. Brave heart .

De: PRISS

17-MAY-10

05-ABR-11

Capítulo I.


Ella era una dama muy importante, con un futuro de estatus social y riquezas. Él era un sanguinario y temible apache, el guerrero favorito de los grandes espíritus. . . y la quería para él.


Una elegante carreta recorría a paso tranquilo las llanuras de Norteamérica.

En su interior, una hermosa joven de largos cabellos dorados admiraba el paisaje con un ceño fruncido en su lindo rostro.

¿Por qué tenía ella que dejar la comodidad, lujos y modernidad de la grandiosa ciudad, para venir a un... pueblecillo que apenas se formaba?.

"¿Qué culpa tengo yo de que mi padre ambicione que su banco sea el primero en este territorio?."

Se preguntaba mentalmente la dama, con cierta apatía.

Los negocios de su padre ciertamente estaban fuera del interés de la jovencita.

A sus tiernos diecinueve años, la vida de Anna Kyouyama podía resumirse en fiestas de sociedad, bailes, lujos y comodidad. Así es su glamoroso estilo de vida no iba para nada con estos paisajes tan. . . rurales.

Y sin embargo, no pudo oponerse a su padre, Fausto, cuando este le pidió que lo acompañase a Texas.

"Es mi única familia... ¿qué más podía hacer?."

Anna fijó la mirada en el paisaje más allá de la ventana de la carreta. Tenía entendido que aún faltaban un par de días de camino para llegar a su nuevo hogar.

La rubia iba pensando en lo aburrida que sería la estancia en aquella región calurosa y seca, cuando de pronto, algo en el paisaje llamó su atención; una sombra que se movía entre los arbustos. La Kyouyama enfocó los ojos en ese punto en específico y lo que vio la dejó helada.

De pronto, un hombre de piel morena y adorno de plumas sobre su cabello, se alzó de entre los arbustos, abandonando su escondite, y profiriendo un grito de guerra que la chica jamás había oído.

~ ¡ Indiosss !...

Gritó el cochero al tiempo en que forzaba a los caballos a emprender marcha a toda velocidad.

Anna no se dio cuenta de en qué momento o de donde salieron tantos nativos, tampoco entendía muy bien la delicada situación en que se hallaba, ignorante de los peligros de lugares como este.

Solo la intuición le decía que las cosas se iban a poner feas.

~ ¡¿Qué demo...?!

El corazón de la mujer se aceleró al sentir el repentino frene de la carreta.

Tres indios se habían cruzado en el camino, obligando a los caballos a detenerse.

La Kyouyama se acercó ligeramente a la ventana, curiosa por saber que era lo que acontecía allá afuera, más al ver el cuerpo de su cochero tirado a un costado de la carreta, con dos o tres flechas clavadas en su cuerpo, la hizo retroceder y refugiarse inútilmente en uno de los acolchados rincones de su transporte... esperando lo peor.

Provenientes del exterior, los gritos de pelea seguían escuchándose y las ventanas habían sido destrozadas.

No demoraron los atacantes en hacer añicos la puerta de la carreta y descubrir a la pobre muchacha que se negaba a ser presa de esos bandidos.

Uno de los nativos la sujetó del brazo y la obligó a salir de su escondite. Fue tan brusco, que Anna terminó cayendo en la tierra, en medio de todo un grupo de indios.

Ella alzó la mirada. ""¡Dios mío, ten piedad!."" Rogaba en silencio, más su semblante no era precisamente el de una damisela en peligro. Por el contrario, la Kyouyama hizo gala de su fuerte carácter y dedicó una mirada de desprecio y superioridad al grupo de nativos, intimidando, increíblemente, a más de uno.

Pronto, la rubia vio como algunos indios se dedicaban a saquear sus cosas, buscando algo que pudiese serles de utilidad.

~ ¡Suelten mis cosas, malditos ladrones!.

Reclamó la mujer, más uno de esos tipos la sujetó con fuerza; impidiéndole el recuperar sus pertenencias.

~ Déjenla, yo me haré cargo.

Tras unos momentos de confusión, la rubia se giró al escuchar la fuerte y autoritaria voz del que, supuso, era el líder.

Ante ella, se mostró un hombre montando a caballo, de largos cabellos castaños, piel canela, como el resto de la tribu, pero sus ojos. . . eran tan distintos, había en ellos tantas cosas que la chica no pudo descifrar, pero tenía gran curiosidad por descubrir.

Quizá por ello, quedó hipnotizada y no pudo apartar su mirar de aquellos ojos tan profundos y oscuros.

.

.

.

.

. . . . Continuará.


Después de años, vuelvo a esta sección de ffnet.

Tenía muchas ganas de escribir esta historia.

La inspiración, surgió después de ver la serie animada "El último de los Mohicanos" y de leer el libro también, aunque, como las regiones son distintas, la trama se basa más en series estadounidenses como "Doctor Quinn" ^^' .

Parte de la trama de Shaman King se basa en creencias nativas americanas, en el doblaje latino, la tribu de Silver y de la vida pasada de Hao, eran los "Apaches", así que por ese lado, fue sencillo idear esta historia.

Lo que me fue difícil fue elegir un título para este fanfiction. Al final, me decidí por "Brave Heart", en parte por el tema musical y porque suena bien para un nombre apache, ¿no? ^0^ .

Espero no haber cambiado mucho la forma de ser de los personajes.

Por cierto, Yoh no existe en este fic.


.