciera otra pregunta—, pero nosotros tenemos dos medios para irnos, el portal, y las Seven Swords of the Chaos lo equivalente a las Chaos, y Sol Esmeralds de nuestra dimensión.

El portador de la Hero Sword, asintió. Ya sabía algo más del Team Z, aunque no sabía que los motivaba tampoco le importaba solo que hicieran en Mobius, y más aún importante quería saber su versión de la historia y como se enteraron de todo, lo que pasaría.

—Seguro que ahorita va a preguntarnos como paso todo—mencionó de repente Mitsuki, dejando un poco aterrado al felino, o era demasiado obvio o esa felina era realmente extraña.

—Bien yo fui el primero en poner un pie en esta dimensión de nosotros, así que te lo contare todo…—comenzó a relatar Zack con una gran sonrisa.

Perseguíamos a un viejo enemigo que tenía un Ring, sin embargo antes de que pudiéramos obtener el Ring abrió un portal y lo envió a otra dimensión. Para ser exactos Mobius, luego de un par de días investigando dimos con su señal, y decidimos venir a esta dimensión, ya que no supondría muchos problemas, yo y Natsumi vinimos en primer lugar.

La primera que estableció contacto con el Team Sonic, fue Natsumi por que yo se lo pedí, y fue justamente cuando se encontraban en una situación peligrosa debido a que habían "secuestrado" a Tails, para ser específicos cuando pelearon contra esa zorra, ella les ayudo con unos consejos supongo, también yo participe transfiriéndole mediante una visión a Blaze, uno de mis ataques más poderosos pero como eso no sirvió ya que no sabía cómo hacerlo, decidí cederle parte de mi poder por unos momentos, ella se sorprendió al verme pero como no importaba de momento, le pedí que respondiera una pregunta y le daría parte de mi poder, lo siguiente que paso fue que, respondió la pregunta y obtuvo mi poder, con el cual derroto a su enemigo.

Aunque en un principio no sabíamos quiénes eran los ayudamos, ya que oímos cierto rumor que eran los héroes de Mobius, y como nosotros no estamos acostumbrados a ser héroes no participamos directamente, sabíamos algunas cosas de ese equipo por no decir pocas, apenas los nombres, pero eso nos bastó para echarle la mano, mientras estábamos en Mobius, dejamos de actuar hasta que un ser de cristal ataco a Sonic, Amy y Jack.

Este pequeño enfrentamiento causo que Amy Rose saliera gravemente herida, decidí actuar pero llegue algo tarde, y me encontró a Amy y a Jack gravemente heridos e inconscientes, solo había una opción, tenía que salvar a uno de los dos al ver el poder que albergaba Amy decidí salvarla a ella, no solo eso sino que también estaba en peligro de muerte, decidí dejarte a su suerte a Jack, algo me decía que sobreviviría, además de que era el que estaba mejor de los dos, así que cure a la eriza y la lleve a la isla de la Puerta, no tardó mucho en despertar…

¿Do-Dónde estoy?—indagó la eriza desconcertada, ya que recordaba estar en un bosque algo oscuro, ahora se encontraba recostada en el suelo junto a una fogata y un poco más lejos un desconocido que estaba de espaldas.

Vaya hasta que al fin despiertas, Rosada—comentó alguien con un tono frio, Amy se volteo y miro a una eriza blanca de impactantes ojos carmesí, que por alguna razón emanaba una presencia extraña.

¿Quién eres? ¿Y los que estaban conmigo?—preguntó la eriza rosada, cada vez más confundida el solo hecho de pensar que le podrían hacer aquellos extraños, y más importante aún, el no saber que había sido de Sonic y Jack.

Tranquila Amy Rose, estamos de tu parte, no sé dónde está Sonic, y digamos que tampoco sé dónde está Jack—hablo el otro desconocido, la eriza invoco su Piko Piko Hammer, los que estaban con ella no le inspiraban confianza.

No me importa quienes sois, pero si le han hecho daño a mis amigos lo pagaran caro—mencionó molesta, por no saber lo que pasaba a su alrededor.

Concéntrate, rosada estas desorientada, recuerda lo que paso—hablo la eriza blanca, de nombre Natsumi. Amy cerró los ojos por unos momentos recordando lo que había pasado, y la preocupación inundo su mente.

Debo irme tengo que salvar a mis amigos—musitó con determinación—. Gracias por ayudarme supongo, y adiós.

¿A dónde vas Amy? ¿Eres tonta? No pudiste hacer nada, y por eso casi mueres. Eres una debilucha, no deberías ir de nuevo con tus amigos…—dijo Zack, con cierta molestia.

No me importa, les ayudare de alguna forma—dijo la eriza mientras se volteaba a mirar al desconocido que tenía a sus espaldas, solo para ver a alguien de extremo parecido a Jack, solo que pudo notar sus ojos eran de diferente color, no eran el mismo felino.

Je, sin duda tenía razón el Team Sonic está conformado por dementes… te propongo algo, manda al demonios las presentaciones. Los demás estarán bien ¿o acaso no confías en ellos? No deberías volver con ellos, no aun. Yo te entrenare. Y te volveré mucho más fuerte en tan solo un año—le propuso el extraño, ella se le quedo mirando extrañada no tenía tanto tiempo—. Conozco una dimensión en donde lo que aquí, en Mobius, sería un día… haya es un año. Si aceptas cuando terminemos serás extremadamente fuerte, te enseñare a controlar tu poder.

Dices ¿Qué puedo volverme mucho más fuerte? ¿En tan solo un día? Sé que eres un completo extraño, no se tus razones y tampoco quien eres pero ¡Entréname, Por Favor!—le pidió la eriza rosada, sin poder evitar hacer notar su determinación, el extraño asintió, mientras miraba a la eriza blanca sin duda… sería difícil pero seguro lo valdría.

Amy Rose decidió confiar en un completo extraño, solo para volverse más fuerte, no sé qué pensaba esa eriza, pero si no regreso con los demás era que tenía mucha fe, en que lograrían recuperarse del ataque de la eriza negra, y que vencerían las dificultades, de ese recuerdo me entere mucho tiempo después, Amy es sin duda una de las personas más fuertes que jamás eh conocido, fue difícil pero lo logro, se volvió mucho más fuerte incluso que yo en tan solo un año, en esa extraña dimensión, aunque perdí un año de vida siento que valió la pena. El poder que alberga esa eriza es muy grande, y sería una pena desperdiciarlo, pero la razón de que por la entre fue que tiene una determinación, esperanza, y fuerza de voluntad increíble, por ello la entrene.

Luego de eso decidí que lo que quedaba de tiempo lo haríamos en Mobius, la deje en la puerta y me fui a buscar a Natsumi, y le conté como iba Rose en su entrenamiento, además de preguntarle por el Ring, ella me dijo que lo tenía, y también que había tenido una corta visión del futuro, al parecer el Team Sonic tenía mucho que ver en ella, así que Natsumi llamo a los demás para que vinieran a Mobius, Zeo, Karin, y Mitsuki.

Me pidió que fuera a buscarlos y eso hice mientras que ella, iba a "divertirse con el Team Sonic" en ese momento los ataco, aunque yo no creía que iba con intención de luchar enserio. Tuve que ir a por los demás, por lo que se en el tiempo que tarde en llegar, sorprendentemente se hicieron amigos de Rose, que al parecer sospechaba que éramos compañeros, ya que le había hablado anteriormente sobre ellos, luego fuimos a por Natsumi, dejando a Amy en la isla, por suerte llegue antes de que peleara enserio contra Shadow, en ese momento establecimos contacto con el Team Sonic.

Intente confundirlos pero Blaze, les aclaro sus dudas, así que deje en claro que quería pelear contra Sonic, no contra Shadow y Silver, haciendo equipo me patearían pero por separado puedo derrotarles, pero parece que les sobreestime, luego de hablar un poco me fui de ahí, a toda velocidad y volvimos a la isla. Pasó una semana, y los enemigos que tiene el Team Sonic volvieron a atacar, fui junto a Karin a ver la situación al ver la batalla de Knuckles y María, supimos que podían controlar la situación, así que nos fuimos directo hacia donde estaban los demás.

Parecía que todo iba bien a excepción de la corta visión de Natsumi, pero esta ya había ideado un plan; viajar al futuro con las Seven Swords of the Chaos, aunque Amy quería venir con nosotros era peligroso, que viniera los viajes en el tiempo son muy complejos, finalmente comenzamos a prepararnos para viajar al futuro…

—Ya veo, entonces… ¿Qué fue lo que hice?—indagó Jack, al fin había llegado la parte que más ansiaba escuchar.

—Lo que hiciste fue algo tan aterrador… que si te comparo con el tú de ahora la diferencia es gigantesca… Los viajes en el tiempo son confusos, por lo que no sabíamos que iba a pasar cuando fuéramos a lo que suponíamos era el futuro, solo podíamos esperar a que termináramos ahí, un error puede ser fatal, luego de prepararnos abrimos el portal y lo logramos, llegamos al futuro—comentó su casi gemelo, antes de reanudar el relato…

El Team Z, apareció de la nada en el cielo como consecuencia comenzaron a caer a toda velocidad hacia el suelo, pero con un rápido movimiento lograron reincorporarse y caer de pies por poco, debido al difícil terreno donde aterrizaron.

Todos vieron a su alrededor sorprendidos, el lugar era o había sido una ciudad, pero ahora estaba totalmente devastada, siendo no más que escombros, el cielo estaba cubierto por nubes tan negras, haciendo que el aspecto de aquellos escombros fueron aun peor, un paisaje realmente apocalíptico.

Vaya a esto le llamo un fin del mundo—mencionó Zeo, con algo de seriedad en su voz.

Este lugar era o al parecer, es Station Square… ¿Quién hizo esto? Oye "Zack"…—comenzó a decir Karin, entonces fue cuando noto el estado de su amigo, había estado tan distraída que no lo había visto.

Una furiosa aura roja cubría al felino mientras algunos destellos parecidos, a rayos se hacían presentes, a la vez que pequeños escombros se levantaban, no había que ser un genio para saber que pasaba por la mente del felino, repentinamente y como si nada el aura roja, desapareció y el felino volvió a ser normal.

Natsumi, habías dicho que Team Sonic tenía mucho que ver ¿no?—ella asintió en respuesta—. Entonces vayamos a donde se encontraba la casa de Tails, Karin ¿Dónde?—indagó seriamente, la felina marrón saco una Tablet de entre su ropa, y busco rápidamente la localización de la casa de Tails, lo cual no le fue problema hace mucho que sabía dónde vivía cada uno de los, miembros del Team Sonic.

Hacia el norte, a toda marcha, algo está mal en este lugar—dijo mientras guardaba la Tablet, y miraba a su alrededor, algo le daba mala espina.

Si es un futuro post-apocalíptico, ¿no debería haber, monstruos, sobrevivientes o algo así?—esta vez la que hablo, fue Mitsuki.

Como sea avancemos—y sin más obedecieron la orden de la eriza blanca.

Sin más avanzaron a toda velocidad por el desolado paisaje, solo para notar que a donde fueran todo estaba destruido, ¿Qué había pasado en Mobius? ¿Su dimensión estaría igual? No sabían si la destrucción se había expandido a otras dimensiones, pero igual fuese como fuese ver aquello, los hacia querer destruir al bastardo que había hecho eso, finalmente pudieron divisar la casa del zorro a lo lejos, así que comenzaron a caminar tranquilamente, después de todo no había que gastar tantas energías.

Bien chicos no sé qué encontraremos haya adentro pero hay que saber cómo Mobius termino así, y cambiar ese futuro—habló el felino naranja los demás asintieron.

Los cinco entraron a paso lento e intentado hacer el menor sonido posible, aunque parecía desierto ese lugar parecía sospechoso, con una simple señal por parte del felino naranja se separaron, comenzaron a buscar por todo el lugar, que de por sí ya era aterrador, los muebles destrozados, sangre en una que otra pared, marcas de garras en la pared, parecía que en el lugar había sido soltado un demonio…

Encontré algo—dijo Natsumi para sorpresa de sus compañeros, sin más se dirigieron hacia donde estaba la eriza, al parecer el cuarto de Tails, pero antes de que pudiesen entrar la eriza blanca, se interpuso en su camino—, antes de entrar les advierto que no es precisamente bonito…

Nah creo que podemos manejarlo—comentó Zeo con tranquilidad, la eriza solo suspiro antes de dejarles entrar.

En ese momento se arrepintieron de entrar a aquella habitación, había un cadáver, no era que nunca habían visto un cadáver, como para arrepentirse de entrar este en particular, fue masacrado… no tardaron mucho en identificar quien era; Tails, había sido asesinado de tal manera que ninguno tenía palabras, Natsumi sin ningún tipo de repudio levanto la mano del cadáver y le mostro que al parecer se había defendido, prueba de ello eran las púas azules, incrustadas en el guante.

La sangre está fresca, murió hace poco… y no creo que haya que ser un genio para saber quien era su atacante, la verdadera pregunta es ¿Por qué?—explicó sumamente tranquila.

Los demás comenzaron a pensar las razones que hubiese tenido Sonic, para atacar a Tails, y llegaron a la conclusión que tal cosa no era posible, no odia ser posible que aquel par de amigos tan unidos, uno matara al otro.

Sea como fuese… no creo que Sonic lo haya hecho por voluntad propia—mencionó Mitsuki, mirando el destrozado cuerpo del zorro.

Espero que este lejos, no me gustaría terminar como él—musitó el felino naranja, mirando el cuerpo, sin duda le causaba escalofríos.

Oigan encontré algo—llamo Karin, ellos la miraron y la felina marrón mostro una caja, para luego sacar su contenido, un simple diario.

¿Un diario?—preguntó Zeo extrañado.

No cualquiera, es de Tails, parece que nuestro querido amigo zorro nos dejó una interesante historia—explicó para luego comenzar a ojear las páginas, hasta finalmente dar con la que buscaba—, aquí este es el comienzo…

Repentinamente algo interrumpió a la felina, el techo del lugar salió volando con tanta fuerza, que incluso ellos retrocedieron, ante la fuerza del viento, pronto una gran presencia malvada se hizo presente, los presentes alzaron la mirada y contemplaron a un ser extraño flotando sobre ellos, sus ojos eran simplemente un vacío negro, con una aterradora iris roja, y parecía estar llorando sangre, sus púas eran azules, además de portar unas zapatillas y unos guantes blancos, que parecían más garras que otra cosa, y como si fuera poco estaban manchadas de sangre, y estaba sonriendo de tal manera, que se podía deducir fácilmente que estaba demente.

Y como si fuera poco mucho más arriba de aquel ser, estaban otros seres de aspecto parecido, e igualmente espantosos, no importara como fuese debían escapar, sin más los cinco escaparon del lugar, corrieron lo más rápido que pudieron aquellas cosas, eran realmente fuertes, con solo verlos podían sentirlo no le ganarían ni aunque utilizaran su máximo poder, al salir del lugar fueron rápidamente interceptados por aquellos seres, y al verlos más de cerca notaron quienes eran, excepto uno en particular.

El Team Sonic… o al menos parte de él, eso era lo que eran aquellas cosas, los héroes de Mobius, con solo verlos a los ojos podían ver que estaban mucho más que perdidos, por más que se esforzaran no podían más que sentir maldad proveniente de aquellos seres, Natsumi junto a Zack comenzaron a planear un escape rápido, de aquellas cosas, pero todos los planes tenían fallas importantes, y aunque lo intentasen seguro no lo lograrían.

De repente un sonido extraño invadió el lugar y por alguna razón, los seres comenzaron a gritar mientras se agarraban la cabeza, en una vano intento por aliviar el dolor, a lo lejos admiraron a alguien tocando una flauta, que les estaba haciendo señas con esta, para que lo siguieran, inmediatamente y sin dudar fueron tras el extraño, no tenían de otra y parecía confiable, lo alcanzaron rápidamente ya que este era muy lento para ellos, el extraño los guio hasta una cabaña en lo profundo del bosque, que no tenía ninguna ventana, y estaba muy bien camuflada, sin más entraron rápidamente.

Gracias—agradeció el felino naranja al extraño, era un encapuchado al cual apenas y podía verle la cara, ni siquiera era capaz de verles los ojos bien, y esto se debía a que el lugar estaba un poco oscuro impidiéndole ver bien.

Ustedes no son de por aquí ¿de dónde vienen?—cuestionó el extraño, con una voz que se notaba estaba llena de cansancio y sufrimiento.

Larga historia, ¿pero qué ha pasado aquí?—preguntó el líder de grupo, debía saber las cosas ya, por que comenzaba a confundirse con todo esa locura.

Se desato el infierno…—fue lo unico que dijo el extraño antes de sentarse, en una silla cercana, al parecer más nada les diría—. Se pueden quedar cuanto gusten, pero no me vuelvan a preguntar eso… no quiero recordar—dicho esto se fue, al parecer a su cuarto, ya que lo unico que pudieron ver fue verlo desaparecer en la oscuridad.

Zack bufo molesto solo quería respuestas y al parecer no los obtendría fácilmente, pero afortunadamente aun contaban con el diario de Tails, quizás el zorro haya escrito algo que les indicara que había pasado, aunque si lo pensaba detenidamente, no sabía si quería tener las respuestas, Natsumi suspiro era hora de comprobar que tan acertada había sido su visión, Zeo busco cuatro sillas y las ordeno junto a una mesa algo pequeña, Karin se sentó a la vez que sacaba el diario del zorro de dos colas.

Supongo que es hora de obtener respuestas…—habló Mitsuki con seriedad, a lo cual todos asintieron, sin más Karin comenzó a leer…

—No sé cuánto años viajamos exactamente pero, eso no importa nos enteramos de lo que paso, antes de nuestra llegada, lo que leí en ese diario, todo pareció ocurrir prácticamente igual, tu aparición, así como las de los seres de cristal, también cuando apareció María, la nueva transformación de Sonic, etc… todo casi igual, excepto tú—dijo Zack, mientras apuntaba al felino, y lo miraba con cierta molestia, Jack lo miro esperando a que continuara con el relato ¿Qué fue lo que había cambiado en él?

— ¿Qué paso con Rose?—preguntó preocupado.

—Todo paso igual, nosotros la entrenamos y ella volvió con el Team Sonic, y nosotros nos fuimos, en ese momento fue cuando todo cambio—respondió Natsumi, Zack suspiro y entonces reanudo el relato…

"Todo parecer ir bien en Mobius, a excepción cuando un ser de cristal, ataca ya sabemos sus razones, y es nuestro deber impedir que su plan se cumpla, y podremos hacerlo gracias a Rose, ella se ha vuelto extremadamente fuerte y nos ha dado una gran ventaja, no se quienes sean el Team Z, pero solo puedo agradecerles aunque nunca los vi en persona. Ya tenemos esta guerra ganada sin embargo, Jack actúa extraño últimamente, además de que parece que no se puede controlar últimamente, ya van dos veces desde que ataca a Sonic… sin razón aparente, le he realizado estudios, pero parece no tener nada"

Karin pauso un momento al ver al extraño aparecer en la sala, este se acercó a ellos mirándolos con seriedad.

¿Dónde consiguieron ese libro? ¿Qué paso con el dueño?—indagó el encapuchado, Natsumi se levantó y lo miro a los ojos de forma seria.

Está muerto—dijo sin dudar una milésima de segundo—. Al parecer escribió lo que paso, en este lugar, lo ha matado Sonic.

Eso ya lo sé, a "él" le gusta hacer que los amigos se maten entre sí, así como cualquier ser que tenga algún tipo de lazo, "él" es como un virus, pero este no tiene cura, "él" es invencible, Tails estaba buscando la manera de eliminarlo—musitó el extraño, dejando extrañados a los presentes, sin duda no parecía estar en sus cabales, del todo.

¿Quién es "él"?—preguntó Karin, el extraño acercó una silla a la mesa.

Sigue leyendo—fue lo unico que respondió, al parecer el extraño era amigo de Tails, pero no parecía mostrar algún sentimiento, lo que los hacia dudar, si de verdad, era alguien con sentimientos, si era algún ser vivo…

"Han ocurrido varios asesinatos recientemente, y los seres de cristal han dejado de atacarnos, no sé por qué pero algo me da mala espina de esto, aunque la policía está investigando, hemos decidido comenzar una especie de guardia nocturna, en los alrededores de las ciudades, creo que es una buena idea"

La chica cambio de hoja hasta otra fecha, ya que lo que le siguió solo fueron opiniones y teorías del zorro, respecto al asesino, finalmente dio con lo que parecía ser la continuación.

"Silver… ha desaparecido, simplemente no lo puedo creer Blaze está destrozada, y lo ha estado buscando por todos lados, aun así nadie lo ha encontrado, simplemente desapareció un día, como si fuese borrado de la existencia, han pasado ya varios días pero aun así no hay pistas de su paradero…

No sé qué está pasando, han pasado semanas y en esas semanas han desaparecido aún más personas, los seres de cristal parece que desaparecieron de Mobius, no hay pistas ni nada que indique, donde están esas personas, Silver o incluso nuestros enemigos, el tiempo pasa y temo que más personas desaparezcan, y temo más aun por mi querida Cream…

Aunque haya algo extraño Jack, desaparece muy seguido y eh notado algo extraño en él ¿Qué estará planeando? No entiendo nada. Han pasado dos meses, y el asesino sigue sin ser descubierto, el Team Chaotix ha hecho su mejor esfuerzo pero aun así, no han encontrado nada. Ha desaparecido otra persona más…"

La felina maldijo internamente al ver que la sangre había borrado aquella parte, de la información, sus amigos suspiraron al ver que lo demás estaba al parecer relativamente demasiado borroso.

Diantres, ¿porque nunca nada es fácil, para nosotros?—dijo Zeo, molesto viendo el maltrecho diario.

Quizás, haya un respaldo, Tails acostumbraba a tener un respaldo de sus archivos, quizás el libro tenga algo, permítanmelo—habló el extraño, ellos asintieron en respuesta, luego de unos segundos de que este ojeara las hojas, saco un pequeño chip—, que desgracia, ya no hay nada en Mobius que nos permita ver esto.

Pues estamos de suerte—dijo Karin mostrando su Tablet, el extraño la miro sorprendida, sin duda alguna no pertenecían a ese lugar, la felina metió el chip, y corrió el unico archivo existente, un video.

No entiendo como todo esto comenzó, solo se el comienzo pero no el origen, Jack, su habilidad era una maldición al parecer, las habilidades que absorbía de sus enemigos tenían un inconveniente, el absorber sentimientos negativos, al igual que la energía oscura de los seres de cristal, incluso era capaz de transformarse en uno. Con el tiempo poco a poco fue perdiendo la cordura, primero comenzó matando personas, luego asesino a Silver, la siguiente fue Blaze, pero no la mato… la quebró mentalmente y no las devolvió para que sintiéramos el miedo, el solo recordar a Blaze… era como ver a una persona totalmente diferente luego de que él la secuestro, Sonic no se quedó de brazos cruzados, al igual que los demás él quiso enfrentarlo. Y fue entonces cuando mostro su verdadera naturaleza, Jack murió hace mucho tiempo, murió en vida, solo existía un ser lleno de maldad y ganas de destrucción, simplemente era otra persona, ese día fue cuando comenzó la masacre—relataba el zorro de dos colas, al parecer el video era reciente, al menos de unos días antes, en su mismo taller. Su aspecto era deplorable, y parecía no haber dormido en días, repentinamente comenzó a llorar—, el mato a mi preciada Cream de primera a pesar de no haberle hecho nada, intente… intente protegerla, aún recuerdo cuando la mato frente a mí, intente atacarlo pero era simplemente muy débil como para hacerle algo, él solo reía como si fuera un juego, reía mientras partía el cuerpo de ella en pedazos, mientras regaba su sangre por todos lados, como si fuera un juego…—el zorro comenzó a llorar desconsoladamente, pero luego de unos minutos se calmó—, Sonic peleo con todas sus fuerzas, pero el hizo algo no sé qué pero lo infecto con algo… algo diferente a todo lo demás, un nuevo tipo de enfermedad, le hacía experimentar al infectado una locura y maldad que fácilmente podrían quebrar a cualquier ser, él estaba creando más como él, decidimos abandonar la batalla por ahora e intentar salvar a Sonic… pero tampoco pude salvarlo, se volvió descontrolado y demente, Sonic había muerto en vida, ataco a Shadow, y este aunque peleo termino igualmente muerto e infectado, cada vez que mataban reían desquiciadamente, como si les divirtiera el ver al sangre… eran incontrolable, los tres; Jack, Sonic, y Shadow, usando el poder de las Caos Esmerald destruyeron Mobius… finalmente decidimos acabar con ellos… pero no podíamos porque aun seguíamos creyendo que nuestros amigos seguían vivos, yo me quede, mientras Amy, María, Rouge, Knuckles, el Team Chaotix, incluyendo sorpresivamente a dos erizos que decían eran hermanos de Sonic… no recuerdo muy bien sus nombres solo que iban en compañía de una eriza, muy fuerte… sin embargo, aquellos seres nos engañaron, y nos hicieron creer que aun existía algo de nuestros antiguos compañeros en ellos, los que no fueron asesinados, simplemente fueron infectados y se unieron involuntariamente a aquella locura, Amy fue infectada pero logró escapar algo en ella era diferente, quizás la energía que emanaba la protegió un poco de la infección, sin embargo si le afecto eso sumado a la paranoia la cambio por siempre, incluso comenzó a olvidar muchas, cosas… entre ellas al Team Z, su nombre, su amor por Sonic etc., pero con algunas cosas la hice recordar un poco, ya no hay esperanzas es el fin del universo, la única meta de estos seres es la extinción de la vida misma por mera diversión, están afuera asechándome falta poco, para que entren y o me asesinen o me infecten, sea como sea, no se me ocurre nada que pueda hacer para cambiar este horrible panorama, solo puedo disculparme, no sé qué hacer, simplemente tengo que esperar hasta que se decidan a matarme… Lo siento Amy, te prometí que los devolvería a la normalidad pero al parecer no podré hacerlo— el zorro solo suspiro, mientras se oían pasos acercándose al lugar, sin más corto la grabación, lo último que se oyó fueron sus gritos de dolor, y risas llena de la más pura demencia…

Maldito desgraciado—musitó el felino naranja con odio, intentaba calmarse pero la impotencia era demasiada, estaba seguro eso se expandió a las demás dimensiones, y terminaron destruidas—, ya sabemos lo que pasara, es hora de cambiar la historia…

Si no nos queda de otra—dijo Zeo poniéndose de pie.

La única opción es matar a Jack The Cat, antes de que pueda seguir absorbiendo habilidades—propuso la eriza blanca.

Esperen ¿no es muy excesivo? Digo sabemos que va a pasar debe haber otra solución—mencionó Karin, sin embargo hasta ella dudaba de lo que decía podía tener algo de cierto.

No ellos tienen razón es la única forma—concordó Mitsuki.

Al menos que se nos ocurra otra cosa—habló Zeo de nuevo, pero eso parecía casi imposible—, ¿pero qué paso con Rose?... no me digas, eso es muy cliché saben—les dijo a sus compañeros volteando a ver a la encapuchada.

Esta comenzó a quitarse la capucha revelando que si era de echo Amy rose, pero parte de sus púas se habían vuelto negras, y uno de sus ojos, se había coloreado de negro junto a una iris roja, ellos la miraron sorprendidos, ya que no mostraba expresión alguna al verlos como si estuviera dormida de cierta forma.

¿no nos recuerdas? Somos el Team Z—le dijo Mitsuki, pero ella negó con la cabeza.

No, no puedo recordarlos, sin embargo Tails me dijo que ustedes eran fuertes, si es así deben saber cómo solucionar esto, se los ruego por favor háganlo—les pidió la eriza, que a pesar de que no mostraba expresión alguna, sus ojos les revelaban lo que sentía—, Tails me dijo que si alguien fuerte apareciera le diera esto— la eriza fue en busca de una caja, al abrirla notaron que era información sobre el Team Sonic, así como el diario de los miembros entre otras cosas.

Gracias, este es el plan, volveremos a nuestro tiempo neutralizaremos a Rose, recuerden que aún son amigos en esa época, y cazaremos a ese felino, luego lo exterminaremos… si el Team Sonic se interpone responderemos, no creo que ellos quieran colaborar con nosotros como son héroes, creerán que hay otra alternativa, así que no duden—explicó Natsumi todos asintieron.

Sin más todos salieron de aquel lugar no sin antes de despedirse de esa Rose, luego de unos segundos abrieron el portal, ya antes de que pudieran cruzarlo aparecieron nuevamente esas cosas, esta vez acompañados, del original; Jack. Este último se lanzó al ataque pero fue interrumpido por un poderoso martillazo.

¡¿Qué esperan?!—preguntó Amy Rose, ellos sonrieron antes de cruzar no sin antes escuchar las últimas palabras de la eriza—… Gracias, por darme una pequeña esperanza…

Luego de regresar neutralizamos a Amy y fuimos en búsqueda de Jack, pero luego del plazo que escogimos una hora, se terminara nos comunicamos y decidimos buscar por tres días más, sin embargo aun así no lo encontramos, su presencia había desaparecido de Mobius por el momento.

Cambiar ese futuro era la prioridad y solo les quedaba una opción, ir y preguntarle al Team Sonic, si se negaban no había opción el riesgo era demasiado, debían sacárselo así sea a la fuerza, eso lo sabían todos.

Nos queda solo una opción—comentó Natsumi con su característica frialdad, siendo la primera en hablar desde que llegaron.

Si es la única manera, espero que respondan en paz… si, no lo hacen entonces tendremos que pelear y sacárselos, no me gusta la idea pero si hacia salvamos a todos de un desastre está bien—musitó seriamente, Karin.

Bien lo hacemos por algo bueno, no podrán decir que no ¡Vamos! —exclamó Mitsuki, pero volteo a hacia atrás de ella y noto que los únicos, chicos del grupo estaban, un poco alejados hablando de algo que ellas no lograban escuchar.

Sin más fueron en búsqueda del Team Sonic, pero al final todo término en una batalla, donde no obtuvimos nada de información, pero al parecer te enteraste de nuestros planes y planeaste algo grande, tanto que ni nosotros lo vimos venir, atacaste al Team Sonic, haciendo que fuera como si lo que dijimos fuera cierto, sin embargo te falto actuación y al parecer te descubrieron, nosotros también al final terminamos en la puerta todos…

Zack termino su relato y miro al felino que se mantenía serio y en silencio, no mostraba otra cosa que eso, bueno él tampoco podría decir mucho, si le dijeran que destruiría al mundo, aunque eso ya se lo habían dicho claro.

—Bueno mañana nos vamos—dijo Zeo rompiendo el silencio, Jack solo asintió solo tenía en mente que su sacrificio valía la pena, y si podía salvar al Team Sonic, y a su amiga no le importaba morir.

—Sí y vamos cambiar la historia—musitó Karin con cierta tristeza, realmente parecía que no había otra solución que la muerte del felino.

—Si lo siento Jack—le siguió Mitsuki, sonriendo levemente—, no te lo tomes a mal.

—Tranquilos, supongo que debo agradecerles por esas veces que me ayudaron—comentó con seriedad, le daba cierta tristeza pensar que mañana se iría de Mobius.

—Aun me resulta extraño que nos parezcamos tanto—habló Zack intentando relajar el ambiente, Jack sonrió, a veces eran como dos gotas de agua.

—Si es tonto—habló la eriza blanca, los demás sonrieron, ni siquiera ellos mismos comprenden como era que estaban sonriendo, en esa situación tan extraña.

El resto de la noche transcurrió con tranquilidad hasta que todos terminaron dormidos, mañana seria el día en que se irían de Mobius, y terminarían con su misión, aunque les costó bastante, pero al menos de paso cambiaron un horrible futuro, solo esperaban que todo fuera tan bien como hasta ahora…

Al día siguiente a primera hora antes de que saliera el sol todos comenzaron a despertarse y luego de prepararse, comenzaron a caminar hacia la puerta, Jack veía a lo lejos el extraño portal, preguntándose si podría ver cómo era aquella dimensión antes de morir, miro hacia atrás y noto como poco a poco el sol comenzaba a ascender, los miembros del Team Z se detuvieron de golpe.

—"Zack"—llamó Zeo a su amigo con aquel apodo—, ¿crees que sea posible lo que dijiste?

—No lo sé, pero… vamos a tener que averiguarlo—dijo mientras se daba la vuelta, realmente no podía creer lo que estaba sintiendo, aunque las chicas no tenían ni idea a que se referían ambos.

—Equipo de idiotas, no saben cuándo hay que abandonar—comentó Natsumi dándose la vuelta también.

—Supongo tendremos que pelear enserio esta vez, sus presencias son aún más poderosas, esta vez vienen en serio—mencionó Karin, dándose al igual que su compañeros la vuelta para ver el amanecer y algo más que seguro no tardaba en aparecer, Jack también lo sintió y se dio la vuelta sorprendido por ello.

—Sip sigo sin creerlo, es como verse en un espejo, pero de manera más heroica—habló esta vez Mitsuki, dándose la vuelta finalmente.

A lo lejos mientras el sol asciende, cinco héroes avanzan al frente dispuesto a recuperar dos amigos, con la mirada llena de determinación observan a sus enemigos, los cuales no pueden evitar sonreír, realmente estaba a punto de ocurrir una gran batalla.. Ambos equipos se miran de frente, con seriedad, ahora el destino de Mobius vuelve estar nuevamente en juego…

—Jajajajajajajaja ahora ¿que pasara?—se preguntó cierta eriza negra, admirando el panorama, no podía creer lo que estaba viendo, solo por seguir aquellas presencias tan poderosas, sin duda estaba a punto de comenzar una gran batalla.

—Hump, así que has tomado una decisión muy arriesgada ¿no es así? Solo queremos evitar ese futuro tan caótico, erizo—preguntó el felino de nombre Zack.

—Me importa un comido ese futuro… ya que en este preciso momento pienso cambiarlo, comenzando por derrotarlos a ustedes—comentó con una voz llena de determinación, su enemigo solo gruño en respuesta, dos equipos con diferentes puntos de vistas están a punto de combatir para decidir de una vez por todas el futuro de Mobius…

Hasta aquí el capítulo, la razón de por qué tarde tanto es que no tenía internet 7-7 el Team Sonic vs El Team Z, ¿Quién ganara? Ya se verá, espero que les haya gustado.

Preview; ¿Un gran torneo se pone en marcha?

Capítulo 24: Telekinesis vs Tierra.