EL NUEVO HOMBRE DE LA CASA

REAFIRMANDO LAZOS

Estaba leyendo un fic (es mi vicio) cuando leí una descripción de la hora de comer, la escritora expreso: "Todos tomaron su lugar en la mesa, Vegeta tomo el lugar principal reservado al hombre de la casa." Eso me hizo pensar ¿en qué momento Vegeta se posesiono como el hombre de la casa Briefs? Y esta historia surgió, es mi primera historia, por favor tomen en cuenta eso.

Declaración: Dragón ball y sus secuelas no me pertenece, la serie y los personajes le pertenecen a Akira Toriyama.

Había pasado ya tres meses de la batalla de Cell, Trunks Mirai había regresado a su línea de tiempo, se había ido satisfecho de pasar un tiempo con su familia, haber conocido a sus abuelo y sobre todo haber conocido a su padre, aunque no comenzaron con el pie derecho, paso con él el tiempo suficiente como para poder ver debajo de su fachada dura y pudo encontrar lo que su madre vio en él.

Aunque Vegeta se había propuesto no pelear más, fue otra vez su preocupación por su hijo lo que le hizo cambiar de idea. Dándose cuenta que lo necesitaban alerta y preparado para afrontar cualquier enemigo o amenaza de cualquier tipo que pusiera en peligro su nuevo hogar y familia.

El Dc. Briefs había insistido que ya que la amenaza de los androides había sido superada era el momento de formalizar su relación con su hija, aunque Bulma había dejado claro que ellos ya eran una pareja establecida, bajo las tradiciones Saiyajin (no detallando estas costumbres). A él le pareció que aun hacía falta cumplir las tradiciones humanas, siendo de mucho peso el hecho que la pareja vivía en la tierra.

Bulma sabía que una vez que su padre tenía una idea en su cabeza no habría razonamiento que lo persuadiera de lo contrario; pero así de dura también era la tarea de convencer a su actual pareja de completar los rituales humanos, que él consideraba innecesarios, para poder seguir siendo una pareja. Lo bueno era que desde que él había superado su periodo depresivo tras la batalla con Cell y había retomado su entrenamiento su humor había mejorado, cosa que solo los ojos expertos de Bulma podían notar, así que aprovecharía esta noche que sus padres no estarían en casa para hablar con él en la cena.

Programo a los robot para preparar una abundante cena con los platillos que ella sabía que eran sus preferidos, los cuales no habían sido fáciles de identificar pues él hacía muy pocos comentarios al respecto; pero ella tomaba una mirada o un gesto para saber que eran de su gusto o disgusto. Después de una agotadora pero satisfecha jornada de entrenamiento el príncipe se dirigió a tomar una ducha caliente, cambiarse de ropa y luego bajo a tomar su cena.

Al entrar a la cocina sintió el agradable aroma de los alimentos y vio a su mujer y su bebe ya en la mesa y se sintió relajado pues esta era de esas pocas veces que sus suegros no estaban y podía sentirse más en intimidad con su pequeña familia. Bulma quiso comenzar conversación con él.

—y… ¿cómo estuvo tu entrenamiento hoy?, ¿No tuviste problemas con los robots o la cámara?— pregunto ella.

—Mmm no—contento secamente

—Que bien, quiere decir que hice un buen trabajo hace días que no hay un desperfecto-, dijo ella jugando con su tenedor en su plato, —Vegeta—, prosiguió —yo quería decirte…—Bulma no pudo terminar en ese momento Trunks comenzó a llamar

—Mama´, mama, mama –balbuceo el pequeño

—¿Que pasa cariño?

El niño golpeo su plato con la cuchara con el adjetivo de mostrar que estaba vacío

—¿quiere más? enseguida te daré lo que quieres, wow tu apetito está creciendo se ve que eres un Saiyajin

Bulma puso más comida en el plato de su bebe de más de un año. Por alguna razón sintió que ese no era el momento para su conversación con el Príncipe decidió hablar con él en la recamar sin tener que dividir su atención entre su pareja y su bebe.

Esa noche después de acostar a Trunks se dirigió a su habitación, Vegeta ya estaba en la cama ella se acercó respiro hondo y le dejo salir sus palabras antes que algo la interrumpiera.

—Vegeta tenemos que hablar—

Él la miro levanto una ceja, que ella interpreto como "adelante" Y ella prosiguió dejando caer sus palabras sin rodeos

—Mis padres insisten en que tú y yo tenemos que completar los rituales humanos para ser una pareja, me refiero a legalizar nuestro matrimonio

Ella observo su cara en busca de un gesto que le permitiera leer sus sentimientos al respecto, pero como siempre él no mostro ningún cabio, pasaros cinco segundos que a ella le parecieron eternos hasta que él hablo.

—Bien, hagámoslo

Bulma se quedó sin habla ni reacción después de unos momentos reacciono

—¡¿Qué?! Entonces, ¿estás de acuerdo?—ella se lanzó a la cama abrasando su cuello, — ¡Vegeta, me haces tan feliz!

— ¿Qué tiene de raro? , Contesto el príncipe —Tu accediste a mis tradiciones yo puedo acceder a las tuyas, pero nada de esas cosas tontas y ridículas de tus películas— dejo claro antes que su mujer echara a volar su imaginación.

—Te lo prometo Vegeta voy hacer todos los papeleos necesarios, solo tendrás que firmar un papel y mis padres estarán felices ¡ha! habrá un intercambio de sortijas, tal vez te tengas que vestir formal y… y … habrá un pastel, unas cuantas flores y... y…

—Mujer deja de echar a volar tu imaginación, te dije que sin las cosas ridículas de tus novelas

—Ok ok, entiendo. Será lo más básico te lo prometo—dijo su mujer, tirándose a la cama con los ojos bien abiertos viendo con mucho interés el techo, por un momento Vegeta sintió un poco de temor sin saber en qué se había metido al aceptar a los deseos de su mujer; pero trato de no pensar en ello.

Bueno aquí llega esta primera parte la verdad lo del matrimonio solo pensaba fuera una mención de unas cuantas líneas pero se me salió de control, no pienso detallar lo que paso sino seguir adelante con la idea principal de la historia que es como Vegeta pasó de ser un huésped a convertirse en el hombre de la casa, mi idea es hacer una serie de historias cortas que se pueden leer por separado.