Después de un largo viernes y sobre todo después de una larga y pesada semana todos respiraban felices ya que por fin comenzaban las vacaciones, en la sala común de Gryffindor se encontraban: Harry sentado platicando con Ron, Fred y George de las mejores jugadas en el Quidditch y del otro lado de la sala, las chicas: Hermione, Ginny, Alicia y Angelina platicaban sobre algunos artículos que había en la revista "Corazón de bruja", el resto de los miembros de Gryffindor ya se habían marchado por el inicio de las vacaciones de Navidad y ellos a decir verdad estaban todos sin excepción bastante aburridos pero con muy pocas ganas de hacer algo que requiriera de un mayor esfuerzo.

-¡No puedo creerlo! ¡De verdad que no puedo creer que tengamos absolutamente nada que hacer!- dijo Fred al cabo de un rato cuando perdió la discusión sobre las mejores escobas para Quidditch en un tono que sonó más bien a un reclamo que les hacia al resto de los Gryffindor presentes en la sala común

-El noventa y nueve por ciento de las veces ustedes son lo que tienen algo planeado para hacer ¿Qué les ha sucedido el día de hoy?- le dijo casi en burla Angelina a Fred saliéndose de su interesantísima platica con las demás chicas sobre los brujos mas guapos del año (edición especial de fin de año de la revista "Corazón de Bruja") y a sabiendas de que eso animaría un poco el ambiente que en serio comenzaba a tornarse como si fuera una clase del Profesor Binns

-Bueno Angelina para ser sinceros lo que Fred quiere hacer contigo es algo que no puede hacer delante de Ginny, de ninguna de nosotros de hecho- dijo George desde el otro lado de la sala provocando las risas de todos excluyendo a Angelina que se ruborizo demasiado al instante y de Fred que.........

-¡Cállate George!- la cara del joven Weasley estaba aún mas roja que su cabello -Me imagino que hablas de lo mismo que tu y Alicia hacen cuando...- replico a modo de venganza a lo que Fred le tapo la boca y le dijo: -Vale, Vale ya entendí- Todos en la sala seguían riéndose y ahora la ruborizada no era otra mas que Alicia que solo se volteaba y fingía ser sorda y no haber escuchado nada

-Bueno si a verdades vamos- dijo Hermione sugiriéndoles algo como quien no quiere la cosa

-¿Si?- dijo Alicia rápidamente para intentar cambiar el tema

-Podemos intentar un juego muggle- dijo Hermione con una leve sonrisa esperando la aprobación de sus compañeros

-¿Un juego muggle?- Dijeron el resto de las chicas al unísono y de inmediato se acercaron mas mostrándose muy interesadas en el asunto ya que ellas no conocían mucho de los muggles y mucho menos de ese tipo de juegos a los que se refería Hermione con aquella sonrisita

-Si pero será tornara mucho mas divertido si le agregamos algo de magia- dijo y empezó a explicarles al ver lo interesados que estaban todos... incluso Ron y Harry se acercaron mas para poder oírla mejor era una de esas pocas veces en que Hermione mostraba su lado rebelde ( :P )

-El juego se llama "verdad o reto" y consiste en lo siguiente: cada uno en una o varias rondas, según cuanto tiempo queramos jugar, nos toca elegir entre contestar una pregunta que van formulan entre todos los demás jugadores o cumplir un reto también impuesto por el resto de los jugadores- se detuvo y después de medio minuto cuando corroboro que todos los presentes le prestaban la atención suficiente prosiguió -Cuando se juega con muggles es difícil saber si dicen la verdad o están mintiendo a la hora de contestar las preguntas y es entonces cuando el juego pierde su "encanto", pero para evitar que eso suceda aquí se me ocurre que nos pongamos un encantamiento para que cada vez que digamos una mentira nos de risa o algo por el estilo así podremos comprobar que ninguno de nosotros mienta es decir que la información que daremos no es mas que la verdad-

Hubo un silencio y luego se dibujo una gran sonrisa en la cara de los 4 Weasley, pero se noto muchísimo más en las de Fred y George que de seguro ya planeaban que preguntaría a cada uno por la forma en que miraban a todos, cuchicheaban entre ellos y se reían al instante. Harry y Ron por su parte tenían algo de miedo por los retos que les pudieran imponer especialmente los gemelos... pero igualmente les emociono tener algo mejor que hacer y entre todos (aunque según Harry podría haber seguido con la plática de Quidditch). Ni tardos ni perezosos todos asintieron muy emocionados a jugar

-¿Qué esperamos?- dijo Ginny con una gran sonrisa y todos se sentaron en círculo cerca del fuego para conseguir algo de calor ya que hacia mucho frío (recuerden que es fin de año) además cogieron algunos cojines para estar mas cómodos, el círculo quedo de la siguiente manera: chico y chica comenzando con Ginny después Harry seguido de Hermione, Ron, Angelina, Fred, Alicia y al último George antes de volver a comenzar con la mas joven de las jugadoras

-Antes que nada el encantamiento- y Hermione alzando su varita puso el encantamiento a todos al mismo tiempo, incluida ella misma -Bien ahora nadie podrá mentir y el que lo haga tendrá un gran ataque de risa delatando su mentira y miro a todos con la intención de decirle que ni se les ocurriera decir nada mas que la verdad-

Por un instante todos se miraron entre sí emocionados, sabían que iban a empezar algo nuevo para ellos (claro menos Hermione que al parecer de todos tenía práctica en aquel juego) y sabían que sería muy divertido aunque también todos por dentro sabían perfectamente que a veces no es bueno jugar con la verdad ni con los castigos, quizás por eso el juego les resulto fascinante.

-Bien...¿Quién empieza?- dijo impaciente George

**********

Bueno este mi segundo fic espero que les guste.

PD. Todos los personajes presentados en este fanfic son propiedad de J.K. Rowling y yo no obtengo ningún beneficio por utilizarlos, solo diversión.