Hola gente bonita! ha pasado bastante tiempo, ¿no es cierto? bueno, he regresado y ahora si espero poder seguir actualizando mas seguido. ¿porque no habia actualizado antes? por muchos problemas de la vida ademas de falta de motivacion, pero ahora la mitad de mi vida se ha vuelto a poner en su lugar y la motivacion regreso a mi (aunque sea por unas semanas tratare de escribir lo que mas pueda) asi que aqui estamos! este capitulo no esta beteado y cuando lo tenga corregido lo cambiare, espero que me perdonen los horrores de ortografia! sin mas el capitulo! tratare de actualizar al menos una vez a la semana pero no prometo nada!

PS: haciendo un servicio social, para aquellos que les gusta undertale y saben ingles, leean el fic de mi buen amigo OPFan37 Alternatale!

Disclaimer: esta historia no me pertenece, yo solo tradusco el gran trabajo de earlgreytea68 ademas que la mayoria de los personajes pertenecen a Sir. Connan.


Capítulo 30

John despertó con su cabeza en el hombro de Sherlock. Este estaba despierto y probablemente haya estado despierto toda la noche. Oliver no despertaba aun. Así que John rozó su cabeza contra Sherlock y se hundió un poco más en él y disfruto del abrazo.

Luego Oliver despertó.

Oliver estaba infeliz y dejo que todo el mundo lo supiera. John supuso que él no seria e con de Sherlock si no fuera de esa manera. Él también tenía una pequeña astilla blanca saliendo al tope de sus encías. John se la enseñó a Sherlock y dijo. "¿Ves? Diente" y Sherlock dijo "¿Eso? ¿Eso causo toda la conmoción?" y Oliver lloró sobre él en la manera que el tenia que John sabia que decía, No tengo palabras para quejarme contigo ahora mismo así que estoy haciendo esto.

Un cliente se apareció mientras que John completaba la rutina matutina de Oliver, normalmente Oliver estaba muy interesado en los clientes, pero este estaba apático y sintiéndose mal y no pudo molestarse en comportarse con él cliente, ni siquiera cuando John puso el cráneo de Sherlock en su regazo.

El cliente lo miro y dijo "¿Así que ese es el bebé, uh?" como si hubiera esperado encontrar algo más.

Sherlock arrugó el ceño y dijo "Él no se está sintiendo bien hoy. Esta dentando. Es difícil y es doloroso. Y obviamente la mejor amiga de su esposa ha robado tu perro. Está enamorada de ti, sabes."

El cliente boqueo.

"Ya se puede ir" espetó Sherlock.

"Pudo habernos pagado primero" remarcó John, cuando él cliente se había ido, cambiando a Oliver de su hombro en un atentado a acomodarlo.

Sherlock movió su mano negligentemente "él se quejaría de que no me lo he ganado porque lo he inventado. Hubiera sido tedioso. Y Ollie no se siente bien y los clientes molestos no lo hacen sentir mejor, ¿no es cierto?"

Sherlock se estiro por el bebé y John se lo paso felizmente, Y Oliver lloriqueo un poco (claramente: No, no lo son, son terribles y están haciendo mi vida mucho más dolorosa) y suspirando, se acomodo más contra el hombro de Sherlock. Este beso a un lado de su cabeza y John tuvo la impresión que el pequeño desacuerdo que habían tenido en la mañana sobre las reacciones apropiadas de Oliver sobre el diente había sido totalmente olvidadas por ambos lados.

"¿No hay nada que podamos hacer por él?" pregunto Sherlock.

"Le acabo de dar más gel, lo que pienso que ayudo. Y tengo un chupón en el refrigerador para dárselo"

Sherlock asintió, y John se metió a la cocina para traer el chupón. Podía oír a Sherlock hablándole a Oliver desde la sala de estar.

"Papá tiene algo que ayudara con el dolor. Papá es un doctor, así es como sabe de estas cosas"

John se preguntó si Sherlock decía eso como un cumplido o como una explicación de por qué ha llenado su cabeza con tales trivialidades.

"Aquí tienes" dijo John, presentándole a Oliver una mordedera.*

Oliver lo miro con desconfianza. Así como Sherlock.

"Es una lechuza" explicó John.

Oliver le envió una mirada a John. Sherlock explico la mirada "A Oliver no le gustan las lechuzas"

"¿A él no le gustan las lechuzas? ¿Cuándo él ha tenido la ocasión para desarrollar una opinión acerca de las lechuzas?"

"John, tiene seis meses" dijo Sherlock, como si explicara eso.

"Está bien" dijo John "Bueno, no tengo nada mas, así que tal vez ¿le pudiéramos dar una oportunidad a la lechuza y Papi puede comprarte un chupón apropiado a su gusto?"

Oliver tomó a regañadientes la lechuza en su boca y lo mordisqueo un poco. Solo porque no hay nada más, era lo que su mirada le decía a John.

"Gracias" dijo John y le beso la cabeza.

"¿St. Bart's?" preguntó Sherlock.

"St. Bart's" afirmó John.

Se encontraron con la Señora Hudson en su camino a la puerta.

"Pobre cariñito" chasqueo hacia Oliver "Lo oí la noche pasada. ¿Esta dentando?"

Oliver sacó la lechuza de su boca y le dijo en términos muy claros acerca de todo el infierno que había estado sufriendo las últimas horas. La Señora Hudson asintió simpáticamente en respuesta.

"Necesitas crecer tus dientes para que puedas comer las galletas que preparare para ti" le informo la señora Hudson cuando pareció que Oliver estaba terminando su narrativa.

Oliver se miro pensativo ante eso, como si la señora Hudson hubiera dicho un punto a favor de los dientes que Oliver no había considerado.

"Nos vamos a St. Bart's" John le dijo a la señora Hudson. "Solo para estar seguro que solo son sus dientes y nada más serio"

"Y la señora Hudson tiene una cita" contribuyo Sherlock.

La Señora Hudson se sonrojo y dijo "Sherlock"

"¡Que la pase bien!" dijo Sherlock mientras salía rápidamente por la puerta con Oliver.

"Si" dijo John, confundido "Que la pase bien"

"El se encuentra perfectamente bien, John, estoy segura de ello. Deja de preocuparte"

"Gracias" dijo John, porque era agradable ser apaciguado en vez de apaciguar.

Se apuro en alcanzar a Sherlock, quien ya había llamado a un taxi y ya tenía a Oliver asentado en su sillita.

"¿Quién es la cita de la señora Hudson?" pregunto John.

"El mismo tipo con el que ha estado saliendo por siglos" replico Sherlock, negligentemente.

"¿Qué? No sabía nada acerca de esto. ¿Por qué no me dices estas cosas?"

Sherlock lo miro, confundido "Pensé que ya sabias"

"¿Cómo podría saber?"

"¿De verdad pensaste que iba a un club de lectura?"

"¡Si!"

Sherlock lo empezó a mirarlo con asombro. Así como Oliver.

John señalo al bebé y dijo "Ni siquiera trates de pretender que sabias todo acerca de la vida amorosa de la señora Hudson"

Oliver mostro indignación y mordisqueo fuertemente la lechuza.

"Bueno, ¿Quién es este hombre?" pregunto John "¿Es bueno con ella?"

"No he notado ninguna causa para quejarse. Y él no tiene más esposas, escondidas o como sea, así que tiene un punto a favor"

"Si" acordó John "sabes, hablando de seis meses"

"¿Estamos hablando de seis meses?"

"Tú mencionaste que Ollie tiene seis meses"

"Si, el los tiene" Sherlock miro a John con cautela, si le asustara que ellos fueran a tener una conversación compuesta de nada más que observaciones obvias.

"Lo tenemos que llevar a la clínica y darle un adecuado chequeo"

"¿Qué? ¿Por qué?"

"Porque debemos hacerlo, Sherlock. Esta en momento de sus vacunas y necesitamos tener al día su cartilla de vacunación —"

"Tú puedes hacer todo eso"

"No, no puedo"

"¿Por qué no?"

"¿Aparte de las cuestiones éticas de ello?"

Sherlock movió su mano, desechando la idea "Mycroft te conseguirá lo que necesitas. O lo llevaremos a la clínica y tu puedes hacerlo"

"Sarah no dejara que inyecte a mi propio hijo"

"Entonces nos meteremos a la clínica"

"Sherlock, ¿no quieres que tenga el mejor cuidado posible?"

"No" replico Sherlock.

John alzo sus cejas "¿No?"

"No. Estoy seguro que el mejor cuidado debería de ser Baskerville, no lo vamos a llevar cerca de allí. De hecho, probablemente nunca deberíamos de llevarlo al campo, estaría demasiado cerca de Baskerville"

"No Baskerville. Por supuesto que allí no. Solo la clínica. No diremos ni una palabra acerca de su…" John hecho una mirada al conductor "Tu sabes. Solo iremos a la clínica y Sarah lo vacunara y lo pondrá en los registros oficiales y todo eso"

"Sarah" murmuro Sherlock, no sonando convencido.

"Piensa en ello" dijo John, sabiendo ahora cuando presionar y cuando no.

Llegaron a St. Bart's e interrumpieron a Molly en medio de un examen forense.

"Oh" dijo ella, al verlos llegar, mirándose encantada "Hola. No sabía que iban a pasar- ¿Este es uno de sus casos?"

Sherlock estaba mirando el cuerpo. Mujer, a mediados de los treinta, anteriormente guapa, sin ninguna evidencia de juego sucio "No. ¿Es uno interesante?"

"No lo sé. Solo murió de repente, pobrecilla. Es trágico. Estaba pensando que tal vez haya sido una enfermedad cardiaca sin diagnosticar"

Los ojos de Sherlock brillaron "O veneno" sugirió.

"Mueto" dijo Oliver, sobre su lechuza.

"Oliver es muy bueno asegurando la muerte como un estado de la persona" explico Sherlock.

"O como un no-estado, supongo" dijo John

Molly le sonrió a Oliver "Hola. ¿Cómo está el pequeño intrépido Ollie?"

Oliver se entusiasmo con ella porque Oliver aparentemente siempre se entusiasmaba con Molly, incluso cuando su nuevo diente le molestaba.

"Oliver esta dentando" dijo John.

"Aw" dijo Molly, "No es divertido, ¿cierto?"

"Mueto" dijo Oliver.

"Mejor que estar muerto, quizás, supongo yo" concordó Molly, con una risita nerviosa que siempre acompañaba sus intentos de bromas.

John le dio una pequeña sonrisa porque el siempre hacia un esfuerzo cuando Molly hacia una broma. Oliver y Sherlock e le quedaron viendo de manera idéntica.

"Nos gustaría conducir mas exámenes" dijo John.

Molly parecía reluctante, su cara ensombreciéndose.

Sherlock contesto en respuesta "Nadie se dará cuenta, a nadie le importara"

"No es eso" dijo Molly, "Es solo que…" dudo un momento, luego empezó a hablar de corrido "Cuando estuvieron aquí tomando las muestras de sangre la ultima vez, Yo no pienso que en realidad…sea bueno, para ustedes o para él, y ustedes están siendo—me refiero, no hay ninguna necesidad—estoy segura que solo es un diente"

John miro a Sherlock, quien le miraba de regreso.

John dijo "Molly. Hay algo que necesitas saber de Oliver"

Molly parecía casi temerosa ante eso "¿Qué? El no está enfermo, ¿cierto?, Oh por Dios, ¿está enfermo?"

"No" replico John. Y luego, sinceramente "No que nosotros sepamos"

"Molly, cuando falsificamos mi muerte, necesite darle a mi hermano una muestra de mi ADN para que todo pudiera ser hecho lo más preciso posible" insertó Sherlock, clínicamente "Le di algo de mi cabello"

"Okay…" dijo Molly, claramente incierta hacia donde iba esto.

"El ADN estaba en un archivo relacionado al gobierno Britanico. Lo usaron para crear a Oliver"

"Okay..." dijo de nuevo Molly, mirando incierta hacia Oliver.

John sabía que Sherlock parecía que pensaba que esto explicaba todo. El dijo "Ollie es un clon. Hasta donde sabemos, es el primero y el único clon humano exitoso"

Molly levanto sus ojos hacia John y se le quedo viendo "¿Un clon? ¿De Sherlock?"

John trato de sonreír "Es igualito a él, ¿no crees?"

"¿Un clon?" repitió Molly "¿Un clon humano?" ella miro a Sherlock "Pero tu dijiste que habías donado tu esperma…"

"Una mentira necesaria" Sherlock le dijo, cortantemente "No podemos tener a todos sabiendo que él es el único clon humano. Nunca tendría alguna paz"

Molly parpadeo, sus ojos muy abiertos. Volteo a ver a Oliver, quien sin problemas roía su lechuza como si no le interesara la historia de su interesante nacimiento y luego volvió a mirarlos "Así que… ¿por qué me cuentan esto?"

"Porque pensamos que tu necesitabas saber"

John trato de explicarlo un poco mas racionalmente "Porque de esta manera tiene sentido que tan frecuentemente lo tendremos aquí para exámenes de sangre. No es porque estemos… entusiasmados. Es que él es el primer clon exitoso"

"Y los demás han muerto" insertó Sherlock, francamente.

Molly le miro directamente "¿El resto?"

"¿Crees que ellos lo hicieron bien la primera vez?"

Molly miro a Oliver, aun tratado con mucho esfuerzo de verse totalmente calmado en los brazos de Sherlock "¿De que murió el resto?"

"¿De que no murió el resto?" contrarresto Sherlock.

"Es por eso que ustedes están haciendo cada examen que existe" concluyo Molly, y luego miro a John.

John, con una ligera sonrisa, asintió. El sabía que se oían locos, pero no creía que esto les hiciera sonar más locos de lo que alguna vez hayan hecho.

"Pobre pequeña cosita" dijo Molly, mirando a Oliver y John sintió a Sherlock tensarse a un lado del.

"Por esto es exactamente porque no le decimos a la gente" corto, una mando yendo a la cabeza de Oliver protectoramente y John se pregunto si se daba cuenta que había echo ese gesto "No quiero a la gente compadeciéndolo. El no es un objeto de pena"

Molly, sus ojos totalmente abiertos, tartamudeo "N-no. Por supuesto que no. No me refería a eso. Solo que es mucho para que un pequeño niño lo traiga en sus hombros. Y tú, la evidencia de lo que él se supone se convertirá. Es solo… demasiado"

"El está bien" insistió Sherlock, pero John pudo oír el tono de su voz y sabia que iban a tener una conversación sobre esto. John suprimió el suspiro y deseo que Molly solo hubiera aceptado sin problemas lo que le estaban contando. Aunque John supuso la reacción de Molly era la mejor de lo que podían esperar, lo que realmente ilustraba porque no le decían a las personas.

Molly asintió silenciosamente, claramente ansiosa de no sobrepasarse de nuevo.

John encaro a Sherlock y dijo "Yo sacare la sangre esta vez. Serás el reconfortante asignado"

Y John casi no se encogió cuando Oliver empezó a gritar el horror. Casi.


Sherlock estuvo cayado de regreso a casa. Oliver, con lagrimas aun cayendo y traicionado. Presionaba su cara contra el cuello de Sherlock y se aferro a él. Sherlock lo mantuvo cerca y miraba estoicamente por la ventana. John no estaba ofendido por ninguno de sus Sherlocks heridos, porque él sabía que no era el directo responsable de lo que los había lastimado pero deseo hacer algo para ayudarles. Pero no podía hacer algo mientras estuvieran en el taxi. No era el lugar para empezar una franca plática sobre las dificultades de criar un clon.

John los siguió cuando entraron en 221B. Sherlock llevo a Oliver a la sala de estar. John, pensando que el té ayudaría, porque el té siempre ayudaba en todo, fue hacia la cocina, donde un nuevo chupón descansaba contra la mesa, con un cráneo cruzado con huesos y una bandera de pirata ondeando al borde de este para que un bebé lo mantuviera en su lugar.

John tomo el chupón y camino hacia la sala de estar, alzándolo "Mira lo que apareció en el apartamento"

Sherlock había dejado a Oliver en su manta de tabla periódica, donde estaba abrazando el cráneo, claramente dramatizando por los beneficios de los recientes acontecimientos en su vida. Sherlock estaba posado en su silla, mirándolo atentamente por debajo de sus pies descalzos. Apenas y le mando una mirada a John. "Mycroft" dijo.

"Bueno, aquí tienes Ollie" John le paso el chupón al bebé, quien lo tomo con suspicacia, con una pequeña queja, como si dijera, Bueno, dejare que uses esto como una rama de olivo, al menos es mejor que la lechuza, y luego se lo metió a la boca. John lo dejo en su berrinche dignificado y camino hacia la silla y se sentó entrono a Sherlock, tratando de sonreír "Un pirata, ¿eh? En verdad nunca hablamos de eso"

Sherlock negó con la cabeza, como si desechara el tema.

"Sherlock" John se inclino hacia delante "Lo que dijo Molly—"

Sherlock mantuvo sus ojos sobre Oliver "Pensé que estaba haciendo lo que es correcto. Para él. No quería que estuviera solo"

"Y no lo está. Está con nosotros y está feliz—"

"Tú lo hubieras dado en adopción. Tú me dijiste eso"

John sabia que lo había sugerido. Miro hacia Oliver sobre la manta y trato de imaginar viviendo su vida sin él. No podía. Apenas podía recordar saber tan poco de Oliver como para haber contemplado sugerir a Sherlock que lo diera en adopción. Volteo su mirada a Sherlock "Soy un idiota, de hecho" indico.

"Molly está en lo correcto. Yo estoy aquí, enfrente de el, y toda su vida el sabrá y pensara y se preguntara si tendrá que hacer todo justo como yo, porque son mis genes. El sentirá como si el supiera todos los horribles errores que podría cometer. El vera todas las cosas que hecho incorrectamente y se mortificara acerca si está condenado a repetirlas todas. O sino el se rebelara contra ello, y de todas maneras no sería el, nada de ello, solo sería una reacción hacia—"

"Sherlock, para ya" intervino John firmemente, teniendo suficiente de esto "El va a estar bien—"

"¡El es un clon, John!" le grito Sherlock y Oliver brinco en su manta, sorprendido, y se le quedo viendo, dejando caer el chupón de su boca "¡El no va a estar bien! Incluso si puedo hacer que llegue a la adultez—lo que es una enorme suposición que puede hacerse en este punto—el no va a estar bien porque él es un clon y el tendrá que—"

"Sherlock" John le interrumpió, manteniendo su voz tranquila, porque cortaba los gritos de Sherlock de manera más efectiva de lo que hubiera sido tratar de ganarle gritando.

Sherlock trago las siguientes palabras y fulmino a John con la mirada, como si le retara a contradecirlo en todo lo que había dicho.

"Todos somos una bola de genes que heredamos de alguien más" indico John "Todos nosotros tenemos que ingeniárnoslas para saber quiénes vamos a ser. El no es nada diferente. El luchara en su camino y cometerá errores y algunos de ellos serán los errores que tu cometiste y algunos otros serán completamente nuevos errores y todo eso será porque él es humano y ninguno de ellos será porque él es un clon el va a estar bien"

Sherlock tomo un profundo y dudoso respiro "Si nosotros lo hubiéramos dado a una familia normal—"

"El hubiera estado bien, también. Estoy seguro. Pero ni hubiera sido mejor. Diferente, si, pero no mejor. Solo diferente. Escúchame: el va a estar bien"

Sherlock miro a Oliver. También lo hizo John. Oliver estaba sentado con una mano descansando sobre el cráneo y los miraba de regreso con enormes y sin parpadear ojos grises.

John se paro, alcanzando sus manos entrelazadas con las de Sherlock, y lo jalo.

"John" se quejó Sherlock.

"Párate" ordeno John.

"¿Para qué?"

John lo jalo un poco más fuerte "Párate"

Sherlock suspiro "te vas a lastimar tu espalda o algo"

John resopló "Oh, si, porque soy una delicada flor que no puede patear tu trasero cualquier día de la semana"

"John, se Judo. Y soy un experto espadachín"

John meneó sus cejas en juguetona seducción "¿Eso es un eufemismo?"

"John, en serio" resopló Sherlock.

"Está bien. Me asegurare en no retarte a un duelo y solo pateare tu trasera a la vieja escuela. Ven ahora, levántate"

Sherlock hizo un enorme sonido de disgusto y concedió deslizarse pesadamente fuera de su silla, parándose "¿Y ahora qué?"

"Ven" John lo jalo hacia la manta del bebé, y se sentó a un lado de Oliver, quien miraba el proceso con interés.

Sherlock miro al par "¿Qué estás haciendo?"

"Siéntate con nosotros" dijo John.

"Esto es estúpido" gruñó Sherlock y se sentó al contrario de ellos "¿Cuál es el punto de esto? Listo. ¿Estas feliz?"

"Si. Y tu también. Y el también" John se inclino y beso a Sherlock, quien pretendió hacer un mohín y no besarlo de regreso, hasta que finalmente se rindió con un pequeño suspiro y alargo su mano para mantener la cabeza de John en su lugar y abrió la boca para él.

John empujó, cambiando el balance de Sherlock hasta que este estaba sobre su espalda, y luego se alejo.

"Y ahora estoy en el suelo" remarcó Sherlock.

John se inclino y alzo a Oliver "Papi está mostrando sus poderes de observación para nosotros"

Oliver balbuceo entusiásticamente.

"El también quiere hacerlo" John le dijo a Sherlock y puso a Oliver sólidamente en el pecho de Sherlock "Vamos Ollie, enséñale a papi lo que ya sabes"

Oliver le conto a Sherlock algo realmente serio e importante y alcanzó y toco la estúpida boca en forma de corazón de Sherlock que compartía con su yo en miniatura.

Lo que parecía una sonrisa floto sobre la cara de Sherlock. John sabiamente no comento sobre ello.

"¿Qué es la meta a alcanzar?" Sherlock demando a John, tratando de sonar severo con los dedos de Oliver en su boca.

"Quiero que lo mires. Y quiero que me digas que hay algo que él no pudiera manejar. Porque él está aquí, y eso lo hace literalmente el milagro mas increíble de este planeta. ¿Tú crees que lo vas a intimidar, Sherlock Holmes? El es tu. Si hay alguien quien será capaz de ir al tú por tú contigo, ¿no crees que será el?"

"Mueto, mueto, mueto" dijo Oliver en acuerdo.

"El va a estar bien" insistió John.

Sherlock miro a Oliver y sonrió, solo un poco, antes de morder gentilmente sus labios sobre los dedos de Oliver, lo que hizo que este riera en deleite.

John, aliviado y cansado, se acostó a un lado de ellos y aunque ellos no le iban a contar a nadie más, nunca, acerca de lo que Oliver, porque no era ni cerca de lo relevante a lo que todos los demás pensaba que seria.