No sé cómo poner notas en esta plataforma, soy un fracaso. Solo quiero decirles que nunca me había animado a escribir algo basado en la historia original de Naruto, desde el 2007 que escribo fics siempre he realizado AU. Así que espero no echarlo a perder.

Cap. 1 Yo soy el equivocado.

Cuando desperté me sentí tan extraño que por un momento pensé que estaba muerto. Miré a mi derecha esperando encontrar el rostro de mi mujer, pero en vez de eso Hatake Kakashi me miraba con suma atención, parecía haber vuelto a su juventud, por lo menos 15 años. Tuve que parpadear varias veces seguidas para asimilar la vista. Frente a mí un grupo de varios jóvenes estaban sentados en sus pupitres, como si esto fuera la academia ninja, sin embargo no se veían tan niños, más bien parecían jóvenes. Traté de sentir mi chakra, pero todo parece inútil es como si no tuviera nada, o por lo menos no pudiera manejarlo. Regresé mi mirada a Kakashi.

Vamos Naruto, si no eres capaz de resolver esto puedes volver a tu asiento

Giré mi cabeza y detrás de mí se encontraba un pizarrón y en él una cosa extraña con equis y yes combinadas con números ¿Qué carajos era eso? ¿Qué estaba pasando aquí?

— Anda, anda, a tu asiento.

Kakashi me señaló un lugar hasta atrás del aula, ahí vi con asombro una pelirrosa ¡Es Sakura-chan! Me lancé corriendo a su lugar, ella abrió sus ojos jade con sorpresa.

— ¿Qué diablos estamos haciendo aquí?

— ¿De qué hablas? ¡Estamos en clases idiota!

— ¿Clases?

Me giro la cabeza y todo el salón nos observa, la mayoría de rostros no son reconocibles para mí, vuelvo mi vista a Sakura, ella me observa como si hubiera perdido los cabales, detrás de ella me percato de la presencia de Uchiha Sasuke, es como si el tiempo se hubiera detenido. Ellos dos deben tener unos 18 años, tal vez menos ¿Y yo?

— Hey Naruto, deja de hacer el ridículo y siéntate.

Sigue siendo el mismo patán, pero significa que nadie más se da cuenta que algo raro está sucediendo. ¿Dónde estoy? Lo último que recuerdo es estar en la habitación con mi esposa, teníamos una conversación trivial, cuando salió el tema de nuestro romance, no sé cómo llegamos a un punto en el que discutíamos si en otra vida nos hubiésemos enamorado igual, nos quedamos dormidos mientras fantaseamos con una vida alterna. ¿Acaso algo había pasado por esa conversación?

Veo como Kakashi me ordena sentarme, no puedo con esto, necesito respuestas, salgo disparado del salón, todo es tan nuevo que no puedo reconocer donde estoy. Hay muchos pasillos, varias puertas con números y letras, pero lamentablemente no entiendo a qué se refieren.

— ¡Naruto! Está prohibido correr en los pasillos. ¡Detente ya!

Su voz me hiela la sangre, podrán pasar siglos pero yo reconocería esa voz siempre. Trago saliva con dificultad. Me doy la vuelta, sus ojos perla me miran con un reproche en ellos, su cabello largo sigue igual que la última vez que le vi. Es como si el tiempo para él jamás hubiera pasado.

— ¡Neji! ¡Neji!

No pude con mi euforia, lo abracé y él mostró mucha sorpresa en mi acto. Trató de retirarme, pero las lágrimas por un pequeño instante parecen querer salir de mis ojos.

— ¡Los niños estarían tan felices de conocerte! Hubieras sido su tío preferido, bueno, su único tío… ¡Hinata les habla tanto de ti! ¡Eres el héroe de Himawari!

Por fin siento un fuerte empujón, su mirada demuestra suma confusión.

— ¿Niños? ¿Hinata? ¡Pero qué demonios! ¿Qué te pasa?

Me siento estúpido actuando de esa manera, Neji tampoco debe entender qué demonios está pasando. Soy el 7mo Hokage de la aldea de Konoha, el ninja más fuerte y guapo. Estoy casado con su prima desde hace 15 años y tenemos 2 hijos, además de que él murió hace casi 18 años. ¿Cómo podría creerme todo eso?

Le hago una reverencia y comienzo a huir de él. Neji, Sakura y Sasuke están aquí, pero ninguno sabe qué está pasando, todo es tan normal, además, esto es como una escuela, pero no hay ninjas, tampoco puedo usar mi chakra. ¿Es esto otra dimensión? Si todos ellos están aquí, ella también. ¿Y si los dos fuimos atrapados en un genjutsu? Giro apresuradamente en una esquina, y la veo a unos pocos metros, está parada junto a las escaleras hablando con Kiba. Su cabello llega a su cintura y está vestida como todas las demás mujeres del lugar, con una falda azul marino, una blusa de manga larga y un moño rojo en su cuello. Jamás había visto a Hinata con una falda tan corta, mi mente empezó a volar antes de que pudiera parar, Kiba fue el primero en verme, abrió los ojos esperando que me detuviera, me frené justo frente a una admirada chica.

Se veía tan tierna, estaba tan joven que en el acto me recordó a nuestros primeros años de noviazgo, el corazón me retumbaba sin cesar.

— ¡Hinata! Que gusto me da que estés aquí también, pensé que me estarías buscando ¿recuerdas la conversación de anoche antes de dormirnos? ¡Algo tiene que ver con esto! ¿Los niños están contigo? Tenemos que hallar la manera de salir de aquí.

La tomé de los hombros y clavé mi mirada en la suya, sus ojos perla se abrieron de par en par y empecé a notar que se estaba sonrojando, sin salir de su estado de shock.

— ¿Niños? ¿Anoche?

No podía ser, esa no era mi Hinata. ¿Dónde estaba entonces mi mujer? Ella empezó a ponerse totalmente roja, sabía lo que seguía, sin dudar se desmayaría, no quería problemas con la Hinata de este genjutsu por lo que sin pensarlo me tiré al suelo de rodillas y agaché mi cabeza.

— ¡Perdóname! No debes entender nada de lo que estoy diciendo — cierro los ojos con fuerza, estoy haciendo el ridículo dentro de una fantasía, pero si ni siquiera Hinata entiende qué está pasando significa que estoy completamente solo y atrapado en este lugar, alzo la cabeza en un rápido movimiento, quiero mirarla a los ojos, no sé cuál sea nuestra relación en este plano — ¡Soy un idiota Hinata! — cuando abro los ojos hay una oscuridad extraña, de pronto vislumbro… ¿panties? ¿ehhh? Escuchó un fuerte grito, es mi mujer. Me levanto y entonces me doy cuenta que de alguna manera estaba debajo de la falda de Hinata.

De pronto siento un fuerte golpe, no importa dónde ni cuándo, pero sé que es Sakura-chan.

— ¡Idiota! ¿Qué diablos haces frente a tu novia?

¡Hinata es mi novia! Por lo menos eso seguía igual en esta dimensión, mi chica perlada estaba más roja que un semáforo, pero su expresión era de molestia, no podría confundirla por nada. Probablemente estaba muy avergonzada.

— Lo siento, no sé qué está pasando, vamos Sakura, tú debes saber, libera el genjutsu, eres la mejor para hacerlo ¡Por favor!

— ¡No sé qué tipo de excusa es esa para disculparte por ver la ropa interior de otra chica conmigo tu novia justo frente a ti!

¿Qué? ¿Qué acaba de decir? Mi novia…¿Sakura? ¿Y Hinata? Volteo a verla, ella tiene unas cuentas lágrimas acumuladas en sus ojos, pero más que nada se ve molesta, muy muy molesta.

— ¡Lo siento Sakura-san! Todo fue un malentendido, discúlpame.

Hinata se inclina ante Sakura mientras le pide perdón. Yo estoy completamente confundido, Kiba completamente furioso me da un golpe en el rostro. De verdad, esto me está matando ¿Qué es todo este alboroto?

— No te disculpes Hinata, es culpa de éste.

— Sakura-chan ¿Y Sasuke? ¿No estás tú…y él?

— ¿Pero por qué metes a Uchiha-san en esto? ¡Basta Naruto! Ustedes ni siquiera se toleran.

Había muchas incongruencias en este lugar, Sasuke y yo no somos ni siquiera amigos, Sakura es mi novia y le habla por su apellido al Teme, Hinata parece desconocerme y además esta molesta conmigo… y Kiba… ¿Qué pinta Kiba?

— Vámonos Hinata, Naruto ni siquiera es capaz de pedir disculpas

Su voz me irrita ¿Cuándo él y yo nos llevamos tan mal? ¡Jamás!

— ¡Hey! Pedí disculpas, yo…

— No a Hinata, sino a mí — dijo exasperado — Ella es lo más preciado para mí y no voy a dejar que la sigas lastimando.

¿Preciado? Claro, si son como hermanos. O eso es lo que quiero pensar porque entonces él rodea con sus brazos la cintura de mi esposa ¿Pero qué se cree? Y ella se sonroja. ¡Hinata! ¿Cuándo tú me has cambiado por por…? ¡Basta! Este no es mi mundo, pero todos están aquí… y ella no es mi esposa.

Entonces, como si el mundo se me estuviera desmoronando aparece la voz de mi conciencia, pasando frente a nosotros está Shikamaru, va con la mirada perdida hacia lo que aparentemente son los baños. Necesito explicaciones y no hay nadie mejor que él para ayudarme, corro detrás de él y escucho la voz de Sakura reclamarme pero no hago más caso, necesito ayuda.

Cuando entró corriendo, noto en su mirada mucha sorpresa, lo acorralo detrás de la puerta y entonces él bosteza, sigue siendo el mismo.

— ¡Nara Shikamaru! ¿Verdad?

Él asiente.

— Tú eres Naruto ¿o me equivoco?

Al parecer aquí no tenemos una buena relación. Suspiro como si mi única esperanza se estuviera desvaneciendo.

— Shikamaru, tú eres mi brazo derecho, la voz de la razón en mi conciencia, un gran y preciado amigo.

Él alza su ceja con incredulidad. Yo no sé ni siquiera como empezar esa conversación, no tengo idea como expresarme para que él me crea la iverosímil historia. Me volteo tratando de recuperar fuerzas y entonces me doy de frente contra el enorme espejo del baño. Soy yo, y no soy yo. Parece que tengo 18 años, llevo el uniforme escolar, una ridícula banda en la cabeza y una capa que está muy fuera de contexto. Y entonces grito.

¡He rejuvenecido 15 años! Y no solo eso, ese no soy completamente yo. ¿Qué ha pasado con mi cuerpo?

— No eres de aquí ¿verdad?

Su pregunta me desconcierta. ¡Siempre tan inteligente!

— ¿Cómo lo sabes?

— Por tu actuación de hace rato, ese no es el Namikaze Naruto que esta escuela conoce.

— Mi nombre es Uzumaki Naruto, no sé cómo llegué aquí, actualmente tengo 35 años, soy como el líder de mi aldea… y conozco a muchas de las personas que están aquí pero con ninguna tengo la relación que tenía en mi hogar.

Shikamaru me mira con cierto aire de incredulidad, se rasca la barbilla, me recuerda tanto al Nara que me regañaba por mis actos sin pensar y que desde joven depositó su confianza en mí.

— Llámame loco, y si estás jugando una broma no tiene nada de gracioso, pero puede tratarse de un salto espacio-temporal. El mundo está dividido en dimensiones. Tu dimensión es una diferente a esta. ¿Cómo se llama de dónde vienes?

— ¡Eso es lo que hacía Kaguya! — Exclamé eufórico — eso tendría mucho sentido, yo vengo de Konoha, la aldea oculta entre las hojas, somos una comunidad de ninjas, yo soy el líder.

— En este mundo no existe nada como eso, significa que definitivamente no es solo un salto de tiempo, sino entre dimensiones. Si lo que dices es verdad — se recargó en la puerta de entrada — Las personas con las que tienes relación en tu dimensión también coexisten aquí, pero sus lazos son de una manera un poco diferente. Tu y yo nunca hemos hablado, pero acabas de decirme que mi otro yo es tu mano derecha.

Asiento con la cabeza, no podía defraudarme el Shikamaru de esta dimensión. Él suspira con mucha pesadez.

— Bueno, esto es muy problemático, te deseo mucha suerte.

Él comienza a lavarse las manos mientras yo me quedo atónito. ¿Por qué tenía que toparme con un Shikamaru tan poco comprometido? ¡Ah es cierto! Él siempre ha sido así de joven….

— ¿Estás saliendo con Sabaku no Temari?

Suelto de pronto, él abre los ojos de par en par, me voltea a ver y después se lava la cara.

— No me digas, en tu dimensión estoy enamorado de ella.

— Pues sí, están casados y tienen un hijo.

Él se queda estupefacto.

— ¿Casados? Pero… no, eso no es posible.

— ¿A qué te refieres?

Él toma aire de una manera casi frenética.

— Yo estoy enamorado de esa mujer, pero no tenemos nada, de hecho nos llevamos como perros y gatos.

— Pues en mi dimensión también se llevan así.

Shikamaru se lleva la mano a la cabeza y se la rasca con un poco de preocupación.

— Bueno Naruto de otra dimensión, expícame sus relaciones, la de todos los que conozcas que hayas visto hoy… hay algo que necesito comprobar.

— Pues no es muy difícil. Todos nosotros nos conocimos en la escuela, aprobamos nuestros exámenes para hacernos ninjas el mismo año y por ello somos muy amigos. Mi mejor amigo es Uchiha Sasuke, sin embargo casi no pasa tiempo en la aldea, está casado con Haruno Sakura y tienen una niña de la edad de mi hijo, son mis dos mejores amigos en todo el mundo, casi mis hermanos aunque Sasuke sea un idiota y un prepotente, tú eres mi mano derecha, mi consejero y el más inteligente de toda la villa estás casado con la hermana de uno de mis más grandes amigos, Sabaku no Gaara quien es el líder de la villa vecina, su hermana es Sabaku no Temari y su hermano Kankuro. Kiba, Shino, son igual compañeros y grandes amigos, a ellos no los he visto en esta dimensión aún igual que a Chouji quien se casó con una chica muy agresiva llamada Karui, y a Yamanaka Ino, ella está con uno de los integrantes de mi equipo, Sai. Luego está el equipo que nos lleva un año, Rock Lee, Ama Tenten y mi cuñado Neji quien quiso mucho a su prima, él murió en la 4ta guerra ninja protegiéndome a mí y a Hinata, hace ya 18 años y… y luego está Hinata, es la persona más importante en mi vida, mi esposa desde hace 15 años, tenemos dos hijos y bueno, nos amamos mucho… yo… he crecido sin conocer lo que es una familia, mis padres murieron el día en que nací…

— Definitivamente esto no tiene mucho sentido tomando en cuenta lo que me dices — me interrumpió de golpe — aquí sus relaciones son un poco muy distintas, pero solo las tuyas, todos nos conocimos cuando íbamos en la primaria pero tú nunca te acercaste a nosotros como amigo, yo si quiero estar con Temari, Ino está empezando a salir con Sai, Chouji acaba de conocer a una chica de nombre Karui hace un par de días en un restaurante de comida, Neji adora a su prima, es sobreprotector a morir, pero todo lo demás que gira en torno a ti está cambiado, tú no te llevas ni un poco con Sasuke, de hecho aparentemente se odian a muerte, tus padres están vivos, los he visto venir a las juntas, el Naruto de esta dimensión rechazó a Hinata hace unos meses, ella se confesó cuando estabas metido en una pelea callejera y no solo nunca le respondiste sino que al poco tiempo empezaste un noviazgo con la Haruno, aunque toda la escuela sabía que ella estaba enamorada del Uchiha.

— ¿Qué? ¿Pero qué clase de estúpido soy en esta dimensión? ¡No puede ser más que en la mía! Porque significa que yo soy quien está equivocado aquí… es decir, si Hinata se me confesó es porque me ama, si Sakura ama a Sasuke es porque siempre ha sido así y si Sasuke le hace feo es porque él es así. ¡Yo soy el que está arruinando todo en este mundo!

Shikamaru me miró atento, tal vez examinándome, tal vez analizando más lo que estaba pasando.

— Tendría mucho sentido que todas las relaciones de tu dimensión se reproduzcan con mucha semejanza en ésta. Las dimensiones son paralelas, pero son como un espejo, todo se refleja casi igual. Tienes razón, todos sentimos lo mismo que las personas de tu mundo, la diferencia es que aquí tú no actúas igual.

— ¿Hay manera de regresarme a mi dimensión?

— Ninguna que yo conozca, tendríamos que buscar algo por aquí. Al parecer lo que sucedió es un cambio de cuerpos, si tú estás aquí atrapado en el cuerpo del Naruto de esta dimensión, éste estará en tu cuerpo.

— ¿QUÉ? No puede ser… ¿Cómo es Naruto con Hinata?

Me sentía tan estúpido hablando de esto en tercera persona.

— Fatal, aunque Hinata lo amaba mucho él fue muy grosero con ella, era un patán a decir verdad, ella se fue alejando y él parece odiarla, siempre se la pasa repitiendo "Sakura-chan" y bobadas así.

— ¡Esto no puede ser!

— ¿Por qué?

— Si ese estúpido que se hace llamar como yo está con mi Hinata en mi cuerpo ¡Puede destruir mi matrimonio! Tengo que volver a mi mundo, si lastima a mi esposa ni por ser yo mismo lo voy a perdonar.

[…]

Siento un fuerte dolor en el cuello, parece que me he golpeado con algo, aunque eso no tendría sentido, lo último que recuerdo es estar frente al grupo resolviendo un problema de matemáticas, y de ahí, nada. Voy a quedar como un estúpido frente a mi adorada Sakura y frente al idiota de Sasuke. Abro los ojos y me encuentro de frente a alguien que me mira con mucha incredulidad.

— ¿Te sientes bien?

¿Quién se cree esta persona para hablarme así? ¡Nunca nos dirigimos la palabra! De todas las personas con las que pude encontrarme en un momento así tiene que ser esta. ¿Por qué se ve más grande de lo que recuerdo?... miro alrededor y nada de lo que veo lo reconozco. ¿Dónde diablos estoy? ¿Qué hago aquí?

Me empiezo a enojar y de pronto siento en mi mano algo que va creciendo ¿Qué clase de cosa es esto? Es como si mucha energía se fuera almacenando en mi mano de una manera incontrolable. ¿Qué es esto? ¿Qué debo hacer?

— ¡Hey! ¡¿Qué estás haciendo?!