¡He regresado y con nuevo capitulo! Han esperado por tanto tiempo que se merecen el final de esta historia más que pronto. A quienes han leído la historia, este capitulo es la continuación. Por políticas de la pagina, no puedo transferir los capítulos anteriores. Quienes aún no la han leído dejaré el link al final de este comentario y también para quienes desean refrescar un poco su memoria. Les agradezco de corazón tanta espera. Les devolveré todo con creces. Besos :)

30 días de placer: Capítulos de 1 al 14 s/8920727/1/30-d%C3%ADas-de-placer


Capítulo 15: Verdades ocultas.

-¿Y? ¿Vas a responderme?- suplicó Vegeta.

-Vegeta yo...-titubeó Bulma nerviosa.

-Amor ¿Por qué desapareciste así?- exclamó Aixa apareciendo ante la pareja.

Bulma miró a Vegeta con cara de incertidumbre. ¿Amor? ¿de verdad? ¿Con que derecho aparecía haciendo planteos absurdos cuando él ya tenía pareja?. Observó como Aixa Jones se abrazaba a Vegeta, su amor, el padre de su hijo sin pudor alguno. Ella era quien estaba de más en esa situación.

-¿Porque estás aquí solo?- preguntó Aixa ignorando a Bulma. Vegeta no sabía como despegarse de esa mujer. Realmente agotaba su paciencia. ¡Pobre Bulma! Estaba incómoda y avergonzada.

-Yo me voy.- dijo la peliazul con un deje de resentimiento. Le dio a Vegeta una mirada que atravesó su corazón. La había lastimado... otra vez. Observó a Bulma alejarse rápidamente. Le dio un leve empujón a Aixa y la miró con cara de pocos amigos.

-¿Que demonios intentas Aixa? ¿Amor? Yo no soy tu amor. Creí haberte dejado en claro que no hay un nosotros.-recriminó Vegeta enfadado.

-¿Que demonios estás intentando tú Vegeta? ¿De verdad eres tan patético de correr atrás de una mocosa ramera que carga con el hijo de otro?- contesto Aixa con rabia.

-Ese no es tu maldito problema ¿entiendes?-la sujeto del brazo.- Deja ya de meterte en mi vida. Si te permití ese estúpido acercamiento fue para no verte humillada ante Bulma.

-El único humillado en esta situación eres tú Vegeta.-contestó soltándose de su agarre para luego marcharse ofendida.

Vegeta se sentó nuevamente en la banca. Estaba jodido. Jodidamente enfadado con Bulma, jodidamente enfadado con su embarazo. Jodidamente enamorado de ella. Suspiro fuertemente.

...

¡Estúpido Vegeta! ¿porqué siempre hacía lo mismo? Y ella que tanto lo amaba. Estaba sumamente enfadada con él. Bulma Brief siempre entrometida en su vida. Siempre arruinándola. Se sentó bruscamente en su lugar en la mesa. ¿Porqué su hombre estaba tan enamorado de esa mocosa? Era injustificable. Según sus cálculos, Bulma ya habría superado las treinta semanas de embarazo. Él tanto ha sufrido por ella y a la niñata no le costo nada saltar a la cama de otro días después de su ruptura incluso parecía... ¡Un momento! Aixa abrió sus ojos como platos y se agarro la cabeza con amabas manos.

-¡Oh Dios!-exclamó sorprendida.- Vegeta dime que no has sido lo suficientemente idiota para embarazar a esa perra.

...

Aixa Jones. ¡Maldita perra! siempre estaba queriendo humillarla ante cualquier situación. ¿Cómo era posible que Vegeta estuviera con una mujer así? Pues que excelente había sido su decisión de no exponer a Trunks. Al menos mientras Vegeta comparta lecho con esa insulsa mujer, ella no quería que se involucrara con su hijo. Tantos meses oculta de la sociedad, tanto tiempo sin ver a nadie únicamente para evitar ese inevitable cruce. Vegeta. Él había acelerado su corazón justo como antes, él había elevado su pulso al máximo justo como antes. Bah, no tan como antes... ahora era mucho peor. Había extrañado todo de él. Su mal humor, sus ojos negros y sus labios... ¡wow!. Acaricio su labios y esbozo una sonrisa. ¡Cuanto había extrañado besarlo! ¿Cómo era posible que después de que la hubiera humillado de tal forma hacia nueve meses atrás ella siguiera aún más enamorada de él? Suspiró levemente. Debía volver a la fiesta. Llevaba desaparecida alrededor de una hora y Stanley, y sus padres, debían estar buscandola como locos. Se miró en el gran espejo del baño. Se sentía hermosa. Sin duda alguna su hijo la hacía sentir así.

-Vamos pequeño. Tú y yo daremos explicaciones.-comentó Bulma divertida a su vientre.

Salió al gran jardín y se dirigió a la pasarela. El desfile había dado inicio sin ella. Perfecto, quizás solo deba darle explicaciones a Stanley. Realmente esperaba que no estuviera decepcionado de ella. Stanley estaba en la parte trasera del escenario dando un reportaje a los periodistas. La vio acercarse y le sonrió. Suspiró con alivio y devolvió la sonrisa. Él no estaba enojado con ella.

-Mi querida Bulmita, ven, muestra tu belleza a las cámaras.- invitó Stanley feliz.

La peliazul carcajeó y se acercó al señor Ginehouse. Posaron juntos para algunas fotos y luego fotografiaron a Bulma. En cuestión de segundos, el bombardeo de preguntas comenzó. Todos los periodistas cuestionaron a Bulma. ""¿Porqué te retiraste así del escenario? ¿Cómo es que escondiste tu embarazo tanto tiempo?" "¿Quien es el padre?" "¿Niña o Niño?" "¿El padre te ha abandonado?" "¿Cómo se han tomado tus padres este repentino embarazo siento tú tan joven?". La joven científica sudaba a más no poder. Sintió la mano de Stanley sujetar la suya fuertemente.

-Tranquilos muchachos, recuerden que Bulma no es de hablar mucho. No presionen y déjenla hablar. Ella dirá lo que tenga ganas de decir ¿esta bien?-comentó Stanley a los periodistas.

-No hay mucho para decir ¿sí?-inició Bulma- Jamás estuve escondida. Soy científica e inhibida, no soy una estrella a la que persiguen. Llevo gestando 34 hermosas semanas de embarazo.-acarició dulcemente su barriga.- Me he retirado del escenario porque me descompuse, mi pequeño Trunks hace de mí un estrago pero es sano y fuerte y totalmente deseado. Estoy feliz con él al igual que toda mi familia. Es todo lo que tengo para decir. Y agradecerte a ti Stanley.-tomó las manos del millonario mientras le sonreía- eres incondicional para mi y para toda mi familia.

Con eso, Stanley abrazó fuertemente a Bulma y dio por finalizado el reportaje. Bulma observó como la seguridad acompañaba a los periodistas a la entrada. Ginehouse le sonrió y la invitó a tomar asiento en los sofá que estaban ubicados allí.

-Ahora sí, a mi me dirás la verdad ¿no?-preguntó Stanley.

-¿Eh?.-Bulma se sorprendió.-¿Que verdad?

-Bulma te conozco y también, aunque no lo creas, conozco a Vegeta. ¿Que ha sucedido entre ustedes para que ambos se paralizaran de tal forma al verse?

Bulma enrojeció. ¿Como era posible que la situación fuera tan evidente? Quería llorar.

-Si no quieres charlar conmigo, entenderé ¿sabes?-prosiguió Ginehouse.

-No Stanley, no es eso solo que es algo que no he hablado con tantas personas y el venir aquí y exponerme ante esta situación se me hace difícil porque no sé como explicar...-

-Solo háblame de Vegeta.-insistió Stanley.

-Solo voy a decir que tuve una fugaz pero intensa relación amorosa con Vegeta Ouji. Fue días después de su llegada a la Capital, trabajamos juntos y simplemente surgió.-comentó la peliazul.

-Hay una historia de amor inconclusa entonces. Digo, todos los presentes en su sano juicio nos dimos cuenta de la química instantánea que broto ni bien los presente. A ti se te ve enamorada Bulma- dijo Stanley.

-Vegeta es una persona difícil y yo.. Yo ya no soy la de antes.-

-¿No eres la de antes? Bulma, tú hijo no tiene porque ser un impedimento entre tú y Vegeta Bulma. Es más conociéndolo...-

-Stanley Vegeta es el padre de mi hijo.-soltó sin más la peliazul.

Y esa fue la conversación que Vegeta escuchó.


N/A ¡Wow! ¿Cómo se tomara Vegeta el enterarse que Bulma le oculto a su propio hijo? Estoy dejandolos con mucha intriga. Prometo volver muy muy pronto con un nuevo cápitulo. Dejen review y comenten lo que les parece. Besos :)