EPÍLOGO.

Los años han pasado, Nathan Ketchum tiene 36 años y es comandante supremo, con cabellera larga negra peinado totalmente hacia atrás, su ojo derecho esta tapado por un parche producto de una herida, usa su uniforme militar negro, en su mano izquierda su guante tiene descubierto su dedo anular donde reluce de oro su argolla matrimonial, mirando hacia el mar de Kanto en la plataforma metálica marítima de comando central con su seño fruncido y cruzado sus brazos parecía perdido, absorto mientras el sol alcanzaba su cenit de medio día, a sus pies está el primer piso donde los soldados pasan y llevan cosas, todos hacen su saludo militar al comandante inexpresivo, quien responde con una sonrisa a medias. Varios helicópteros y pokemon sobrevuelan con rumbos de misiones por todo el mundo, ¿Qué pasó en el mundo hasta hoy?.

Empecemos por el principio, cuando Nathan cumplió 26 años ya era el mercenario principal de Cielo Exterior, pero otra guerra de desató, Cielo Exterior fue abandonado a su suerte contra el país de África Central, la causa fue que el mundo tenía miedo del poder que tenía Cielo Exterior, su padre Ash y su madre estaban en servicio y la central fue atacada, ambos sobrevivieron pero la central cayó, Cielo Exterior fue destruido, sus hombres y mujeres en mayoría perdieron la vida, pero, los pocos que sobrevivieron se unieron al nuevo proyecto, Ash Ketchum creó una organización sin país ni ideología, nómada, llamado Red Diamond, que sobre las cenizas de Cielo Exterior creó un nuevo puesto de comando, con los años al cumplir 30 años Nathan, Ash ya tenía 5800 soldados y 2000 civiles en 7 puestos avanzados por todo el mundo y con 6 plataformas de rescate pokemon, Red Diamond creció y era un motor de economía, mercenarios de todo el mundo les temían, ellos con sus pokemon funcionaban bajo sus propias reglas, Sablera los apoyaba pero en el escenario internacional, Ash K y su esposa eran dirigentes de una fuerza militar temida, Dastan y su familia vivían en Kanto, Aurora en Sinooh, Maya en Unova y Ethan y Drake en Kalos y Johto respectivamente, Hacía 3 años Ash dejó el comando de RD y se lo dejó a su hijo Nathan, hoy es un día de celebración, pues contratados por un grupo de defensa PKM en Uganda habían derrocado un régimen, sin país, sin fronteras, en pro de los pokemon.

Nathan miraba el mar, pero una cabeza se acurrucó en su hombro

-¿Qué sucede cariño?- preguntó Clementine su esposa, cuyo parecido a Korrina su madre era increíble.

-con Uganda van 5 países donde intervenimos, no esta bien, nosotros no seguimos ideologías, ni países o fronteras, además que ahora llegarán más pokemon al área de conversación, lo cual involucra que debemos aceptar más trabajos por el mundo en busca de compensar los gastos, ya entiendo porque papá se retiró con mamá a vivir en Alola, además….me preocupan los niños-

Clementine conocía a su esposo, no era solo eso, su mirada estaba en el mar, buscando más allá en el horizonte sus respuestas, la rubia se acurrucó en su hombro y se aferró a su brazo con fuerza.

-Kaz y Nandine están bien…- dijo ella buscando más respuestas de su esposo

-ellos tienen solo 10 y 8 años, los amo con todo mi corazón como a ti, pero, nuestro enemigo ahora no es un ejército, ni un país o una ideología, son los tiempos, hemos hecho mucho ruido, el tiempo de mi padre pasó y no dudo en atacar Cielo Exterior, ahora nosotros estamos a prueba, no hay buenos o malos, vencedores o triunfadores, debemos seguir adelante, firmes contra todo, pero el tiempo nos definirá, amor mío, mi padre y mi madre ya pasaron y su época es pasado, pero es cuestión de tiempo de que alguien me ponga a prueba..-

-Nathan, cariño, si la época nos pone a prueba, no estas solo, soy tu esposa, y te amaré, hasta que muera, hasta el último día de mi vida-

Nathan de acercó a su esposa y le dio un largo beso mientras las olas golpeaban los pilares de su nuevo hogar

Nate se separó un poco y le acarició el rostro de su esposa, para empezar a caminar de su mano y mirar a un soldado a su lado

-dile a papa que me dirigiré a todos los soldados, preparen los enlaces.

3 Horas Después.

En frente de sus soldados y televisado a sus fuerzas en el mundo Nathan, con su ojo azul miraba a todos, y a través del micrófono habló

-"olvidaremos nuestros países,

Dejaremos atrás las patrias para ser uno con la tierra,

No tenemos nación, ni filosofía, ni ideología,

Iremos a donde nos necesiten

No lucharemos por un país o gobierno, solo por nosotros,

No necesitamos motivo para luchar

Luchamos porque somos necesarios

Seremos el arma de disuasión de los que no tienen otros medios

Somos soldados sin fronteras y la era en la que vivimos define nuestro objetivo

Tendremos que vendernos y vender nuestros servicios,

Seremos lo que los tiempos nos pidan : mercenarios, criminales, terroristas…

Sí, probablemente nos iremos de cabeza al infierno,

Pero ¿que mejor lugar para nosotros que este?

Es nuestro hogar, nuestro cielo e infierno

Esto es…"Pokemon Sin Fronteras"..

¿FIN?.