Promesa

Capítulo I

Terminada la cena, Toudou Jinpachi ayudó a su hermana mayor a lavar los platos, la misma no dejaba de elogiarle su pelo lacio.

Con una buena figura y apariencia, teniendo facciones sumamente bellas más una personalidad que brindaba simpatía y alegría, Toudou era popular y reconocido entre las chicas de su escuela y también se hizo conocer entre el público (particularmente femenino) que asistía a las carreras de ciclismo de las cuales el era parte de uno de los equipos más importantes, Hakogaku.

"Hoy te he estado observando durante la cena y has estado sonriendo todo el tiempo, creo saber el porqué" Mencionó su hermana mientras le entregaba los platos para secar, así que se ha dado cuenta, pensó Toudou sin evitar sonreír aun más.

"¡Maki-chan prometió que hoy me iba a llamar!" Sin contener su exalto, continuó contándole los hechos, "Dijo que lo ha estado pensando mucho y que finalmente llegó a una respuesta, hoy me va a llamar..." Miró el reloj de pared y faltaban cinco minutos para la diez, hora en la que solían mandarse mensajes o hablar por celular.

Su hermana le entregó el plato restante, entre risitas preguntó "¿Cuál piensas que será su respuesta?"

Jinpachi depositó una de sus manos en su mejilla y suspiró, fingiendo pensar con gran detenimiento "Mm..." Sin poder contenerse comenzó a reírse, "Estoy muy seguro de su respuesta, ¡Después de todo nadie podría rechazar a un chico tan apuesto como yo!"

Secó el último plato y se despidió de su hermana la cual le deseó buena suerte en su conversación telefónica y se dirigió a su cuarto.

/

Muchas veces en el transcurso de su vida Makishima Yuusuke ha afrontado situaciones incómodas, como cuando uno de sus kouhais le explicaba tramas de diferentes animes los cuales nunca había oído nombrar antes sin saber que poder responderle, o cuando fue con su amigo Tadakorocchi a cenar y se estaba ahogando con un gran pedazo de carne y tuvo que aplicar la llave de Heimlich para poder lograr que su amigo volviera a respirar y especialmente cuando el año pasado una compañera de curso le confesó sus sentimientos a la salida del horario escolar, trató de ser lo más amable y cortés que pudo. Hasta el día de hoy aquella chica ni siquiera le dirige la mirada. Ésa fue su única experiencia vinculada a las relaciones de pareja que tuvo, Makishima se encontraba ocupado entrenándose con sus compañeros de Sohoku, su club de ciclismo, para la próxima carrera que se avecinaba, el Inter High.

Estar en pareja era un tema el cual nunca le dirigió mucha importancia.

"¡Maki-chan, sal conmigo!" Mencionó al pasar Toudou, su rival, en medio de una de sus tantas conversaciones telefónicas.

"¿Adónde?" Preguntó intentando procesar lo que su compañero le decía.

"¡A una cita! De-deberías sentirte orgulloso de que... ¡De que te invitara a salir Maki-chan!"

Makishima saltó por alto el titubeo en las palabras de Toudou, se encontraba en absoluta sorpresa.

Por supuesto que siempre le ha llamado la atención la amistad que ambos habían forjado, se consideraban rivales, competían el uno con el otro en las carreras. Escuchando solo silencio del otro lado cayó en la cuenta en que debería responder a la petición de su amigo-rival.

"Lo pensaré" Contestó en la forma más calmada que pudo y sin esperar respuesta cortó la llamada. Apenas durmió esa noche, pensando en qué respuesta debería darle a su egocéntrico rival.

/

El reloj anunciaba las diez en punto de la noche, Toudou se encontraba acostado en su cama mirando como los minutos pasaban desde el reloj de la pantalla de su celular, antes de que llegara a ser las diez y un minuto empezó a sonar su tono de llamada. "¿Maki-chan?" Preguntó al contestar el teléfono.

"Sho" Recibió solo como respuesta, sin poder permanecer más en esa posición, se sentó en la cama. Antes de que pudiera decir algo, su rival prosiguió "Lo pensé mucho... No entiendo que ves en mí para que quieras salir conmigo"

El corazón de Jinpachi estaba por explotar, por tan solo un momento sufrió temor de que no aceptara y nunca más volviera a responder sus llamadas "Pero..." Escuchó a Yuusuke tomar una gran bocanada de aire "En fin, tengamos una cita..." Terminó de hablar, el silencio se apodero de la llamada y Toudou sonría de satisfacción. Tendría una cita con su rival.

"¡Estoy muy feliz!" Dijo después de un rato, disfrutando con gran placer de que estuviera dispuesto a salir, "Ahora que has aceptado Maki-chan, puedo decirte que tus palabras me han llenado de satisfacción, debes entender que como tu rival, ¡Cada día que pasa me gustas mas!" Se podría jurar que se sentía el sonrojo de Yuusuke desde el otro lado de la línea, no era el momento indicado todavía, pensó Toudou, pero algún día le contaría que desde hace bastantes meses que quería confesarle sus sentimientos. Pensó otra vez en el pelo largo y ondulado de color verde con mechones rojos de su rival sumado a la estructura de su cuerpo tan estilizada y por demás atractiva para los ojos de el. A Yuusuke le costaba sonreír, así que cuando Jinpachi lograba que su amigo sonriera lo hacía de una forma pura y hermosa. Era una sonrisa de las más bellas que había visto en su vida. De a poco empezó a sentir por el algo más que solo amistad o rivalidad.

Makishima en un comienzo resultaba cortante y reservado con el, pero con el tiempo iba descubriendo más factores de el y de su personalidad. Ya era muy tarde, ya se encontraba perdidamente flechado.

Yuusuke en vez de responderle la nueva declaración optó por cambiar el tema de conversación, Toudou no se ofendió ya que sabía que debía tomarse su tiempo. Hablaron de sus respectivos grupos de ciclismo. Por lo visto dos de los compañeros de primer año de Sohoku se peleaban constantemente mientras que uno de sus kouhais también de primer año trataba de evitar la pelea entre ellos. Decidió contarle que en su equipo Arakita Yasutomo era uno de sus compañeros que más le molestaba su presencia (aunque admitía que es de gran ayuda en las carreras) y que tenían una nueva incorporación, un chico de primer año, Manami Sangaku irá con ellos al Inter High. "Por lo visto también tiene grupo de admiradoras, ¿Puedes creer que me esté robando mi fama?" Añadó Toudou en forma chistosa, su compañero se río como contestación, continuaron charlando durante media hora más y luego se despidieron, antes de cortar la llamada prometieron que iban a arreglar bien la fecha de la cita.

Resistió bastante para no ir a contarle a su hermana lo acontecido.

/

Lo conoció la semana pasada cuando el capitán de Hakogaku, Juichi Fukutomi se acercó a Toudou antes del comienzo de las prácticas del club, detrás de el se encontraba un chico el cual lo había tan solo visto un par de veces antes, solo recordaba que era de primer año y que solía llegar tarde, por lo visto tampoco se comunicaba mucho con sus compañeros.

El joven era más alto que Jinpachi por tan solo una mínima diferencia, lucía cansado y su pelo azul oscuro se encontraba despeinado como si recién se despertara de una siesta, a pesar de esto se podía notar, para su sorpresa, las cálidas facciones de su rostro.

El joven se quedó atrás de Fukutomi esperando sus órdenes.

"El es Manami Sangaku de primer año, es un climber e irá con nosotros al Inter High" proclamó el capitán, observó que el chico mostraba una genuina sonrisa, luego le dirigió la palabra a Manami, "El es Toudou Jinpachi de tercer año, es climber como tú, si tienes alguna duda o necesitas ayuda preséntalas a el". El joven asintió como respuesta.

Toudou empezó a comprender lo que su capitán estaba queriendo hacer con esta presentación, "¿Acaso quieres dejar bajo mi cargo a este chico?" Le preguntó mientras éste ya se estaba dirigiendo al resto del grupo a indicar las tareas a realizar en el día. Fukutomi solo le respondió con su seriedad característica, "Un climber debe ayudar a otro climber" y luego ordenó al grupo que empiecen con sus prácticas.

Cuando Jinpachi se dio media vuelta para hablar con su nuevo kouhai se encontró con que continuaba bostezando, "Si tienes una duda solo pregúntame Manami Sangaku, ¡Eres muy afortunado que yo sea tu senpai!" Le dijo entre risas, "Ahora vamos a empezar" Señaló hacia donde estaba el grupo.

Manami negó con la cabeza, "Hoy no iré a la práctica" Le habló el chico por primera vez. Antes de que Toudou pudiera preguntarle el porqué, siguió diciendo "Hoy no iremos a las colinas, así que realmente no estoy muy interesado... ¡Nos vemos!" Antes de que pudiera evitar su partida, el chico ya estaba retirándose del lugar.

No es mi problema si no quiere asistir, pensó Jinpachi.

"¡Hey!" Escuchó gritar a alguien en su dirección, era su compañero de tercer año Arakita, característico por su brusquedad y sinceridad, "¿Has visto a Manami Sangaku? ¡Lo voy a matar!" Exclamó casi a los gritos nuevamente. Toudou le señaló por donde se había ido. "Nunca viene a las prácticas y encima sus llamadas fanáticas vienen a preguntarme donde está, ¡Sangakuu!"

Tapándose los oídos observó como Arakita se dirigía en la misma dirección. ¿Manami Sangaku tiene club de fans?, se preguntó Toudou mientras se decía a si mismo que eso debía ser imposible.

El día en el club transcurrió sin la presencia de su kouhai y con la llegada tarde de Yasutomo el cual no lo logró encontrar. Fukutomi les duplicó las tareas.