Disclaimer: Tanto los personajes como el manga es pertenencia de Nico Tanigawa. Sin embargo, esta historia es mía y solo mía é_e

Advertencia: Incesto, duh.


|Prefacio.

Dejó caer el peluche que mantuvo apretando contra su pecho, y su rostro se deformó en el pánico. No era que estuviera asustada; es sólo que tenía una horrible mezcla de vergüenza, incomodidad, y ganas de tirarse por la ventana —cosa que a ella le pasaba muy seguido—.

Y es que de todas las humillaciones silenciosas por las cuales estuvo pasando desde que inició su vida como chica de preparatoria, esta era la peor. Quería enterrarse y quedarse ahí hasta que los gusanos decidieran comérsela.

Además, para empeorar la situación, su estúpido hermano menor estaba tocando la puerta de su habitación con desgano, probablemente, pasando por las mismas dudas que tenía ella en aquellos momentos.

No se dignó a moverse y él no quiso entrar.

—Hey—lo escuchó decir del otro lado.

Maldijo, odiando su suerte, a todos los dioses, y a las figuras de Eren y Mikasa que tenía sobre el escritorio; las cuales parecían mirarla como si le hicieran burla.

Pensó que era el mejor momento para correr desnuda por la calle, llamar a los aliens y pedirles por favor que la abdujeran y no la devolvieran nunca a su mundo de origen. Aunque también podría solucionarlo huyendo a la casa de Yuu-chan antes de que su hermano la atrapara en un intento de hablar el tema que ella quería con todas sus fuerzas evitar.

Se levantó para desconectar su computadora, sin importarle todas las significativas ventanas de aquella página de anime que estuvo leyendo antes de enterarse del desastre que estuvo viviendo sin darse cuenta.

Entonces dijo lo único que se puede decir cuando descubres que el novio cibernético del cual estás enamorada resulta ser tu hermano.

—Voy a suicidarme.


|•Notita:

Incesto, shiiiiiii n_n

Hola bebesitos, conejitos, rechonchitos (? dejaré este caramelito por aquí nwn.

Deja un review ¿n_n?, hace bien para tu alma u_u.

Gracias por leer uwu.