Sinopsis:

Cortex se cansó de fracasar una y otra vez en sus planes para dominar al mundo, todos eran frustrados por los Bandicoots.

—Quizás es hora de dedicarme a otra cosa.

Referencias:

—Blablabla-Decía estúpidamente: Diálogo

—"Blablabla": Pensamiento

-.-.-.-: Cambio de escenario

...: FlashBack

-: Fin/inicio del Cap.

Cortex miraba como todo lo que creó se caia en pedazos. Por última vez, el ideó un plan malvado, Creó un Cortex Vortex nuevo. Después de meses de trabajo, él se puso a reunir cristales para ponerlo en marcha. Todo lo hacía en secreto solo el N. Team sabía y su querida sobrina Nina.

Después de un par de meses, reunió los cristales necesarios para hacerlo funcionar. ¡Todo iba bien! Los Bandicoots no sabían nada, y cuando se enterasen, sería tarde, ellos ya estarían bajo el control del Cortex Vortex.

Pero la desgracia sigue a nuestro amado científico. Mientras el buscaba el último cristal, resultó que el cristal estaba en N. Sanity. Eso asustó al enano. Así que se aseguró de no ser visto y no dejar rastro. Al menos eso es lo que él creía.

Mientras todo en su laboratorio estaba en llamas y el techo se caía a pedazos, Coco, Crash y Crunch vieron al científico que estaba en su límite, Coco dijo:

—Un nativo te vio —Cortex se sintió la persona más estúpida del mundo— El nativo nos avisó, gracias a él, te detuvimos.

Coco y Crunch pegaron media vuelta y se fueron. Crash y Neo se miraron, Crash con lástima y Neo... Tenía una mirada inexpresiva. Entonces, Crash se fue.

—"Debería quedarme aquí y morir"

Y se desplomó en el piso. Cortex empezó a recordar Los momentos con su madre, cuando hizo su primera mutación, sus momentos en la academia del mal, cuando él y los integrantes del N. Team se conocieron. Cuando conoció a Nina...

—"No, no puedo morir aquí, tengo que salir adelante. Por Nina y el N. Team."

Cortex se incorporó y miró a su alrededor. Había más llamas que antes, pero eso no le impediría escapar.

Cortex necesitaba llegar a su cinturón tele transportador, él lo había dejado caer mientras daba órdenes a sus mutantes de detener a los Bandicoots cuando se acercaban. En fin, ya saben que no sirvió para nada. Afortunadamente los Bandicoot no hierieron a Cortex. Él se preguntaba por qué no lo mataban de una vez, tuvieron muchas oportunidades.

Fue hacia el pasillo principal, y cuando iba a cruzar la puerta, una parte del techo desmoronó y cayó obstruyendo su camino.

—"Mierda" —Dijo tosiendo— "Ahora tendré que dar la vuelta.

Cortex sintiéndose peor que nunca, trató de no morir por el humo, por el techo que se caía, o por simplemente las llamas.

Finalmente llegó al pasillo, se colocó lentamente su tele transportador, apretó un botón y desapareció.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

N. Gin charlaba preocupado con su almirante.

— ¿No hay noticias de Cortex, Benson?

—No capitán, aún no hay nada.

Gin miró al mar preocupado. Su compañero, no, amigo, relató su plan frente todos al N. Team. Él se veía emocionado, pero a la vez estaba desgastado.

Todos los integrantes miraban no contentos con ese plan. Era claro que Cortex se había obsesionado con Crash, intentando derrotarlo una y otra vez. En vez de centrarse en dominar al mundo junto al N. Team, el seguía intentando.

Todos intentaron de convencerlo de que no era buena idea, que lo olvidase y se centrase en otra cosa, pero el de forma testaruda dijo "Debo derrotar a lo que yo creé, es mi responsabilidad". Si hubiese sido el Cortex de antes, él había armado un revuelo enorme.

N. Gin suspiró una vez más.

— ¡Capitán!

Gin se sobresaltó un poco

—¿Qué sucede?

—¡El Doctor Neo Cortex ha aparecido en el acorazado! ¡Él está inconsciente!

—¿Dónde está? —Preguntó sobresaltado.

—Me informan que está en la enfermería.

—Bien hecho Benson —Gin se apresuró a ir a la enfermería

El experto en robótica se apresuró y fue hacia la enfermería. Tomó su teléfono y llamó a Tropy. Esperó unos segundos hasta que por fin respondió.

— ¡Doctor Nefaurius!

— ¿Qué pasa? —Se escuchó la voz somnolienta del líder, al parecer lo despertó de su siesta.

— ¡El Doctor Neo Cortex apareció!

— ¿Qué? ¿Cómo está? ¿Dónde?

—Apareció en mi acorazado —Gin llegó a la enfermería y le preguntó a sus androides dónde estaba Cortex— Al parecer estaba inconsciente y le cuesta respirar.

—Voy enseguida —Tropy cortó.