Escrito para el Desafio "Parejas Crack" del Blog Del Fandom y Otras Perversiones ( latexohpo. blogspot. mx/)

Es cortito y espero que no sea tan malo (es mi primer fic) pero no pude resistirme. Tuve un sueño loco en el que estos dos estaban juntos y pues...

Todo pertenece a Marvel. Lo raro a mí.


Aguardiente Asgardiano

(Nombre alternativo: ¡Putos Todos!)

Estaba muerto de cansancio. Realmente lo estaba. Y además estaba enojado.

La misión de SHIELD había sido de reconocimiento; tácticas de vigilancia y espionaje. A él le gustaba más la acción y disparar flecha tras flecha hasta acabar con el objetivo. Pero no, desde que el Grandioso Capitán América estaba disponible para acabar con los malos, él tenía que tragar mierda y limitarse a labores dónde la mayoría de las veces terminaba con el culo entumido.

Tres días. ¡Tres miserables y aburridos días en los que únicamente reportaba lo que sucedía con la banda de malos! Pudo haber desobedecido, pudo haber acabado él solito y sin ayuda con los malos. Pero no, apenas tenía la intención de accionar, un impulso eléctrico en la muñeca le recordaba que Fury, Coulson y hasta Hill le tenían vigilado para que precisamente no actuara con imprudencia. ¡Puto Stark y sus tecnologia! ¡Puto SHIELD que había accedido a mejorar su sistema de inteligencia con el puto Stark!

Incluso estaba seguro de que un par de descargas fueron por pura diversión… o para evitar que se durmiera en su misión. O ambas cosas. ¡Putos todos!

Al fin a Fury le había parecido que hora de actuar. Sí por supuesto, después de tres días en que Clint estuvo seguro de que ya tenía raíces en el trasero y hasta comenzaba a florecer algo en su culo.

El Genial Capitán América hizo su triunfal aparición. Acabó con los malos incluso antes de que Clint pudiera tensar su arco. Disparó una flecha que se clavó en la pared por pura frustración. No correspondió a la sonrisa de Steve (¡El miserable ni siquiera se había despeinado!) Y con la misma indignación de un segundo lugar en cualquier concurso mediocre de talentos, se largó refunfuñando.

Que su ayuda había sido inestimable, valiosa, lo importante de la misión. O eso le dijeron en SHIELD. ¡Putos todos!

Llegó el primero a la torre porque aunque el Maravilloso Capitán América le ofreció irse con él, Clint sólo le miró desdeñosamente.

¿Y que se encontró en la torre? ¡Fiesta! ¡Como si él estuviera para fiestas! ¿Cuál era el motivo de la celebración? Thor había vuelto a la tierra y no lo hizo solo. Un barril enorme de bebida asgardiana vino con él. ¡Putos todos!

Pero era bebida. Clint no se negaba a una buena cerveza fría, pero como no había disponible y en cambio todos parecían muy contentos con el dulce aguardiente de otro mundo, no rechazó la pinta.

Natasha se la entregó alzando una ceja, porque la cara de Clint era de todo menos de disfrute. Bruce y Stark le miraron un tanto divertidos. Y Thor se carcajeó plantando una suave -que le hizo escupir la bebida- palmada en la espalda.

El sabor de la bebida era suave, incluso dulce, como un aguamiel de cerezas. Aunque era indudable que había sido hecho fuera de la Tierra. Era delicioso y Clint se bebió la primera como agua de mayo. No hizo caso a la advertencia de Thor de que lo hiciera despacio para que no nublara su juicio tan rapidamente. ¡Bah! ¡Putos todos!

Le dejaron beber a su ritmo, porque cuando Barton estaba enojado sus flechas amanecían en cualquier lugar. Y por cualquier lugar significaba en las nalgas de todos. Clint veía dianas en, literalmente, cualquier nalga que se moviera. La última vez Hulk había creído que se había sentado en un erizo y fue a quejarse con Stark. Éste terminó sacando con pinzas hidráulicas cada flecha del pobre y enorme trasero verde. Bruce le retiró la palabra a Clint durante una semana.

Y cuando Clint ya estaba bastante alegre por la milagrosa bebida asgardiana (o sea que se reía como idiota hasta cuando pasaba una mosca) el Increíble Capitán América hizo su arribo en la torre.

Y cómo no, todos le felicitaron con entusiasmo por el éxito de la misión y el haber golpeado a los malos. ¿Y qué había recibido Clint por imitar a un maniquí durante tres días?… sí, ¡Putos todos!

-¡Oh, shiiiii!- gritó el arquero ya bastante colocado con la bebida- ¡Felishitemos todosh al genial Capitán Anshiano!

Steve intentó disculparse aunque ni él mismo sabía por qué debía disculparse, pero sentía que debía hacerlo. Pero Clint abrió la palma de su mano que no sostenía una pinta enfrente de la cara de Steve.

-Habla con la mano… ¡Anshiano!

Steve decidió que no era un buen momento.

Bruce, voz de la razón, le quitó la pinta a Clint y le ordenó ir a dormir para quitarse la tremenda borrachera. Los demás reían estrepitosamente ya fuera por estarse burlando de Clint, por la cara de circunstancias de Steve o por las dos cosas.

-¿Dormirrr?- interrogó Clint con una mueca burlona- Aquí el único que neshesita dormirrr es el Anshiano… ¡Ah, pero nooooo! PORQUE ÉL ES MARAVILLOSHO Y NO LO NESHESHITAAAAA!

Bruce ya iba a tomar a Clint como saco de papas para llevárselo a su habitación y que pasara la borrachera y su consecunte resaca a solas. Pero Steve intervino con una mano en el hombro del científico.

-Yo lo haré- le dijo con una sonrisa.

Clint se rió a carcajadas.

-¡SHIII! Dejemos que el anshiano me lleve porque él es genial y puede hasher absolutamente todooooo….

Y sus quejas se apagaron cuando Steve lo tomó de la cintura y lo cargó para llevarselo.

-¡Oh miren al anshiano poderoso! ¡Ni siquiera le cuesta llevarme en brazhooo…!

La voz de Clint se perdió en el elevador cuando las puertas se cerraron.

Natasha miró inmediatamente a Thor.

-¿Qué fue eso?- preguntó intrigada. La bebida no les había pegado tanto a ellos como a Clint.

-Las bebidas de Asgard tienen propiedades especiales- explicó el rubio dios divertido-. Ésta deshinibe como todas, pero también saca los más profundos deseos cuando se ha bebido demasiado. Creo que el amigo Barton será bastante sincero con el Capitán.

Bruce miró a Tony cuando Thor terminó su explicación.

-¿No temes por tu torre?

Pero Tony sonrió ladinamente y se acercó a Bruce.

-¿Quién teme por la torre cuando tengo a un sexy científico cuídando de mí?- preguntó el genio alzando las cejas y sonriendo coquetamente.

Bruce se puso colorado. Natasha arqueó más las cejas y la risa de Thor retumbó en las paredes.

-A eso me refiero- dijo el rubio.

Mientras tanto varios pisos más abajo, Clint seguía pataleando en su intento de safarse de Steve pero el rubio sí que era fuerte. Eso o Clint lo que golpeaba realmente era al aire.

-¡Shueltame ya anshiano!- gritaba el arquero bastante atontado.

Steve sonreía condescendientemente.

Llegaron hasta la habitación del arquero y Steve lo aventó a la cama sin muchos miramientos.

-¡Y ahora te largash ashí nada más! ¡Ven aquí y pelea como los hombresh!

Steve se mordió los labios para no reír pero decidió hacerle caso a Clint. Se posicionó encima de él en la cama, sosteniendo sus brazos y con sus piernas aprisionando las caderas del arquero.

-Si es lo que quieres. Desahogate.

-¡Estúpido Capitán Maravilla!- jadeó Clint al verse aprisionado y sin fuerza ante el agarre del rubio.

-Capitán Maravilla. No suena mal, creo que cambiaré mi nombre de combate- sonrió Steve.

-¡Yo pude haberlo hesho solo! ¡No te neshesitaba!

-¿En serio?

-¡Deja de burlarte de mí…!

Y Clint no pudo seguir su reclamo, porque los labios de Steve envolvieron los suyos. Clint gruñó en el beso e intentó safarze, pero pronto sucumbió y correspondió con enjundia.

-Eres tonto, Clinton- susurró Steve cuando rompió el beso y vio a Clint jadear e intentando recuperar el aire que lo había abandonado-. Sólo quería protegerte.

-¡No neshesito…!

Y otro beso lo acalló. Protestó igual y mordió un labio de Steve para romper el beso.

-Ellos sabían que estabas ahí. Te descubrieron. Por eso acudí, no iba a permitir que te hicieran daño.

-Tramposo- musitó Clint ya más calmado.

Steve no lo había soltado pero rió suavemente.

-Tú me lo enseñaste- determinó el rubio y soltó los brazos de Clint para comenzar a sacarle la ropa.

Clint ya estaba rendido. La misión había sido un asco, Steve seguía protegiéndolo como si él no pudiera hacerlo por sus propios medios… pero la bebida asgardiana había sido buena, y la recompensa mucho mejor.

-Puto Capitán Maravilla…

Y eso fue lo último más o menos coherente que pudo decir. Lo demás lo gritó entre gemidos y suspiros.


Creo que salió muy raro, pero el desafio da para ello.

¿Review? Siquiera para decirme que no lo intente de nuevo xD