-Yandere-chan, vamos a casa juntas -dijo sonriente Pippi Osu a su amiga.

-¿Ah? -dijo la pelinegra, dándose la vuelta-. Lo siento, Pippi, no puedo ir hoy. Tengo algunas tareas pendientes en la escuela.

-¿Tareas? ¿Qué tipo de tareas? -preguntó.

-No es nada importante. Luego te alcanzo, ¿sí? -dijo Yandere-chan mientras volvía al interior del edificio.

A esa hora, todo estaría vacío, y sería un lugar sin molestias para la tarea que la yandere llevaría a cabo. Caminó rápidamente hasta la enfermería, y para su fortuna la enfermera seguía allí dentro, sola.

Sin tocar la puerta, Yandere-chan entró, y la mujer se giró hacia ella. Se veía sorprendida de haber tenido una visita tan tarde, cuando no quedaba casi ningún estudiante en la escuela. Yandere-chan se acercó lentamente hacia ella, y cuando la mujer se levantó llevó a cabo su plan.

Rápidamente sacó las tijeras que había guardado en su falda, las cuales clavó en el cuello de la mujer sin ninguna dificultad. El cuerpo de la enfermera yacía en el suelo de la habitación, el cual la yandere arrastró hasta un contenedor de la parte trasera de la escuela. Lo disimuló colocando varias bolsas de basura, esparcidas por todo el patio.

-Perra asaltacunas -susurró, limpiándose la sangre de sus dedos fríos-. Senpai nunca saldría con alguien muerta.

Tardó un rato en limpiar toda la sangre que había quedado derramada, pero nada interrumpió su momento de euforia semanal.

Salió de la escuela con una sonrisa disimulada en su rostro sin vida. Otra semana, otra rival de Senpai eliminada.

.

.

.

Una semana después

"Reciente ola de asesinatos en serie ha atacado la Academia Akademi. Últimos informes en la página 12" decía el periódico de la escuela que sostenía Pippi Osu en sus manos.

-¿Te enteraste de esto, Yandere-chan? -preguntó Pippi a su compañera, quien estaba entrando apurada a la sala de computación. Las clases habían terminado, y Pippi había estado esperándola para las actividades del club de videojuegos. Las computadoras habían tardado un rato en encenderse, y entonces la pelirrosa había comenzado a leer un ejemplar del diario que habían dejado sobre la mesa de las computadoras.

-¿De eso? Info-chan se encargó de esparcirlo por la escuela -respondió Yandere-chan, sentándose en una de las computadoras junto a Pippi.

-Me extraña que haya tanta información pero que no se haya descubierto al asesino -acotó mientras pasaba las páginas.

-Parece que se encargó bien de ocultar las evidencias... -dijo, ocultando una sonrisa. Por supuesto, ella se había encargado personalmente de eliminar cualquier rastro de los homicidios que había causado las últimas semanas. ¿Qué haría si descubrían que ella fue la que eliminó a tantos estudiantes seguidos? La expulsarían de la escuela, la enviarían a la cárcel, o peor, Senpai la vería como una loca. Ésto último era la más grave de las alternativas. Haber tenido que planear meticulosamente cada movida le había causado muchísimo estrés los primeros días, por lo que Info-chan le recomendó entrar a algún club para deshacerse de él. Así, se encontraba junto con Pippi Osu, la única miembro del club de videojuegos.

-¿Cuál será su móvil? -preguntó-. No puede asesinar tantas personas porque sí.

-Todas esas chicas intentaron acercarse a Senpai de alguna forma -dijo Yandere-chan-. Supongo que quiere que nadie se le acerque...

-No entiendo, ¿quién sería capaz de matar a alguien sólo por eso...? -preguntó, de nuevo-. ¿Tú lo harías, Yandere-chan?

-¿Eh? ¿Yo? P-para nada -dijo, intentando sonar convincente-. Yo no sería capaz de hacer algo así, aunque Senpai me guste...

-Ah, ¿Senpai te gusta? -dijo Pippi sonando algo indiferente.

-¿S-si Senpai...? Bueno, un poco... sí -respondió Yandere-chan, intentando disimular. Ya sabía que a Pippi no le gustaba Senpai; Info-chan se lo había asegurado.

-Ajá... No sabía que alguien te gustaba -dijo a la vez que prendía su computadora.

-Creo que haría cualquier cosa por que me notara... -agregó.

-¿En serio?

-Sí... -respondió mientras se acomodaba en la computadora cerca de Pippi-. Pero nada muy exagerado. No mataría sólo por eso...

-Oh -Ella se veía algo decaída, pero Yandere-chan no pareció notarlo-. Ah, ya se inició la sesión. ¿Practicaste desde la última vez que jugamos?

-Juro que lo intenté... Pero sigo sin conseguir pasar de la estrella -respondió, algo frustrada-. Ya sabes, mi computadora es algo lenta...

-Nunca me dijiste el modelo de tu computadora -respondió Pippi.

-Una vieja, no sé cuál es -"Y la uso para guardar mis fotos de Senpai y las que me pide Info-chan" agregó para sí.

-¿Sólo una computadora vieja? ¿Y te haces llamar un miembro del club de videojuegos, Yandere-chan? -acotó la pelirrosa riendo.

-Nunca fui buena en los videojuegos... Pensé que podrías ayudarme un poco -respondió tímida.

-No lo decía en serio -dijo-. Para haber empezado hace un par de semanas no vas mal. ¿Pero en serio? ¿Una computadora vieja? ¿Ni siquiera el sistema operativo?

-No la uso mucho...

-Está bien, hoy vamos a seguir con Osu. ¿O qué juego prefieres? -preguntó Pippi.

-Uh... ¿podemos seguir con tetris? En ese soy buena...

-Jaja, bien. Luego elijo yo, ¿bien?

Ambas jugaron en su PC, y consiguieron desconcentrarse del tema de los asesinatos por un rato. Luego de haber jugado Tetris, comenzaron una partida cooperativa de osu! Sin embargo, luego de 45 minutos de jugar, Pippi recibió una llamada telefónica.

-¿Hola? Ah, ¿mamá? Estoy en la escuela ahora... ah, cierto. Lo había olvidado... enseguida... No, iré caminando. Adiós –Se giró a Yandere-chan.

-¿Ah?

-Disculpa, hoy debo retirarme temprano. Dentista –respondió apurada-. Te enviaré un mensaje luego. Nos vemos.

Pippi tomó sus cosas y salió rápidamente de la sala de computación, sin darle tiempo de responder a Yandere-chan. "Qué extraño", pensó, mientras volvía su vista a la pantalla, "no suele salir tan apurada cuando vamos a casa juntas... Seguramente es algo urgente". Cliqueó el botón de "Return" del juego, pero tan pronto como intentó seguir la canción, apenas duró unos segundos antes que apareciera la pantalla de Game Over frente a ella. "La pregunta verdadera es, ¿cómo espera que resuelva este mapa sola...?"

N/A: ¡Hola a todos! Este es mi primer fanfiction yuri, de YanSim, y del cual logro escribir más de 4 capítulos *-* Sé que esta pareja no es muy conocida, pero a mí me ENCANTA, y el hype me llevó a hacer este fanfic. Disfruten, quiero saber si hay más fans especiales como yo.