Mi nombre es Lynn Evans, tengo 17 años… Mi padre por asuntos de negocios ha decidido mudarse Francia, para mí fue horrible tener que dejar a mis amigos & a mi novio Víctor, ya que tengo que empezar una nueva vida en otro lugar… era mejor separarnos.

Mi padre consiguió que me aceptaran en el mejor instituto del lugar… a unas cuadras de nuestra nueva casa, llamado Swett Amoris. Ya que mencione a mi padre les hablare un poco sobre él; se llama Ricardo Evans, es un abogado muy poderoso, nunca ha perdido ningún caso pero… la mayoría de veces hace cosas muy malas para conseguir lo que quiere… tiene tanto dinero como para poder pagarle a alguien para eliminar cualquier persona u obstáculo que se le ponga en el camino…

Mi madre nos abandonó ya que no soportaba los maltratos del maldito de mi padre en parte fue mejor, aunque lo único que no le perdono es que me dejo cuando tenía apenas 7 años…

¡7:00 AM!
-¡Diablos! Me dormí & tengo clases en una hora (inmediatamente me metí a la ducha, me vestí con algo de ropa casual & baje a la cocina donde estaba mi "amado" padre)
-Vaya pero que niña más irresponsable, sabes muy bien que es tu primer día & que tienes que llegar temprano (Reproche… ¡claro! Por cualquier cosa lo mismo)
-¡Lo siento! Me dormí ¿Si?, A cualquiera le pasa… Ya me voy se me hace tarde (Mientras menos te vea, mejor)
-¿Qué acaso no piensas desayunar? (Como si te importara papi)
-No, no tengo hambre (faltaban 10 min para las 8 & yo aquí perdiendo mi tiempo)
-¡Espera!... (Por un momento lo dudo pero lo dijo) yo también ya me voy, de paso te dejo en el instituto (¡vaya, vaya! Hasta asusta que se interese por mí… Bueno en fin).

Fuimos directo al coche, inmediatamente tome mi reproductor… me puse los cascos e imagine como seria este día… Finalmente llegamos & al salir del coche note lo elegante que era el instituto.

-¿Qué, también quieres que te vaya a dejar a tu aula o qué?
-No hace falta, ya me voy.

Cuando entre fui el centro de atención para muchos, ¡oh claro! ¿Haber entrado a mediados del semestre tendrá mucho que ver? En fin… Fui a la sala de delegados para saber mi horario ya que no tenía idea de cuál era.

-Hola buenos días, ¿Dónde encuentro al delegado principal del instituto? (Le lancé la pregunta al joven rubio que había encontrado en la habitación)
-Buenos días, ¡Mucho gusto! Mi nombre es Nathaniel & soy el delegado principal, ¿En qué puedo ayudarte? (¡Por dios!, más simpático no puede ser)
-Me llamo Lynn Evans, soy nueva & no sé cuál es mi horario… mi padre se encargó del papeleo & olvide pedírselo
-Tranquila, dame un segundo ya te los traigo (Fue hacia un escritorio & empezó a revisar unas carpetas hasta que volvió a mí con su simpática sonrisa)
-Al parecer tendremos algunas clases juntos, será un placer estudiar contigo (Mas encantador, no podría ser… inmediatamente un leve sonrojo vino a mis mejillas, & le di mi mejor sonrisa)
-¡Muchas gracias! Eres muy amable (Mire que la primera clase era Química, tenía que ir hacia el laboratorio) Ya se me hace tarde tengo que irme
-¿Nos vemos en el almuerzo en la cafetería? (¿Cómo negarme?)
-Por supuesto, ahí nos vemos (Le di un beso en la mejía por agradecimiento a lo que el rubio reacciono algo nervioso) Hasta luego Nathaniel
-NNos vemos Lynn fue un placer… (Haha, que muchacho más agradable)

Iba tan distraída leyendo las demás clases del horario, que sin accidentalmente choque con alguien… los dos caímos & solo vi a un pelirrojo enojado con pinta de rockero con ojos grises… la verdad es que estaba bien guapo.

-¿Pero qué carajos te pasa, porque no te fijas por dónde vas? (Pero que chico más imbécil)
-¡Hey! Discúlpame, No me fije… iba muy deprisa (al levantarme mire mi reloj & vi que era muy tarde ya, mi primer día & me dejarían fuera de la clase)
-Pues para empezar puedes llegar más temprano ¿no? (hay pero que sarcástico el muchachito, ¡bravo!)
-Eso que te importa (Me las pagaras)
-¡Oh sí! Mucho, bueno como sea

El idiota pelirrojo subió las escaleras a la velocidad de la luz, el mal humor que llevaba se detectaba a kilómetros…. Seguí mi curso & llegue al aula, al entrar note que el profesor estaba ausente… ¿Tanta maldita suerte? No lo creo, camine lo más rápido posible hacia un asiento vacío… Sin darme cuenta al lado estaba el suso dicho del pelirrojo

-¿Te guste tanto que viniste hasta mi aula a perseguirme? (Una sonrisa burlona & coqueta de su parte… Pero como se atreve)
-¡Oh si claro! Eres hermoso que vine hasta acá solo por ti, ¿contento? Ni que fueras Leonardo Di Caprio (si estaba bien bueno, pero admitírselo, JAMAS)
-Déjate de tonterías
-Cállate baboso
-Ay si, tabla de planchar (Que hijo de puta)
-¿Cómo me dijiste?

Ese instante en el que tenía ganas de ahorcarlo, pero llego el profesor…
-¡Buenos días alumnos!, disculpen el retraso… tenía unos asuntos por resolver, por otro lado quiero darle la bienvenida al instituto a la Señorita Lynn Evans soy el Profesor Farres, es un placer

¡Vergüenza! Si… el que todos se me quedasen viendo como un bicho raro… Preferiría que me ignoraran por un instante. La media hora de clase fue aburrida, lo típico del profesor explicando cosas del libro; algunos platicando, los nerds poniendo atención & participando… Yo estaba tan lejos de eso que solo quería que terminara la clase… En eso sentí como una bolita de papel golpeo mi cabeza & cayo en mi cuaderno

-¡Auhh! (Exclamé, volteé a ver al pelirrojo… & en efecto, había sido el) ¿Qué quieres?
-Mira la hoja niña lenta (Comencé a abrirla & al leer supe que esto estaría bueno para quitarme el aburrimiento)
-Tabla de planchar xd, si así te llame

Es mi primera historia, gracias por leer. :D