Hola

Habían pasado meses desde la primera vez que entró en el orfanato y darse cuenta de lo mucho que cambió durante ese periodo de tiempo no deja de sorprender a Mikaela. Durante ese tiempo entendió que a pesar de existir persona malas como sus padres, también estaban quienes eran como su nueva familia a quienes debía de proteger. La felicidad pasó de ser algo que veía a escondidas por una ventana a ser algo que experimentaba cada día.

Por eso estaba emocionado ante la idea de un nuevo miembro en su familia. Todos arreglaron el salón de juegos con adornos para darle la bienvenida y en un intento de calmarse comenzó a jugar con la pelota que le había regalado Taichi. Estaba cerca de la ventana por lo que, mientras el resto jugaba con los bloques de construcción, pudo ser el primero en ver al recién llegado siendo arrastrado, literalmente, por Saitou. La directora ya les advirtió que el chico nuevo podía llegar a ser agresivo.

Se quedó hipnotizado notando la forma como el niño luchaba para liberarse sabiendo que si su estado de salud se lo hubiera permitido, él habría actuado de la misma forma cuando llegó por primera vez. Su temperamento asustó un poco a los otros niños que instintivamente se quedaron detrás de Akane y suyo mirando curiosos como la directora presentaba a Yuichiro.

No dejó que su mirada agresiva e indiferente lo intimidara, en lugar de ello le dedicó su más brillante sonrisa. Había estado en su lugar, entendía que todo era una actuación para protegerse y era su deber como el mayor del grupo hacerle darse cuenta de su error. Cuando Yuichiro le contó su historia se quedó congelado un segundo porque desde que dejó que los miembros de su familia ingresaran a su vida le resultaba imposible controlar una fría rabia contra aquellos que se atrevían a lastimarla, Yuichiro era el más nuevo y por lo tanto quien más recientemente tuvo que vivirlo.

Dando un suspiro no dejó que su sonrisa vacilara e insistió en tenderle la mano que él se negaba a tomar. El periodo de tiempo que le tomó darse cuenta de que estaba a salvo fue uno terrorífico, viendo enemigos que no existían, y del cual no pensaba permitir que lo experimentara.

"Se vive para aprender y usar lo aprendido" Recordó las palabras de la directora mientras Yuichiro seguía mostrándose arisco "Puedo usar lo que sufrí, lo que sentí, para impedir que mi familia lo viva. Así puedo protegerlos"

Mikaela intentó una nueva estrategia cuando Yuichiro le preguntó si estaban peleando por quien era el líder del grupo. La idea le resultó graciosa, no era exactamente un concepto que se aplicara apara ellos, pero podía usarlo. Un líder, como el papel de hermano mayor que llevaba, se encargaba de proteger a sus seguidores. Por eso no dudó en pelearse contra él y ganándole, demostrándole de esa manera que no es necesario estar a la defensiva porque había alguien dispuesto a protegerlo, y que tenía la fuerza para hacerlo.

"Ahora hay que mostrarle su otro error"

Pensó sonriendo por el comentario de la directora afirmando que solo estaba intentando hacerse amigos. Una vez que la calmó le compartió brevemente su historia a Yuichiro para que entendiera que su pasado no debía de impedirle ser feliz. Los otros niños debieron animarse por su comentario porque espontáneamente comenzaron sus historias personales de forma animada y con grandes sonrisas. Algunas era la primera vez que la escuchaba lo cual volvió a molestarlo sin embargo no permitiría que eso disminuyera su ánimo mientras alentaba a todos a saltar a abrazar a Yuichiro.

Estaba seguro que una bienvenida como esa sería más fácil para él entender lo que significa hacer parte de la familia del orfanato Hyakuya. Lamentablemente no fueron muchos los días tranquilos que tuvo para ello.

Cuando finalmente estuvo seguro de alcanzar la felicidad y creía poder trasmitirlo a quienes lo rodeaban, los vampiros aparecieron.

…..


Este capítulo es una mezcla del capítulo 1 del anime y del manga hecho de memoria para entrelazarlo con esta historia. La escena de Saitou, Yuichiro y Mikaela en la ventana con un balón también apareció en el manga (aunque no recuerdo el capitulo)