¡Vente, Nana!

Disclaimer: Peter Pan es propiedad del escritor James Matthew Barrie y Disney, esta historia solo tiene como finalidad hacer pasar al lector un rato agradable y participar en el Reto #7: "Eres mi fiel amigo" del Foro "El Valle Encantado: Dónde la magia comienza".

"Y tarde que temprano Nana, las gentes tienen que crecer…"

Pero Nana no quería que la niña Wendy, el niño Juan y el niño Miguelito crecieran. Nana quería que los niños siguieran siendo niños y ella siguiera siendo la perro-niñera de la casa.

Nana con sus grandes y tristes ojos azules de San Bernardo pensaba en lo que había dicho papá Jorge cuando…

¡Los niños! ¡Sus niños! ¡Oh, no! ¡Sus niños habían crecido y se iban volando por la ventana!

-¡Vente, Nana!- dijo el pequeño Miguelito después de espolvorear polvo de hada sobre la peluda cola de Nana.

¡Ahora Nana también volaba! ¡Su cola se elevaba! Pero la cuerda no cedía y ¡Oh, cielos! ¡Sus niños se alejaban!

Y como por arte de magia ¡La cuerda se soltó! ¡Ahora Nana también los seguiría! ¡Si sus niños crecían y se alejaban, Nana también los acompañaría, hasta la Segunda Estrella a la Derecha…! ¡Volando hasta que amaneciera!

Fin