¡Hola! Antes de ayer vi Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte I, y una extraña idea apareció en mi cabeza cuando terminé de verla, por eso me senté frente al ordenador y comencé a escribir está historia.

Digamos que está localizada después del sexto libro, nada del séptimo libro ha pasado. También debo decir que se ignoran ciertos sucesos como la muerte de Sirius Black y la de Dumbledore.

Es mi segundo fic largo y el primero que escribo que este ambientado en la Segunda Guerra Mágica. De paso os invito a leer mi primer fic (que sigue escribiéndose) y que tiene una temática más feliz :)

Advertencias: Este fic va a contener, escenas sexuales, torturas, mucha sangre y puede que violación. Si eres una persona sensible a estos temas es mejor que no leas.

Disclaimer: Todo lo reconocible de Harry Potter es mío aunque Jotaká diga lo contrario. En realidad solo la trama es mía :(

Capítulo 1.

El retirarse no es huir, ni el esperar es cordura cuando el peligro sobrepuja a la esperanza. – Miguel de Cervantes Saavedra.

.-.

Corría.

Se alejaba.

No podía pararse.

Lanzó un hechizo hacia atrás con la esperanza de que el puente de piedra que acababa de cruzar de destruyese, y por el sonido de una gran explosión y como las rocas empezaban a caer estaba segura de que su objetivo estaba cumplido. A su alrededor los arboles empezaba a arder, presas del fuego que se propagaba rápidamente desde la mansión Parkinson.

Sus ojos ardían por las lágrimas no derramadas y su pecho dolía por el esfuerzo de respirar mientras corría después de todo el humo que había inhalado. Las ramas crujían bajo sus tenis mientras ella corría rápidamente, alejándose de ellos.

Con manos temblorosas alzó su varita en el aire y se giró un poco, lo suficiente como para lanzar varios hechizos certeros a sus perseguidores, cuando se sintió un poco más segura y el número de personas que la buscaban había disminuido, paró de correr y con un rápido y decidido movimiento de varita se desvaneció.

El lugar al que se había teletransportado parecía ser el mismo que donde había estado segundos atrás, con la diferencia de que este bosque no era calcinado por el fuego y no era recorrido por carroñeros.

Con la varita todavía en alto empezó a caminar lentamente, mirando de manera desconfiada a su alrededor, alerta por cualquier enemigo que pudiera aparecer. Guiándose por el pequeño camino de piedra que había llegó hasta una vieja casa, una cabaña de madera que estaba en ruinas.

Cuando llegó hasta a la puerta toco con la varita tres veces antes de murmurar unas palabras en voz baja.

— Aperio.*

La puerta se abrió lentamente dejando paso a la chica que entró en la casa sintiendo como la puerta se cerraba tras ella. Caminó el estrecho pasillo hasta llegar a la una sala más grande, un simple sofá y dos sillones de color verde botella estaban colocados en frente de la chimenea, había una mesa en una de las esquinas acompañadas por cuatro sillas – en muy mal estado-, las ventanas estaban cubiertas por cortinas oscuras que impedían el paso de la luz, la chimenea estaba llena de escombros y estaba sucia; se adentró más en la sala y lanzó un hechizo de búsqueda por el lugar, no había nadie.

Dejó su varita sobre el respaldo del roído sofá y empezó a explorar el lugar. Había una pequeña cocina, con tres encimeras llenas de barro y plantas, armarios de madera muy estropeados y con las puertas en un equilibrio cuestionable, una nevera estaba sucia y amarilla y un fregadero que tenía algo parecido a una rata muerta en él, antes de entrar en la cocina había una puerta que daba a un pequeño aseo, bastante sucio y maloliente, pasando la cocina se encontró unas escaleras en muy mal estado que te permitían subir al segundo piso. Volvió al salón para coger su varita, caminó otra vez hasta las escaleras y, lanzando un Lumos, comenzó a subirlas, cuando llegó al escalón final miró a ambos lados del pasillo observando cinco puertas, tres en el lado derecho y dos en el izquierdo. Se dirigió a la parte derecha y abrió cada una de las puertas que chirriaron con fuerza, tres simples habitaciones con una gran cama y una ventana tapada por cortinas negras. Cerró las puertas y se dirigió al lado izquierdo, la primera puerta –también chirriante- daba a otro cuarto con la misma cama de matrimonio y la misma ventana cubierta por esa cortina negra, la segunda puerta daba a un baño bastante grande con una bañera, dos grifos y un váter, todo estaba cubierto de polvo y bastante sucio.

Salió del baño y con un movimiento de varita cerró ambas puertas, bajó las escaleras y se dirigió al salón, allí se sentó en uno de los sillones y recogió sus piernas apoyando su cabeza contra sus rodillas. Cerró los ojos y dejó que las lágrimas que había aguantado desde que el fuego comenzó en su casa salieran sin contención de sus ojos. Ahogó sus sollozos contra sus rodillas y trató de tranquilizarse, cuando lo consiguió levantó la mirada fijándose en el pergamino y en bote de tinta acompañado de una pluma que había en el otro sillón.

En ese momento se acordó de las palabras de la persona que le había dicho la localización de la casa y que le había enseñado como entrar.

Cuando llegues escribe tu nombre completo y tu apellido en la hoja, desaparecerá al momento. Solo yo sabré que nombres están apuntados.

Se levantó y se acercó al otro sillón, se arrodilló para poder abrir el bote de tinta y mojar la pluma, apoyó la punta en el pergamino y con letra clara y ligeramente curva escribió su nombre.

Alexandra Parkinson.

Las letras se fueron haciendo invisibles lentamente hasta que el nombre desapareció completamente del pergamino, dejó la pluma al lado del bote de tinta y se fue al otro sillón, colocándose otra vez en la posición que había adoptado unos minutos antes apoyó la cabeza en sus rodillas de manera en la que sus ojos estuvieran fijo sobre la puerta de entrada.

Ya no corría.

Ya no se alejaba.

Ahora estaba quieta.

Totalmente quieta y sola en mitad de la nada.

¡Y ya está! ¿Qué os ha parecido? ¿Bien? ¿Mal? ¿Genial? ¿Fatal? ¿Not bad?

Podéis dejarlo es los reviews y añadir a favoritos y alertas :) El título del fic es de prueba porque, para ser sinceros, soy muy mala poniendo títulos. Podéis dejar vuestras ideas para el nombre en los review.

*Aperio: Significa en latín, abrir o abierto.

Besos y abrazos, AliciaBlackM.

PD: Reviews and Go!