Capitulo 28:El final de una etapa

Vegeta no tardó en dormirse abrazando a Bulma por la espalda. Necesitaba sentir el calor de la humana, aunque solo fuera por esa noche. Cuando abrió un ojo, Bulma seguía durmiendo en la misma posición, cosa rara con lo que se movía por las noches. Aspiró el olor de su cuello. No comprendía como en la encrucijada que estaba todavía sentía ganas de marcarla, pero asi era. Acercó sus labios al cuello de la humana y abrió la boca. Estaba tan abatido que estaba dejando que sus impulsos ganaran la batalla, pero entonces la peliazul despertó.

Se dió la vuelta y notó algo junto a ella. Si era lo que ella creía... a la luz de la luna lo distinguió, y aunque hubiesen estado en la oscuridad... detectaría su presencia en cualquier parte.-¿Vegeta?¡Vegeta!.- Chilló la cientifica, sin saber si besarlo o tirarlo de la cama. Se lo había hecho pasar muy mal, había pasado un dia horrible, y ahi estaba... como si no sucediese nada...

El sayan se incorporó un poco, pero no dijo nada. Ella tocó su rostro con sus manos...-¡Eres tú!¡Sabes el suplicio que he pasado!¡Podías haberme despertado!.-

-Entré, me di una ducha, me cambié de ropa y me metí a la cama, y tú ni te inmutaste.- Dijo Vegeta tranquilamente. No así Bulma, que estaba ligeramente alterada. Habían sido dias muy duros, había llorado mucho, había sentido alivio cuando Trunks le había dicho que estaba vivo, y de repente allí estaba.

-¡Maldita sea Vegeta!.-Gritó mientras a su vez lo abrazaba y comenzaba a llorar. El príncipe no sabía muy bien como reaccionar a aquello. Esperaba que le gritase o que le abrazase, pero no las dos cosas a la vez. Y muchísimo menos esperaba que se echase a llorar. Esperó un poco aver si le decía algo, o dejaba de llorar, pero Bulma continuaba llorando y abrazándose al príncipe, asi que decidió que algo tenía que hacer, porque sino se iban a pegar asi toda la noche.

-Bulma...-

No quería tener que dar explicaciones de lo que había pasado con Célula. No sabía lo que su hijo le habría contado, y casi prefería no saberlo. Estaba avergonzado y se sentía humillado. No quería que Bulma lo viese como el fracasado que era.

-¡No vuelvas a hacerme esto Vegeta!¡Nunca!.-

El sayan no se sabía a que se refería.-¿Hacerte...qué?...-

-¡Abandonarme!.-Chilló la peliazul.

Vegeta podría ser muchas cosas, pero jamás había abandonado a Bulma, y le dolió que ella le dijese eso. La separó de su abrazo, obligándola a mirarle a los ojos.

-Escuchame Bulma, y escuchame bien. Yo jamás te he abandonado.¿Entiendes?¡Nunca!.-

La joven dejó de llorar,y volvió abrazar al sayan pero ya estaba más calmada.-Cuando Trunks vino sin ti... pensé que habias muerto. Es lo peor que he sentido jamás.-

-Sigo vivo.-Replicó Vegeta.

-No te vayas Vegeta. Quédate en la tierra conmigo.-

A Vegeta le sorprendió esa petición. Pensaba quedarse alli en la tierra. No tenía ninguna intención de marcharse a ninguna parte.¿Esa era la imagen que Bulma tenia de él?¿La de un perdedor que ante la derrota la abandonaba?

-Te prometí que te marcaría. ¿Crees que lo haría y me marcharía de aqui?¿Qué sentido tiene eso?.-

Bulma se avergonzó un poco. Parecía que estaba poniendo en duda las promesas de Vegeta.

-En ese caso.-Dijo apartando su pelo de su cuello.-Márcame.-

El sayan abrió sus ojos sorprendido. Después de todo lo que había sucedido, de la muerte de Goku, de su humillación... aún asi quería ser marcada.

-Bulma, si empiezo te aviso que no podré parar.-

-Me da igual que duela,que me deje inconsciente o que casi me mate, quiero que seas mi compañero Vegeta, quiero que me marques.-

Vegeta no necesitaba ninguna prueba más, tenía claro que Bulma iba a ser su compañera, y que si no la marcaba a ella no marcaría a nadie. Se acercó lentamente y la abrazó. Sabía por lo que le habían contado que aquello podía ser doloroso, y con lo que había vivido el alma de Vegeta, todavía sería más doloroso. No quería hacerle daño, pero sería solo un momento, para estar sus almas unidas para siempre.

Cuando la boca de Vegeta entró en contacto con el cuello de Bulma el príncipe dejó de pensar, cegado por su instinto y su deseo. Clavó sus dientes en el cuello de la mujer, que contuvo sus chillidos para no despertar a nadie en la casa. Era una sensación placentera por un lado, pero muy dolorosa por otro. Su cuello se tensó, sus ojos se cerraron y notó como iba perdiendo la conciencia poco a poco. Sintió un dolor dentro del pecho terrible, como jamás había sentido. Sintió el lado más oscura del alma de Vegeta. Sintió el olor de miles y miles de cadaveres. Pero esa sensación se fue desvaneciendo para dejar otra. Unos sentimientos tan fuertes que le golpeaban en el pecho, el orgullo, el amor. Era como un éxtasis, y cuando llegó al punto más alto se desmayó.

Cuando el sayan volvió en si, vio que Bulma había perdido el conocimiento. La marca en su cuello era enorme, y estaba muy enrojecida. Le acarició suavemente la cara, y la peliazul volvió en si.

El príncipe le señaló su cuello.-Ahora te toca a ti.-

-Pero yo... no se como hacerlo.-

-Es fácil, muérdeme el cuello y sigue tu instinto. Yo te he marcado, y ya tienes que tener ese instinto dentro de ti.-

La mujer acercó lentamente su boca al cuello de Vegeta, y cuando su boca hizo contacto, supo exactamente lo que tenía que hacer. Mordió con fuerza, bebiendo la sangre que manaba de la herida. Sintió una sensación muy placentera mientras lo hacía. Cuando separó sus labios, apenas consciente de como lo había hecho, oyó un aullido ahogado de Vegeta, como un gemido, y se quedó desplomado en la cama.

Bulma no pudo evitar sonreir al verlo. Lo había visto dormir más de una vez, pero esta vez no tenía el semblante serio que le caracterizaba, sino una sonrisa.

Hola! Se que este capítulo ha sido un poco más cortito que de costumbre, pero me parecía mucho tocho para meterlo en el capítulo anterior. Con pena debo decir que este fic ha concluido. Célula ha sido vencido y vienen los 7 años de paz antes de la aparición de Majin Boo. Peeero no todo se acaba aqui. Voy a empezar un nuevo fic, con lo que pasó en esos 7 años que nadie vió. Este fic digamos que ha sido un poco de transición entre los 3 años primeros, y los 7 años después.

Quisiera dar las gracias a todos mis lectores, y a todos los que habéis escrito y dado vuestras opiniones. Estar atentos porque en cuanto pueda publicaré el primer capítulo del nuevo fic

Saludos!