Disclaimer: El mundo de Aldnoah Zero y sus personajes pertenecen a Olympus Knights y A-1 Pictures. Hago esto sin fines de lucro o derivados.

Pareja: Inaho x Slaine

Advertencias: AU. Contenido homosexual explícito. Drabble.

Tonos

by

Crosseyra


Dedicado al fandom de Aldnoah Zero Yaoi


Slaine se paró en seco, sonrojado hasta la médula, con la bolsa con panecillos dulces colgándole de los dedos como un peso muerto. Apretó la boca; los labios temblándole; mientras Inaho Kaizuka, su actual pareja, hurtaba un bollo del costal y se lo engullía de un mordisco.

Su cuñada Yuki no estaba en casa; eso es lo que le escuchó decir a Inaho en el momento en que cruzó el umbral de la puerta principal del departamento. Hasta allí todo bien; de todas formas había pasado una semana desde que se habían visto, y el sexo con Inaho siempre era bueno. El conflicto interno de Slaine vino cuando el inexpresivo Inaho, valiéndose de esa neutralidad tan natural suya, lanzó la bomba.

"No tienes la pinta de un activo".

Inaho lo murmuró sin pensar, un comentario al aire, lo suficientemente fuerte para que Slaine fuera capaz de oírlo. La confianza de Troyard se vino abajo en un parpadeo, y sintió la cara hirviendo de tan solo imaginarse lo estúpido que sonaría el intentar rebatirlo cuando sabía perfectamente que era verdad.

A Slaine le gustaba ser el pasivo.

Pero, ¿que no servía como activo? Quería probar lo contrario.

De verdad quería.

Inaho le miró de reojo, con el panecillo a medio comer en la boca, y rozó levemente el brazo del rubio para llamar su atención. Slaine se giró apenas, desviando la mirada a un punto invisible en la pared. Kaizuka sonrió de repente, con esa inocencia suya que extrañamente le quedaba de lo más bien, y rodeó la cintura de su pareja con aire coqueto.

—No digo que no me guste la idea de yo ser el pasivo. —aclaró, apretando ligeramente las caderas del muchacho con tono monótono. —Pero tienes que admitirlo. —espetó, masticando un panecillo dulce ante la mirada incrédula y consternada de Slaine. —No tienes madera de activo.

Quizás tenía razón.

El punto era que Slaine no quería serlo. Le encantaba que Inaho lo llenara, pero ni en un millón de años lo admitiría en voz alta.

Suspiró, nervioso a más no poder, y en un impulso dejó caer la bolsa con los panecillos al suelo para echarle los brazos encima a Inaho y besarlo con hambre. El muchacho correspondió, arrancando las ropas de Troyard a medida que avanzaban con pasos torpes y tambaleantes hacia la habitación de Kaizuka.

Después de todo la conversación unilateral fue suficiente para subir un par de tonos.

Slaine siempre sería el pasivo.


Voy en el capítulo ocho recién de Aldnoah Zero, pero de verdad tenía que escribir algo de estos dos. Inaho me mata; demasiado lindo. Slaine tiene toda la pinta de uke, ¡Se sonroja muy fácilmente! Es un amor.

Espero poder sacar algún otro trabajo más largo de este par que me enamoró al instante.

Producto registrado por Crosseyra's Company S.A.

Todos los derechos reservados.