Renuncia: Todo le pertenece a ONE, este fic no se realizó con fines de lucro, fue solo por hobby (en serio xD)

Final de capítulo para respuesta general de RR

Este capítulo se sitúa antes de que la historia comience, pero se hace referencia a él entre los capítulos 5 y 6. Me gusta el batarou, y trata de eso mismo. ¡Advertidos están!

Y, debo aclarar, este es más corto y no es realmente gracioso, pero traté.


"Arreglos"

Llevarlo a la cárcel fue algo fácil, estaba inconsciente. Los guardias no habían esperado a darle tiempo de que recuperara la conciencia, lo tiraron dentro de la celda y cerraron de inmediato, lo que le pasara a ese maldito les deba igual, es más, sería mejor si los otros reos lo mataban ¿Quién iba a extrañar a ese imbécil?

Garou se levantó cuando había sentido que estaba rodeado de hostiles, ellos habían tratado de hacerle algo y él golpeó por reflejo, tal vez había matado al pobre diablo al que le pegó, tal vez no, no era importante. No era una persona que buen despertar, ellos iban a arrepentirse.

La masa de músculos apareció repentinamente, bloqueando sus golpes, lo recordaba de antes pero nunca le interesó saber nada de él. ¿Quién podía culparlo por eso?

Pri Pri Prisioner suspiró resignado al recordar ese momento del día anterior. Él no hubiera podido tener al nuevo reo en realidad, fue una casualidad que tuviera la revista de la Asociación de Héroes en ese momento, nunca pensó que el "monstruo humano" se interesaría en leerla.

Lo que lo llevaba en el punto exacto en el que estaba ahora, había solicitado una pequeña audiencia con el director, que afortunadamente había accedido aunque solo porque él era un Héroe de clase "S", como lo dejaron claro desde el principio. La parte difícil fue explicarle…

—Déjame ver si lo entiendo— el director decía con voz pausada, mientras elevaba una ceja incrédulo —Dices que el nuevo prisionero, el "monstruo humano" Garou, se va a quedar en la celda si le proporcionamos la revista semanal de la Asociación, con todas las actualizaciones y presentaciones de héroes, inferiores a él en poder y fuerza, además de la revista mensual, que contienen la información de los héroes superiores de clase "A" y clase "S"— bueno, cuando él lo decía así sonaba muy mal.

—Sí, básicamente sí— Prisioner sonrió, tratando de ser cordial, no era tan malo.

—Y tú le crees a un criminal como ese, que se va a quedar en su celda a cambio de la información de sus próximos blancos… ¿Eres idiota?— había que reconocer que el tipo tenía valor para llamarlo idiota.

—Señor, yo no he ofendido su viejo trasero arrugado— uoch, varias personas ahí se sorprendieron pero a él le venía valiendo sorbete —En realidad el chico sólo está interesado en las revistas en las que Salga Bat kun— comentó a la ligera —Además esas no son todas sus demandas— Ahora sonaba como un abogado, ver los programadas de lindos abogados estaba dando frutos.

—¿Demandas?— la voz aguda de una de las presentes le taladró los oídos —¿Quién se cree qué es? ¡Esto es una cárcel no un parque de juegos ni una estación turística!— Prisioner la miró, tratando de no objetar, era mejor si solo la ignoraba.

—Además de las revistas de la asociación él desea se le hagan llegar algunas fotografías de Metal Bat Kun — prosiguió como si no la hubiese escuchado —Comidas saludables— bueno, el chico tenía un cuerpo que… No, no podía culparlo por cuidarse —Y una cama decente para descansar— ya que la mayoría estaban viejas, rotas o asquerosas.

—¿No escuchaste lo que te dije?— ella volvió a gritar —¡No están en una parada turística!— antes de que ella continuara un hombre joven, de anteojos y cabello castaño, de la Asociación de Héroes intervino, mirando fijamente a Prisioner.

—¿Para qué quiere Garou ese material?— a él realmente no le importaba mucho, mantener segura a la gente era una prioridad, así como mantener los fondos en aumento, si Garou se escapaba y comenzaba a armar alboroto, como las últimas tres veces que lo encerraron en otros lados, tenían mucho que perder; esta era la primera vez que el criminal hacia demandas.

—No lo sé— ¡Una mentira descarada con todos los dientes sonrientes! No como que pudiera decirles que el tipo de cabello blanco pensaba echarse las pajas mientras miraba las fotos. Bueno, eso lo que Prisioner pensaba que haría, la verdad no le preguntó para que las quería —Para aventarle dardos ¿Tal vez?— claro, suponiendo que encerrar la cara de Bat kun en corazones con flechas atravesándolos contara como tal, pensándolo mejor, esa era una idea muy hilarante y graciosa. Él no pudo evitar reírse un poco.

—…Está bien— el hombre con anteojos dijo, haciendo unas anotaciones en su bitácora electrónica —Pero el material que reciba estará editado completamente— para él eso era asunto zanjado.

—¿Qué?— la mujer de antes y los otros seis que estaban ahí gritaron de inmediato —¿Cómo puedes tomar una decisión tan irresponsable como esa?- ¿Aceptando las demandas de un prisionero? ¿Acaso sabes lo estúpido que es eso?- ¿Qué clase de respeto vamos a tener si comenzamos a escuchar las "demandas" de los criminales?— fueron en resumen las cosas que todos estaban gritando al mismo tiempo.

—No hace falta recordarles de quién se trata— el hombre con anteojos dijo en tono serio —La última vez se requirió de cuatro héroes clase "S" para detenerlo, incluyendo a Metal Bat— que fue quien lo dejó inconsciente al final —Y fue solo después de casi cuatro horas de estar pelando— Habían sido Zombie man, Tank Top Master y Superalloy Darkshine al principio, pero Garou cedió después de la llegada del estudiante con el bate —Es preferible tenerlo encerrado que en cualquier otra parte— y con eso se puso fin a la discusión.

Metal Bat llegó solo un par de horas después de muy mal humor, lo que no era una sorpresa; le habían dicho que estaba ahí para una misión importante, él no tenía ni idea de que se trataba de una sesión fotográfica y cuando se enteró los cuatro fotógrafos que estaban en el lugar casi se habían mojado sus pantalones de puro miedo.

Al final Prisioner había ganado, tenía las fotografías y estaba por salir cuando Metal bat lo había interceptado, parecía estar muy, pero muy, cabreado, él solo ignoró al chico y salió de ahí, no tenía que decirle nada ¿Cierto?

—¡OI! ¿Para qué son las malditas fotografías?— Metal Bat había escuchado que se las dieron a Prisioner, algo en lo que él no quería pensar, realmente no…

—En realidad no lo sé— él contestó sinceramente —Fue idea de la Asociación utilizar las fotografías para asustar a los criminales peligrosos — otra mentira descarada.

—¿Qué? — él se cabreó todavía más —¿Qué diablos?— pero para ese momento el reo ya se había escapado —¡Le voy a partir la cara la próxima vez que lo vea!—

Mientras tanto, en la cárcel, Garou se estaba divirtiendo de lo lindo con todos los demás, él solo había tenido que romper algunos huesos y hacer otro enorme agujero en la pared para que los otros lo tomaran en serio, es decir, deberían estar agradecidos por que bien pudo haberlos matado y ya ¿No?

—¿Están cansados tan pronto?— él los había estado persiguiendo por un par de horas, sin descanso —Al próximo que alcance le arrancaré un brazo— y esa mirada sádica que estaba poniendo solo hizo chillar a los reos.

Él corrió hacia todos ellos, los cuales salieron corriendo para apartarse de su camino, era curioso, casi como ver a un grupo de cucarachas corriendo de un gato o algo así, Prisioner iba llegando en ese mismo momento, escuchándolos gritar aterrados.

—Algo sucede—quizás todos los que vivían ahí eran criminales pero nadie iba a "meterse con sus chicos" mientras él estaba a cargo —¡Pri Pri Pirsioner Angel Style!— y entró por el agujero por el que salió, atacando a Garou.

—¿Qué diablos?— el de cabello blanco, evitó los golpes con facilidad, pero que lo atacara no fue lo que lo hizo gritar, sino el hecho de que el tipo estaba completamente desnudo.

—¡Garou Chan! ¡No debes asustar a nuestros compañeros! — Afortunadamente él no había perdido las fotografías que llevaba consigo —Sé un buen chico ahora que eres mi nuevo súper amiguis— y le guiñó el ojo mientras sonreía.

—¡Ni de coña!— él gritó, alejándose de inmediato ¡Ese malnacido! Si no lo necesitara para conseguir las fotos lo habría matada en ese preciso momento… Y hablando de las fotos, se las pediría apenas estuviera vestido de nuevo.

Hilarante, lo que Garou había hecho con las fotografías fue hilarante desde la perspectiva de Prisioner. No las decoró con corazones, no las usó para lanzar dardos, ni siquiera se la pasó mirándolas por horas, tomó las treinta y dos fotografías que le mandaron y fue descartando una por una, con movimientos rápidos de sus manos, hasta que solo quedaron unas cinco o quizás siete en sus manos; ni siquiera dedicó una segunda mirada a las descartadas en las que el chico se veía mejor según Prisioner, pero a Garou su opinión no le interesaba.

—¿Realmente no quieres estas?— él las recogió, mirándolas detenidamente, el joven del Bate no era su tipo para nada pero se veía muy bien en esas fotos, quizás porque nadie le había dicho para que iban a servir realmente.

—Haz lo que quieras con ellas— él entró a su habitación auto asignada, nadie iba a pelearse con él por ella, para pasar a iniciar su galería personal.

De verdad que fue hilarante cuando Prisioner miró dentro. Las fotografías habían servido para rellenar una almohada…

¿Por qué diablos había rellenado su almohada con ellas? Las fotografías no eran suaves y mucho menos cómodas como relleno, pero el chico solo lo miró con una diabólica sonrisa…

Prisioner solo esperaba que Metal Bat NUNCA se enterara de esto.