Tabla Burn para Notas oscuras:

9. Si es así, cuando yo baje, veré cómo te quemas.


Nutrición


El calor era abrasador. Kido pidió a Kano que fuera a pagar el arreglo del aire acondicionado.

—¿Vas a usar esas botas?

—Me hacen más alto y sexy. —explicó con aire de resignación, encogiéndose de hombros. —Pero no te preocupes, tampoco es que me voy a olvidar de ti, sólo porque me sigan todas las chicas de la ciudad. —prometió, guiñándole el ojo a Kido, que se sonrojó y fue a lavar los platos del desayuno con la vista gacha.

—¿Sabes? Deberías beber más leche si quieres crecer. —le dijo ella por encima del hombro, antes de desaparecer por la puerta de la cocina.

—Si, es cierto…—contestó, ahogando una carcajada. —¿Escuchaste a la Comandante, Seto? —murmuró poniendo aún más colorado a su hermano que a la chica que acababa de dejarlos solos.

—Cállate. —le pidió ahogadamente, por encima de su celular, Kousuke.

—Hazte cargo. Es por tu culpa si no me alcanza…