Capítulo 1: Separación y Reencuentro…

El sol brillaba, mientras nuestros héroes caminaban a lo largo camino hacia Ciudad Gloria, el lugar donde será Exhibición Clase Maestra de Serena, y donde ella tiene la esperanza de salir victoriosa como la Nueva Reina de Kalos, habían estado viajando desde temprano en la mañana, por la rutina de "despertar" gracias a Ash, dado a que Pikachu había utilizado una Electrobola y había sido rociado por el agua de un lago cercano en todo su campamento, causando una sinfonía no tan inusual de gemidos y maldiciones dirigidas a Ash.

- ¿Podemos parar?... Tengo mucha hambre - se quejó Bonnie, la niña rubia que en ocasiones podría ser tan inteligente que los demás lo olvidaron de lo joven que era y que este viaje era la primera vez que hace.

- Sí, podríamos tomar un descanso también - Como de costumbre, fue Clemont, el hermano mayor de Bonnie, quién respondió mientras trataba de tomar aire.

- Aww, pero no estamos demasiado lejos, ¿verdad? - Preguntó Serena - Esperaba que el día de hoy llegáramos, y pudiéramos dormir en una cama de verdad esta noche – Dijo mientras, veía a los hermanos de Ciudad Lumiose.

Ash, que por supuesto estaba muy por delante, como normalmente era y dijo - Creo que estamos todavía muy lejos Serena, probablemente todavía tenemos un par de días de viaje hasta llegar – Respondió de manera lógica.

- Ash tiene razón… - Dijo Clemont - Ciudad Gloria está en medio de la nada, y creo que es para que puedan tener el máximo espacio y privacidad para la Exhibición Clase Maestra – Habló con, elocuencia.

Serena suspiró - Bueno, si se va a ser mucho tiempo, supongo que deberíamos tener un descanso - Ella sacó sus Pokébolas y liberó a Braixen, Sylveon y Pancham...

- Vamos a ir a descansar debajo del árbol junto al estanque de allí, creo que a Greninja le gustaría eso Ash – Serena dijo, mientras miraba a Ash y vio que sus ojos brillaban, y cualquier cosa que hiciera feliz a sus Pokémon, lo hacían feliz.

- Gran idea Serena, Greninja amará eso - Él levantó sus Pokébolas y liberó a Greninja, Talonflame, Hawlucha y Noivern - ¡Todos salgan, es tiempo para un descanso!... Hey Greninja, hay un estanque ahí y apuesto a que te va a encantar nadar – Tras decir eso, Su Pokémon gritó feliz de alegría y corrió hacia el estanque, su leal compañero de Kanto Pikachu, ya había saltado de su hombro y se unió a ellos.

Clemont y Bonnie, seguido de los Pokémon de Clemont (Bunnelby, Chespin y Luxray) también corrieron hacia el estanque y Dedenne feliz gritando, "¡De De ne!" desde la bolsa de Bonnie, junto a la más reciente amigo de Bonnie, "Blandito"… Bonnie se topó con el estanque, y sin preocuparse de que su ropa se mojara, mientras Clemont comenzó a preparar el almuerzo - ¡Bonnie! - Él gritó - ¿Por qué no llevas un traje de baño?... Sólo vas a conseguir un resfriado después, ¿sabes? – Respondió Clemont, preocupándose por su hermana.

- Tranquilo hermanote - Bonnie respondió - Van a secarse, lo suficientemente rápido – Dijo de manera, muy despreocupada.

Serena y Ash se acercaron al árbol y se sentaron uno junto al otro, viendo Bonnie jugar con los Pokémon, la peli miel no pudo dejar de notar que la mano de Ash estaba en el suelo junto a la de ella, y lo miró mientras, el veía a sus Pokémon sonriendo y volvió la mirada a su mano, mientras pensaba "¿Debo tomarla?... No, Serena eso sería tonto, él podría pensar que está loca, agarrando su mano así" – Mientras debatía, mentalmente claro está…

Ash se había dado cuenta de su mirada fija, pero era claramente ajeno a su razonamiento, dijo – ¿Sucede algo, Serena? - Preguntó.

- Uh... ¿Qué?... No, estoy bien – Contestó, sabiendo que ella se había sonrojado y pensó, "probablemente piensa que estoy loca, tengo que dejar de mirarlo así" – Terminó mentalmente.

Ash volvió a mirar a los Pokémon mientras juegan con Bonnie, él estaba disfrutando claramente de verlos tan felices - Entonces, ¿sabes lo que vas a hacer en la exhibición clase maestra? – El peli negro, preguntó.

Serena saltó ante la pregunta, seguía pensando en lo avergonzada que estaba, y Ash estaba hablando con ella por el momento, y ella por su parte estaba demasiado nerviosa, y ahora que le preguntaba cosas acerca de su exhibición, Serena tomó una respiración profunda y logró calmarse pensando en la respuesta, era evidente que había estado practicando mucho con sus Pokémon y ya tenía varias ideas de lo que iban a hacer, pero en realidad no había decidido sobre un plan todavía y sabía que la clase maestra sería el mayor desafío y probaría realmente sus habilidades, Serena estaba preocupada por no tener una estrategia y pensando demasiado en ello, sólo para tener que hacer algo completamente diferente que no podía preparar, y expresó sus preocupaciones a Ash…

- De hecho no, quizás suene algo tonto, porque está tan cerca, pero no lo sé, si es algo que realmente pueda preparar como las otras para obtener de una llave de la princesa, y probablemente sea una manera diferente de competir para convertirse en la Reina de Kalos y está probablemente va a probar cosas que nunca he hecho antes – Contestando, con sinceridad.

Ash pensó en esto por un rato y Serena lo observó, preguntándose si pensaba que era tonta por su falta de preparación para luego escuchar una risa de parte, del peli negro y le dijo – Pensé de ese modo, antes de mi primera batalla en la Liga Pokémon en Kanto – Dijo Ash, mientras recordaba su 1ra. Liga.

Serena sonrió aliviada, de que no creía que era demasiado serio y preguntó - ¿Y qué pasó? - Ella volvió preguntar.

- He utilizado a Pokémon con quienes nunca había luchado antes y estaba luchando en un campo de agua y necesitaba a un Pokémon de agua y tenía un Squirtle, que era muy fuerte, pero mis amigos Misty y Brock dijeron que probablemente necesitaba otra, había atrapado a un Krabby anteriormente, pero estaba en el laboratorio del Profesor Oak todo el tiempo y decidí hablarle por teléfono con él y Krabby quería decir hola e inmediatamente le pregunté para enviar Krabby y todo el mundo había sugerido que no lo hiciera, porque nunca se había luchado antes con él, pero Krabby terminó por evolucionar a Kingler durante la batalla y lo ganó por mí – Terminó Ash, de recordar.

Serena le escuchó con atención mientras Ash le contaba, le encantaba oírlo cuando hablaba de sus antiguos viajes y sus otros Pokémon, era muy interesante escuchar sobre todas las cosas increíbles que había hecho en su vida entre ellos cuando se conocieron en el campamento de verano y cuando lo vio salvar al Garchomp del profesor Sycamore en las noticias, él había hecho tantas cosas increíbles, y pensaba - ¿Cómo puedo impresionarlo con mi exhibición, si él ha viajado hasta el momento y ha hecho tanto? – Terminó de pensar, mientras lo seguía escuchando…

- ¡Fue increíble...! ¡Luchó en un campo de agua, que tenía un remolino, y utilizó sus pinzas para utilizar un Golpe Martillo impresionante, no lo podía creer y venció a sus tres oponentes! - Ash le encantaba hablar de sus victorias pasadas, de sus experiencias como la que estaba hablando, fueron la razón por la que había madurado tanto, él había pasado de ser un niño inmaduro, que luchaba por hacerse amigo de su primer Pokémon Pikachu, para convertirse en un entrenador experimentado, y que era el líder del grupo.

- ¿Recuerdas todas tus batallas? - Serena preguntó, riendo un poco por la emoción que Ash estaba mostrando, estaba agradecida por su buen humor, mientras estaba tan nerviosa por su exhibición, tal vez sólo hay que disfrutar del momento, como Ash.

- ¡Por supuesto!... Recuerdo de todo lo que es importante para mí, y mis experiencias como un entrenador Pokémon son muy importantes para mí - Él pensó por un momento, y dijo - Siempre recordaré este viaje y a ti, que eres importante para mí... – Terminó con una sonrisa.

Serena se congeló… ¿Realmente acaba de decir que era importante para él? - Ash... - empezó en voz baja.

- ¿Qué?, Clemont y Bonnie son grandes amigos y yo siempre recordaré este viaje juntos - Cuando terminó, no pudo escuchar a Serena.

Serena suspiró, no significa que sólo sea Serena, para pensar – "Supérate a ti misma, no todo se trata de ti" - Ella miró al suelo, odiándose por conseguir sus esperanzas de que Ash hablé de ella… Se dio cuenta de Ash había dejado de hablar y la miraba confundido - Oh, lo siento, sólo estaba... Uhmm... Pensando en nuestro viaje, tienes razón, ha sido muy divertido y recuerdo cuando empezó estaba tan feliz cuando me invitaste a ir contigo - Lo decía en serio, fue uno de los momentos más felices de su vida, el chico con el que había estado pensando desde que se conocieron de niños en Kanto la había invitado a unirse a él en su viaje a través de Kalos.

Ash sonrió y miró a sus Pokémon jugar con Bonnie, Pikachu chapoteaba con Bonnie, mientras que con Talonflame, golpeaba el agua con su cola - No podía dejarte, después de que viniste desde tan lejos sólo para encontrarme de nuevo - Miró Serena a los ojos - ¿De verdad iniciaste el viaje, sólo para encontrarme? – Preguntó curioso.

Las manos de Serena empezaron a sudar y simuló ver al grupo en el estanque para que ella no tuviera que ver a Ash, la verdad era que sí... Vio a Ash de nuevo, siendo la misma gran persona que era en ese campamento de verano, desinteresado, amable y valiente, sin embargo, ella no quería admitirlo, no tuvo el valor para hacerlo, a pesar de que como que lo había dicho antes – Uhm… - Serena no pudo hablar, porque nuestro amigo científico gritó llamándoles la atención…

- ¡Chicos, el almuerzo está listo! - Clemont Gritó.

Bonnie y los Pokémon salieron del agua y se sentaron a la mesa rápidamente, Clemont había preparado sándwiches y sopa, junto con vasos de agua. También había sacado comida para todos los Pokémon y empezó a regañar a Bonnie para sacar toda el agua que estaba en ella.

Serena comenzó a levantarse, pero se dio cuenta de ceniza no se había movido, él todavía estaba esperando su respuesta a su pregunta, pero ella lo miró y se odiaba a sí misma por lo que dijo y sólo contestó - Bueno, no exactamente, yo... Eh... como que quería escapar de las carreras de Ryhorn de mi madre y el verte de nuevo fue increíble, y obviamente el conocer a Bonnie y Clemont fue increíble grandioso – Dijo mientras miró a Braixen que estaba comiendo su comida con vigor, y claramente estaba muy hambrienta.

Ash se levantó y dijo - Bueno de todos modos, no importa cuáles hayan sido tus razones, me alegro de que aparecieras - Estaba sonriendo, pero parecía casi una sonrisa forzada, luego le tendió la mano para ayudarla a levantarse.

Serena comenzó a tomarlo, pero saltó cuando Clemont le dio un gritó repentino a Bonnie, porque ella había llenado su vaso de agua en el estanque y la perseguía alrededor tratando de salpicar eso distrajo a Ash y también bajó su mano, y Serena maldijo en silencio a los 2 hermanos y se levantó.

Todo el mundo finalmente se sentó a comer, Bonnie ahora no es la única en ser empapada, Clemont había tropezado con una piedra y cayó al estanque para gran diversión de su hermana, Ash y Serena afortunadamente fueron capaz de calmarlo, lo suficiente para olvidarse de perseguir a su hermana con uno de sus inventos locos.

- Entonces, ¿a qué distancia estamos, exactamente? - Bonnie preguntó, mientras daba un bocado de su sándwich.

Clemont consultó su mapa y luego miró al estanque y la carretera - Bueno, por desgracia creo que mis cálculos anteriores no fueron los correctos y parece que hay un gran bosque y entonces la única forma de llegar es, a través esa montaña parece que va a aumentar nuestro tiempo de viaje por un par de días más – Respondió algo serio.

Serena contestó triste tras oír esto - Tal vez deberíamos olvidarlo e ir directamente a Ciudad Snowbelle, para la última batalla de gimnasio de Ash – Tras decir eso, sorprendió a Ash, para luego él dijo…

- ¡De ninguna manera! – Respondió casi gritando, para volver a hablar… - Serena, ¿sí competir en esa exhibición significa, el viajar arduamente a través de un bosque, una montaña o diez de cada uno?... Te aseguro que llegaremos a tiempo – Respondió determinado.

Bonnie también se levantó - Sí, podemos manejar esto, ¿verdad Dedenne? - El pequeño Pokémon-hámster respondió con una orgullosa, "¡De-de-ne!" y Blandito incluso hizo un ruido de afirmación.

Clemont también se puso de pie – Cierto, así lo haremos pero... ¿alguien sabe cómo? – Preguntó arruinando el momento.

Ash hizo en su postura de mayor seguridad, como siempre lo hacía en este tipo de situaciones – Ni idea, pero eso es cuando estoy en mi mejor momento, y… ¡Simplemente no podemos renunciar! – Terminó con una sonrisa.

Serena estaba tan agradecida, y miró a Bonnie, Clemont y de último a Ash… Sus amigos eran los mejores, ella no había tenido a nadie hacer algo tan bueno por ella, ya que... bueno, ya que Ash le ayudó en ese campamento de verano en Kanto y simplemente resultó que una vez más Ash la ayudaba pero fue acompañado por los dos hermanos rubios que también estaban dispuestos a ayudarla - Ustedes son los mejores - Mantuvo los ojos en Ash - No se preocupen, esto valdrá la pena porque voy a ganar – Dijo de manera segura.

Ash sonrió y dijo - Vale la pena el tiempo, mientras que seas feliz - Volvió a sentarse y dijo… - ¡Ahora vamos a comer, me muero de hambre! – Respondió de manera, obvia.

Los otros estuvieron acuerdo y se sentaron así, mientras que Serena miraba a Ash, preguntándose, ¿qué le importaba mucho, acerca de hacerla feliz?... Es por eso que pospuso su batalla de gimnasio para que pudieran viajar a través de la mitad de Kalos, "él realmente se preocupa por mí"… ¿Pero le importa como una amiga u otra cosa...?, Ella sacudió la cabeza y empezó a comer, ella acababa de tomar un bocado de su sándwich cuando de repente hubo una explosión detrás de ella.

Ash y Pikachu inmediatamente saltaron por instinto, listo para la batalla, mientras que Clemont protegía a Bonnie y Serena a rastras iba a donde estaba Ash, y todos miraron con enojo a lo que estaba delante de ellos.

El Equipo Rocket había aparecido, en la parte superior de un robot gigante Meowth, sin la cabeza, pero donde estaba la cabeza debe ser una plataforma, su cabello parecía un poco rizado, pero sonrió en el grupo de entrenadores, parecía que habían volado la cabeza fuera por accidente, pero todavía tenían la mayor parte de lo que parecía una máquina peligrosa.

- Prepárense para problemas… - Comenzó a Jessie.

- ¡Ahora, no tenemos tiempo para ustedes 3… Pikachu, Electrobola, ahora! - Gritó Ash, algo molesto.

Pikachu respondió inmediatamente, saltando en el aire, mientras carga en su cola una esfera de energía eléctrica, mientras gritaba, "pika pika" y liberó la energía con un fuerte "¡CHUPI!".

La energía eléctrica golpeó al Meowth-bot, pero levantó una pata y bloqueó la explosión. James y Meowth sonrieron mientras Jessie miró a Ash para gritarle - ¡Qué grosero! – Gritó, y volvió a hablar… - Ni siquiera empezamos con nuestro lema correctamente – Terminando.

- ¡Pues estoy, harto de oírlo! - Ash gritó.

Jessie lanzó una Pokébola, y gritó - ¡Gourgeist, utilizar pulso oscuro! - Su Gourgeist saltó y liberó una ráfaga de energía oscura a Pikachu.

- ¡Pikachu, esquívalo y usa Trueno! - Ash ordenó y Pikachu saltó fuera del camino del ataque y envió una potente ráfaga de electricidad desde sus mejillas hacia Gourgeist.

James también lanzó una Pokébola, gritando – ¡Ok, Inkay échateles un Psicorrayo! - Inkay salió de la Pokébola y envió una potente explosión brillante hacia el rayo, desviándolo lo suficiente para que el perno fue por un costado de la Meowth-bot.

Ash se dirigió a sus amigos - ¡Váyanse, de aquí, y evitemos que atrapen a Blandito! - Clemont asintió y agarró Bonnie, al mismo tiempo que recuerdan rápidamente a sus Pokémon, Serena no se movió - ¡Serena vete! – La peli miel insistió, pero miró a Ash - ¡No quiero que se atrasen mientras lucho contra el Equipo Rocket, los alcanzaré después, pero no quiero correr ningún riesgo…! ¡Asegúrense de alejarse lo suficiente, mientras detengo a estos 3! - Él la miró directamente a los ojos – Vete ahora, nunca se sabe que hay en el bosque que vaya a retrasarlos, tendrán todo el tiempo que pueda darles – Terminó Ash serio.

Serena entrecerró los ojos, para darle una última mirada al peli negro – No te atrevas, a llegar tarde - Ella volvió a meter a sus Pokémon, en sus Pokébolas y siguió a Clemont y Bonnie, odiándose a sí misma por dejar Ash en esta situación.

Ash miró hacia atrás para ver a Pikachu él y los otros defendiendo desesperadamente mientras corrían… Sus otros Pokémon estaban tratando de atacar al Meowth-bot mientras se desvía sus ataques con facilidad, Noivern había sido golpeado y no se veía demasiado bien, miró al Equipo Rocket, y les gritó muy enojado - ¿Por qué ustedes 3, no pueden simplemente dejarnos solos por una vez? - Él les gritó.

- Tenemos que atrapar Pikachu y a ese pequeño Pokémon verde, por supuesto, y el hacerte pagar por todo lo que nos has hecho, es un bono extra - Jessie respondió.

Ash ignoró lo último, porque necesitaba encontrar una manera de destruir al Meowth-bot, Meowth lo estaba controlando claramente desde arriba y las patas eran claramente lo que los protegía... Ash miró a Gourgeist y a Inkay, quienes estaban protegiendo Meowth, por lo que no había una manera de llegar a él de inmediato, necesitaba algo para distraerlos, y rápidamente miró a su alrededor y miró el estanque, si pudiera hacer que entren en el...

- ¡Talonflame, Noivern y Hawlucha, regresen! - Gritó y sus Pokémon regresaron a sus Pokébolas… - ¡Greninja entra al agua y usa tu Shuriken de Agua, y Pikachu conmigo! - Pikachu saltó a sus brazos y Ash se lanzó al agua, era más profundo de lo que pensaba, pero él hizo todo lo posible para mantener la cabeza por encima del nivel del agua para que el Equipo Rocket creyera que era poco profunda, y se dirigió hacia el otro lado dado a que Greninja envió sus ataques al Equipo Rocket, y el agua lo hizo más fuerte y más rápido para que sus ataques fueran más rápido para el Meowth-bot, Inkay y Gourgeist se quedaron con el Equipo Rocket quienes claramente estaban agitados...

- ¡De acuerdo Greninja, sígueme! - Ash se había alejado del lago y hizo un gesto a Greninja para que lo siguiera, mientras Greninja se levantó de un salto y empezó a correr en el agua con su gran velocidad, Ash recordó que tenía su y Pokébola - Gracias Greninja, fuiste impresionante – Terminó Ash, mientras regresaba, a su Pokémon de vuelta.

Equipo Rocket le gritaba a Ash con ira - ¡Meowth, haz algo! - Meowth volvió a su robot y se metió en el agua, se dieron cuenta de su error rápidamente, pero aun así era ya demasiado tarde, el primer pie del robot se sumergió profundamente en el agua y perdió totalmente el equilibrio… Jessie y James agarraron los controles, gritándole a Meowth para que se levantara del agua, pero eso hizo que el robot empezará sacudirse sin control alrededor y todo se cayó en el estanque y comenzó a hundirse, y mientras los 3 cayeron cerca del agua sólo su mala suerte aumento porque, miraron a Ash con pánico…

- ¡De acuerdo a Pikachu! ¡Mándalos a Volar ahora! - Pikachu saltó de los brazos de Ash y les envío una ráfaga de energía eléctrica en el estanque, justo donde el Equipo Rocket estaba, pero para desgracia ellos el agua conduce la electricidad y eso les causó un shock severo, el Meowth-bot se estremeció y estalló y el Equipo Rocket salió volando, y mientras volaban hablaron de algo…

- Saben, ya perdí la cuenta, de cuantos intentos hicimos al tratar de atrapar, a la condenada ratita kuki del torpe – Expresó James, con los ojos cerrados, y con algo de Hollín en su uniforme.

- Ya van, como unas 17 o 18 temporadas, y siempre terminamos así – Contestó Meowth y con los pelos de punta, con los ojos cerrados, y en una posición como si estuviera acostado.

- ¡Pero esto, no se quedará así pero por ahora…! - Gritó Jessie con el cabello tostado, y muy molesta, pero después…

- ¡Nos, mandaron a volar, otra vez!... – Gritaron los 3, al mismo tiempo para después un pequeño punto brillara y desapareciera en el horizonte.

- Gran trabajo Pikachu - Dijo Ash, y miró la dirección que sus amigos habían tomado y dijo… - será mejor que nos vayamos, probablemente están subiendo por la montaña, por ahora – Empezando a caminar.

Ash comenzó a caminar hacia adelante, como si fuera a entrar en el estanque, pero Pikachu agarró su pierna. "¡Pi-Pikachu!" gritó el ratón Pokémon.

- ¿Qué sucede, amigo? - Ash miró al estanque, que todavía era tenía chispas de electricidad los restos del robot estaban liberándolas y parecía que podría estallar en cualquier momento - Bueno, sólo tendremos que… ¡Oh no! - Miró a su alrededor, y no se había dado cuenta de que el estanque era pequeño, y en este tramo para ir al otro lado mientras que estaba en el agua, pero la forma corta que estaba alrededor estaba bloqueado por grandes rocas y la única otra forma de escapar estaba lejos, entonces tomó una de sus Pokébola y gritó - ¡Noivern, yo te elijo! – Liberando, al Pokémon Murciélago/Dragón.

Ash se dio cuenta de que su idea no iba a funcionar tan pronto como él miraba a Noivern… Mientras el Pokémon Murciélago/Dragón gigante jadeaba y aleteaba torpemente, Ash le pidió a Noivern sobrevolara, pero está claro que no iba a funcionar, estaba a punto de recordarle a Noivern cuando, de repente se derrumbó - ¡No, Noivern! - Corrió hacia su Pokémon lesionado, con Pikachu detrás de él… El ala izquierda del Noivern y su pierna izquierda fueron claramente heridos de gravedad, no podía mover ninguno de ellos, gracias al Equipo Rocket no sólo se había lastimado, sino para estar sólo por su cuenta - No te preocupes, te voy a llevar al Centro Pokémon - Ash metió a Noivern de nuevo en su Pokébola y entró al bosque detrás de él - Apuesto a que hay uno, sí atravieso este bosque – Mientras empezaba, a correr.

Mientras tanto, con los otros…

Serena miró la Luna… Ella, Bonnie y Clemont se habían detenido en una pequeña cueva para descansar por la noche, habían pasado horas desde que se alejaron del Equipo Rocket… Estaban dentro del bosque cuando escucharon la explosión... Ninguno de ellos tenía ninguna duda de que era el Equipo Rocket "Volando, de nuevo", pero pensaron igual que Ash pudo haber sido atrapado con ellos por ahora, y estaban preocupados de que no estuviera con ellos aún, especialmente Serena, miró hacia abajo, diciéndose a sí misma que era su culpa y pensaba... ¿Cómo pude dejarlo sólo?... Sabía que era una batalla peligrosa y que sería difícil encontrarnos, pero todavía lo dejé…

Bonnie salió de la cueva, y miró a la peli miel - ¿Serena? - Ella gimió en voz baja, como si tuviera miedo de su amiga.

Serena se dio la vuelta - ¿Sí, Bonnie? - Ella trató de sonar valiente, pero la tristeza en su voz era clara.

- ¿Ash va a alcanzarnos, verdad? - Bonnie bajó la mirada, una lágrima cayendo al suelo delante de ella Bonnie fue siempre tan optimista, y era extraño verla llorar, ella había llegado a querer a Ash casi tanto como amaba a su propio hermano y era evidente que estaba muy asustado de lo que podría significar su ausencia.

Serena bajó la mirada quería consolar a Bonnie, pero las palabras no salían, y no podía decirle algo a Bonnie algo que ella no se creía, a sí misma.

Clemont salió de la cueva con tres platos de guiso - No te preocupes Bonnie, Ash puede que esté retrasado, a causa del Equipo Rocket, pero se estará bien siempre sale de situaciones difíciles - Le entregó a las dos chicas su comida y se sentó – Y conociendo a Ash, probablemente tiene hambre y decidió conseguir algo de comer, antes de alcanzarnos, y se fue de nuevo al Centro Pokémon, al menos él podrá ser capaz de enviarnos un mensaje para hacernos saber dónde está, y tú puedes recibir los correos electrónicos en tu navegador, ¿verdad Serena? – Preguntó el científico.

Serena asintió, la verdad era que sabía que Ash probablemente estaba bien, o al menos va a estar bien si él o sus Pokémon de alguna manera se habrían visto afectados por el Equipo Rocket, lo que hizo que se pusiera triste, porque era que él podría terminar en llegar muy tarde a su exhibición y ella lo necesitaba allí, claro que Bonnie y Clemont estaban con ella, pero Ash tenía una forma diferente para motivarla, y para creer que podía hacerlo.

Clemont continuó, sin darse cuenta de lo poco que Serena se preocupaba por su charla - Tenemos que seguir moviéndonos, y como dijo Ash, él nos alcanzará pero tenemos que hacer un buen tiempo, por si acaso, y que sería bueno llegar con el tiempo suficiente para que Serena pueda practicar, un poco, antes del evento – Planeó Clemont.

Bonnie parecía estar más feliz después del plan de Clemont - Y cuando Ash llegue, aun si es tarde, podemos darle una sorpresa con Serena con la Corona de la reina de Kalos – Dijo Bonnie, muy feliz.

Serena se levantó rápidamente en ese y entró en la cueva, sin decir nada. Bonnie parecía confundido - ¿Qué? – Preguntó confundida.

Clemont se encogió de hombros - Creo que ella esperará a Ash, a que llegue aquí antes de eso – Dijo Clemont.

Bonnie miró comida intacta de Serena y se quedó sin aliento - Oh, yo no debería haber dicho eso – Dijo Bonnie, algo arrepentida.

Clemont se ajustó las gafas y se inclinó hacia delante - ¿Qué cosa? – Dijo confundido.

Bonnie entrecerró sus ojos, y dijo - Hermanote... Mejor cállate y come, voy a hablar con Serena - Y con eso, recogió el tazón de sopa de Serena y entró en la cueva después con ella.

Clemont suspiro - Ash, por favor date prisa…. No sé lo que vamos a pasar aquí sin ti – Terminó.

Ash corrió por el bosque a toda velocidad, y miró hacia arriba y vio la Luna y se dio cuenta de que debe haber estado corriendo durante horas… Él sabía que sus amigos probablemente estarían preocupados por él, pero tenía que pensar en Noivern ahora… Podía preocuparse en alcanzarlos después… El pensar en su Noivern hizo que corriera aún más rápido… Odiaba al Equipo Rocket por esto… Él sabía que la Enfermera Joy podría ayudar a Noivern, pero aun así los odiaba... El daño del Pokémon de Ash estaba sufriendo era la misma alma del propio Ash... Casi podía sentir cuando sus Pokémon se vieron afectados… Y obviamente era diferente de cuando Greninja tomó su forma especial, pero cuando sus Pokémon reciben daños algunas veces, hace que Ash sienta su dolor...

Se dio cuenta que había un poco de luz por delante y gritó... Él comenzó a gritar de alegría a la enfermera una vez que vio el signo Centro Pokémon y logró empujar a sí mismo aún más para llegar más rápido. Se detuvo delante de las puertas y trató de abrirlos - ¡Abran! – Gritó… - ¡Enfermera Joy necesito tu ayuda! - Estaba gritando todo lo que pudo, no podía creer, se había dirigido a todos de esta manera y la enfermera Joy iba a dormir durante su tiempo de necesidad, entonces notó que una luz se encendió en un pasillo a través de la ventana, seguido por las luces del vestíbulo principal... La enfermera Joy llegó a la puerta, seguida de su Wigglytuff... Ella abrió la puerta y miró a Ash - Gracias, en ver… - Comenzó feliz, pero...

- ¿Qué demonios estás haciendo? ¿Te das cuenta que hay Pokémon enfermo aquí, que tratan de dormir? - Ella estaba susurrando, pero de alguna manera parecía como un grito.

Ash miró hacia abajo - Lo siento mucho enfermera Joy, pero necesito su ayuda – Explicó Ash.

La enfermera continuó mirándolo y miró a Pikachu - Tú Pokémon se ve bien – Dijo, mientras inspeccionaba a Pikachu.

- No es Pikachu, es mi Noivern, su ala y su pierna se lastimaron, unos ladrones Pokémon nos atacaron – Contestó.

La enfermera Joy lo entendió inmediatamente - Está bien, entren, y lleven a Noivern, mientras nosotros tratamos de ponerlo en una camilla - Miró a Wigglytuff y le ordenó que agarrara la camilla.

Cuando Wigglytuff regresó, Ash dejó Noivern en la camilla, lo miraba con ojos confiados, pero cansados - Vas a estar bien Noivern, la enfermera Joy se hará cargo de ti - Miró a la enfermera en los ojos - ¿Hay algo, que pueda hacer? – Preguntó preocupado.

La enfermera Joy miró a Ash, y se sintió mal por enojarse con él antes, podía decirse que realmente se preocupaba por sus Pokémon - No, no te preocupes, me encargaré de Noivern y él debe ser al 100% después de un par de días - Ella hizo un gesto a un sofá del vestíbulo - todas las habitaciones están ocupadas, pero puedes dormir en el sofá, voy a enviar Wigglytuff con almohadas y mantas en unos minutos - Tomó Noivern por un pasillo ya través de una puerta para comenzar lo está curando…

Ash se sentó en el sofá y Pikachu saltó a su lado - ¿Qué vamos a hacer, amigo?... Obviamente necesito asegurarme de que Noivern esté bien, pero Serena y los otros están esperando por nosotros – Dijo Ash, a Pikachu.

Pikachu miró tristemente, claramente no saber qué hacer, echó un vistazo alrededor de la habitación, con la esperanza de algún tipo de inspiración. "¡Pika!" Él gritó… Él sólo había cerrado sus ojos en un ordenador.

Ash echó un vistazo a lo que Pikachu estaba mirando y sonrió - Gran idea Pikachu, podemos enviar un correo electrónico a Serena a su navegador - La mirada de emoción y luego se desvaneció - Pero espera... La Enfermera Joy dijo que Noivern estaría bien en dos días… - Miró con nerviosismo a la computadora y luego miró a Pikachu – Lo que eso significa que, nos perderemos de la exhibición… - Suspiró y se dirigió a la computadora para enviar el correo electrónico.

A la mañana siguiente, en la cueva…

Serena se despertó y bostezó, miró alrededor de la cueva, Bonnie y Dedenne todavía estaban durmiendo, pero Clemont ya se había levantado y preparar el desayuno, Serena se dio cuenta de cómo se mantuvo mirando hacia arriba en la entrada de la cueva con expectación - Así que, obviamente, no está aquí todavía - Ella indicó.

Clemont dejó pasar el repentino sonido de su voz y se dio la vuelta y tristemente miró a la entrada de la cueva - No, pero no debemos preocuparnos, Serena sabes que Ash va a hacer todo lo posible para alcanzarnos, recuerda, él hizo esto para que no nos retrasáramos y llegar a tiempo, ese era el plan – Contestó Clemont.

Serena no respondió y miró a Bonnie que había empezado a agitarse despierto… Bonnie era tan agradable anoche… No tenía idea de que ella la conocía... ¿Era realmente tan obvia?

Clemont suspiro de alivio cuando Bonnie se sentó, haciendo parpadear el sueño de los ojos. Era evidente que estaba incómodo con el estado de ánimo alterado de Serena - Bonnie, buenos días – Dijo… Ella asintió con la cabeza a lo había oído, pero ella estaba demasiado cansada para decir algo, acaba de empezar a enrollar su saco de dormir para ponerlo en su mochila sin decir nada.

Serena se sintió muy mal… Estaba haciendo que estos 2 luchen por ella, por ir a su exhibición y mientras tanto había abandonado ayer había Ash - Lo siento chicos - Dijo ella, derramando lágrimas - No quiero presionarlos – Triste.

Bonnie deshizo su ser energético habitual, fue un poco alarmante y Serena se quedó sin aliento, la niña rubia se levantó y dijo - No hay de qué preocuparse Serena, me encanta viajar contigo y Ash, eres como una hermana mayor y Ash es como otro hermano y el ir de ciudad en ciudad con ustedes ha habido un montón de diversión, y he sido capaz de ver tantas batallas y exhibiciones impresionantes y Pokémon - Ella agarró a Serena y le dio un gran abrazo - Y Ash va a ver a su exhibición, no se preocupes – Dijo Bonnie.

Serena no pudo evitar sonreír - Oh Bonnie... Gracias – Abrazando a la pequeña.

Clemont parecía confundido – Amm, Serena… ¿Es realmente es un gran problema, si Ash no está en la exhibición Pokémon, en persona?... Quiero decir, él siempre puede verlo en un televisor o algo así – Dijo Clemont, no entendiendo nada.

Serena estaba a punto de golpearlo, pero Bonnie sacudió la cabeza y rodó los ojos y diciéndole a Clemont – Hermanote, hay veces que puedes ser muy bobo - Serena ignoró la pregunta y empacó sus cosas, se dio cuenta de su navegador en el bolsillo de su bolso había un poco de luz dentro de él.

- ¡Oh Serena! - Gritó Bonnie - ¡Creo que tienes un mensaje! – Muy emocionada, porque puede ser de cierta persona.

Serena trató de ocultarlo, pero ella estaba muy feliz, porque tiene que ser de Ash, y tenía razón, abrió su navegador para ver una imagen de un Fletchling con un sobre en su pico, y estaba marcado, para Serena, de Ash.

- ¡Ábrelo! - Bonnie gritó a su lado, ella se había movido con rapidez junto a Serena cuando vio el brillo excitado en los ojos de la peli miel.

- Bien... Oh, es un mensaje en vídeo - Serena hizo clic para abrir el mensaje y la cara de Ash apareció en la pantalla.

Ash parecía agotada e infeliz, su cara estaba toda sucia y tenía hojas en su pelo, Pikachu estaba junto a él, y él no se veía muy feliz, estaban claramente en un Centro Pokémon, pero Serena esperaba que fuera porque necesitaba usar la computadora y no debido a que sus Pokémon se lastimaron, pero desafortunadamente, la historia de Ash era peor que eso, les explicó que había arrojado al Equipo Rocket en el agua y cómo Pikachu había conseguido deshacerse de ellos, pero entonces el agua había sido demasiado peligroso para entrar y luego pasó a describir cómo pensaba llegar al otro lado, pero su Noivern había sido herido y tuvo que ir al Centro Pokémon, entonces la peor parte - La enfermera Joy, dice Noivern estará bien, pero por desgracia voy a estar aquí por un par de días hasta que se recupere… - Ash se rascó la cabeza con nerviosismo - Lo siento mucho Serena, pero no creo que vaya a ver tu exhibición - Él terminó su video asegurándoles que iba a tratar de hacerlo para la coronación de Serena si fuera a ganar y diciéndoles otra vez que lo sentía.

Serena cerró su navegador sin decir una palabra, Clemont no parecía demasiado molesto, pero Bonnie sabía exactamente lo que estaba pasando, ninguno de los 2 dijo nada y aunque el grupo comió su desayuno en silencio antes de volver a caminar, por el día.

Al mismo tiempo en el Centro Pokémon, donde estaba Ash…

Ash se despertó con el ruido del centro Pokémon abriendo, y Pikachu saltó junto a él, que ya ha estado despierto y parecía como si la enfermera Joy le había dado de comer y de hecho a todos los Pokémon de Ash, todos estaban fuera de sus Pokébolas y estaban jugando en el vestíbulo, Ash se puso de pie y empezó a doblar las mantas - Buenos días, Pikachu, ¿dormiste bien? – Le preguntó a su leal compañero.

"Pi-Pikachu" - afirmó alegremente.

- Bueno, me alegro de que al menos uno de nosotros lo hizo - Ash no había dormido muy bien porque había estado dando vueltas toda la noche, apenas pudo dormir durante unos minutos, pero entonces él empezó a soñar con entrar en la sala de la exhibición después de que está acabara y Serena le grita, culpándolo del no estar allí, no pudo sacar esos pensamientos de su cabeza, y Pikachu lo miró con preocupación - No te preocupes, amiguito, simplemente no estoy acostumbrado a dormir en los sofás, ya estoy más que acostumbrado a la vida al aire libre por ahora – Tratando se sonar, convincente.

Pikachu aceptó la mentira en el exterior con una sonrisa y un "Pikachu", pero sabía que Ash se sentía triste por la probabilidad de perderse la competencia de Serena, también estaba molesto por eso.

- Bueno, ¿qué debemos hacer hoy? - preguntó Ash - Creo que no vamos a viajar por un tiempo, ¿por qué no, tal vez tenemos algún entrenamiento especial? - Obviamente, esto era la mejor manera de animar a Ash.

"¡Pika!" Pikachu gritó y sus otros Pokémon gritaron de acuerdo también.

Ash asintió, sonriendo - ¡Bien, vamos a hacerlo! - Su estómago gruñó - Uh... tal vez deba comer antes – Dijo algo avergonzado.

Con nuestros amigos, dentro del bosque…

Serena, Bonnie y Clemont habían estado viajando todo el día, llegaron a la cima de la montaña y ahora viajaban a través de un bosque, de espesor con árboles y arbustos y Pokémon sobre todo una gran cantidad de tipo insectos, de hierba y tipos voladores, por una vez no fue Clemont quien se quedó atrás, pero Serena, había estado manteniendo un ritmo bastante bueno, pero todavía estaba tratando de quedarse atrás de los dos hermanos, atrapados en sus pensamiento, se había resignado al hecho de que Ash no sería capaz de llegar a tiempo, pero es evidente que no la hacía feliz, pero en este punto ahora estaba consumida por la preocupación sobre la exhibición si ella no gana, nada de esto valió la pena, y si ella no gana... Ash no estaría allí para consolarla.

De repente un ruido fuerte se escuchó más adelante en un claro, era como un montón de mini motores o algo, los tres entrenadores se congelaron, nervioso, esperando algo así como el Equipo Rocket saliera, pero en su lugar se dieron cuenta de que era sólo un cierto Pokémon tipo volador... Siguieron caminando hacia adelante para ver qué tipo eran.

Bonnie corrió hacia adelante con entusiasmo para ver a los Pokémon - Wow, ¿Qué Pokémon son estos?... Nunca los he visto antes - Fue un gran rebaño de algunos Pokémon misteriosos y extraños que al parecer no eran nativos de la región Kalos.

Serena abrió su Pokedex y escanear a uno de los más pequeños…

El Pokedex se iluminó y explicó - Pidgey el pequeño Pokémon volador… De entre todos ellos es el más dócil y el más fácil de capturar... Un blanco perfecto para que el principiante pruebe sus habilidades Pokémon... El poder de Pidgey crea tornados y también tormentas de arena…

Serena observó a otro tipo de Pokémon había aterrizado junto a ellos y los investigó también - Pidgeotto, la forma evolucionada de Pidgey... Está armado con filosas garras y se lanza desde el cielo para atrapar a su presa… Al contrario del dócil Pidgey, el Pidgeotto puede ser peligroso... Aproxímate con extremo cuidado - Clemont miraba con asombro, y dijo…

- Wow, es tan genial al ver Pokémon que son principalmente vistos en Kanto apuesto a Ash le encantaría esto – Dijo emocionado.

Bonnie corrió hasta un Pidgey, exclamando - ¡qué lindo! - El Pokémon parecía que estaba a punto de huir, pero de repente, había una sombra hasta arriba y era la más grande y la más bella de todos los tipo voladores, que ninguno haya visto nunca, apareció y aterrizó junto a Bonnie y miró al Pidgey y asintió, Bonnie se quedó mirándolo completamente impresionada por el - Wow... - Fue todo lo que pudo decir.

Serena también fue completamente aturdida por este Pokémon, era similar a Pidgey y Pidgeotto, pero mucho más grande y mucho más bello, tenía los ojos poderosos, tranquilos y lo que parecía una melena de color rojo y oro que se extendía desde la que su parte posterior, ella lo examinó con su Pokedex, mientras que Bonnie y Clemont se acercaron a él - Pidgeot, el Pokémon ave y Forma evolucionada de Pidgeotto... Puede volar el doble de la velocidad del sonido y una altura de casi 1 kilómetro.

- Wow… - Dijo Serena - Es tan hermoso – Pidgeot, parecía sonreírle elogio.

- Y también parece estar acostumbrado a estar con la gente a su alrededor, me pregunto por qué es tan amable con nosotros, supongo que es el líder de este rebaño, pero ¿por qué nos permite acercarnos? - Clemont preguntó mientras se acerca a Pidgeot, porque parecía llamarle la atención.

Serena se encogió de hombros, miró a los ojos del Pidgeot y vio como el poder y la belleza que nunca creyó que podía estar en un Pokémon, este Pokémon fue especial, miró a su navegador y buscó sobre Pidgey, Pidgeotto y Pidgeot…

- Escuchen esto, al parecer, las parvadas de Pidgey y Pidgeotto una vez viajan a Kalos desde Kanto, pero sólo bajo un la guía de un gran líder… Se dice, que un Pidgeot conduce a su rebaño, porque son capaces de lograr grandes hazañas como este largo camino y que a medida que pasa el tiempo cuando los Pidgey y Pidgeotto son capaces de crecer más fuertes y eventualmente se vuelven lo suficientemente independientes como para ir por su cuenta, y al parecer Pidgeotto sólo evoluciona en Pidgeot con un entrenador muy leal y poderoso y que sólo los más poderosos son capaces de guiar a una parvada… Eso significa que este Pidgeot probablemente le haya pertenecido a alguien y probablemente alguien realmente fuerte – Terminó Serena.

Cuando Serena terminó, el Pidgeot la miró a los ojos y asintió... Clemont parecía confundido, pero Bonnie parecía realmente excitado - Así que, si no tienes un entrenador, ¿podemos quedarnos con Pidgeot? - ella preguntó, y Pidgeot parecía un poco nervioso con esta niña.

- Bonnie, tiene a una parvada que cuidar e incluso si no lo hiciera, probablemente querría encontrar su entrenador de nuevo - Dijo Clemont

- Hey, Serena ¿podría ver en tu navegador?, quisiera leer más sobre Pidgeot - Serena le entregó el navegador, y empezó a leer luego alzo la vista hacia Pidgeot – Aquí dice, que Pidgeot es capaz de localizar la ubicación general de su entrenador - Reflexionó sobre esto por un momento, y dijo - ¿Estás buscando a tu entrenador, Pidgeot? - Pidgeot asintió.

Serena frunció el ceño, pensando acerca de por qué este Pokémon se acercaría a ellos de esta manera... Después le dijo a Pidgeot - ¿Crees, que te podamos ayudar de alguna manera? - Pidgeot le dio su mirada calmada y poderosa, pero suspiró… Parecían no conocerlo sin embargo, Serena estaba pensando cuando Bonnie se acercó al Pidgey de antes y cuando Clemont estaba hablando de lo bueno que eran los Pokémon de Kanto, y pensó en otra persona de Kanto - ¿Has oído hablar de Ash, verdad? – Preguntó con la esperanza de que sí.

Los ojos de Pidgeot iluminaron ante el nombre, y gritó mientras aleteaba, "¡Pidge-Pidgaw!"

- ¡No lo creo…! - Exclamó Clemont - ¡Ash nunca nos mencionó que tenía un Pidgeot! – Recordó Clemont, y Serena estaba emocionada, sabía que era una posibilidad remota, pero tal vez, sólo tal vez...

- Pidgeot, sabemos dónde está Ash, estaba con nosotros, pero nos separamos – Le mostró Pidgeot un mapa en su navegador y le explicó dónde estaba Ash - Eres rápido, ¿verdad? - Pidgeot asintió con orgullo - ¿Crees que podrías buscar a Ash, y llevarlo contigo a Ciudad Gloria en 3 días?... Verás... Realmente quisiera que estuviera ahí para mi exhibición, pero está en el Centro Pokémon y no puede salir hasta dentro de 2 días y ya está muy retrasado, ¿tal vez puedas volar muy rápido y ayudarle a llegar? - Ella sabía que sería difícil, incluso para este gran Pokémon pájaro, pero era lo único que podía pensar.

Pidgeot levantó de un salto en el aire, creó una ráfaga de viento hasta pensó que había noqueado a Clemont y Bonnie - ¡Pidgaw! - Gritó el pájaro gigante, todos los Pidgey y Pidgeotto respondieron con felicidad "Pidgaws" gritaron estos… Parecía como si supieran que Pidgeot había estado planeando irse, se habían hecho fuertes y valientes y que ya no lo necesitaban, por lealtad habían viajado con él para encontrar su entrenador…

- ¡Gracias Pidgeot…! - Serena gritó, y vio como el poderoso Pokémon alzaban el vuelo - ¡Te veremos pronto! – Mientras agitaba su mano.

Mientras Tanto, en el Centro Pokémon…

- ¡Está bien, Hawlucha utiliza Plancha voladora!... ¡Talonflame, utilice Carga de Fuego! - El Pokémon pájaro enmascarado de luchador, saltó en el aire y se lanzó hacia Talonflame que estaba rodeado de llamas por su carga y chocaron creando una gran explosión y los dos aterrizaron con calma, y se escucharon los aplausos de la pequeña multitud que se había reunido…

Los Pokémon de Ash se habían convertido en celebridades durante todo el día ya que la gente entraba y salía del centro Pokémon... Todo el mundo se sorprendió al ver un Pikachu en la región Kalos, y luego rápidamente los otros Pokémon de Ash también empezaban a calentar... Habían estado entrenando todo el día y Ash definitivamente podía ver las diferencias en sus Pokémon y sus fuerzas, Hawlucha en particular, estaban teniendo un buen día de entrenamiento, probablemente, él estaba pensando en Noivern y cómo quería impresionarlo cuando se ponga mejor…

- Bien todo el mundo, lo siento, pero creo que tendremos que terminar por hoy - La multitud parecía decepcionada, pero pareció entender, pero una persona le gritó - ¿¡podemos ver Electrobola de Pikachu una vez más!? - Ash hizo una señal a Pikachu que saltó en el aire y dejar que la poderosa explosión de la esfera eléctrica en el suelo, la multitud aplaudió de nuevo, sorprendido con el poder de Pikachu.

Ash y sus Pokémon volvieron a entrar al Centro Pokémon y fueron al que fue temporalmente "su" sofá…

- Todos ustedes hicieron un gran trabajo, yo sé que vamos a ganar la Liga Kalos, si trabajamos duro - Sus Pokémon estaban felices y llenos de confianza, incluyendo Hawlucha que hizo su pose de confianza.

- ¿Disculpa, Ash? - Ash se volteó sorprendido, y vio a la enfermera Joy de pie detrás de él, sonriendo - Hola enfermera Joy – Dijo, mientras le dice - ¿Cómo está Noivern? – Preguntó Preocupado.

- Bueno, eso es en realidad lo que quería decirte, y es una gran noticia, no me di cuenta de lo bien que debes haber entrenado Noivern, pero es mucho más fuerte de lo que pensaba y se está recuperando rápidamente y creo que debería estar listo para ir contigo mañana, en la mañana – Respondió Feliz.

Los ojos de Ash se abrieron con mucho entusiasmo - ¿De verdad? Eso es increíble, podría ser capaz de llegar a la exhibición de Serena a tiempo si vuelo con Noivern – Dijo muy feliz.

La enfermera Joy frunció el ceño - Bueno, no exactamente, Ash, Noivern puede estar recuperándose más rápido, pero no quiero que lo utilices para viajar o para luchar por al menos otro día, sólo para estar seguro, vas a tener que ir a pie – Dijo la enfermera, de manera seria.

Ash suspiró - Bueno, me alegro de que nos podemos ir antes, pero probablemente voy perderme la exhibición de Serena después de todo, hubiera sido mejor si hubiera volado con Noivern, pero hubiéramos recorrido un día extra y básicamente seria el mismo resultado – Habló con pesar.

La enfermera Joy sonrió - No te preocupes, estoy seguro de que tu novia entenderá – Respondió.

Los ojos de ceniza se abrieron y él sintió que su rostro casi explota de calor y vieron que estaba totalmente tan rojo como un tomate - ¡No, no es eso, es una amiga! – Dijo totalmente nervioso.

La enfermera Joy sonrió – Cierto, bien será mejor que comas y luego vayas a la cama… Tienes un largo día de mañana – Terminó para luego irse.

Ahora, con nuestros amigos, en el Centro Pokémon "diferente claro está"…

Serena, Clemont y Bonnie estaban comiendo la cena en el Centro Pokémon, habían conseguido llegar justo antes de que cerrará por la noche, la reunión con Pidgeot los había energizado y se habían hecho a cruzado la selva en tiempo récord, y estaban viendo la Luna y las estrellas desde su mesa, el Centro Pokémon tenía una gran vista desde lo alto de las montañas y eran capaces de ver qué tan alto estaban…

- Así que debemos ser capaces de llegar a la Ciudad Gloria mañana por la noche, y todavía tenemos que viajar a lo largo de la montaña por un tiempo, pero luego empieza a bajar y Ciudad Gloria habremos llegado - Clemont dijo, mirando su mapa.

- ¡Hurra! - Bonnie animó - Y tal vez Pidgeot será capaz de llevar a Ash muy pronto – Terminó muy feliz.

Clemont parecía que estaba a punto de decir algo, pero se detuvo, y miró el mapa de nuevo y luego dijo - Parece que mañana podría ser muy peligroso, por algunas partes de la montaña, y por eso Bonnie, tendrás que estar cerca de mí, ¿de acuerdo? – Terminó el rubio.

Bonnie rodó los ojos y murmuró algo que sonaba como "fastidioso" y luego miró a Serena - Y Serena, conseguirás un día completo para entrenar antes de la exhibición, después de llegar allí - Ella pensó por un momento y se puso una mirada extraña intrigante, en su ojo - ¿Cómo vas a impresionar a Ash durante su demostración? – Preguntó Bonnie.

Serena se sonrojó e ignoró la pregunta - Umm... Uhh... Clemont. ¿Cómo es que es peligroso? – Preguntó Serena, evitando la pregunta de Bonnie.

Clemont no entendía las conductas de Bonnie y Serena, pero la pregunta lo sacó de eso - Bueno, hay un montón de colinas escarpadas y caminos delgados, también puede haber bastante viento, por lo que será difícil mantener el equilibrio, tienen vallas y esas cosas, pero todavía tendríamos que ser cuidadoso, y por supuesto tengo mi brazo Aipom si alguien se cae – Contestó el Líder de Gimnasio.

Bonnie sonrió, aparentemente pensando que su hermano estaba exagerando - ¿Qué pasa si cualquiera de nosotros cae?... El brazo sólo sostendría a uno nada más – Preguntó Bonnie, un tanto nerviosa.

- En realidad es una muy buena pregunta - pensó Serena para sí misma, Bonnie es inteligente para su edad miró afuera y bostezó - Bueno, creo que deberíamos ir a la cama, mañana será un día largo y tenemos que estar descansados para que podamos caminar y atravesar la montaña a salvo – Dijo Serena.

Los otros estuvieron de acuerdo y se prepararon para ir a la cama también, Bonnie siguió a Serena a su habitación y como de costumbre, se acostó con ella, y Clemont fue a su propia habitación, mirándose un poco solo, ya que por lo general tenía Ash con él, pero parecía tan cansado que no le va a importar, porque en pocos minutos todos modos, ya que estaría dormido…

Mientras Serena y Bonnie yacían en sus camas, Serena pensó en Ash y Pidgeot - No puedo creer que Ash crio a un poderoso Pokémon y lo dejó ir - Ella entonces recordó a Goodra, y que Ash estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para que sus Pokémon fueran felices, incluso si eso significaba separarse de ellos… Ella estaba feliz porque, Pidgeot claramente se había hecho de los Pidgey y Pidgeotto mucho más fuertes y valientes de lo pudieron haber sido, va a estar tan feliz de ver a Pidgeot.

- ¿Serena? - preguntó Bonnie.

- ¿Sí, Bonnie? - Serena respondió.

- ¿Dime la verdad, amas a Ash? - La voz de Bonnie no estaba como de burla, era cuestión.

Serena comenzó a sudar, sabía que Bonnie sospechaba ayer por la noche, y se hizo bastante claro cuando Bonnie estaba dejándola saber que sospechaba, y que algo estaba pasando... Pero ella no había hecho caso a la niña en la noche anterior, y no quería decirlo en voz alta, pero, al mismo tiempo que ella pensaba que era un agolpamiento al principio, pero hace años, cuando era un niña pequeña que se había caído en un bosque, había pensado que tal vez ella había creado una imagen realista de lo que había crecido hasta estar en su mente lo largo de los años, pero luego después de verlo salvar a Garchomp en la televisión, y luego saltar de un edificio para salvar a Pikachu… Y ella había viajado con él tanto tiempo, ella sabía que era todo lo que soñó que sería y más…

Serena había estado en silencio durante un tiempo y Bonnie se sospecha que había irritado a su amiga con la pregunta - No importa, está bien, no es necesario que respondas - Ella se volteó como para ponerle fin a la conversación corta…

Serena sonrió, Bonnie sabía de cualquier manera, Bonnie sabía... y eso es normal - Sí, Bonnie, Amo a Ash - Ella le susurró a Bonnie y ella no respondió, pero sonrió mientras cerraba los ojos y se durmió.

Al día siguiente con Ash, en el Centro Pokémon…

Ash se levantó muy temprano, antes que todos en el Centro Pokémon, fue incluso antes de que abrieran de nuevo, se pasó por un teléfono, sus movimientos emocionados despertaron a Pikachu, Ash quería llamar temprano a sus amigos, para darles la buena... o la media de buena noticia, él sabía que probablemente estarían en el Centro Pokémon justo antes de Ciudad Gloria, y les dio una llamada allí, esperando que no se hayan ido todavía.

El teléfono sonó tres veces antes de que respondiera la enfermera Joy, miró a Ash en la pantalla de vídeo que tenían los teléfonos y dijo - ¿Hay algo, en lo que te pueda ayudar? – Preguntó amablemente.

- Sí, por favor… - Comenzó Ash - Lamento llamar tan temprano, pero quería hablar con mis amigos antes de que salgan, y estoy esperando que estén aún ah… - Ash, no pudo terminar, porque el grito de una niña conocida lo alertó…

Pero no un grito enojado o asustado, más bien de emoción - ¡ASH…! - Gritó Bonnie - ¡Te extraño!... ¿¡Donde…!? – No pudo terminar porque la enfermera Joy interrumpió…

– Lo siento, pero adivino que estos son tus amigos, voy a dejar que hablen entonces… - Dio un paso a un lado, y Serena y las caras de Clemont y Bonnie se unieran la pantalla - Clemont sonrió ampliamente y Serena se sonrojó y gritaba una emocionada - ¡Ash! – Feliz de verlo.

- Hola chicos, ¿cómo les va? - Preguntó Ash.

Bonnie hizo la mayor parte de la conversación, y explicó que su viaje había sido difícil desde que se separaron y acaban de empezar a explicarle acerca de la reunión con el grupo de Pidgey y Pidgeotto cuando Serena la interrumpió - No Bonnie, creo que deberíamos dejar que sea una sorpresa para Ash – Terminó con una sonrisa.

Ash miró a la pantalla confundido - ¿Una sorpresa?... Te refieres a que veré a los Pidgey y Pidgeotto, pero los he visto antes – Dijo confundido, el aspirante a Maestro Pokémon.

Bonnie sonrió - Oh, sí lo sabemos - Ella dijo maliciosamente, Serena le dio un codazo y se quedó tranquila.

- Entonces, ¿qué hay de nuevo contigo, Ash? - Preguntó Serena - ¿Noivern, está bien? – Dijo preocupada.

- En realidad sí, él es mejor y por eso que llamé… Ahora les explicaré, todavía no creo que vaya a llegar a tiempo para la exhibición, pero seré capaz de salir hoy… Noivern ha sanado y tenía la esperanza de volar en el a Ciudad Gloria, pero la enfermera Joy dijo que no debería correr ningún riesgo – Terminando de explicar.

Los ojos de Serena se abrieron con entusiasmo, porque Ash no lo sabía, pero que en realidad podría llegar a tiempo a su exhibición - Eso está bien Ash, Yo… - Y ahora fue Bonnie, quien le dio un codazo y le guiñó un ojo y tomó a su hermano y comenzaron a alejarse, mientras que Clemont le gritó y le preguntó lo que estaba haciendo…

- ¿Sobre qué Serena? - Preguntó Ash.

Serena se sonrojó y miró nerviosamente a Bonnie y Clemont - Umm... – Tratando de hablar.

De repente hubo un grito detrás de Ash, volviendo a gritar pero, no era un grito de miedo o dolor, sino de felicidad Ash se dio la vuelta para ver a la enfermera Joy, que acababa de abrir las cortinas del Centro Pokémon, y junto a ella un Pikachu parece emocionado, al mirar a un Pokémon grande, hermoso y extremadamente poderosa mirando al otro lado de la ventana, el Pokémon picoteo la ventana y miró a Ash, y esté lo observó durante un momento, olvidando que estaba hablando por teléfono, se quedó mirando a los ojos del Pokémon, y sin creerlo dijo… - ¿No puede ser... Pidgeot? – Dijo emocionado.

Serena le respondió, en su lado de la línea - ¡Sorpresa Ash!... Nos encontramos con Pidgeot y hemos sido capaces de averiguar que quería encontrarte, y no te preocupes, que ha hecho de sus amigos en su rebaño muy valientes y creo que quiere quedarse contigo otra vez – Comentó Serena, mientras sonreía.

Ash estaba perdido por esas palabras y aparentemente, era algo que no sucede a menudo - Voy a llegar a tu exhibición, Serena… - Dijo mientras aún miraba a Pidgeot, pero se dio cuenta de algo y le preguntó a la peli miel - Wow, Serena… ¿Cómo supieron que era mío? – Le preguntó, muy curioso.

Serena se sonrojó por lo que ella pensaba que era la quincuagésima vez en esta llamada telefónica - Clemont dijo tu nombre y fue entonces cuando Pidgeot voló hacia abajo, pero eso no fue lo único... Leímos acerca del cómo Pidgeot necesitaba a un entrenador muy fuerte y leal y la forma en que pueda sentir cuando esté cerca… Yo sabía que tenía que ser tú, yo no creo que pueda describir a cualquiera de la misma manera - Ella sintió que sus mejillas estaban ardiendo como fuego, pero siguió sonriendo, porque le encantaba ver a Ash tan feliz.

Ash le devolvió la mirada - Será mejor que vaya, nos vemos... Hoy mismo - Colgó para ir a reunirse con su viejo amigo.

Serena se echó hacia atrás en la silla, su corazón le latía, estaba tan feliz y miró hacia atrás para ver a Clemont y Bonnie esperando en la puerta… Clemont sólo parecía listo para ir, pero Bonnie estaba sonriéndole a Serena, y ella se levantó para unirse a sus amigos y se pusieron en marcha para ir a la montaña.

Con Ash, en el Centro Pokémon…

Ash salió corriendo después de colgar el teléfono, no podía creerlo, después de todo este tiempo, Pidgeot todavía lo recordaba y quería estar con él de nuevo, tomó a Pidgeot en un gran abrazo, mientras que el gran Pokémon felizmente exclamó, "¡Pidgaw!"

- Wow Pidgeot, te ves tan fuerte… - Dijo Ash – Y, mucho más grande también, incluso más de lo que recuerdo – Dijo sonriendo.

Pidgeot asintió para reconocer los cumplidos de sus viejos amigos, se puso de pie, probablemente siete pies de alto, probablemente de dos a tres pies más altos que la mayoría Pidgeot… También tenía los músculos más resistentes que un combatiente bien entrenado y feroz… Sin embargo, era tan intimidante como su tamaño y fuerza así, la belleza de sus plumas y la tranquilidad de sus ojos hicieron un magnífico espectáculo para la vista…

- Así que Serena te envió aquí, ¿eh? - Preguntó Ash, diciéndose que tenía que encontrar alguna manera de agradecerle a Serena y Pidgeot asintió, sonriendo - Bueno, Pidgeot… - Empezó Ash - Sí vas a unirte al equipo de nuevo, creo que deberías conocer a algunos de mis nuevos amigos… - Ash llamó a todos sus Pokémon fuera del Centro Pokémon donde habían estado observando la extraña reunión - Greninja y Talonflame, me gustaría que conozcan a Pidgeot, fue el 2do. Pokémon que atrapé, en mi viaje en Kanto… - Cada uno de los Pokémon asintieron en señal de saludo, en el temor de la magnificencia de Pidgeot - Y Pidgeot, creo que tú y Pikachu, obviamente ya se conocen entre sí - Ash y Pikachu declaró sonrió Pidgeot quien le devolvió la sonrisa.

- ¿Ash? - Las puertas del Centro Pokémon se abrieron y la enfermera Joy salió con un Noivern que parece feliz a su lado - Noivern está listo para ir… - Pero no pudo terminar de hablar dado, a que miró a Pidgeot - ¿Esté realmente, es tu Pidgeot? – Preguntó sorprendida.

Ash asintió y luego se presentó rápidamente Noivern y la enfermera Joy a Pidgeot, le explicó su historia con Pidgeot y cómo había sido la protección de un rebaño de Pidgey y Pidgeotto, pero ya eran lo suficientemente fuertes como para valerse por sí mismos y Pidgeot había querido volver...

- Wow Ash… - Dijo la enfermera Joy – Esté es, sin duda un gran Pokémon el que tienes aquí… - Miró a todos los Pokémon de Ash - Todos estos Pokémon se ven fuertes… - Ella sonrió, y siguió hablando - Haz hecho un fantástico trabajo criándolos – Terminó sonriendo.

Todos los Pokémon de Ash gritaron de acuerdo mientras, él se rascaba la cabeza con nerviosismo - Ja, ja... Sí, pero tengo la suerte de haberlos conocido, y no estaría en ninguna parte sin ellos y mis otros amigos como Se… - Se detuvo confundido… ¿Por qué estaba a punto de singularizar Serena?

La enfermera Joy le miró sonriendo, sin sospechar lo que estaba a punto de decir – Cuida bien de esa chica Serena, ¿entendido Ash? – Terminó guiñándole el ojo, al peli negro.

Ash asintió con nerviosismo, y algo sonrojado y recordó a su Pokémon Pikachu, quien subió a su hombro - Bueno Pidgeot, ¿estás listo? – Ash le pregunta, a su viejo amigo.

"¡Pidgaw!" Pidgeot bajó para que Ash, suba en él.

- Gracias por toda la ayuda enfermera Joy - Agradeció Ash.

- De nada, ahora ve a buscar a sus amigos, y sobretodo, ve a buscar a Serena – Dijo de manera pícara.

Ash no pudo evitar sonreír ante eso, todavía le dijo Serena era sólo una amiga, pero aun así, era una amiga muy especial para él y Pidgeot dio una patada hacia arriba y agitó las alas una vez, y yendo al aire y casi tirando a la pobre enfermera Joy a la ventana - ¡Lo siento! - Gritó como, y él con Pidgeot desaparecían.

- ¡No hay problema…! - gritó la enfermera Joy - ¡Buena suerte! – Dijo agitando su mano.

Con nuestros, amigos en la montaña…

Serena estaba de buen humor toda la mañana y tomó la delantera y constantemente le gritaba a Clemont que se diera prisa, Ash, iba a llegar, a tiempo… No podía estar más feliz, e iba a hacerle a Pidgeot los mejores Pokélitos jamás hechos... Y siguió mirando hacia arriba en el cielo, esperando que llegué temprano… Pero, Bonnie se dio cuenta de eso, y casi a rato le hacía una broma por eso…

- "Oh Ash... Mi amado Ash, ¿dónde puedes estar, mi querido?" - Bonnie bromeó, mientras hacía una imitación sorprendentemente precisa de la voz de Serena, mientras ella sólo se rio... No le importaba que Bonnie hiciera esto, mientras que Clemont estaba tan atrás, que no podía escucharlas, así que era como tener una oportunidad para una "Platica de Chicas".

- Bien Bonnie, tal vez… Sólo tal vez, vayas a conocer a un buen chico en Ciudad Gloria, y luego me pueda burlar de ti - Serena bromeó de nuevo.

- ¡Eww, asco…! - Bonnie asqueo - ¿Por qué, habría de hacerlo?... Sólo soy una niña – Se defendió, la niña.

Serena rio - Yo sólo era una niña cuando me encontré con Ash – Respondió, con una sonrisa.

Bonnie asintió, recordando - Oh sí, se conocieron en un campamento de verano… - Ella pensó por un momento - Pero, todavía no quiero conocer a un chico tonto en este momento – Terminó de manera infantil.

Serena sonrió – Dices eso ahora, pero en el futuro... ¿Quién sabe? – Terminó maliciosamente.

- Y voy a seguir, diciéndolo por más tiempo – Respondió, la pequeña rubia.

- Ya lo veremos, pero si no quieres conocer a un niño, ¿Por qué sigues, tratando de encontrarle una esposa a Clemont? – Preguntó Serena.

Bonnie levantó las cejas cuando Serena hizo esa pregunta tonta – Porque mi hermano necesita de toda la ayuda que le pueda conseguir – Respondió, de manera obvia.

- Hey, ustedes por favor, ¿podrían esperar haya arriba?... Estoy agotado… ¿Podemos que tomar un descanso? - Preguntó Clemont, como si estuviera a punto de desfallecer.

Serena rio - Tal vez, tengas razón, Bonnie – Respondió, la peli miel.

Las chicas, le permitieron a Clemont alcanzarlas, y los tres se sentaron a comer… Habían traído bocadillos del Centro Pokémon y no podrían estar más felices... La caminata era dura a través de las montañas y era bueno para la construcción de un apetito.

- ¿Así que no hay mucho más, verdad? – Bonnie, le preguntó a Clemont.

Clemont consultó su mapa - No, no me esperaba tanto, sólo tenemos que hacer nuestro camino más allá del borde a lo largo de allí… – Señaló hacia donde el mapa decía, y era el lado de la montaña - Y luego a través de esté pequeño bosque, y después de eso, bajaremos por la montaña y estaremos en Ciudad Gloria a la hora, de la cena – Explicó, el rubio mayor.

Bonnie llena alegría y con el sándwich en su boca, a través de un bocado de comida que ella gritó – ¡Vamos! – Casi saltando.

Serena igual de emocionada, ahora que sabía que Ash estaría allí, tenía una sensación mucho mejor sobre la Exhibición, ya estaba empezando a pensar realmente que podía ganar y pensó la frase que Ash le dijo: Nunca te rindas, hasta el final - Sí, vamos. ¿Podrás, manejarlo Clemont? - Ella preguntó.

Clemont suspiro - Supongo que sí, pero ustedes dos será mejor que no me despierten mañana por la mañana, porque voy a dormir todo el día – Respondió cansadamente.

Serena y Bonnie se rieron ante eso y salieron corriendo por delante, una vez más, dejando a Clemont muy atrás…

Mientras con Ash…

El sol de la tarde caía sobre el cuello de Ash, pero no le molestaba demasiado, el estar en el aire con Pidgeot, el viento las enfría bastante bien, Pikachu parecía bastante feliz también, de vez en cuando dejando escapar un feliz, "chu", cuando Pidgeot se inclinó o dio un giro en el aire, tanto Ash y Pikachu estaban encantados de tener su antiguo amigo de vuelta, Ash bajó la mirada y se dio cuenta de que estaban por encima de la montaña, y temblando de emoción se dio cuenta que probablemente estaba cerca de sus amigos, pero pensó en cierta chica peli miel, Serena... Luego sacudió la cabeza, y pensó en Bonnie y Clemont.

- ¡Pidgeot! - Gritó a través del viento - Tal vez deberíamos tomar un pequeño descanso, y luego vamos a ser capaces de encontrarnos con ellos justo antes de bajar la montaña – Gritó al Pokémon ave.

Pidgeot no tuvo que responder, rápidamente y descendió, y aceleró hacia la punta de una montaña, y justo cuando parecía que iban a chocar contra ella, Pidgeot extendió sus alas y su impulsó, para desacelerar, y aterrizó con tanta gracia como si se tratara de una décima parte del tamaño que era ahora.

- Gracias Pidgeot - Dijo Ash, liberó a todos sus Pokémon y se sentó debajo de un árbol y sacó de su mochila, puso un poco de comida y empezó a repartirla entre todos sus Pokémon, y tenía un sándwich para él sí mismo… Mientras comía, miraba a sus Pokémon, Pikachu estaba más cerca de él, como de costumbre, y estaba comiendo alegremente su comida, y pequeños chispas de electricidad salen de sus mejillas... Greninja fue el siguiente, comía lentamente mientras observa las nubes entre las montañas... Al lado de Greninja estaba Talonflame quien miraba a Pidgeot, que estaba frente a él, con admiración. Pidgeot parecía disfrutar de esto como él era más alto y más orgulloso... Y, por supuesto, Hawlucha y Noivern estaban uno junto al otro, como habían sido grandes amigos desde Noivern había eclosionado como Noibat... Ash se dio cuenta de que ahora tenía un equipo completo de seis Pokémon, con Pidgeot unirse a ellos, y que si él atrapaba a otro más, tendría que enviar a cualquiera con el profesor Sycamore o él profesor Oak, sonriendo pensó: puedo ganar con estos Pokémon, y sin olvidar a los otros que están en el laboratorio del Profesor Oak, que también son muy fuertes. – Terminó de pensar.

Permanecieron unos minutos más, incluso después de haber comido, y observaron los alrededores, a un grupo de Fletchling quienes estaban jugando y mirando a Pidgeot y Talonflame, estaban claramente impresionados con el par de tipos Voladores totalmente evolucionados… Talonflame les mostró un poco de su impresionante modo de volar y Pidgeot se quedó con orgullo e impresionado con su mera presencia… Hawlucha también trató de ser un fanfarrón e hizo algunas de sus poses, pero los Fletchling no estaban demasiado impresionado.

Por último, Ash decidió buscar su mochila lista y metió a sus Pokémon en sus Pokébolas - ¿Listo Pidgeot? ¿Listo Pikachu? - Los dos, respondieron a sus respectivas llamadas, y Ash se subió a la espalda de Pidgeot - ¡Muy bien! ¡Vamos a ver a Serena! – Gritó sin pensar.

Ash al no darse cuenta de que lo había dicho, pero Pikachu hizo, parecía extrañarle la aptitud de Ash, mientras se mantiene cuidadosamente en el brazo de su entrenador para evitar que se caiga mientras Pidgeot vuela... ¡Tal vez, había oído mal?... No, había sin duda lo oyó, Pikachu se retorció las orejas y miró a Pidgeot que lo miraba por el rabillo de su ojo, Pidgeot debió haber oído también, Pikachu miró de nuevo a Ash quien no se daba cuenta de lo que estaba pasando, mientras observaba las montañas y los árboles… Pikachu volvió a mirar a Pidgeot, ahora tenía el enfoque completo sobre su camino, una vez más, entonces Pikachu sonrió para sí mismo... A él le gustaba Serena y se alegró de que Ash estaba empezando a darse cuenta de lo mucho que le gustaba.

Ahora, con los demás

- Esto se ve muy peligroso... - Serena asintió mientras Clemont inspeccionó el camino por delante, era un camino bastante estrecho a lo largo del lado de la montaña - Sin embargo… - Clemont murmuró - Creo que una vez que estemos, más allá de este camino, vamos a ser capaces de ver a Ciudad Gloria – Terminó de hablar.

- ¡Increíble…! – Exclamó Bonnie - No puedo esperar… - Miró a Serena – Y… ¿Quizás, Ash ya está ahí? – Se preguntó, con una sonrisa.

Serena asintió con suerte la habría estado esperando en secreto, pero se suponía que no era tan secreto para Bonnie, y que Ash aparecería en la espalda de Pidgeot mientras caminaban, y sin embargo, se supone que tenía más sentido para él sí, simplemente se reúne con ellos en Ciudad Gloria, sería más seguro para él de todos modos.

Nuestros 3 amigos lentamente comenzaron a moverse, a lo largo del camino, mientras Clemont se aferraba a Bonnie, mientras usaba su brazo Aipom para sostenerse a la pared, y Bonnie se aferró a la mano de Serena, por lo que fue un muy buen sistema para mantener a todos en el lado bueno del borde del acantilado... Se movían lentamente por lo que debieron haber pasado 20 minutos, pero finalmente fueron capaces de ver el final del camino, y tal vez sólo un poco de luz que vino del valle de abajo, que era la costera de Ciudad Gloria, y Serena ya podía oler el agua salada del mar, uno de sus olores favoritos.

- ¡Oh, no puedo esperar…! - Ella gritó - ¡Vamos a ver Ash otra vez, y entonces tendremos mi Exhibición! – Terminó de manera, determinada.

Bonnie le susurró una broma para que Clemont no pudiera escucharla - Pero más que nada, no podrás esperar para volver a ver a Ash, ¿no? – Terminó de, manera maliciosa.

Serena sonrió y siguió moviéndose a lo largo del camino... Apenas podía contener la emoción, nada la iba a detener ahora, todo estaba alineando perfectamente, sabía que iba a ver Ash pronto, miró a Bonnie que tenía los ojos fijos hacía delante, miró a su hermano mientras se movía a lo largo del borde del acantilado... Serena estaba contenta de tener a alguien en quien confiar después de Ash, claro... A pesar de que Bonnie era una niña, ella sabía qué decir y cuándo decirlo, era una compañera perfecta para Serena, una hermana pequeña de una manera perfecta.

Clemont se detuvo más adelante, forzando a las dos chicas también a detenerse - ¿Qué pasa Clemont? - preguntó Bonnie.

- Hay una brecha aquí, y al parecer voy a tener que hacer un puente con mi brazo Aipom, pero una vez que lleguemos al otro lado vamos a estar bien… - Se soltó de la ladera de la montaña con el brazo Aipom y lo puso abajo para hacer un puente provisional, hizo clic en un botón en su mochila y el brazo se estiró para hacer una superficie plana, como un pequeño camino, Clemont volteó hacia Serena y Bonnie, y les dijo - Voy a ir al otro lado, y luego voy a llevar a las 2, pero será una a la vez con el brazo Aipom, ¿entendido? - Las dos chicas asintieron.

Clemont lentamente, pero de manera segura, fue capaz de llegar al otro lado... El brazo Aipom estaba firmemente conectado a la roca para que no se agite demasiado, pero Clemont estaba preocupado de que podría haber causado una grieta y que para estar seguro, debe utilizar el brazo Aipom para llevar a su hermana y a Serena de regreso... Se retractó del camino que hizo con el brazo Aipom y lo convirtió en su forma normal de nuevo – De acuerdo, Bonnie, vas 1ro… - Extendió el brazo Aipom hacia Bonnie y la tomó por la cintura, con algo de fuerza, mientras ella gritó cuando cruzó, pero aterrizó sin problemas junto a su hermano - Bien, Serena… ¿Estás lista? – Preguntó a la peli miel.

Serena se preparó, estaba aterrorizada, pero sabía que esta era la mejor manera, se adelantó para que pudiera estar más cerca y luego lo escuchó, una grieta fuerte como la piedra de la montaña se derrumbó debajo de ella, por un momento ella se agarró a un lado del acantilado, aguantando, Clemont rápidamente trató de agarrarla con su brazo Aipom, pero los dedos de Serena se resbalaron y se cayó, el brazo no la pudo atrapar…

- ¡Serena! - Bonnie gritó, sonando muy aterrada.

Serena se desplomó, ni siquiera pudo gritar, pero estaba llorando, y todo parecía ir más despacio - no ahora - pensó, no justo antes de que pudiera ver a Ash de nuevo – Ash – susurró, no se preocupaba por la exhibición, en este momento, todo lo que quería era, ver a Ash de nuevo - Ash - Ella no podía creer que iba a morir incluso antes de tener la oportunidad de confesarle sus sentimientos - ¿Por qué ahora? – Ash – Y, mientras caía pensó en Ash y únicamente en Ash, no pensaba en otra cosa - Ash - Él era la única persona que estaba en su mente, pensó en cómo ella sólo quería verlo una vez más antes de morir – Ash - Y entonces ella podría verlo, tenía esa mirada de determinación en su rostro - es tan real - pensó, casi puedo creer que es él, pero entonces sintió que algo sosteniéndola – Ash - Ella seguía cayendo sin embargo, pero por alguna razón se sentía más segura, se sentía como si ella iba a estar bien – Ash – Pero creía que, alguien estaba diciéndole algo, no podía oír, ¿Quién o Qué era, el que estaba sosteniéndola?

Momentos Antes…

Ash miró a la montaña más adelante, podía ver las formas como si se movieran a lo largo de la montaña - ¿Podrían ser ellos? - Se preguntó… Pidgeot había estado viajando muy rápido, pero Ash le había pedido que reduzca la velocidad para que pudieran maniobrar las montañas con un poco más de cuidado… Pikachu, quien había estado durmiendo, se despertó y miró hacia adelante, y se dio cuenta de unas formas y entrecerró los ojos. "¿Pika?" Preguntó.

- No lo sé, tal vez sean ellos... ¿Puedes verlos Pidgeot? - Pidgeot descendió un poco y entrecerró sus ojos. "¡Pidgaw!"

- Increíble, bien vamos a reunirnos con ellos - Y luego escuchó, un crujido de una roca y el sonido del grito de Bonnie diciendo - ¡Serena! - Ash agarró con fuerza a Pikachu y Pidgeot y gritó - ¡Ve Pidgeot, vuela en picada! – Gritó Ash.

Ahora…

Pidgeot la vio antes que Ash, pero a medida que se acercaba a ella, Ash podía ver su caída, tenía los ojos cerrados, como si ya estuvieran muertos, estaba murmurando algo para sí misma, ¿y tal vez, una oración?... Pidgeot tuvo que reducir la velocidad, teniendo cuidado de evitar las rocas, Ash sabía que Pidgeot estaba desacelerando, hacia abajo y que los dos no iban a salvar a Serena con su peso extra, pero luego hizo algo, que jamás creyó volver a hacer, desde lo sucedido en la Torre Prisma, cuando llegó por 1ra. Vez a la Región Kalos… Saltó desde, la espalda de Pidgeot.

- ¡No, Ash…! - Clemont y Bonnie gritaron al mismo tiempo, habían visto a Pidgeot ir a exceso de velocidad hacia su ubicación después de que Serena cayera, pero podía ver que no iba a llegar a ella en el tiempo, y al parecer Ash había visto eso también y que había saltado desde la espalda de Pidgeot y fue rápidamente en picada, por él y Serena, antes de que tocarán el suelo.

Todo sucedió en cámara lenta, Bonnie sollozó en los brazos de su hermano, sin atreverse a mirar a sus dos amigos caer en picada hacía, Clemont acaba de abrazar a su hermana, en silencio deseando que el aire lleve a Ash y Serena de nuevo con ellos, y Pidgeot y Pikachu miraron como Ash atrapo a Serena mientras caen.

- ¡Pidgeot ve por ellos, vuela en picada…! - Clemont gritó - ¡Sálvalos! – Gritó, mientras veía a Pidgeot.

Pidgeot lo hizo y, sin peso el extra de Ash, fue capaz de batir sus alas rápidamente hacia su entrenador y la chica que estaba tratando de salvar, pero parecía que sería demasiado tarde, se había perdido demasiado tiempo mirando en estado de shock mientras Ash se lanzó hacia el suelo.

Clemont tenía lágrimas vienen a los ojos y se abrazó a Bonnie mientras sollozaba, vio a Ash agarrar Serena con toda fuerza, pero aún estaban cayendo en picada al suelo a un ritmo increíble, Clemont cerró los ojos, sabiendo que sus amigos estaban a punto de morir.

Serena se dio cuenta de que sus ojos estaban fuertemente cerrados y los abrió para ver la cara de Ash en frente de ella - ¿Ash? - Ella susurró, no había forma de su voz se oía a través del viento, pero Ash asintió… Le dijo algo a ella, pero no sabía qué - ¡No puedo oírte…! - Ella gritó... Él contestó algo que sonaba como si estuviera tranquilizándola, que nada malo le pasaría, y miró hacia abajo y vio que el suelo se acerca y luego volvió a mirar a Ash - ¡Te amo! - Ella gritó.

Y entonces ellos no estaban cayendo, Serena miró hacia abajo para ver una gran melena de plumas rojas, oro y marrón. ¿¡Pidgeot!? - Ella gritó alegremente.

- ¡Gran trabajo Pidgeot…! - Gritó Ash, mucho más fácil al escuchar ahora que no estaban cayendo en picado hacia el suelo, y Pikachu gritó desde donde estaba, sosteniendo el cuello de Pidgeot - ¡Me alegro de que estés bien Pikachu…! - Ash sonrió, y miró a Serena - ¿Qué decías hace un momento? – Preguntó curioso, a la peli miel.

Serena abrió la boca, pero las palabras no salían de su boca... Miró a su alrededor y sintió que sus mejillas van de fuego caliente, porque Serena estaba siendo sostenida, al estilo "Recién Casados"… Y se dio cuenta de lo que estaba mirando con nerviosismo y rápidamente se bajó de los brazos de Ash... Y, esté se echó hacia atrás, sosteniendo firmemente a Pidgeot, pero todavía estaba mirando a Serena por respuesta - Umm... - ella empezó en voz baja.

Entonces escucharon, a Bonnie gritarles... Pidgeot había volado hacia ella y a su hermano después de atrapar a Ash y Serena - ¡Están bien…! - Ella gritó - ¡Clemont, están bien! – Para luego, saltar de felicidad.

Clemont estaba muy agitado y parecía que estaba a punto de caerse del monte, pero consiguió una risa nerviosa y dijo - Ash... ¿cuántas veces vas a saltar a tu muerte? – Preguntó, al recordar lo sucedido en su torre.

Ash se rio – No, hay nada de qué preocuparse Clemont, sólo ayudaba a un amigo – Respondió.

Serena cerró los ojos, estaba dispuesto a morir para salvarla, pero ¿no era más que un amigo para él?... Ella sacudió la cabeza y se concentró en sus amigos – Ash… - Dijo ella - ¿Tal vez, Pidgeot nos pueda llevar, volando a los 2 a la vez? – Preguntó.

- Claro… - Dijo Ash, y miró a Clemont y a Bonnie - Voy a enviar a Pidgeot de regreso, una vez que estemos en tierra firme - Ellos asintieron, pero Serena interrumpió.

- Umm, en realidad estaba pensando que quisiera que Bonnie, viniera conmigo, creo que Clemont le gustaría echar un vistazo a la capacidad de volar de Pidgeot – Tratando de sonar, convincente.

Clemont parecía confundido - No, est… - No pudo terminar, porque Bonnie le dio un codazo a su hermano mayor - Bajarás con Ash y luego, Serena y yo iremos - Ella le hizo un guiño a Serena y la peli miel, le devolvió la sonrisa, realmente Bonnie era un gran amiga.

Serena se bajó de Pidgeot y se paró junto a Bonnie en el extremo del camino peligroso donde había caído, y ahora estaban de pie sobre un área amplia, plana cerca del borde del acantilado, y era mucho más seguro que el otro lado, y era un buen lugar para hablar... Bonnie observó como Clemont subió a la espalda de Pidgeot, y luego vio como el ave majestuosa y sus pasajeros volaron hacia el suelo, de Ciudad Gloria.

Continuará…