Género: Drama/Comedia

Rating: T

Sinopsis: Elsa busca retribución por algo que Hans robo de la habitación de su hermana, encontrando en el camino alguno de los gustos particulares de este.

Ley de Murphy: Es más fácil obtener perdón que permiso.

. . .

Soy el rey.

. . .

Elsa se encontraba escondida en el armario de un chico que solo conocía de nombre y en el dormitorio de hombres del internado mixto donde asistía.

Los nervios y el temor de ser atrapada se la comían.

"Tranquilaste Elsa, todo va a salir bien lo único que tienes que hacer es robar la prenda intima de ese tal Westergard y colgarla en el asta bandera del patio principal. Es muy fácil, muy fácil —pensaba llena de nervios por temor a ser descubierta— recuerda que esto lo haces por Anna —recordó para darse valor."

El líder del dormitorio de los chicos Hans Westergard se había escabullido ayer en la noche y había osado a robar uno de los sostenes de su hermana menor para ponerlo en exhibición en el estante de trofeos que se encontraba en el pasillo principal de la escuela donde todo el mundo lo vio.

Ella por su parte podía haber dejado pasar de largo esa broma, porque en fin y al cabo nadie sabía quién era la dueña del sostén rosado con estampado de fresas, solo era de conocimiento popular que había sido sacado del dormitorio de las chicas.

Hasta ahí todo estaba bien, pero que le robara a Olaf su muñeco de nieve de peluche que le había regalando a su hermana cuando eran niñas y se había traído de casa porque no podía dormir sin él, no lo perdonaba.

Ese peluche era un objeto muy importante para Anna e iba a recuperarlo junto con un bonus: La venganza.

¡Nadie le hacía daño a su hermanita, sin pagar las consecuencias!

Normalmente era una chica muy tranquila, seria y reservada. No le gustaba meterse con nadie, pero cuando se trataba de Anna, era capaz de todo.

Miro entre las persianas con los párpados entrecerrados mostrando un gesto astuto buscando moros en la costa, o algún sonido que le indicara que alguien se acercaba a la habitación donde cual ladrón, se había escabullido esa tarde escalando por la ventana.

Por lo que sabía ese tal Hans se hallaba en clases, lo había revisado dos veces en el horario de asignaturas de su grupo.

Con mucha cautela andando de puntitas para no hacer ruido salió del closet y fue directo al escritorio donde tenía a Olaf secuestrado y lo metió en su mochila.

"Bien, paso uno listo. Ahora a buscar algo comprometedor para humillar ese chico con aires de princeso, que se creía con el derecho de entrar a robarle las cosas a su hermanita y hacerla llorar cuando se dio cuenta que Olaf no estaba."

Fue directa al buró, donde estaba segura que ese cretino guardaba la ropa interior. Abrió el primer cajón.

"¡A ver si te gusta que te roben los calzones!" pensó molesta.

Sus ojos se abrieron ante la sorpresa que encontró, nada la habría preparado para lo que vio.

Comenzó a boquear como pez fuera del agua y su níveo rostro muto a rojo intenso en segundos.

El mentado cajón estaba lleno de condones, revistas porno asiáticas, esposas, una fusta, una cosa que parecía un anillo de plástico grueso; pero era muy grande para algún dedo de la mano.

Elsa dio un grito mudo, al entender para que servía ese anillo grande al vuelo y casi se le salen los ojos.

"¡Ay Dios mío! Estoy en la habitación de un pervertido sexual."

De pronto escucho moverse la perilla de la puerta y le entro el pánico, así que tomo lo primero que pudo de ese cochino cajón y fue a la ventana por donde había entrado.

Para su terrible pesar el chico que vivía ahí alcanzo a verle la cara mientras bajaba a toda velocidad por la enredadera y se echo a correr como alma que lleva el diablo.

Mejor pedir perdón que pedir permiso pensó Elsa, alegrándose de tener la costumbre de usar siempre guantes porque era misofobica.

A saber que tantos gérmenes y suciedad tendría ese cajón.

Una vez en la seguridad de su cuarto vio que carajo había tomado del cajón y una gran carcajada salió libre de su boca.

Esto compensaba todo lo que paso, ahora solo tenía que colgarlo en el asta para que todo el mundo lo viera mañana a primera hora.

Era una trusa negra que tenían una corona dorada en el frente y decía en la parte trasera: Soy el rey.

. . .

N/A: ¡Yay! ¿Qué les pareció la venganza de Elsa? Normalmente es princeso Hans quien es el vengativo y ahora quise hacerlo al revés.

Si, si Hans es un perver y tiene gustos muy particulares –ese meme de las 50 sombras me da tanta risa– XD. No ya enserio, mi inspiración para ese Hans y su cajón fue Dean Winchester, si han visto la serie de Supernatural, sabrán que ese Dean es todo un loquillo *A*

Y no me pregunten para que sirve ese anillo, piénsenlo con sus pervertidas mentes, que yo se que están maleadas UñU.

La próxima subida tiene vampiros.

. . .

F: Pues a mí lo que me gusta de Star War son los episodios 4, 5 y 6 junto con algunas novelas y comics. Y de los Juegos de Ender puedes ver la película que salió y ver si te interesa para ponerte con los libros, no a todos les llega a gustar, a mis amigos, a mi padre y a mí nos gustaron mucho porque nos gusta el género de la Ciencia Ficción y si me gusta Star Trek, pero yo soy más de sus spin-off como Next Generation y la serie de Voyager es la que más me gusta porque trata temas muy humanos y sociales. Esta franquicia es muy grande y tiene para todos los gustos porque hay mucho material diferente, tal vez si exploras más este mundo encuentres algo que sea de tu agrado. Gracias como siempre F por pasarte a comentar, eres un amor.

. . .

Gracias por leer, comentarios, sugerencias, y demás en la caja de abajo.