N/A. Esta es una historia situada tras el final de la película: Captain America - Civil War; es un What's If... donde el mundo está regido por el sistema de alfas, betas y omegas. Lo que pase a partir de ahora no tiene relación alguna con el canon del comic y demás. Es un Stony con altos contenidos de Bucky/Tony.


I'll be good

Prólogo

Por Aomine Daiki


Dentro de un esquema, de trazos alineados estratégicamente, puede existir una serie de mínimos errores capaz de destruirlo todo. Algunos de estos pueden ser corregidos, otros simplemente son irreparables. Y Tony Stark entiende que este es uno de esos.

Puede maquillarlo, ocultarlo en esa telaraña de circuitos perfectamente ensamblados. Hacerlo invisible a los ojos del mundo, incluso a los suyos propios pero no puede eliminarlo. De una forma u otra esto se ha convertido en el pilar que sustenta por completo el esquema. Este defecto, esta tragedia como Howard la llamara, esta desgracia que María no quiso afrontar, es la causa de que Anthony Stark no conozca la felicidad.

"Señor, un aumento de FSH y LH se han detectado. Los niveles de estradiol e inhibina A en su cuerpo están descendiendo notablemente. Si esto continúa su-"

De que no sea capaz de concentrarse al 100%. De que justo ahora, que se le ha revelado una verdad terrible, no logre responder adecuadamente. Que su tristeza, aflicción y decepción se descontrolen. Y que este sentimiento sin nombre que desde niño albergara por Steve Rogers lo desgarre sin el mínimo atisbo de mostrarle piedad.

No lo digas. Si lo escucho también me deshare de ti

Que la rabia e impotencia se mezclen de manera aterradora. Y que cada golpe que da en el cuerpo de ese soldado invernal le sepa amargo, asqueroso y desolado.

"Señor, es mi deber recordarle lo que puede ocurrir si esto continúa"

Que sus ánimos infantiles se consuman rápidamente cuando el capitán decide entrometerse. Que se rompa en mil pedazos cuando esos puños que lo respaldaran incontables veces ahora se dediquen a golpearlo y masacrarlo.

Descarga la cápsula de reserva, Friday

Que arroje sus ilusiones, el estima, el cariño a un mar de aguas negras en pro de protegerse. De cuidarse de la gente, de esa que fuese importante en algún momento y que aún lo seguía siendo. Y que por ello duele tanto.

"Me temo señor que su estado hepático actual no podrá con la carga de etinilestradiol y ciproterona acetato"

Esto es la causa.

La razón de todo su sufrimiento.

Hazlo

Steve. Natasha. Clint. Nadie debe saberlo. No pueden. No. No sobre esto.

"Su hígado no está en condiciones de-"

Pero la vida se empeña en sacar a la luz ese grave error en su esquema. De exhibirlo por completo.

¡Mierda!, te dije que la-¡¿hah?!

Un fuerte calambre le hiela los movimientos. El sistema neurológico ha detectado cambios severos en el sistema límbico. La excitación de sus circuitos nerviosos ha empezado. Y su momentánea inestabilidad le ha dado la pauta a Steve para poder tumbarlo.

"La corteza cerebral ha enviado a sus terminales nerviosas las señalas pertinentes para iniciar una interacción con las áreas paralímbicas. El sistema ha terminado de codificar cada una de estas. Aumento de dopamina, endorfina, oxitocina. La disminución de la serotonina se ha detenido y ha empezado a subir. Niveles de agresividad en picada. Señor, el ciclo no puede ser suprimido"

— ¡Ngh!

Stark aprieta los dientes, tragándose el coagulo de sangre generado tras el choque de su cuerpo contra el suelo.

— ¡Deten- ¡mmh!

El dolor se transforma en algo abominable. El sabor de su sangre es delicioso y el calor de la pelea un sopor sofocante.

"Ciclo Menlux activado"

Steve le arrebata el casco.

Está expuesto. No hay marcha atrás. No puede continuar ocultándolo.

Ese estigma maldito.

— Ha- ha- ha-

Steve jadea, tiene la vista nublada y la cabeza caliente. No imagina lo que ha hecho. Ni antes ni ahora.

Tony siente la brisa atizar el fuego en sus mejillas. Está paralizado. El terror de saberse indefenso es abominable. Puede sentir los colmillos de este mundo desgarrarlo por dentro. De esos millones de ojos verlo con desprecio. De esas bocas carcajearse sin pensar un poco en este hombre frágil y vulnerable.

— ...Tony

La voz del capitán lo atraviesa rauda y feroz.

Y Stark se rinde al remolino que el defecto en su esquema desata violento. Los ojos marrones brillan, el aroma dulce, ferroso, emanando de sus heridas se vuelve picoso, fresco y tóxico. La piel se suaviza. Los cabellos brillan como el chocolate. Los labios del hijo de María se pintan de rojo. Y no son palabras lo que sale de esa garganta sino gemidos y jadeos invitándolos a realizar algo prohibido.

— ...¿Qué?

El capitán no lo entiende. Y no es para menos.

"Señor, su celo ha comenzado"

Friday lo anuncia con ese tono amable, políticamente correcto. Casi como si fuese algo normal y de lo cual no alarmarse. A unos centímetros de él.

—Tony tu — Rogers tiene un rostro sublime, los perfectos dientes están allí, el ceño fruncido acentuado por los golpes asestados y esa sangre emanando —¡¿Ah?!, ¡Bucky, no te... ¿Bucky?; y aún en momentos como estos intenta estupideces que solo hacen que Stark lo aborrezca más y quiera morirse de una jodida vez.

— Este aroma... un ¿omega? — pero es tarde, Steve lo sabe, Bucky también. Tony ya no tiene lugar donde ocultarse. Nunca lo tuvo.

— Bucky, aléjate — El capitán advierte con dificultad, el ciclo lo está afectando igual que al otro. Ambos son alfas, débiles al aroma de un omega. Pero Steve no quiere hacerlo, no puede hacerlo. Porque es Tony, un amigo, su amigo, y...

— No puedo — Bucky está tratando, Rogers lo sabe al verlo sudar y respirar pesadamente.— Steve

— ¡Bucky! — el capitán grita, no solo para hacer entrar en razón a su amigo si no que a él mismo. Han dañado a Tony, en especial él, hacer lo que sus instintos demandan terminaría por destruirlo. Por acabar lo que débilmente mantiene todavía con Iron Man.

— Es imposible

— No estás pensando bien esto... ngh... es por...

— Te equivocas. Stark es...

Tony quiere gritar hasta desgarrarse, arrancarse los ojos para no ver, no llorar, cortarse la cabeza y ahogarse en ese mar de aguas negras que lentamente lo va cubriendo todo.

— ¡Cá-ugh-

Un intento fallido. Las hormonas lo dominan, el deseo lo carcome pese a que sus sentimientos de tristeza son más fuertes.

— ...To-ny

Steve le habla, dolido, luchando contra el ciclo, sosteniéndole del cuello con sus dedos temblorosos y esa temperatura corporal en aumento.

No lo digas. No. No ante el capi. No. Maldita sea. Cierra la boca bastardo.

— Es mi pareja destinada

Tony echa la cabeza hacia atrás, sus labios tiemblan, pareciera que quiere sonreír, y las lágrimas ruedan en silencio.

El esquema se ha roto, y el defecto sigue intacto. De hecho luce más poderoso. Los trazos deficientes relucen sobre el mar negro.

Frente a un Steve Rogers que le aprieta el cuello inconscientemente.


Continuará...