N/A. Esta es una historia situada tras el final de la película: Captain America - Civil War; es un What's If... donde el mundo está regido por el sistema de alfas, betas y omegas. Lo que pase a partir de ahora no tiene relación alguna con el canon del comic y demás. Es un Stony con altos contenidos de Bucky/Tony.


I'll be good

I

Por Aomine Daiki


Atacarlo fue su primera reacción. El instinto le ganó al raciocinio. No había sido su intención, o al menos no la consciente. Pero el dulce aroma que se filtrara cuando T'Challa había atravesado la entrada activó su impulso agresivo y esa naturaleza protectora dentro de ella. Tenía que socorrer a aquello que sostenía en brazos el ahora rey de Wakanda. Sin embargo la respuesta de la pantera había sido igual o más rápida que la suya. Bloquear su ataque no resultó problema alguno. La fuerza del hombre ante ella le hizo temer por segundos. Tensó la mandíbula, sintiendo tras ello la enérgica fricción en las caras oclusales de sus dientes.

"Cálmate"

El rey ordenó pero Romanov no logró hacerlo.

"Diablos, estoy en desventaja"

Apretó los puños pensando sí patear una segunda vez le conseguiría algo de tiempo pero antes de que aceptara correr dicho riesgo los ojos impasibles del rey anularon sus pensamientos. El hombre avanzó al interior del departamento sin volver a mirarla. El fuerte perfume se intensificó haciéndola temblar. Un ligero mareo se le presentó y Natasha, con el afán de sobreponerse a éste, cerró los párpados con fuerza. Era absurdo, verdaderamente lo era, mostrarse afectada por esa fragancia. Se apoyó en el marco de la puerta, observando desde aquella distancia a T'Challa. Extraño, demasiado extraño, que el rey no se viese afectado.

"¿Por qué?"

Dijo sin notarlo pues creía haberlo pensado.

T'Challa no respondió, al menos no de forma inmediata. Primero dispuso el cuerpo de aquel que sostenía sobre uno de los sillones de la sala de estar. El individuo dejó escapar un sonido que Natasha no supo identificar. Había sonado a la mezcla de placer y dolor. Debía estar sufriendo, tenía que ser así. Después de todo ella conocía perfectamente ese estadio soportado por los de su tipo. El rey extrajo un pequeño bote de sus ropajes, por lo que alcanzó a ver el frasco contenía un par de pastillas que supo identificar de inmediato.

"¿Supresores?"

"Logrará controlar los síntomas"

Inspiró hondo antes de acercarse a ellos. Ya más tranquila y habituada al aroma pululante en el lugar. Deteniéndose a unos cuantos pasos cuando T'Challa se giró para mirarla. Esos ojos oscuros parecían estar diciendo algo pero Romanov no supo el qué, no hasta que el rey habló al percatarse de que su mensaje no había sido bien recibido.

"¿Te molesto con un vaso de agua?"

La petición le tomó por sorpresa, tardando entonces en reaccionar apropiadamente.

"A-aa"

De todos los resultados posibles que Natasha se había planteado tras esta guerra civil, éste era uno que nunca le cruzó por la cabeza. Las consecuencias que pudiese acarrear el enfrentamiento entre Tony y Steve eran algo que creía se podría manejar con esfuerzos pero ¿esto?, ¿cómo enfrentarlo?, ¿qué hacer?, ¿cómo solucionarlo?; llenó tres cuartas partes del vaso esperando con ello fuese suficiente. Antes de cerrar la llave clavó la vista en el chorro emanando de la boquilla. La imagen le hizo ansiar que las cosas fueran tan sencillas como el detener la corriente con solo girar la manija. Pero entendía que el flujo de las cosas no siempre toma la dirección que uno desea. Con ello en mente cerró la llave, devolviéndose a la sala de estar para hacerle entrega del vaso al rey.

"Aquí tiene, su alteza"

T'Challa agradeció con un movimiento de cabeza al tomar el vaso. Natasha se sentó a la orilla de la mesa de centro. Quieta observó detenidamente cada uno de los movimientos hechos por el rey. Y aunque todo lucía tranquilo, ella no podía mantener la calma por completo. ¿Cómo era posible que T'Challa no se viese alterado por todo esto?, estaba segura de que el heredero al trono de Wakanda había nacido como un alfa. Entonces, ¿por qué?

"Respondiendo a tu pregunta inicial el celo de un omega que no sea el de mi pareja destinada no tiene efecto alguno sobre mí. El instinto alfa de mi cuerpo ha sido suprimido"

"Pero eso es…"

"¿Imposible?"

Natasha asintió sin dejar de mirar como T'Challa ayudaba al otro.

"Todo es posible, srta. Romanov"

Black Panther se puso en pie, dejando el vaso a un lado suyo.

"Con ello bastará"

Dijo no sin antes arreglar ciertos detalles de su vestimenta. Por su parte Natasha optó por sentarse en el mismo sillón donde se encontraba su amigo. No lo había notado hasta este momento, el gran sonrojo surcándole el rostro ni tampoco la respiración agitada. Había intentado alejarse y no mirar demasiado, temerosa de que la poderosa influencia de las feromonas rondando el ambiente le destruyera el temple.

"Soy igual que él y aún así no puedo estar tranquila a su lado"

Trató de alcanzar esos cabellos húmedos adheridos a la frente de su compañero pero una potente oleada la abofeteó haciéndola retraer la mano.

"No lo entiendo"

"Stark está luchando"

T'Challa habló al mismo tiempo en que retiraba el polvo de su traje procurando mirar en contadas ocasiones el cuerpo de Tony retorcerse de dolor.

"Su condición es anormal"

"Eso es porque ha entrado en contacto con su pareja destinada"

Las palabras sonaron casuales, como quien habla del clima y Natasha no pudo culparlo ni un poco. La información seguía apilándose con premura en su cerebro. Quería procesar con rapidez cada dato recibido pero le era meramente imposible. Los sentimientos, esos que solo estorbaban en momentos como estos, estaban limitando su pensamiento. Abrió la boca para replicar pero no logró articular palabra alguna.

"La información manejada hasta ahora sobre la condición de Stark es falsa. El hijo de Howard Stark no es un alfa, es un omega"

En cambio el rey continuó hablando, procurando mantener ese ritmo y tono calmo. No podía asegurarlo pero quiso creer que lo estaba haciendo de tal forma que le diera tiempo, el suficiente como para ordenar sus ideas.

"Durante la pelea con el capitán América y Winter Soldier entró en celo perdiendo el control absoluto de sus acciones. Al parecer el tratamiento al que se ha sometido no es capaz de inhibir esa reacción"

Un cambio, pequeño pero importante, en el tono de voz de T'Challa la alertó.

"¿Esa reacción?"

El rey pareció haber terminado con su aseo pues ahora miraba igual que ella como el medicamento empezaba a mostrar un cambio, lento pero seguro, en Tony.

"La que existe entre un omega y su pareja destinada"

Por segunda ocasión la reacción fue más allá de su razón. Se incorporó con una rapidez inusual, y aunque T'Challa había logrado ver a través de sus movimientos no intentó eludirlos. Natasha lo prensó del cuello sin mostrar algún signo de delicadeza. Pensó, una vez recuperada la claridad de sus pensamientos, en ofrecerle una disculpa pero solo se mofó de esa diminuta idea. Necesitaba ganar toda la información necesaria para meditar detenidamente los pasos que daría a partir de este momento. No podía darse el lujo de pasar por alto cualquier detalle, dato o señal que el rey pudiera soltar, no cuando esto guardaba íntima relación con la actual situación de Tony.

"¿Quién es?"

Black Panther clavó la vista en sus ojos, dándole la impresión de querer averiguar algo en ellos. No supo sí encontró o no aquello que buscaba pues la sonrisa ladeada que le pintó los labios no fue suficiente para que pudiera determinarlo. Y ella solo atinó a ejercer un poco más de presión en ese cuello.

"Hum. Me deleita la lealtad que muestra por sus seres queridos pero me temo que no puedo responder a su pregunta sin el permiso de su amigo, ¿no lo crees así, Stark?"

T'Challa no se movió, continuó mirándola y eso la limitó más que lo último dicho por éste.

"Tsk, si no fuera por usted alteza ahora mismo estaría desnudo frotándome la entrepierna contra la nieve, así que aunque me gustaría ver los movimientos de savate de la srta. Romanov en la leyenda de Wakanda creo que por esta ocasión tendremos que posponerlo"

La voz detrás de ella le produjo un escalofrío. Sin meditar esas palabras soltó el cuello del rey, dedicándole una mirada apenada y un movimiento de cabeza a manera de disculpa que T'Challa supo apreciar y agradecer.

"¿Cómo te sientes?"

Stark, aún con las mejillas sonrojadas y el cuerpo empapado de sudor, intentaba sentarse sobre el sofá. Pero la falta de energía aunada a la fatiga tras la pelea contra Steve y Bucky le impedía hacerlo con propiedad. Lo sabía por el cómo abría la boca para jalar aire con desesperación.

"Como si un sujeto al que llamaba amigo me hubiese partido la cara en compañía del bastardo que asesinó a mis padres, ¡oh, espera!, justo eso me ocurrió"

"Tony"

"Olvídalo, no quiero hablar de ello"

Natasha intentó persuadirlo al decir su nombre en un tono amable, cuidadoso, pero no obtuvo nada. Esto iba a ser difícil.

"Stark"

El rey clavó su completa atención en Tony quien le devolvió una expresión altanera a pesar de estar hecho un caos.

"Tú no dirás nada de lo que viste en ese lugar"

No era una sugerencia ni tampoco un favor aquello que Tony exigía, y aunque eso solía funcionar con la mayoría de las personas no con el heredero al trono de Wakanda.

"Fingir ignorancia no te salvará. Ahora que has entrado en contacto con tu pareja destinada tu instinto intentará conectar con él"

"¿Perdón?, lamento decirte que no soy un lindo gatito que va meneando la cola como tú. Solo obedezco a mi intelecto"

El alegato de Stark no causó otra cosa que no fuese risa en el rey, Natasha por su parte comenzaba a atar cabos. Entre Steve y Bucky, entre ellos debía estar la pareja destinada de Tony, o bien con alguno de los enemigos pero por como el hijo de Howard se comportaba lo último no podía ser factible. Sin embargo, fuese como fuese, la situación no resultaba para nada sencilla. Ambos habían levantado una guerra contra el sistema y contra ellos. Stark no iba a perdonar esto tan fácilmente. Menos si realmente uno de esos dos resultaba ser su pareja destinada.

"Tu, detén esas conjeturas. Me estas causando nauseas"

Natasha alzó las cejas y torció la boca de forma graciosa. Se sentía como una niña que apenas si empezaba a conjugar una travesura y ya se le había atrapado antes de siquiera concluir con la idea.

"Tony, creo que su alteza tiene razón con respecto a esto. Además esta información no solo te pertenece si no también a esa persona. Debemos ser precavidos. No podemos dejar que se filtre el hecho de que eres un omega tampoco de quién es tu pareja destinada"

Stark logró ponerse en pie, el cuerpo entero le temblaba y por momentos Romanov creyó que terminaría en el suelo pero no fue así. Anthony logró acercarse hasta el enorme ventanal que bien mostraba una mañana fría cobijada por una densa neblina y los dorados rayos de un Sol débil. Allí se irguió para enseguida golpear con el puño el cristal. A pesar de que los medicamentos estaban actuando los síntomas no dejaban de atormentarlo. Y Natasha no pudo evitar sentir lástima.

"No, te equivocas. Ese sujeto, ese bastardo, nunca podría ser mi pareja destinada. El asesino de mis padres, James Buchanan Barnes nunca podría ser nada mío"

Lo susurró con odio atroz y un profundo dolor al que Black Widow no supo responder.


Al frente podía apreciarse un paisaje nevado. La noche estrellada iluminaba más que los faros de la estación. Prácticamente solo estaban ellos dos, sin contar al empleado de la caseta, ese que no hacía otra cosa que dormitar sobre su silla. Y por ello podía afirmar con seguridad que en ese preciso momento el mundo parecía estar dándole un instante de tranquilidad y reflexión. A lo que Bucky no pudo más que agradecer mentalmente. Tras su enfrentamiento contra Stark y el descubrimiento de que sin duda alguna él era su pareja destinada, todo había sido escapar y ocultarse. Evitar lugares concurridos o donde pudiesen reconocerlos. Y aunque estaba seguro de que a Steve esto no parecía agradarle era lo mejor que podían hacer. Después de todo era esto o ir a la cárcel. Cosa que su amigo no iba a permitir. Por eso el ahora tener la oportunidad, mínima, de pararse ante la nada y no tener mucho que pensar se sentía casi como un milagro. Aunque con anterioridad ya se había meditado el qué haría su reciente encuentro con Stark le arruinaba todos sus planes.

"¿Café?"

El vaso desechable de tamaño mediano frente a él y la sonrisa amable detrás de éste le turbaron los pensamientos. Descolocándolo por instantes. Aceptó la bebida e intentó devolverle un gesto parecido al de Rogers pero no lo logró.

"Aquí nadie parece conocernos"

Steve dijo parándose a su lado, dándole un trago al líquido caliente.

"Y eso, ¿te duele?"

Quiso picarlo un poco, mofarse de él y su amigo lo entendió a la perfección.

"No cuando soy popular en más de 50 países"

Esta vez sí consiguió sonreír. De verdad, ¿por qué no todo podía ser así de sencillo?

"Si logramos pasar el siguiente camino habremos prácticamente llegado a nuestro destino"

Destino, cierto, por eso estaban allí, ¿no?; porque Steve había encontrado una forma de cumplir con su petición, pero, ¿por qué ahora sus propios deseos parecían pesarle tanto?, ah, claro que lo sabía, lo sabía mejor que nadie, pero ¿cómo decirlo?, ¿cómo lo tomaría Steve?

"¿Tan malo es el café de Kenia?, te recuerdo que estamos en territorio del continente que dio nacimiento al café"

La pequeña e inesperada lección de historia le hizo enarcar una ceja de forma irónica.

"¿Internet?"

"Es más útil de lo que crees. Aunque según Stark Wikipedia no es de fiar"

Estaba al tanto de que para Steve, Iron-man era importante, tanto como lo era para él en estos momentos. Dudó por instantes en sí hablar de aquello que estuvieran evitando desde que escaparan, pero al final decidió sacar el tema a colación. De todas formas debía hacerlo puesto que sus planes iniciales ya no estaban allí gracias a la aparición de cierto evento que aún era incapaz de determinar cómo afortunado o desafortunado.

"Hey"

Steve dio un paso hacia adelante, deteniéndose a unos centímetros de la vía. Bucky lo observó por segundos. Sin importarle que no respondiera a su primer llamado.

"Tengo algo que decirte"

El vaso desechable de Rogers se contrajo en su mano, este ya estaba vacío, en cambio el de él seguía lleno hasta la mitad.

"No debiste comprar un boleto extra"

El brillo de las estrellas ganó intensidad, o esa impresión le dio a Rogers.

"Quiero acompañarte"

Le respondió, y Bucky sintió por primera vez una extraña presión ejercerse alrededor de su garganta. Steve no se la iba a poner fácil, ¿eh?

"Este viaje no es necesario"

Dijo para después darle un trago a la bebida. Aún seguía caliente, tanto como la imagen que guardaba de Stark hecho un lío por su simple presencia. Inspiró hondo, alzó la vista al cielo, intentó contar inútilmente esos destellos azulosos antes de caminar hasta posarse a lado del capitán América.

"Porque no pienso ir a ningún lugar donde no esté Stark"

Steve se volvió para verle de frente, casi al mismo tiempo que aquella brisa helada salida de ningún lugar, y por primera vez James encontró rivalidad en esos ojos garzos que alguna vez estuviesen llenos de amistad. Odiando pensar que el café sostenido por su mano terminaría por enfriarse antes de que lograra bajar por su cavidad oral.


To be continue…


N/A.- He tardado más tiempo del que creí. Bueno no tanto como con otras historias. Argh, cada vez se me complica más encontrar tiempo para escribir y lo peor es que cuando lo consigo es para escribir cochinadas como éstas. Una disculpa a cualquiera que todavía guarde valentía para leer este coso. Nos vemos.