Sin saber que hacer y a pasos que Sasuke desapareciera a través de la puerta el grito de Himawari alerto a los adultos en el jardín. Pero, un poco tarde.
Cuando llegaron a la escena Sakura ya había desaparecido.

Èl sabia que se encontraban en un tiempo diferente, que la aldea como tal tendría sus cambios y no se sorprendio al ver el rostro tallado de Naruto junto al de los otros Hokages, pero no tenia tiempo para eso tenia que encontrarla rápido. Tenia miedo, lo sentía expandirse dentro de su ser.

"miedo a perderla"
"miedo a no poder hablar con ella"

"no tenerla frente a el"

"no escuchar su risa otra vez"

"aquellos ojos verdes tal vez no volverían a verlo y toda la amabilidad, ternura. Todo el amor se iría con ellos".

Colerico y sintiendo los mareos propios de la técnica que había realizado para llegar al lugar trato de concentrarse y buscarla…

Salto de tejado en tejado, corría a toda velocidad viendo en todas las direcciones posibles.
"nada"

Estaba a punto de gritar de frustración cuando…

"te encontré"

El alivio, la preocupación y ansiedad por verla impulsaron su pasos hasta caer en una residencia y frente a el, a través de la puerta de vidrio la vio; riendo relajada junto a unos niños…

El mareo otra vez lo hizo tambalear… Y el alivio pronto se convirtió en enojo, en verdad había pensado lo peor y allí estaba, riendo, charlando con esos niños sin que nada pareciera preocuparlos.

"Tan molesta"

y el tan preocupado…

El impulso lo hizo acercarse al ventanal atravesarlo y quedar frente a frente a la pelirosa.

"aléjate de ella, ahora"
Una niña… cruzándose entre ellos, la iba a apartar fácilmente hasta que vio las crestas del sharingan en los ojos de la morena, quizá que cosas ahora serian diferentes pero no perdería el tiempo preguntando su origen. Tenia que llevarse a Sakura ahora, así que paso de ella como si no existiera.

"Sasuke-kun, tu… eh?!"
no la dejo terminar, ya la cargaba sobre sus hombros y aunque ella se quejo no pensaba soltarla.

"¡¿Espera donde la llevas?!
nuevamente la niña, ni siquiera hablaría con ella. Estaba agotado y Sakura no le estaba poniendo las cosas fáciles, algo trataba de decirle pero el no pensaba escucharla hasta que estuvieran seguros y pudieran aclaran algunas cosas…

un paso y ya no estaban en la residencia, si no que en un oscuro y húmedo cuarto de piedra…
El Templo Uchiha.

En menos de un segundo llegaron a la escena pero Sakura ya había desaparecido. Boruto y Himawari gritaron/ lloraron por la emoción de ver a su padre despierto, se lanzaron hacia el sin piedad alguna y su madre les recordó que el aun estaba delicado de salud por lo que tenían que ser considerados aunque muy en el fondo Hinata deseaba unirse a ese abrazo tanto como ellos, pero ya tendrían tiempo para eso.

"Sarada, ¿qué sucedió?" La voz de su padre la saco de sus pensamientos y cuando reacciono comenzó a escupir las palabras ya que su mente aun se encontraba confundida.

"Tu viniste, pero no eras tu, es decir, viniste por ma… Sakura-san, te la llevaste. Es decir se la llevo! Tenemos que ir por ella!"

Se acerco y tomo a su hija de los hombros para tranquilizarla mientras todos esperaban los que el tenia que decir.

"Esperaremos aquí"

"que!?".- El coro de voces sorprendidas no tardo en llegar.

"por lo que entiendo se han llevado a Sakura-chan y no haras nada?, es tu esposa idiota!".- Grito un exaltado Naruto.

"De hecho ella no es su esposa viejo"

"are?" la confusión adorno el rostro del hokage, no. Su hijo debe estar mal.

"Boruto tiene razón, esa Sakura no es la Sakura de Sasuke-san"- Su esposa también!?.

"Pero Hinata, como que Sakura no es Sakura"

"hay mucho que explicar Dobe, pero tengo buenas noticias. Vamos a la sala, te explicare todo lo que paso".

Con la mirada mas seria, Naruto se levanto con cuidado siendo apoyado por sus hijos comenzando a avanzar a la sala a la espera de Sasuke. Dejándolo a el y a Sarada en la cocina.

"Padre…"

"tranquila, EL tarde o temprano hubiera llegado a buscarla"

Sintio que el aire la abandono por un segundo completo. De pronto sintió como era sostenida firmemente y acunada como si fuera una niña pequeña a la que pronto regañarían… aun seguía confundida… ¿qué era lo ultimo que recordaba?

"Sasuke"

Sus ojos se abrieron chocando directamente con sus ojos negros, y en ese momento el aire volvió a irse. Estaban tan cerca, vio su rostro y no pudo evitar tocarlo… apoyo su mano en la mejilla del hombre frente a ella y contrario a lo que pensó, el no la aparto. Sintió la mano de el sobre la suya manteniéndola en su lugar… su corazón dio un vuelco cuando el cerro los ojos, apretó su mano y escucho un débil "te encontré" salir de su boca.

"Por Kami, Sasuke-kun volviste".- la emoción se le atoro en la garganta, sentía que se ahogaría pero allí estaba el, frente a ella. Por fin después de tanto tiempo, tantos días tantas veces que pensó en el. Estaba allí… "no puedo creerlo, estas aquí".

El moreno abrió sus ojos cuando escucho esto ultimo y en un movimiento rápido se vio rodeado por los brazos de la pelirosa quien se apego a el como si tuviera miedo a caer y el fuera lo único que la mantuviera segura… su pulso se acelero cuando sintió el olor de su cabello y aspiro mas profundo ese aroma que añoraba desde hace tanto tiempo.

"Bienvenido, Sasuke-Kun".- susurro cerca de su oído aun sin separarse de el ni un poco.

Tomando valor el Uchiha rodeo su cintura con su brazo acercándola aun mas a su cuerpo, dejándose llevar por primera vez en su vida…

"Estoy en casa, Sakura".-

Estaba tan feliz, oh por kami lo había extrañado tanto, deseaba tanto verlo y estar con el no de esa manera, pero era definitivamente mucho mejor a como ella lo había imaginado, había logrado encontrarla y llegar y…

"momento"

"¿Pero como fue que llegaste?".- pregunto quedando frente a frente a el y sin percatarse lo cerca que estaban el uno del otro. Y aun tan cerca, el moreno sonrió de lado haciendo que la sangre de su cuerpo de alborotara.

"En el templo Uchiha tenemos un pergamino que permite al invocador viajar entre espacios extracorpóreos, es bastante complicado y utiliza una gran cantidad de chakra poder lograrlo".- Asique así fue como Sarada pudo hacerlo.

"lamento que te hayas tomado tantas molestias para encontrarme".- su risa la saco de sus pensamientos…

"créeme, iría hasta el fin del mundo solo para encontrarte".- de repente su semblante cambio a uno de completa seriedad. "Sakura tengo que decirte…"

"Creo que necesitamos regresar".- dijo separándose velozmente de el, sintiendo de inmediato como la calidez del cuerpo de Sasuke se desvanecía… bajo la mirada, no quería escuchar las palabras que el diría, lo mas probable es que serian la respuesta que ella tanto espero, aquella que diría "gracias pero es mejor seguir como compañeros" y prefería no escucharla por que le rompería el corazón.

"Sakura escucha".- pero la pelirosa fingió no escuchar.

Un momento, ellos tendrán una hija, se casarían. Por lo tanto EL llegaría a amarla como el Sasuke de esa época amaba a esa Sakura. OH!, el Sasuke de esa época.

"Sakura?, estas bien?.- se acerco a ella y la tomo del hombro sacudiéndola un poco.

Se habían besado, ella con el Sasuke de aquella época. Y en ese beso había tanto sentimiento y añoranza que… no pudo evitar mirar la boca del Sasuke frente a ella… todo aquello… quería saber si con ese Sasuke seria así también…
acaso Sasuke llegaría a sentir amor por ella?.-

¿En que momento se había acercado tanto a el?, no sabia como interpretar su rostro… pero sentía la mirada de ella en su boca y subir después a sus ojos como esperando una respuesta…

instintivamente el también miro los labios de la pelirosa y nuevamente su rostro… y si la besaba?, ¿seria muy malo hacerlo antes de confesarle sus sentimientos?. Entonces Ella bajo la mirada reuniendo valor. "Sasuke-kun… yo…"-

Cuando levanto el rostro, sonrojado y con los ojos brillantes por la espera Sasuke no pudo mas. Soño con ese momento y con la posibilidad de que ocurriera tantas veces, maldición casi la había perdido.

Necesitaba sentirla, no podía dejar pasar un segundo mas sin experimentar besar a Sakura Haruno.

Y lo hizo, la beso.

Estaban tan cerca y el roce de sus labios primero inseguro pronto se volvió firme, aunque era inexperto en cuanto a la técnica quería dejar de pensar y enfocarse en su dulce boca, en lo suave de sus labios y…

Ah…- un leve suspiro salió de la boca de la chica y eso acabo por consumirlo.

Aprovechando que ella entreabrió su boca metió su lengua y su brazo rodeo su cintura. Terminando por acorralarla entre el muro de piedra y su cuerpo. Suspiros también comenzaron a salir de su boca entre cada beso y caricias que ella ahora le entregaba, acariciaba su cabello, sus manos recorrían sus hombros, su cuello.

Necesitaba mas, mas de ella, mas de ambos. Al parecer ella tuvo el mismo pensamiento ya que cuando el metió la mano por debajo de su polera alzo ambas piernas enrollándolas en la cintura del muchacho dándole un total acceso a su cuerpo…

Hasta ahora nunca había extrañado su otro brazo, lo necesitaba tanto ahora… quería tocarla, seguir besándola y dejarse envolver por el perfume de su piel. El aire se iba de sus pulmones y cuando se separo un poco para poder respirar se encontró de nuevo con esos ojos que lo siguieron tantas noches, con ese hermoso color jade…

maldición…

Lo amaba…
La amaba…