¡Hola a todos! aquí de nuevo reportandome con un sensual y jugoso capítulo nuevo, vaya ya casi año y medio ¿no? Bueno antes de que me maten y me persigan con antorchas y me prendan fuego quiero recordarles que… ¡SI ME ANIQUILAN SE ACABA EL FIC!

Okey no los aburriré contando mis motivos, pero no tienen elección, les debo una gran disculpa, realmente tuve causas de fuerza mayor, aquí entre nos, tuve problemas con un usuario de aquí (la cual no revelaré el nombre), esos problemas con el hizo que por poco dejará abandonada mi cuenta, luego súmenle los días depresivos que tenía y más la situación que vino en mi país pues… no me dieron ganas de actualizar, pero me dirán "pero eso no te evito que subieras más cosas o si ¡maldita!"

Esas historias fueron más para desahogo personal que otra cosa (si alguno ya leyó Lullaby ya sabrá cómo está la situación)

Volviendo al punto principal realmente espero que les guste este nuevo capítulo y mi regreso, de verdad que espero no volver a irme como lo hice porque enserio que los extrañe muchísimo ustedes están en mi pequeño corazoncito…

También debo una gran disculpa a todos aquellos a los que traume con el lemmon de verdad que eso no quedó del todo bien…

¡Otra cosa más! Por ahí alguien me dijo que debía cambiar el género de seis, ¡OYE QUE NO SABES LEER! EN LA DESCRIPCION DICE CLARAMENTE FEMSIX, además en el juego te dan la opción de ser hombre o mujer, si no te gusta que sea una chica te invito amablemente que no leas la historia.

Al final del capítulo contestare reviews ¿va que va? Sin mucho que decir… ¡A LO BUENO!

Halo no me pertenece son propiedad de Microsoft, 343 Industries y Bungie, La trama es de mi autoría prohibido el plagio

Había pasado más de un mes, parecía que iban a la deriva, no recordaban la fecha ni la hora de su partida, pero sí recordaba perfectamente lo que sucedió ese día: ese día en que tuvieron aquella emboscada, aquella que cambió su vida y tal vez hasta su destino.

-Señor, hay brutes a unos 10 metros de su posición.

-Richard, ocúpate de esta área, iré a acabar con estos cabrones.

-Copiado.

-Amelia, Weber, ¿qué tal su posición?

-Estamos bajo fuego intenso, señor- dijo Amelia.

-Aquí no hay rastro del covenant- dijo Weber

- ¿Ágata, Mark?

-Sin rastro del covenant, señor- respondieron ambos

-Mantengan la posición y no bajen la guardia.

Zero corría a toda velocidad mientras en el camino iba matando a cuanto grunt o jackal encontrase, corrió por algunos pasillos para ayudar a otro sector, al entrar un grupo de Elites de diferentes armaduras fueron hacia él. Reconoció a los menores y mayores, pero había dos tipos que no reconocía. Zero tomó su rifle de asalto y comenzó a disparar.

En la cabina del capitán

-¿entonces cuál es tu plan Atenas?-

-mi plan, señor, es hacer que una parte de Omega se adentre a una de las fragatas y saboteemos sus controles-

-¿y como haríamos eso?- pregunto algo consternado el capitán

-conmigo señor yo me ofrezco a dirigir la fragata y estrellarla contra la otra-

-¡INAUDITO ATENAS!-

-pero señor-

-nosotros te necesitamos-

-señor, usted y yo sabemos la verdad, para la UNSC yo ya no existo, yo debí morir en aquel planeta que mi equipo juró proteger-

-No, no te dejare Atenas-

-Señor, soy su única alternativa, déjenme ayudarlos, no dejaré que el covenant cobre más vidas humanas, esa gente es más importante que la vida de una IA, piense lo que le harán por mi culpa, es tiempo de arreglar las cosas señor-

Tomó un momento al capitán en asimilar y comprender las palabras de aquella IA, pero tenía razón, aquel crucero no resistirá por mucho un ataque, era cierto que contaban con aquel equipo de spartans pero no siempre tendrían municiones.

-De acuerdo Atenas… comuníqueme con el comandante Z-370

Zero por su parte seguía abatiendo a cuanto combatiente se le cruzara en el camino, no dejaría que tomarán más vidas, con su rifle de asalto como única arma el líder del equipo estaba acabando con aquellos seres miserables

-Comandante- resonó la voz del Capitán desde el comunicador de su casco –necesito que usted y su equipo completen una misión

-¿misión?- respondió casi estoico –señor hacemos lo que podemos, y ahora nuestra misión es cuidar y no dejar que traspase el maldito enemigo

-ya no más- pero esa fue la voz de una IA -comandante, podemos hacer que el enemigo caiga en un solo ataque

-te escucho

-venga a la cabina y traiga consigo a los Spartans que requiera

Zero lo pensó un poco, si podían acabar con ellos de un solo golpe, tendrán que arriesgarse,

-Ágata tú vienes conmigo… Webe tú igual, Mark tú estarás luchando en mi ausencia, Richard y Amelia, ustedes serán la escolta de Mark traten de abatir a cuantas alimañas encuentren

Zero seguía disparando, pronto algunos ataques cesaron eso quizás no era una buena señal, siguió avanzando hasta llegar a la cabina del capitán

-señor ¿cuál es el plan?

-Atenas tiene un plan -de inmediato una IA apareció frente a ellos, era azul celeste, su silueta parecía el de una hermosa mujer griega

-Debemos infiltrarnos en la fragata que tenemos en frente y hacerla chocar con la siguiente, podemos aprovechar el impacto para burlar a la tercera y atacar a distancia

-¿ese es su brillante plan?

-solo es el desenlace. comandante usted llevará a Atenas a la fragata, ella tomará los controles, me temo que se sacrificara

-es tiempo de devolverle la esperanza a esta gente

Antes las palabras del Capitán Jeremías y de la IA, Zero las analizaba, quizas seria buena idea y si lograban deshacerse de aquellas detestables bestias, él estaría dispuesto arriesgarse

-Capitán, lo que me pide suena descabellado, sin embargo lo haremos, preparen en los pelicans estaremos en los hangares en poco tiempo

-mucha suerte comandante… mucha suerte Atenas…

Tanto la IA como el Capitán hicieron un saludo militar viéndose por última vez, aquella IA volvió al chip, sin mucha demora el capitán Jeremías le se lo entregó a Zero, este salió a toda prisa de la cabina encontrándose en el camino a sus compañeros Spartans

-entonces ¿cuál es el plan?

-arribaremos a una fragata, entraremos a los controles la direccionamos hasta la segunda para estrellarla

-es una idea suicida señor- dijo Ágata extrañada

-si, pero nosotros no estaremos

-¿A no?- Weber estaba consternado -¿Entonces quien?

Zero les mostró el chip de la IA y estos comprendieron de inmediato de lo que se trataba.

No tardaron en llegar a los hangares, Zero rapidamente subio a una de las naves, Ágata y Webe se distribuyeron en las otras, ellos serían la escolta del comandante Zero mientras intentaban arribar a la fragata

-Espero que esto funcione… Atenas-

-Comandante hay muchas naves tipo Seraph y banshee dirigiéndose a nuestra posición- esa fue la voz de Webe

-ataquen lo mas que puedan, pero sean selectivos no queremos llamar la atención ni ser descubiertos entendido

-sí señor- respondieron ambos

Ágata se desplazó a la izquierda, empezó a disparar para llamar su atención, Weber y el comandante Zero siguieron avanzando

-cubriré a Agata comandante- Zero entendió, siguió avanzando para llegar a la fragata más cercana pero no pasó desapercibido ya que recibió fuertes disparos de en la parte trasera

-¡CARAJO!- vociferó zero desde su posición -tendremos que pelear- ordenó el comandante a los marines, ellos emprendieron una lucha para poder llegar a alguna de las fragatas…

Capítulo 17: Un largo anochecer

-¡CORRE KAMALA, CORRE!- logró articular seis, Kamala sin dudarlo comenzó a huir del lugar iría por Thel para ayudar a seis mientras que ella se quedaba en manos del enemigo…

-¿qué es lo que tenemos aquí?- dijo uno de los atacantes, justo aquel que la había tomado del cuello, seis intentaba zafarse del agarre, sin embargo sus esfuerzos eran en vano, sintió como su atacante comenzaba apretar cada vez más fuerte, seis sintió una mezcla de ira y temor, como pudo lanzó una patada hacia atrás, pero solo consiguió un fuerte dolor, la coraza de la armadura era lo suficientemente dura para que algo penetrara en ella, pero seis seguía forcejeando, daba golpes con sus piernas y brazos. El ultra había azotado a seis en el suelo, con mucho pesar, seis intentó ponerse de pie, estaba dispuesta a luchar contra el elite, este en cambio veía divertido a la humana, se abalanzó sobre ella, sin embargo como pudo, lo esquivo.

-¿CREES QUE VAS A VENCERME?- bramó furiosa la Spartan

De nuevo aquel élite agarró a seis de uno de sus omoplatos, sin mucho esfuerzo levantó a la humana, quedando frente a frente, la chica lanzó una patada directa a la cabeza de su atacante, esté solo se tambaleó un poco, de nuevo seis volvió a atacar con un rodillazo, esta vez el golpe dio en la parte descubierta de su casco, con eso logró liberarse de aquel Ultra, la hembra humana corría a pasos torpes y obtusos, quería llegar para avisarle a Thel sobre aquellos Ultras, sin embargo sus pensamientos fueron interrumpidos por el fuerte dolor apoderándose de su cabeza.

Un segundo guerrero había tomado a seis desprevenida, este esperaba alguna señal de Thel, no obstante cambió de planes al ver huir a la humana, no fue difícil alcanzarla, al contrario, debido a que seis era incapaz de correr del todo bien, aquel guerrero la alcanzó en un dos por tres.

-¿qué es esto?- dijo aquel segundo Ultra a su compañero

-esta es la escoria que liberó a nuestra prisionera-

-¡Suéltame bastardo!

-¡CALLATE!- bramó aquel sangheili que la tenía, para después soltar un fuerte puñetazo en el rostro de seis, eso provocó que la ira se apoderó de la spartan, intentó liberarse de nuevo, pero fue inútil, el agarre del ultra era fuerte, cada vez enterraba sus dedos en su cabeza.

Un segundo golpe recibió aquella spartan en su abdomen, sintió como el aire se le escapaba del cuerpo, de uno de ellos la había pateado como señal de advertencia para que dejara de moverse, la dejó caer, ella jadeaba intentando estabilizarse.

-¿ahora que haremos sin la prisionera?

-piensen un poco más- el líder Ultra pareció imponente -no pensé en ver uno muy de cerca- después de eso tomó a seis de la barbilla para observar mejor, sin pensarlo seis lanzó un golpe directo al cuello, pero fue detenida por la otra mano de aquel Sangheili. Debido a que el peso de la humana era menor, aquel Ultra pudo levantarla sin dificultad alguna, solo para darle un rodillazo en la parte inferior del pecho, un estruendoso alarido soltó aquella spartan.

-¿ahora que haremos?-

-¿acaso no se dan cuenta que tenemos más comprometido al idiota de Vadam? si sabe lo que le conviene vendrá por su mascota…

Kamala corría a toda velocidad, debido a la humedad del suelo le era complicado, sin embargo llegó como pudo al hogar de los Vadam

-¡NECESITO AYUDA POR FAVOR!- gritó a todo pulmón aquella joven -¡SEÑORA! ¡THEL! ¡POR FAVOR!-

Corrió por los pasillos buscando al primero que se apareciera, suplicando que fuera Thel quien acudiera a sus súplicas, la desesperación por su parte hacía imposible que ella guardara la calma y pudiera razonar. Tenía que encontrar a Thel lo más pronto posible, volvió a llamarlo, esperando que él escuchara sus súplicas.

-¿Kamala?- dijo aquella matriarca que se acercó al ver a su subordinada -¿pero que te paso? Estás cubierta de barro y tienes varios moretones en tu…

-Señora ¿dónde está su hijo?

-En su habitación, pero que te…

La chica fue directo a la recamara de Thel, detrás suyo iba Yunza, tenía la sensación de que algo malo estaba ocurriendo. En cuanto la joven llegó a la habitación de aquel guerrero, comenzó a golpear la puerta

-¡THEL! ¡TENEMOS PROBLEMAS ABRA LA PUERTA!

-por los soles Kamala, intenta calmarte

En cuanto Thel abrió la puerta, Kamala entró para tomarlo de uno de uno de sus brazos

-no hay tiempo de explicar… es urgente que vaya a las afueras

El élite se deshizo del agarre de la joven

-por favor señor, seis está en problemas, un grupo de Evocati tienen capturada a seis, incluso podrían ser los asesinos

-por los soles, Thel tienes que ir por ella

-¿En dónde están?

-a las afueras, cerca de las llanuras, tiene que darse prisa puede que escapen con ella

-no se los voy a permitir

Thel regreso a su habitación para tomar algunas armas para después salir a buscar a los agresores, iba hecho una furia, sin embargo tenía que ser sigiloso, si eran los asesinos no iba a darles la oportunidad de salir victoriosos. La vida de seis y la de su familia dependían de él ahora, así que debía ser precavido y muy discreto para no alarmar a los invasores.

Siguió caminando hasta que llegó al inicio de la llanura, no tardó mucho en ver la nave, idearía un plan para entrar de manera cautelosa y no ser descubierto, atacaría de manera sorpresiva.

La cabeza le daba vueltas, sentía el cuerpo adolorido, millones de sensaciones iban y venían, seis estaba tratando de recordar lo que había pasado hace un par de momentos, momentos que le eran eternos, con sumo cuidado la chica intentó pararse, sin embargo el dolor de las rodillas le hacía difícil que ella completara la acción, sus piernas temblaban, haciendo que cayera infinidad de veces, sumado al dolor de su vientre parecía imposible que pudiera tan siquiera obtener el equilibrio.

-vaya que eres muy patética-

aquella voz resonó en toda la celda, seis trato de mirar al frente, sin embargo no había nadie, su cabeza comenzó a jugarle de nuevo, aquellas voces volvían nuevamente

-¿así que ahora este es el destino que sufrirás? te vez tan patética… ¿donde quedo la lobo solitario de la que todo mundo había oído maravillas? a si ya recuerdo: quedó atrapada en un planeta cristalizado

Seis cerró fuertemente los ojos, quería que aquellas alucinaciones terminara, era una verdadera tortura seguir escuchandola.

-para por favor

-mírate B-312, te ves tan patética, tan mediocre, tan inepta…

-¡alejate de mi!...

La realidad volvió a la chica, su mente dejo de divagar, miró a su alrededor, se dio cuenta que era una terrible visión, algo de lo que era real era el terrible dolor de su cuerpo, miró detalladamente la celda, notando un pequeño hilo de su sangre en el piso, la spartan saboreo el resto de ella que aún quedaba en su boca, trató de sostenerse con ambos brazos, ellos no se quedaría ahí a pudrirse, idearía un nuevo plan, quizás podría llegar a los controles para sabotear la nave, realmente ya no quería sentirse tan agobiada, tan inútil, tan desprotegida. Tenía que perderle el temor a esas visiones, su vida dependía de un hilo nuevamente, no debía dejarse vencer por ellos, no, ya había llegado demasiado lejos para dejarse vencer por algo tan insignificante, seis tenía que ser más fuerte no solo en cuestión física sino que también más estabilidad emocional, tener más autocontrol de ella misma, tener la fuerza de voluntad, ya había trabajado muy duro para dejar que algo como eso la venza, era ahora o nunca, tenía que mostrarse a sí misma que no era una cobarde, ya no era tan frágil.

Analizo cada posible salida, observó detalladamente cada espacio, cada rincón, buscando algún indicio para que pudiera escapar, no había indicios de que pudiera escapar. Bufó frustrada, realmente comenzaba a perder la paciencia. Llevó su mirada una vez más para examinar una vez más, la poca luz de aquellas paredes se filtraban únicamente por dos ranuras de rejas que yacían en la parte inferior de la celda. Tomó impulso para poder brincar hasta las ranuras, pero fue inútil sus fuerzas se encontraban mermadas por el combate contra los ultra y la celda no estaba diseñado para contener humanos sino cosas más peligrosas o hábiles…..

Mientras seis permanencia en la celda thel había logrado abordar la nave con mucha cautela, caminaba por los pasillos buscando a seis, las esclusas dentro de la nave mostraban parte del interior, no había una gran tripulación como esperaba, solo eran tres ultra los que permanecían en la nave, eso facilitaba y complicaba a la vez las cosas, no quería alertar de su presencia.

Al ser ultras su habilidad de combate era peligrosa y sería difícil sorprenderlos, si es que ellos esperaban su llegada, extender el tiempo para sorprenderlos solo pondría la vida de seis en peligro y eso era algo que él no permitiría.

Tras continuar avanzando pudo ver que uno de los ultras estaba alejado de sus compañeros, un blanco perfecto para eliminar considerando la situación, así tomando una decisión thel tomó una granada para dejarla caer tras el ultra haciendo un sonido al caer

el eco de aquella caída hizo eco en el pasillo y el ultra volteo para ver la granada que explotó desactivando los escudos del mercenario que solo fue envuelto en humo

-por los dioses… ¿que carajos?- preguntó mientras tocia sin embargo el filo de una espada lo atravesó por la espalda

-uno menos- se dijo Thel orgulloso, ahora buscaría a los otros dos, los cuales podría enfrentar con facilidad. Activo su camuflaje y siguió su camino, sin embargo el sonido de golpes hizo que se detuviera, a unos pasos estaba el área de celdas, con sumo cuidado entró, vio que todo estaba vacío, con cautela se fue acercando hasta una de ellas, su camuflaje se desactivo, estuvo alerta, siguió su camino hast que observó que una de ellas estaba activa, pero al verla mejor estaba vacía, quizás era una trampa para capturarlo. se maldijo por debajo, su camuflaje aun no estaba listo para usarse, con cuidado desactivo aquella pared de plasma y se adentro a la celda, siempre al pendiente de cualquier sorpresa. De la nada algo pesado cayó del techo, con destreza se quitó de aquel peso, arrojándolo al suelo, activo su espada y antes de que pudiera clavarsela…

-¿Thel? Espera…

-¡Con un carajo! ¿se puede saber por qué lo hiciste?

-para tomarlos desprevenidos y acabar con ellos

Thel ayudo a seis a levantarse, ambos salieron en busca de aquellos de los agresores

-muy bien seis, este es el plan, tu te iras a directamente a ver mi madre y hagas lo que hagas no…

-De ninguna manera, te ayudare a luchar contra ellos

-obedeceme

-¡NO! tu escuchame, me quedaré a luchar te guste o no

-¡HUMANA HAZME CASO! estos son guerreros diferentes a los que alguna vez luchaste, ellos no se detendrán hasta vernos muertos…

-eso ya lo sé, para eso me has entrenado ¿no es así? dejame ayudarte

El sangheili macho estaba apunto de refutar cuando el sonido de pasos llamó la atención de ambos, frente a ellos estaban los dos Ultras, uno de ellos era el líder

-Sabia que vendrias por tu mascota ¿es un trofeo de guerra?

-seis, ponte detras mio- hablo por debajo

-no pensé en ver una de esas singulares criaturas, tan… de cerca

-¿quien los envió?

-al parecer ya has acabado con uno de nosotros, pero eso no significa que la tengas tan… fácil

En cuanto terminó de hablar ambos ultras desaparecieron frente a los ojos de ellos dos, Thel activo su espada, trataba de proteger a seis, escuchó el sonido de una espada activándose muy cerca de él, instintivamente con su brazo libre tomo a la humana, para esprintar al frente, miró a todos lados, tratando de no caer en la trampa de ellos.

-a mi señal huye

-Ni creas que yo…

-¡AHORA!- Thel activo su camuflaje, ahora seis se encontraba sola, dio pasos al frente, ella no huria se quedaría a pelear.

Sintió como era levantada, el camuflaje de uno de ellos se había desactivado, dejándolo ver y con ello a su espada, tomaba a la chica por medio de su cuello, lentamente acercaba peligrosamente el arma, pero en lugar de sentir temor, el coraje de Seis aumentaba, le propino una fuerte patada en la cabeza aquel ultra, aquello provocó que el casco saliera volando, una vez descubierta su cabeza, seis comenzó a golpearlo con sus piernas, el ultra se deshizo agarre donde tenía sometida a seis, soltandola bruscamente, una vez que ella recuperó el aliento se abalanzó de nuevo al ultra, tirándolo por la inercia, descargo una serie de golpes en contra de la parte descubierta, pero su suerte no duró mucho ya que el líder la lanzó lejos, la spartan se sentía adolorida, pero no dejaría que ganaran, con cuidado se levantó, observó al líder que la acechaba, volvió a activar su espada, estaba apunto de blandir su arma en la humana, se escuchó el sonido del las espadas chocando, Thel había intentado atravesar al mercenario mientras estaba distraído, sin embargo aquel matón logró bloquear el ataque de Vadam.

-debe ser tan valiosa para que la defiendas- ambos peleaban sus espadas, daban movimientos rápidos, algunos eran magistralmente repelidos, Thel debía ser cuidadoso, un movimiento en falso podría acabar con la vida de ambos, así que con movimientos calculados y magistrales de su muñeca y brazo contra atacaba a su adversario. El segundo asesino se unió a ambos, ahora Thel estaba acorralado, sin embargo la spartan arremetió contra uno de ellos, proporcionaba golpes y patadas, sin embargo la armadura del guerrero hacian mas dolorosos para seis.

cansado del intento de agarre de su adversaria, aquel ultra se había quitado a la humana, se levantó para ir tras ella, estaba de nuevo por blandir su espada en el cuerpo de la spartan que yacía tirado en el suelo, sin embargo el cuerpo de aquel matón voló en pedazos, Thel le había lanzado un granada a su espalda, la chica únicamente miró asqueada a su alrededor

-Andando humana- tomó la espada de su contrincante y se la dio a seis -aún nos falta un último bastardo, atenta a cualquier movimiento

Ambos estaban espalda con espalda cuidándose la retaguardia, no había señales del ultimo guerrero, la respiración de ambos era agitada, el ambiente del lugar ahora se había convertido en uno muy tenso, seis trataba de que el miedo o la desesperación no se apoderaba de ella, todo se estaba volviendo muy engañoso, de pronto, dejo de sentir la espalda de Thel, volteo a ver, sus temores eran ciertos, Thel la había abandonado, el pánico comenzó a hacerse presente, se maldecía internamente , si tuviera su armadura podría con esto, pero al estar expuesta sabía que era casi imposible mantener la calma, aun asi tenia que ser firme, mostrar fortaleza y no dejarse intimidar, comenzó a dar pasos, siempre observando, tenía la espada activa, la sostenía con ambas manos, sin previo aviso aquel líder ultra había atacado a seis, torpemente ella logró esquivar su ataque, frente a ella apareció de nuevo, como si sus temores se hicieron presentes, estaba sola con aquel guerrero, el coraje fue reemplazando al miedo, seis le daba lucha al ultra con la espada, lo hacía de una manera errónea, sus movimientos eran obtusos e ineptos, pero aun así lograban hacer un combate contra él.

El sonido de las espadas chocando se hacía cada vez más estruendoso, ninguno de los movimientos de ella no eran certeros, ahora sentía como su cuerpo se estaba debilitando, su cansancio empezaba a apoderarse de su cuerpo.

-¿qué te pasa? ¿no puedes?- El ultra se estaba burlando de ella, le lanzó una patada en su estomago, ella grito del dolor, su cuerpo había impactado en una pared -acabemos con esto- tomó de la barbilla a la chica, sonreía maliciosamente, acercó aquella espada al cuello de seis, este sería su fin.

Thel apareció aún lado de ellos, se lanzó contra ellos, derribando a ambos en el momento, se había abalanzado al enemigo, lo tenía en un agarre, parecía que no se movía

-¡¿QUE ME HICISTE VADAM?!- dijo bramando aquel ultra, puesto a que no se movía

-he bloqueado tu armadura

-¿como?...

-aproveche tu distracción, además de que he dado nuestra ubicación

-cobarde… ¿porque no simplemente me aniquilas?

-tengo planeado algo peor para ti, pero yo no soy quien te dará la muerte

-eres un idiota, si te ven con esa cosa… serás condenado peor que yo- sonrió cínicamente

-¿tu crees que soy tan estupido para eso? además no se quien se lleve el mayor castigo: un comandante o un traidor que planea matar a un líder de estado- la cara del ultra cambió completamente Thel lo había acorralado, se apartó del cuerpo del Ultra para dirigirse a Seis, esta había quedado en el suelo observando todo, quería preguntarle a Thel sobre lo sucedido sin embargo el dolor punzante de su vientre era demasiado, al verla en ese estado socorrió para ayudarla, no tardaría mucho tiempo en que los encontraran, así que la cargo para llevarla afuera, al salir notó como algunas naves se dirigen, se maldijo por debajo

-tendrás que permanecer en silencio- la humana quiso refutar pero el actuar rápido de Thel la hizo callar, no había mucha vegetación así que con mucho cuidado la dejo cerca de algunas rocas grandes -no intentes nada hasta que yo regrese

Seis miro como se alejaba de ella, después miró como algunas naves se posicionan cerca de la invasora, varios sangheilis bajaban a inspeccionar el lugar.

Mientras tanto, Thel tenía el semblante serio, tres naves del tipo Spirit al igual que 5 banshees aterrizaron en el lugar, de ellas salieron dos generales y varios menores, todos armados

-Comandante Thel

-veo que se apresuraron en llegar, el traidor está adentro

-Su familiar, el líder del Este nos contó sobre lo acontecido ¿que sugiere que hagamos con el?

-interrogarlo, descubran quien lo mandó y cuáles eran sus demás objetivos

-como usted lo ordene

En cuanto se fueron, Thel aprovechó para llevarse a seis, ella estaba cubierta de fango, haciendo su cuerpo un poco resbaladizo ante el agarre de Thel, manchando a su vez la armadura del macho.

Yunza los estaba esperando impacientemente, en cuanto los vio en la lejanía corrió a ellos

-Thel… me alegra tanto

-hemos erradicado con el problema, ella necesita ayuda

Ambos entraron para tratar las heridas de la humana, Thel por su parte se encontraba más tranquilo, el hecho de acabar con sus asesinos le traía la paz que necesitaba, pronto tendría que partir y tendría una cosa menos de que preocuparse mientras estuviera ausente.

En otra parte de la casa, Kasai se encontraba dichosa, pensaba que Seis había sido eliminada, sin embargo al verla en los brazos de su señor supo que eso no había ocurrido, una inmensa cólera se apoderó de aquella sirvienta. La humana seguía con vida, no podía creerlo, realmente anhelaba con todo su ser que aquella "inmunda" criatura por fin fuera eliminada.

.

.

.

.

La noche fue agitada para Thel, después de la confrontación, fue llamado por el consejo de defensa de Vadam, sus dos familiares Lak y su tío el general Klep

-hasta que apareces- dijo en reproche el líder de estado

-hace tanto que no te había visto sobrino

-¿que han averiguado?

-hasta ahora se resiste a confesar- dijo su primo- mi padre hizo bien en poner a parte de su armada para el cuidado familiar

-yo crei que habias sido..

-¿Yo? Sabes que las relaciones de Vadam del Norte no me competen

-sin embargo a mí sí- le interrumpió su padre- ustedes son lo único que queda de mi hermano, más que por deber lo hago por el aprecio que les tengo tanto a tu madre y a ti

Uno de los guardias de la celda llegó a interrumpir a los tres

-Señor, tenemos noticias, el prisionero demanda hablar con el comandante Thel

-acabaremos con esto

En cuanto Thel entró notó en el suelo la de sangre de aquel preso, al parecer lo habían torturado para que hablara sin mucho éxito.

-ya empezaba a creer que no vendrías

-¡ahora habla bastardo!

-tengo algo que seguramente te debe interesar, te propongo un trato, mi libertad a cambio de que yo no le mencione a todos sobre tu adquisición

-¿de qué hablas?

-la humana... puedo quedarme callado o decirles que el gran líder y comandante tiene un premio de guerra

-no estás en disposición de exigirme nada

-tu decides Vadam, mi silencio o tu perdición

-si no piensas cooperar daré la orden de tu muerte

-¿estás seguro?

-en tu nave, puede haber informacion de quien te envia solo es cuestion de que los ingenieros saboteen el sistema

-que te hace pensar que hay información en la nave- a pesar del mal estado en el que se encontraba aquel prisionero seguía desafiando la paciencia de Thel, èl por su parte se mostraba estoico,, no quería mostrar alguna debilidad, estaba acorradolo, si se enteraban que tenían a seis con ellos, podría costarle más que la vida no solo a èl, si no a su madre también, la situación se estaba complicando, era un enorme dilema ahora.

-¿y bien Thel? ¿que quería?- la voz de su tío sonaba fuerte, le estaba exigiendo saber la razón del porque había sido llamado…

Continuará...

¿les gustó el nuevo capitulo? Espero que si bueno vayamos a los Reviews

xXBlack-ArrowXx: si lo sé… esa maldita, pero ya tendran su merecido más adelante... No, no, él líder ultra se le parece pero no lo es tanto, agradezco que sigas leyendo mi fic

Lone Wolf: uff ya se que me encanta poner lo bueno hasta el final ;) es que si no me quedo sin material.

AndySykes: Guapo! Como siempre sabed que es un placer recibir los mensajes de un gran colega y traductor, si la verdad es que estuve pensando en eso, tal vez ponga un vocabulario en sangheili ;)

Crawling: ¡Aqui esta el Fic!

Zono2010mx: Gracias a ti por leer, la verdad es que siempre quise saber qué hubiera pasado con seis así que cree mi propia historia con una pareja crack de por medio… y agradezco de todo corazón que leas mi locochona historia

zabalabueno522: lo siento pero si no te gusta la historia, no estás obligado a leerla

Sorro3774: muchas gracias por tu comentario y que sigas mi historia

Pedro117: ¡Aqui esta la historia! Por fin :')

Yir SYF: lo se tardo mucho pero mucjo en actualizar :'( pero fue por fuertes motivos… pero aqui esta la siguiente actualización

Chica Gamer: ¡Muchas gracias por hacer que tus amigas lean la historia! De verdad que es muy gratificante que alguien lea mis escritos raros… lamento haberlas traumado con él lemmon… ¿Que esperabas? El Inquisidor no es un fácil, solo toma en cuenta que no ha estado con una hembra en mucho tiempo y seis despertando sus bajos instintos pues… ocurrió lo que tenía que pasar

Kedi Kiz: aqui esta el siguente capitulo espero que lo disfrutes

Bueno eso es todo por decir por el momento espero leerlos pronto ¡Hasta la próxima!