"No sé cómo sucedió ni en qué momento, simplemente pasó y me enamoré, aunque no quiera admitirlo. El logró robarme el corazón, mi peor enemigo me robó el corazón."


El nuevo ciclo escolar comenzaría en la escuela Estrella Naranja. Sería el último año para la estudiante Videl Satan, un año en el cual conocerá gente nueva y vivirá nuevas experiencias, quizá el amor, por ejemplo.

Finamente el día había llegado y las clases habían empezado.

—Parece que este año será el más pesado de todo — Se dijo a sí misma la pelinegra, quien chocó con un chico desconocido.

—¡Disculpa! ¿Estás bien? ¿No te lastimé? Iba distraído, perdóname… — El azabache se sonrojó ante lo sucedido —Mi nombre es Gohan, ¿y el tuyo?

—Soy Videl — Contestó un tanto molesta, realmente le desagradaba la actitud de éste. — Ni siquiera lo conozco, pero es muy raro y… sospechoso. — Pensó

—Un gusto, aunque debo ir a clases, ¡Nos vemos luego! — El azabache continuó caminando hacía su salón

Caminó con prisa puesto que no quería llegar tarde, mucho menos el primer día de clases. Al llegar, el azabache pudo notar que muchos de los asientos ya habían sido ocupados, por lo cual, tuvo que tomar lugar un tanto alejado del pizarrón. Además, no eran los grupos con los que había estado los años anteriores, este era un grupo nuevo. Mientras miraba a sus alrededores pudo notar a una chica de cabello muy rubio llamada Iresa, realmente llamó la atención de éste, pero no por su físico o algo parecido, sino por el color tan potente de su cabello.

—¿Mm? ¡Videl, hay un asiento por aquí! — La rubia saludó a lo lejos a su vieja amiga

La pelinegra se acercó y pudo notar la presencia del chico con el que había chocado en la mañana. ¿Realmente serían compañeros de clase? ¡No lo podía creer! ¿Era su último año y tendría que convivir con él? Le molestaba un poco por el simple hecho de que le molestó el comportamiento de éste, pues nunca había convivido con un chico un tanto penoso como lo era él. Sin embargo, tomó asiento a lado de su amiga Iresa y decidió "ignorar" al azabache.

—¿Lo conoces? — Preguntó la rubia, refiriéndose a Gohan. — Hiciste una cara de desagrado apenas lo viste, ¿acaso es porque es nuevo en el salón?

—No es eso, es sólo que lo topé hoy en los pas… — Fue interrumpida por su amiga. — ¡Hola chico nuevo! Soy Iresa — Tocó el hombro del azabache y lo saludó amigablemente.

—H-Hola, soy Gohan — Sonrió amablemente, causando un sonrojo en ésta

La pelinegra tomó del brazo a la rubia y la llevó afuera del salón, preguntándole por qué saludó a éste, de verdad le molestaba su actitud tímida. ¿Pero y después? ¿Seguiría desagradándole o las cosas cambiarían? Nadie lo sabe, sólo el tiempo decidirá si los sentimientos de Videl hacia Gohan cambiarán.

—¡No lo conozco! ¡Lo topé en los pasillos! — Alzó levemente la voz, asustando un poco a su amiga Iresa

—¡Tranquila! Es bastante lindo, ¿No lo crees? — Se sonrojó levemente y soltó una leve risa — Dices que no lo conoces, ¿Cierto?, ¿Entonces por qué te molesta que le hable? ¿Realmente te desagrada?

—Es sólo su actitud, es tan tímido y parece tonto comportándose de ese modo, tsk. — Suspiró molesta — Quizá le dé una oportunidad, pero ya notaste que no me relaciono mucho con la gente.

—Ni qué hacerle…— Rio y tomó de la muñeca a la pelinegra para hacerla entrar al salón — Vamos, sólo no seas grosera Videl. Recuerda, es nuevo aquí y es muy lindo — Suspiró al verlo y tomó asiento, el cual estaba adelante del joven apuesto

—Pareciera que soy el único nuevo aquí… ¡Que complicado será! No conozco a nadie y la chica con la que me topé luce bastante seria y engreída… — Suspiró un tanto preocupado — Sin embargo; esa chica llamada Iresa luce bastante amigable, quizá debería relacionarme con ella…

—¡Chico! ¿Estás bien? — Un grupo de chicos se le acercaron, debido a que era nuevo y al parecer, lucían más sociables que las chicas, aunque, cuando vieran cuán apuesto es Gohan estarían detrás de él.

El joven azabache estaba un poco distraído pensando en su nuevo salón y lo "complicado" que le sería el relacionarse con sus nuevos compañeros, puesto que ninguno de sus viejos amigos se encontraba en su actual grupo.

—¡Hey! — Uno de los chicos alzó un poco la voz, haciendo reaccionar a éste — ¿Estás bien? Pareciera que una de las chicas te tuviera arrastrando la cobija — El grupo de jóvenes se presentó ante él

—Hola, soy Son Gohan — Sonrió de manera amable provocando un leve sonrojo a los jóvenes. Era tan apuesto que logró sonrojar a sus nuevos compañeros

Todos comenzaron a reír y a socializar con Gohan, al parecer era un poco tímido pero muy agradable, o eso decían. Aquel comportamiento hizo que la angustia del azabache fuera menor, pues ya estaba relacionándose y haciendo nuevas amistades. Y al terminar las clases, éste recogió sus cosas para después despedirse de sus nuevos compañeros, al parecer, no fue tan complicado socializar; pues los chicos habían sido muy amigables con éste.

—Que alivió — Suspiró aliviado y salió del salón de clases

—¡Gohan! — Se escuchó una voz a lo lejos proveniente del salón de clases

Era aquella chica rubia: Iresa. Al parecer quería socializar un poco más y motivarlo a hablar con Videl, a decir verdad, ésta sólo quería que su amiga socializara un poco más. Siempre se encontraba tan ocupada, estudiando, combatiendo el mal o simplemente no tenía interés en relacionarse con ciertas personas.

—¿Iresa, cierto? ¿Sucede algo? — La miró fijamente

—No en realidad, simplemente quería charlar un poco… — Sonrió y se le acercó para después comenzar a caminar a su lado — Al parecer estás haciendo amistades muy rápido. Eres muy sociable, ¿No lo crees?

—No del todo — Continuó caminando — Pero ellos fueron muy sociables, realmente estaba un poco preocupado por eso, por las amistades. — No soy tan tímido como parece, pero tampoco soy tan sociable — Rio levemente

"Es bastante atractivo. Quizá a Videl le podría gustar, es un chico tranquilo y agradable, no sé cómo a Videl puede desagradarle este chico…" Se decía a sí misma la joven rubia mientras caminaba a lado del joven Gohan.

—Y dime, ¿Conoces a Videl? — Se detuvo por un instante y lo observó atentamente — ¡Es la chica más popular, no solo del salón, sino de toda la escuela! Combate al crimen y además de eso, ha sido la chica con mejor promedio durante estos dos años, superando a los promedios de los otros grupos

—¿De verdad? ¡Qué interesante! — El azabache mostró cierto interés en lo que ésta le comentaba sobre su amiga — Nunca había escuchado sobre una chica que combatiera el mal. ¿No es eso algo peligroso para una chica frágil y linda como ella?

Aquellas palabras causaron curiosidad en la rubia. ¿" Frágil y linda"? ¿A qué se refirió con eso? ¿Probablemente el físico y actitud de Videl llamaron la atención del joven Gohan?


¡Hola! Nuevamente les traigo una historia de Gohan y Videl. A decir verdad, tardé un poco para poder escribir una historia. Estuve sin computadora 3 meses, pero ya regresé. Espero disfruten esta nueva lectura y dejen sus reviews.

Esperen el siguiente capítulo.