Un aviso antes de que empiecen a leer, los puntos que hay entre párrafos significan un cambio de escena, no se me ocurrió otra forma de hacerlo :v.

Disfruten.

Despertó sólo para ver la ciudad en ruinas, por donde quiera que miraba había raíces gigantes destruyendolo todo...

Apretó los dientes y puños de la ira que sentía.

Cuando lo capturaron se dio cuenta de lo débil que era, ¿cómo fue que dejó a Lysandre tener éxito? Vio como el líder del team flare observaba su creación, maravillado, Alan estaba de rodillas, derrotado, justo como él. Si un entrenador como Alan se sentía débil, entonces él no podría hacer nada más...

Ash escuchó como Alan se culpaba de todo, no era su culpa, él lo sabía muy bien, sintió rabia por él, por sus Pokémon que nuevamente eran heridos por su debilidad. Cuando ya no pudo más estalló, sus ganas de vencerlo se hicieron más fuertes que su depresión.

"Es hora de pelear Lysandre!"

...

Los cuatro veían el horizonte desde la cima de la torre prisma contemplando la destrucción que había sucedido en la ciudad.

Por fin había terminado la batalla contra el team flare, ya no serían una molestia...

"Bueno amigo, creo que ya hicimos todo lo que podíamos hacer aquí en Kalos. Es momento de ir a casa" le dijo Ash al ratoncito en su hombro. Al escuchar eso los 3 amigos voltearon a ver al azabache, sabían que este día llegaría, pero no que sería tan pronto.

"Ash... Ya te vas?" Sintió como la pequeña del grupo jalaba su camisa para que volteara hacia ella, se le encogió el corazón al ver sus ojos llorosos.

Se agachó para estar a su altura.

"Si Bonnie, ya es momento de irse, ya pasó la liga y Serena ya ganó la Master Class, necesito ir a entrenar para ser más fuerte y ganar la liga la próxima vez, ya sabes, para celebrarlo con ustedes" se rascó la mejilla al decir la última frase, si algún día fuera campeón se encargaría de que ellos estuvieran ahí, eran como su segunda familia después de todo.

Escuchar las palabras del entrenador de Kanto hizo que su corazón se sintiera cálido, no pudo evitar sonreír, sin siquiera pensarlo se acercó a él...

"Y nosotros nos aseguraremos de estar ahí cuando lo consigas Ash" lo abrazó con toda la fuerza que su cuerpo le permitía, pudo notar como el corazón del entrenador empezaba a acelerarse, aguantó como pudo las ganas de gritar de emoción, al parecer sólo faltaba un empujoncito más para que se diera cuenta. "Je je je" soltó una risita.

Los hermanos rubios al ver la reacción de Serena no se quedaron atrás y se lanzaron a abrazar a su mejor amigo.

"Claro que estaremos ahí Ash! Y cuando sea una entrenadora de verdad Dedenne y yo iremos a quitarte el Título!" abrió más los brazos al ver como la pequeña rubia se secaba las lágrimas y se lanzaba a abrazarlo también

"La próxima vez que vengas al gimnasio me encargaré de darte una batalla que jamás olvidarás"

"Estoy seguro de que lo harás Clemont, gracias chicos por todo su apoyo, de verdad, los quiero" al decir la última frase los abrazó más fuerte.

la noche siguiente el grupo de entrenadores estaba listo para partir hacia el aeropuerto, Serena y Ash necesitaban comprar sus boletos de avión para cuando tuvieran que irse

"Les importaría que paremos en el centro Pokémon? Tengo que avisarle a mi madre que voy de regreso" al escuchar las palabras del entrenador de Kanto asistieron y se pusieron en rumbo hacia el famoso edificio

Una vez llegaron ahí todos se dispersaron para darle espacio al entrenador, este al verlos alejarse se confundió y no pudo evitar llamarlos.

"Chicos, a dónde van?" preguntó

"Bueno, vas a llamar a tu madre así que creímos que querías que te dejáramos sólo..." los dos hermanos asintieron al escuchar lo que había dicho la pelimiel

"Tonterías! A mi madre le encantará conocerlos, vengan!" Cuando escuchó lo que había dicho su entrenador favorito, no pudo evitar ponerse nerviosa, aunque ella ya había conocido a la mamá de Ash recordaba que cuando jugaban juntos ella fue la primera en darse cuenta de que sentía algo especial por su hijo, así que estaba segura que durante la llamada iba a pasar algo

El entrenador marcó el número en el teléfono ansioso, ya quería volver a ver a su madre y platicarle sus aventuras.

"Diga?" la voz de Delia pudo escucharse después de varios segundos

"Hola mamá! Soy Ash! Cómo has estado?" al ver el entusiasmo del entrenador de Kanto uno no pensaría que acababa de aniquilar a una organización criminal el día de ayer

"Ash! Hijo! Me da mucho gusto que llamaras" vieran como la vieran los hermanos rubios creían que esta mujer era una madre amorosa y comprensiva, pero en unos momentos se darían cuenta de lo equivocados que estaban

"Yo estoy muy bien, como puedes ver... Enojada, pero bien" vieron como la sonrisa de Ash se volvía nerviosa, estaba sudando?

"B-bueno, supongo que llamé en un mal momento, te llamaré más tarde" decía un nervioso Ash mientras su mano se acercaba lentamente al botón de colgar.

La sonrisa impecable en ese momento de la señora frente a ellos se había tornado oscura y sombría, los tres amigos detrás del entrenador sintieron una presión en el ambiente, como si Darkrai estuviera en la habitación, planeando atormentar a alguien

"Más te vale no colgar jovencito, podría no estar de humor para contestarte más tarde" la amenaza era clara y no dejaba lugar a discusión, la mano del subcampeón se detuvo totalmente frente al teléfono

"Tu sabes que yo veo todas tus participaciones en la liga, verdad?" el entrenador Azabache asintió

"Entonces puedes imaginar mi sorpresa al ver la final, no?" esto lo desconcertó, estaba enojada porque había perdido?

"Hijo, no me malentiendas, estoy orgullosa de ti, sé que eres un gran entrenador y que hiciste todo lo que pudiste, estoy segura de que cuando lo intentes una vez más traerás la copa a casa" escuchar decir a aquella que lo había criado decir que estaba orgullosa de él lo llenó de alegría

"PERO, eso y esto es otra cosa, te gustaría explicarme qué hacías enfrentándote a un Pokémon legendario? HMM?" la presión había subido nuevamente, pero esta vez era más intensa, podría jurar que un aura oscura rodeaba a su madre, volteó hacia atrás tratando de encontrar auxilió, pero lo único que vio fue a Clemont, Bonnie y Serena al fondo de la habitación silbando y junto a ellos una rata amarilla traicionera, aquel que creía era su mejor amigo en estos momentos evitaba verlo a la cara

"Ashton Satoshi Ketchum, que te dije sobre hacer locuras?" le habló en un tono bajo, amenazador, ni siquiera Lysandre le había dado tanto miedo

"Que n-no debía de hacerlas?" al ver como su madre asentía, se relajó, tal vez no le iba a ir tan mal después de todo

"Así es jovencito, pero ya hablaremos de eso más tarde, ahora dime, por qué llamaste?" suspiró derrotado después de escuchar que todavía no se había librado del sermón maternal, cuando llegara a casa le tocaría ver el infierno

"Bueno, como ya sabes ya terminó la liga, entonces te llamaba para avisar que cuando vuelva a funcionar el aeropuerto en una semana, tomaré el avión a pueblo paleta" vio como la expresión de su mamá se volvía más brillante, parecía que lo había extrañado

"En una semana eh..., me aseguraré de tener un banquete preparado cuando llegues" le rugió el estómago sólo de pensar que volvería a comer los platillos que hacía su madre

"Estoy seguro de que será delicioso, chicos, ya pueden venir, ya pasó lo peor" al escuchar a el azabache todos se acercaron tímidamente al monitor del teléfono

"Oh, estos son tus amigos de Kalos?" el entrenador del Pikachu asintió mientras él los presentaba, para Bonnie no pasó desapercibida la mirada que le había dado la mamá de Ash a Serena

"Así es, estos son Clemont, Bonnie y Sere-" no pudo terminar la frase porque su mamá lo había interrumpido

"Es la pequeña Serena, no? Mírate! qué grande y bonita te has puesto!" Serena sonrió al ver que si la recordaba

"Ha pasado mucho tiempo señora Delia" dijo la pelimiel acercándose un poco más a la pantalla

"Hasta tu mamá la recordó Ash..." el comentario hizo que el azabache agachara su cabeza en señal de vergüenza

"No me digas que olvidaste a Serena!?" Delia, como si no pudiera creerlo buscó confirmación, por lo que Serena asintió

"Este muchachito de verdad, sólo tiene Pokémon en la cabeza, no me digas que tampoco recuerdas que me dijiste que te querías casa-"

"DAAAAAH!" La castaña no pudo terminar su frase por el enorme grito que había dado su hijo, esto no pasó desapercibido por Bonnie, a quien le brillaban los ojos

"Perdonenlo, siempre ha sido muy escandaloso, espero que no les haya causado problemas" siendo considerada con su hijo, Delia trató de cambiar el tema

"Para nada, él fue el líder de nuestro grupo, nos ayudó cuando lo necesitábamos y nos apoyó en todo" dijo la pelimiel

"Sobre todo cuando prefirió ir a tu performance que a su batalla de gimnasio, no?" al escuchar el comentario de Bonnie la pelimiel asintió y le dió una miradita a Ash, lo que no se esperaba es que él también había hecho lo mismo, avergonzados ambos apartaron rápido la mirada

"Hmm, conque es eso eh..." la castaña susurró, al parecer su hijo estaba madurando

"Entonces, qué es lo que hace cada uno?" al ver lo unidos que eran a Delia le dio curiosidad de saber más

"Yo soy líder de gimnasio e inventor" el primero en contestar fue uno de los hermanos rubios

"Ohh! un Inventor" Clemont levantó el pecho con orgullo al escuchar el tono impresionado de la mamá de su amigo

"Aunque todos sus inventos terminan explotando..." al ver que su hermano se estaba creyendo mucho, Bonnie decidió bajarlo de las nubes

"Y tu jovencita?" Delia le preguntó con una gota en la sien

"Yo estoy acompañando a mi hermano mientras trato de encontrarle una esposa, no siempre estaré a su lado para cuidarlo después de todo" Delia soltó una risita al escuchar a la niña rubia

"Si no es mucha molestia te pido que hagas lo mismo para mi hijo" Bonnie negó con la cabeza

"Señora, usted y yo sabemos muy bien que ya la encontró" ambas se quedaron en silencio, se miraron a los ojos un momento para después asentir y darle una miradita a Serena, está al verlas tapó su cara para que no pudieran ver lo roja que estaba

"Y tú? Serena?" al escuchar la pregunta de la mamá de Ash no tuvo más opción que quitar las manos de su cara para contestarle

"Soy una Pokémon Performer" Delia hizo un cara llena de duda al escuchar un término que no conocía

"Las Performance son como los concursos pero en este las entrenadoras y Pokémon participan a la vez" explicó el Azabache al ver la cara confundida de su madre

"Y Serena es una de las mejores! Estuvo a nada de ganarle a la reina de Kalos!" Le dijo Bonnie emocionada a la señora en el monitor

"Parece que tienes una pequeña fan, me gustaría platicar contigo después Serena, ya sabes para recordar los viejos tiempos" la pelimiel asintió nerviosa

"Bueno chicos, yo los dejo, tengo que ir a abrir el restaurante, si alguna vez están en Kanto vengan a Pueblo Paleta, siempre habrá una casa para ustedes" todos agradecieron a la señora, realmente no parecía aquel demonio de unos minutos atrás

"Ah, hijo se me olvidaba, el profesor Oak me dijo que tenía algo importante que decirte, de hecho estaba a punto de llamar a los centros Pokémon de Kalos para avisarte, dijo que era urgente" esto desconcertó un poco al azabache

"Entiendo, lo llamaré de inmediato"

"Muy bien, te quiero hijo, nos vemos en una semana" cuando vio que su hijo había bajado la guardia se apresuró a decir

"Y recuerda cambiarte los 'ya sabes que' diario" sonrió triunfante antes de colgar

"..." el silencio reinó por un minuto antes de que sus amigos empezaran a reírse.

30 minutos después el azabache estaba marcando el número del profesor Oak

"No puedo creer que les tomara media hora calmarse" viendo la molestia del entrenador azabache, los tres amigos se disculparon

"Detalles, detalles, por otro lado qué crees que quiera el profesor?" Bonnie fue la primera en iniciar la conversación con Ash

"No lo sé, espero que mis Pokémon estén bien" el simple pensamiento de que algo malo le había ocurrido a sus amigos lo hacía sudar frío

"Bueno?" después de varios segundos pudo escucharse la voz del profesor Pokémon

"Profesor, soy yo Ash, está todo bien?" preguntó con clara preocupación en su rostro

"Ah! Muchacho, no te preocupes, todos estamos bien por aquí" la sonrisa del profesor lo calmó

"Entonces, que era la cosa urgente que necesitaba decirme?"

"A decir verdad cierta persona me pidió avisarte que iba para Kalos a hacer un mandado y que quería proponerte algo, en estos momento debería estar en el laboratorio del profesor de la región, te pido que vayas a platicar con él" esto confundió a todos los presentes, quién era esa 'persona'?

"No puede decirme quién es?" El profesor negó con su cabeza a la pregunta del entrenador

"Es una sorpresa, velo por tí mismo" dicho esto el hombre de ciencia colgó el teléfono

"Supongo que tendremos que ir al Laboratorio del profesor Sycamore para averiguar quién es" al escuchar la opinión del Azabache, los tres amigos asintieron

...

"Profesor? Se encuentra aquí" les pareció raro que el hombre de ciencia no fuera a recibirlos después de haber tocado a su puerta

"Me parece que no está en el laboratorio"

"Pero la puerta estaba abierta hermano, no creo que se haya ido sin cerrar" en eso Bonnie tenía razón, ningún profesor Pokémon se iría sin cerrar su santuario, pasaron un tiempo preguntándose qué es lo que había pasado hasta que escucharon cómo se abría la puerta que daba al patio donde se encontraban todos los Pokémon que cuidaba el profesor

"Nunca pensé que de verdad vería a un Gyarados Shiny, ese rojo de verdad que es majestuoso" Escucharon cómo el profesor elogiaba a un Pokémon

"Y yo tampoco pensé que podría volver a evolucionar después de llegar a su etapa final" la voz que escucharon se les hizo desconocida

"Se llama mega evolución y es uno de los fenómenos que estamos investigando en este labora-" el profesor Sycamore no pudo terminar su explicación al verlos a todos ahí

"Oh, chicos, cuándo llegaron?" les preguntó el profesor

"Tocamos la puerta pero nadie nos abría" Normalmente Ash sería el primero en contestar este tipo de preguntas lo cual confundió a todos los presentes

"Oh! Ash! cuánto tiempo sin vernos, que serán, uno años?" ahora todos se enfocaron en Ash

"Lance! que sorpresa! Qué es lo que estás haciendo aquí, tan lejos de Johto y Kanto?" Lance dio una buena carcajada antes de responder su pregunta

"Podría preguntarte lo mismo muchacho! pero porqué mejor no platicamos de esto con más calma?" El pelirrojo se acercó a darle una palmada en la espalda

"L-La-Lance! Eres el verdadero Lance!?" Las chicas se confundieron al ver la reacción de Clemont

"En persona" Clemont no pudo aguantar la emoción y se desmayó

"Eh? acaso es famoso?" La pregunta de Bonnie le sacó una sonrisa incómoda a Lance

"Parece que aquí no me conocen eh?" Suspiró derrotado al ver la confusión de las chicas

"Venga, no te desanimes, nadie te conoce fuera de Johto y Kanto. Profesor, Sabe de un lugar en el que podamos platicar" el comentario del Azabache sólo logró que Lance se deprimiera aún más

"Ah, hay una terraza arriba, pueden utilizarla, si necesitan algo estaré en mi oficina" dicho esto el profesor desapareció tras una puerta

"Bueno, subamos, ahí les explicaré todo" las chicas se voltearon a ver y después de encoger los hombros siguieron al entrenador de Kanto

"EH!? Un campeón de dos regiones!?" El grito de las chicas hizo que Clemont despertara

"Bueno, antes lo era" Lance recordó con nostalgia el día en que la liga de Kanto tuvo tres cambios de campeones

"Entonces, por qué estás aquí Lance?" Ash recordó el motivo por el que habían subido aquí arriba

"Cierto! Estoy aquí porque me enteré de que existía algo llamado 'mega evolución' aquí en Kalos, me contaron que era asombrosa así que decidí venir a ver por mi mismo de que se trataba" El entrenador azabache asintió, la mega evolución sin dudas era genial

"Y también vine por otra cosa... Ash, felicidades por tu segundo lugar en la liga, quién hubiera pensado que ese entrenador que fue descalificado porque su Charizard no le hacía caso llegaría tan lejos" Esto sorprendió a todos, Ash tenía un Charizard?

"La verdad es que vi la final con un viejo amigo y nos emocionó ver todo el potencial que tenías, por eso decidí venir aquí para hacerte una propuesta" Esto interesó a todos los presentes, no todos los días escuchabas a un campeón decir que alguien tenía potencial

"Te gustaría entrenar conmigo y el Campeón Ermitaño en el monte plateado?" lo siguiente dejó a todos perplejos

""E-El Campeón Ermitaño!?"" las chicas miraron con una gota en la sien como el entrenador Azabache y el rubio se desmayaban

"Quién es este campeón Ermitaño?" Serena al ver la reacción de sus 2 amigos preguntó con curiosidad

"El campeón Ermitaño amiga mía, es el maestro pokémon más jóven de la historia al conseguir su título a los 18 años" Eso sí impresionó a la pelimiel, según lo que había escuchado del Azabache conseguir el título de Maestro pokémon normalmente era una tarea muy difícil de alcanzar

"Pero porqué le dicen 'Campeón Ermitaño'?" Lance al ver los ojos brillosos de la pequeña supo que había captado su atención

"Bueno, no es nada del otro mundo, justo después de haberse hecho campeón decidió irse a entrenar hasta la cima de la montaña más alta que existe entre Johto y Kanto, le gustó tanto la vista que prefirió quedarse a vivir ahí, además dice que la señal del Wi-fi allí es buena" Al escuchar la explicación del pelirrojo las chicas casi se caen de su silla

"Entonces, que dices Ash? Le entras?" el pelirrojo al ver que el Azabache ya había reaccionado le hizo esta pregunta

"Me apunto! Pero primero necesito hablar con mi madre..." Lance asintió a su respuesta, la familia era importante después de todo

"Muy bien, nos vemos en un mes, yo todavía tengo que hacer unos recados aquí, mi teléfono lo tiene el profesor Oak, cuando estés listo llámame" dicho esto el campeón se levantó de su asiento y se dirigió a la salida

"Fue un gusto conocerlos chicos, si algún día me ven por ahí no duden en saludarme, nos vemos!" todos se despidieron de él y lo vieron irse del laboratorio

"Pensé que Lance era más, como decirlo..."

"Estricto?" dijo el azabache

"Exacto, parece muy relajado" el rubio asintió

"Así es él, nosotros también nos sorprendimos la primera vez que lo conocimos, verdad amigo?" sintió como Pikachu subía a su hombre y le respondía con su famoso 'Pika'

"Hablando de eso, Ash, como fue que no nos contaste que tenías un Charizard!?" el azabache sonrió nerviosamente al ver el enojo de la pequeña rubia

"Bueno, esa es una historia de mis viajes pasados... No creí que les hubiera interesado" realmente no le gustaba hablar de sus derrotas en las ligas

"Pues más te vale que me cuentes todo cuando lleguemos a casa!" al ver la mirada penetrante de Bonnie que no daba lugar a discusión alguna el Azabache suspiró, esta iba a ser una larga noche

...

Ya había pasado una semana desde que compraron los boletos de avión, les informaron ese día que el aeropuerto estaba apunto de volver a funcionar, por lo que Ash y Serena empezarían a empacar sus cosas. Se podía sentir tristeza en el ambiente, todos lo notaban, pero ninguno era tan valiente como para hablar de ello, ese mañana, sin dudas había sido la peor de todo el viaje.

Cuando llegaron al Aeropuerto los sentimientos se hicieron llegar, tanto, que Dedenne había escapado de Bonnie para evitar que se fueran, no les tomó mucho encontrarlo, pero el mensaje era claro, nadie quería separarse.

Al ver las ojos llorosos de todos Ash decidió levantarles los ánimos

"Chicos, ustedes sin duda han sido como una segunda familia para mi, estoy seguro de que sin ustedes este viaje hubiera sido mil veces más aburrido, sé que nos tenemos que separar, pero esto no es un adiós, sino un hasta luego" las palabras del Azabache habían entrado en los corazones de todos, pudo ver como se le salían las lágrimas a todos sus amigos, parecía que ninguno podía contenerse, de pronto todos sus momentos juntos le pasaron por la memoria, y, sin darse cuenta lágrimas caían también de su rostro

"A-Ash..." al escuchar el susurro de Serena todos vieron a su amigo, el que los había apoyado en todo, el que hacia que el camino fuera menos tedioso, siempre sacando sus ocurrencias y metiéndolos en aventuras que estaban seguros, no hubieran ocurrido con cualquier otra persona, vieron al que los había unido, a su lider que parecía siempre fuerte y confiado, débil, luchando por contener sus lágrimas y tratando de limpiarselas como podía, sin éxito. Ahí fue cuando se quebraron definitivamente, corrieron todos a abrazarlo, a abrazarse una última vez, como el equipo y la familia que eran.

Pasaron así un tiempo hasta que escucharon el inminente final.

"A todos los pasajeros del vuelo Latias H-20 con destino a Hoenn, se les indica que se acerquen a la puerta número 4 para el abordaje del avión en 40 minutos" todos sabían que ese era el vuelo de Serena, así que reuniendo el valor que les quedaba se separaron para poder despedirse

"Bueno, supongo que tengo que irme..." la primera en hablar fue Serena, su voz estaba entrecortada, y se podia escuchar pequeños sollozos mientras hablaba

"Chicos, me han enseñado muchas cosas, más de las que podría contar" Se dió la vuelta antes de bajar las escaleras eléctricas que la separarían de sus amigos

"Recuerda llamarnos de vez en cuando" Clemont se limpió las lágrimas y le dijo a su mejor amiga

"Si te quedas mucho tiempo en Hoenn iré a visitarte!" Sonrió ante el comentario de Bonnie. Su 'hermanita' de verdad era adorable.

Una ola de tristeza se volvió a apoderar de ella, era el momento de despedirse de él.

"Ash, tú eres mi objetivo" aquello lo tomo por sorpresa, a qué se refería?

Dicho esto la pelimiel se acercó a él y le plantó un beso en la mejilla, cerca de los labios, la pelimiel sentía como su corazón estaba a punto de explotar

"La próxima vez que nos encontremos me habré convertido en una mujer atractiva, más vale que te prepares" sonrió al ver como el Azabache se tocaba el lugar donde lo había besado, después de decir esto se apresuró a bajar las escaleras eléctricas

"Gracias por todo!"

...

De verdad iba a dejar que ella se fuera así?

No.

"Bonnie, cuida a Pikachu por favor" la niña sólo pudo asentir en shock

Se apresuró a bajar las escaleras eléctricas por las cuales ella había desaparecido hacía unos momentos. Tenía que alcanzarla, tenía que decirle...

Escuchó el grito emocionado de una niña mientras bajaba las escaleras, quiso voltear, pero no había tiempo para ello.

Siguió corriendo por el aeropuerto hasta que pudo ver su espalda, por un momento pareció que iba dando brinquitos, sonrió.

¿Porqué no se había dado cuenta de lo linda que era antes?

Vio cómo ella miró a los lados buscando un lugar para sentarse mientras despegaba su avión, era todo o nada, esto era algo que tenía que decirle antes de que se fuera

"S-se..Serena!" eso lo sorprendió, ni su primera participación en la liga lo había puesto tan nervioso.

Escuchó como alguien la había llamado, tal vez un fan que la reconoció? Volteó para ver quién era...

"!?#$!?" La sorpresa y vergüenza la atacaron al mismo tiempo haciéndola incapaz de emitir algún sonido, se volteó rápidamente para tratar de calmarse, cosa que parecía imposible, sentía como su cara ardía. Su mente estaba llena de preguntas, pero la que más se repetía era ¿Que Giratinas estaba haciendo él ahí? Bueno, no es como que no lo quisiera ahí, sólo no estaba lista, reunió todo su coraje y cuando decidió voltear hacia él, lo que vio la hizo sentir beautifly en el estómago, él estaba igual que ella!

"S-Serena" ahora, eso la sorprendió más. Ash Ketchum, aquel entrenador que no dudó en lanzarse a un volcán por su Pokémon, estaba nervioso sólo por pronunciar su nombre, aguantó las ganas de gritar cual adolescente enamorada.

Al verla voltear su corazón empezó a latir como loco, mil y un situaciones comenzaron a llenar su cabeza, miles de posibilidades, miles de cosas que quería decirle, más las palabras no salían de su boca.

"Serena... Y-yo.. Umm tú.. Eh..." verlo así de nervioso hizo que se calmara un poco, este era Ash, no el entrenador excelente, no era aquel subcampeón de la liga, este sólo era un chico hablándole a la que ella esperaba, fuera la chica que le gustaba, mientras el entrenador decidía que quería decir ella recordó la conversación que había tenido un día antes con la mamá del entrenador del Pikachu...

"Serena, te gusta mi hijo?" su mente se desconectó un momento después de lo que había dicho Delia

"Eh? EH!?" No pudo soportar la vergüenza y bajó la cabeza, estuvo así por un momento y después asintió

"Kyaaa! Lo sabía! Ooh Serena, serías perfecta para mi hijo! Ya quiero que vengas a Kanto para volver a verte en persona! Ahora sólo necesito el número de Grace para arreglar unas cositas" soltó una risita al escuchar a la mamá de su entrenador favorito

"Me encantaría volver a verla a mí también señora Delia, estoy segura de que a mi madre también le gustará platicar con usted" trató de cambiar el tema sutilmente

"Dime Delia cariño, después de todo podemos ser familia en el futuro, hablaré de ello más tarde cuando me pases el número de tu mamá" se avergonzó nuevamente, esta señora podía darle en sus puntos débiles cada vez que hablaba

"Así que... Has pensado en decirle lo que sientes?" soltó un suspiro ante la pregunta de Delia

"La verdad es que sí... Pero no lo sé, tengo miedo a que me rechace, a que pierda la amistad que tenemos..." sintió como sus ojos se empezaban a llenar de lágrimas, nunca pensó que le contaría a alguien sus sentimientos tan abiertamente, ni siquiera se lo había contado a Bonnie o a Shauna, así que no parecía buena idea el contarle esto a la mamá del que te gusta. Pero Delia tenía algo especial, tenía la misma aura que su mamá, sentía que podía contarle de todo

"Mira cariño, sé que el rechazo puede ser difícil, pero así es el amor, es como una montaña rusa, está lleno de subidas y de bajadas, de curvas y vueltas pero al final de todo, la experiencia es lo que te llevas, el sentimiento, si decides bajarte de la montaña rusa puedes sentirte mal, mareada e incluso con ganas de no volverte a subir, pero si decides nunca subirte te arrepentirás de no haberlo hecho, digo, quién Giratinas va a un parque de diversiones y no se sube a una montaña rusa, no?" Miró a Delia para después sentir calidez en su corazón, tenía razón, era mejor intentarlo que haberse quedado con las ganas, se miraron para después empezar a reírse.

"Tiene razón Delia Y-yo me esforzaré" levantó su puño, escuchó la risa de la mamá de Ash después de su acción

"Además, no es como que estés en desventaja, sabes?" eh? Eso la descolocó un poco

"Créeme que he visto a varias intentar algo con mi hijo, parece como un imán para las jovencitas" esto no le gustaba a Serena

"Ups... Lo siento, te dije justo lo que una mujer no quiere escuchar, sus rivales" parecía que Delia había notado su disgusto por el tema, lo cual la apenó un poco y la hizo pensar, de verdad era tan obvia con sus sentimientos? Si era así, que tan denso era Ash Ketchum?

"Bueno, bueno, como iba diciendo, mi hijo en cada viaje se hacía amigo de una jovencita, la cual lo acompañaba por la región en sus aventuras, y yo notaba como él interactuaba con ellas, peleaban, se decían infantiles, o él quemaba sus bicis, por un momento llegué a pensar que peleaba en la otra liga" uwaaah, esto sorprendió aún más a Serena, ella no podía imaginarse a un Ash que no fuera caballeroso y gentil, estaban realmente hablando de la misma persona?

"Por eso cuando vi cómo se comportaba contigo me sorprendí, al principio pensaba que mi hijo había madurado y empezaba a tratar a las jovencitas con más respeto, pero después de ver como hablaban el uno del otro lo comprendí en un instante. Tú eres muy especial para el" aquello hizo que el corazón de Serena se acelerara, tenía unas extrañas ganas de bailar en este momento

"Sé que tú eres la indicada, se que son el uno para el otro y también sé que mi hijo no es especialmente listo en este tipo de temas, por eso te pido que le tengas paciencia, se que tu tienes tus sueños, tus metas y que conocerás a muchas más personas, tal vez una que pueda hacer que te olvides de él. Por eso voy a ser egoísta, Serena, te pido que porfavor lo esperes, hasta que él se de cuenta de que no puede vivir sin ti" bajo la mirada al escuchar las palabras de Delia, se mantuvo así un momento para después darle su respuesta

"Yo..."

"Serena! A mi me gustan los Pokémon!" la voz de su entrenador favorito la hizo regresar a la realidad

"Eh?" Decir que lo que acaba de escuchar se le hacía raro era quedarse corto

"Ah... Eso no era lo que quería decir" ambos voltearon a verse para después estallar en carcajadas

Cuando se calmaron y regresó el silencio vio como el Azabache respiraba hondo, y abría los ojos decidido, se paró más derecha y le dedicó toda su atención

"S-Serena, yo... Amo ser entrenador, toda mi vida quise tener mi propio Pokémon, salir de casa y explorar el mundo, y ahora que hago todo lo que alguna vez quise hacer me llena de orgullo el ver lo lejos que he llegado, lo cerca que estoy de cumplir mi sueño, por eso creo que es necesario que vaya con Lance, quiero que un campeón como él me diga que es lo que me falta, que me ayude a ver más de lo que puedo hacer junto con mis Pokémon, por eso es que tengo que irme" no pudo negar que escuchar que se tenía que ir le había dolido, pero esto la confundió, porqué le estaba contando esto a ella?

"La verdad es que no sé cuando nos volvamos a ver, por eso tengo que decirte algo antes de que te vayas" vio como el entrenador del Pikachu volvía a respirar hondo

"Serena, tú me gustas." el mundo se detuvo en ese momento, sentía como si su corazón se estuviera saliendo de su pecho, no pudo evitar que varias lágrimas salieran de sus ojos, se llevó las manos a su boca para que no se escucharan tan fuertes sus sollozos

Cuando vio la reacción de Serena supo que había hecho algo mal, que la había lastimado y se sintió como el peor idiota en la tierra

"Yo... Lo siento Serena, sé que esto está fuera de lugar, y que lo que te voy a pedir suena como una locura, pero y-yo, yo..." su confianza se fue al diablo cuando se dió cuenta de la estupidez que le iba a pedir, cómo podría siquiera pensar que una chica como ella aceptaría su propuesta?

"Yo te esperaré Ash"

"Eh?" perplejo, dejó salir un sonido de su boca, había escuchado mal?

"Yo te esperaré" la segunda vez supo que no estaba loco, sintió como lágrimas comenzaban a humedecer sus ojos, corrió a alcanzarla

"No te merezco, de verdad" la abrazó con miedo a romperla, con miedo a que se le escapara de sus brazos, con miedo de que todo esto fuera una mentira, sintió como ella se acurrucaba en su pecho y lo abrazaba de vuelta, no pudo evitar que unas lágrimas salieran de sus ojos

"A mi también me gustas Ash, me gustas mucho, de verdad. Por eso no te preocupes, yo siempre te esperaré" se sintió aliviado con sus palabras, en respuesta la abrazó más fuerte

"El vuelo Latias H-20 está listo para partir, le pedimos a todos los pasajeros que aborden el avión por la puerta número 4" al escuchar el anuncio recordaron que estaban en un aeropuerto, se separaron avergonzados al ver cómo cientos de personas los veían como si estuvieran diciendo 'ah, la juventud'

"Bueno, ahora si tengo que irme" había un poco de pena en su tono pero parecía no importarle mucho, la tomó de la mano y la acercó hacia él, tapó sus caras con su gorra para que no miraran los chismosos y terminó de acercarse a ella.

Duraron así un momento hasta que el entrenador se separó. Y, con una sonrisa en el rostro vio como ella se sonrojaba, se veía muy linda así de roja, como un tomate

"Bueno, supongo que con esto ya puedo dejar que te vayas" acto seguido le colocó su gorra en la cabeza, sólo la había visto una vez con ella y no podía negar que le quedaba muy bien

"Quiero que me la regreses cuando nos volvamos a ver, mi mamá la hizo sabes? Y me matará si ve que no la traigo, te pido que la cuides por favor" sólo imaginar la cara furiosa de su madre le daba un escalofrío en la espalda, ya le daría explicaciones luego

"Nos vemos Ash, te quiero" acercó su frente a la de él

"Yo también te quiero Serena" cerraron los ojos al sentir la calidez del otro

"Última llamada para el vuelo Latias H-20 se le pide a los pasajeros que aborden inmediatamente el avión" esta era la señal de su despedida, él sabía que ella tenía que tomar ese avión por eso decidió separarse de la pelimimiel

"Nos vemos luego Serena" vio como ella se mordía el labio para después sacar una pluma, un papel y anotar algo

"Toma" le dió el papel en el que había escrito "Este es mi número, espero que cuando te compres un Pokenav me llames" dicho esto se dio la vuelta para después pasar por la puerta de abordaje

"El vuelo Latios J-30 con destino a Kanto está listo para abordar, se le pide a los pasajeros del vuelo que vayan a la puerta de acceso número 22" al escuchar el aviso se estiró para relajarse y susurró para sí mismo

"Supongo que es hora de ir a casa" .

...

"Estás segura de que querías rechazarlo?" esta no era la primera vez que le hacían esta pregunta

"Si chicas, estoy segura" antes esta pregunta la hubiera hecho enojarse, pero se le había hecho costumbre contestarla, después de todo no era la primera vez que la invitaban a salir

"Vamos Serena, eso fue un desperdicio! Es uno de los coordinadores Pokémon más famosos!" a su parecer su amiga estaba exagerando, y mucho

"Cualquiera de nosotras habría aceptado su invitación sin dudarlo, verdad?" vio como todas sus demás compañeras asentian

"Venga chicas, no la molesten, además no creo que sepan pero Serena ya tiene novio" al escuchar el comentario de Miette todas las demás se congelaron

"EHH!?" Se pudo escuchar un coro de gritos hasta la calle

"En serio no se dieron cuenta!? no les parecía extraño que cada vez que sonaba su Pokenav sonriera y saliera a contestar?" la voz perpleja de Miette hizo que recordaran todas esas veces, pudo escuchar varios comentarios como "ahora que lo mencionas" y "Yo pensé que era su mamá"

"Tú sabes quién es su novio Miette?" vio como la peliazul volteaba hacia ella, con una sonrisa malvada

"Tengo una idea de quién es, pero, porqué mejor no le preguntamos?" todos los ojos de sus compañeras se pusieron sobre ella, como leonas cazando a su presa, se dispuso a caminar hacia atrás lentamente a la salida cuando sonó su Pokenav

"Ah..." hubo un silencio incómodo después del sonido del aparato, Serena estaba dudosa, sería conveniente contestar en este momento?

"Venga, venga, chicas, vamos a ensayar" su salvación vino en forma de Shauna, la cual había regresado de bañarse, la pelimiel la agradeció con la mirada mientras la morena le guiñaba el ojo

"Pero no creas que este tema a terminado" parecía que no podría librarse de Shauna tampoco, suspiró derrotada antes de contestar

"Diga?" sabía exactamente quién era por el tono de llamada, hacía un mes que no sabía nada de él así que estaba ansiosa por saber qué había pasado

"Serena! buenas noticias, parece que Red y Lance me han dado su aprobación, ya puedo bajar del monte plateado!" aquello sí que la emocionó, después de 3 años por fin había terminado su entrenamiento! tendría que tomar vacaciones cuanto antes, tenía tantas ganas de verlo, abrazarlo y... hacer otras cosas de pareja, era una joven saludable de 19 años después de todo

"Al final nunca me dijiste porque te compraste un modelo tan viejo de Pokenav, los más nuevos pueden hacer videollamadas, sabes? porque tanto secretismo?" recordó la primera vez que le marcó, el estaba en el centro pokémon justo antes de subir al monte plateado, le enseñó su 'nuevo' pokenav y le dijo que Lance lo había escogido por él, jamás le había tenido tanto rencor a alguien, prácticamente le había negado 3 años de ver la cara de Ash!

"Bueno, tiene algo que ver con el dicho de Red y Lance, algo como 'La montaña cambia al hombre' querían que fuera una sorpresa mi crecimiento, créeme, yo tampoco lo entendí" se llevó la mano a la frente tratando de creer que lo que le acababa de contar era una mentira, no podía negar que se sorprendió la vez que no recibió ningún mensaje y llamada por 3 meses, se había empezado a preocupar por no recibir noticias de él, estaba en una maldita montaña a la mitad de la nada! cualquier cosa podría haberle pasado!, pero cuando llegó su llamada el tono de su voz había cambiado, era más ronca, más varonil, por un momento dudó si ese en verdad era Ash

"Así que... cuando regresas a Pueblo paleta?" preguntó tratando de sonar tranquila

"Hoy mismo bajo del monte y voy hacia allá, me quedaré un mes en casa y después iré a verte, se que estás muy ocupada trabajando como Reina de Kalos así que pensé en ir hacia allá" su corazón empezó a latir más fuerte después de pensar que sólo faltaba un mes para volver a verlo, estos 3 años se le habían hecho eternos, aunque platicaban casi todos los días sentía que algo le faltaba, aún sin verse Ash demostró que era más detallista de lo que pensaba, recordó con cariño como antes de la final de la Master class, le había mandado un ramo gigante de flores, con una tarjeta que decía 'Para Serena: Aunque no esté ahí sabes que cuentas conmigo y que estoy orgulloso de todo lo que has hecho, nunca te rindas, hasta el final!' recordó cómo las lágrimas cayeron de sus ojos al ver el vestido que venía junto con las flores, la hizo sentir acompañada, imparable, estaba segura de que eso le había dado una pequeña ventaja contra Aria

"Fiiu, fiiu" el bonito momento fue interrumpido al escuchar como varios silbidos venían desde el Pokenav del azabache

"Aghhh, ya empezaron otra vez... Qué fue lo que les dije de estar espiando mis llamadas?!" pudo escuchar claramente como unas voces adultas comenzaban a cantar 'Ash y su novia sentados debajo de un árbol besa-'

"Pikachu impactrueno!" el sonido ensordecedor de un trueno pudo escucharse a través del altavoz de su pokenav, seguido de la risa de dos hombres

"Serena, tengo que irme, parece que tengo que enseñarles una lección a estos dos... Te llamo cuando llegue a mi casa" a la pelimiel aún le costaba entender el porqué dos de los mejores entrenadores del mundo eran tan infantiles

"Ve con cuidado, y dales una de mi parte" agregó

"Jajajajaja, dalo por hecho" acto seguido escuchó al azabache colgar.

Una sonrisa se formó en su rostro, hoy iba a ser un gran día.

...

Habían pasado ya dos meses y Ash todavía no daba noticias de cuando iba a venir a Kalos, sabía que estaba siendo desesperada, pero se había aguantado las ganas de verlo por 3 años, 3 AÑOS! claro, hablaban todos los días pero por alguna razón el siempre decía que no podía poner la videollamada, recordó que lo único que había podido ver de su novio en estos 3 años había sido su espalda, esto había sucedido el mes pasado...

"Mamá! ya regresé de la gira" se sorprendió al ver que su madre no respondía a su llamado, normalmente cuando regresaba ella llegaba corriendo a abrazarla, caminó hasta la sala para ver si ahí estaba

"Ehh, así que tu muchacho ya regresó, con razón te ves más contenta" escuchó como su mamá hablaba por teléfono decidió retirarse silenciosamente, para no melestarla

"De verdad?, Se me nota tanto?" pudo escuchar las risas de ambas señoras, cuando escuchó la voz de la otra persona en el teléfono pensó que lo más adecuado era acercarse a saludar

"Ash! hijo, sé que está haciendo mucho calor, pero no deberías de pasearte por ahí sólo con tus boxers!" Al escuhar las palabras Ash y boxers, Serena no pudo evitar voltear a toda velocidad al teléfono...

lo siguiente que vió fue la espalda de su novio...

...

"Oh, esa no es Serena?" su mamá volteó hacia donde estaba ella después de escuchar a Delia

"Oh hija! ya regresaste... Estás bien!? Tu naríz está sangrando!"

"Eh?" cuando se llevó la mano a la nariz pudo comprobar que efectivamente tenía sangre en la nariz

"S-si n-no te preocupes, debió ser por el sol..." avergonzada, trató de disimular la razón por la cual le sangraba la nariz

"Oh, en ese caso recuéstate, iré por un trapo mojado" pudo ver como su mamá salía a la cocina para tratar de que se sintiera mejor, se disculpó con su mamá en su mente

"Por el sol, hmmm" sintió su cara hervir al escuchar el comentario provocador de la señora Delia, perecía que ella no la había creído. Fingió no haberla escuchado mientras se recostaba en el sillón

Aún recordaba con vergüenza como la mamá de su novio la había descubierto echándole el ojo a su hijo, sinceramente esperaba que lo olvidara.

"...na, ..rena, Serena!" el grito de Miette la había regresado a la realidad

"Serena, por Arceus! llevo 5 minutos llamándote!"

"Lo siento Miette, estoy un poco distraída, pensando en otras cosas" se disculpó honestamente con la peliazul

"Estás preocupada por el team flare también?" pudo escuchar el tono nervioso de su amiga, últimamente reclutas que habían estado en el team flare estaban haciendo de las suyas, robando Pokémon, bancos, haciendo caos en la ciudad, lo más impresionante de todo es que sus Pokémon eran increíblemente fuertes, hasta los ratattas podían derrotar al Luxray de Clemont, y eso era decir mucho

"Crees que ataquen también la Master Class?" preguntó preocupada la peliazul, Serena tenía también ese temor, pero como una de las principales responsables del evento era su deber calmar a las participantes, y eso incluía a su amiga

"No te preocupes, habrá mucha seguridad, no creo que sean tan estúpidos como para intentar atacar ahí, además Monsieur Pierre en sus días de gloria fue subcampeón de la liga Kalos, no creo que puedan pasar por él" este último comentario logró calmar a Miette, ambas habían escuchado la historia de Aria, Monsieur Pierre era un entrenador talentoso con amor a la moda, por eso cuando perdió contra Diantha en la final de la liga empezó a dedicarse más al mundo del espectáculo convirtiéndolo en lo que era ahora

"Tienes razón... Bueno, vayamos a ensayar que la Master Class Empieza en una Semana, más vale que te prepares Serena, que hay una nueva reina en Kalos" la pelimiel dejó salir una risita al ver el espíritu competitivo de su amiga, parecía que ella también tendría que entrenar sino quería perder su corona

...

"Ya lograron colarse en la seguridad?" un hombre vestido de rojo hablaba por una radio

"Si, fue más fácil de lo que pensábamos, parece que el evento va a ser más grande que de costumbre así que estaban desesperados por contratar a más vigilantes, ni siquiera revisaron los papeles, que estúpidos" la voz que salía de su radio era arrogante y maligna

"Je, hagamos una fiesta en la Master Class para celebrar el renacimiento del Team Flare" los dos hombres hablando por el radio estallaron a carcajadas. Este plan sería perfecto, nadie podría actuar tan rápido a la destrucción que estaría por ocurrir.

Ellos no contaban con la presencia de una rana ninja, escuchándolos.

...

"Damas y Caballeros! Bienvenidos a una edición más de la Master Class! yo soy Monsieur Pierre y como siempre seré el presentador de este increíble evento, antes de comenzar, escucharemos unas palabras de la hermosa reina de Kalos mademoiselle Serena!" pudo escucharse una ola de aplausos y gritos después de la introducción del presentador rubio, Serena salió al escenario lista para dar su discurso

"Buenas noches a todos ustedes, me da gusto que hayan venido una vez más a otra edición de la Master Class, en esta noche todas las participantes dejaran su cuerpo y alma en este escenario, esperando retribuir el apoyo que ustedes les han dado a lo largo de los Showcase en los que ellas se ganaron el derecho de competir, espero que les guste el evento y nos sigan apoyando por muchos años más, muchas gracias" Dicho esto Serena dio una pequeña reverencia para salir del escenario e irse a los vestidores

"Y con esto damos por inaugurada la edición número 25 de esta Master Class!" Serena pudo escuchar los vitoreos dados por el público, Monsieur Pierre siempre había sido un gran animador

"Serena, tu participas hasta que alguien ganó la competencia, verdad?" al escuchar la pregunta de Shauna la pelimiel asintió

"Entonces, porqué te estás arreglando?" Serena dudó si contestarle era apropiado, se suponía que era una sorpresa después de todo

"Bueno, voy a salir después de la segunda ronda dando una demostración de los eventos antes de que se realicen, para ayudar al público a entender mejor de qué se tratan las pruebas" le explicó

"Ehh, así también te va a tocar vestirte como chico... Me va a encantar verte vestida de Ash" la pelimiel giró sus ojos al escuchar el comentario de su amiga, no se equivocaba, pero se suponía que era una sorpresa

"Bueno, tengo que irme, ya me están llamando! Deseame suerte!" dicho esto la morena salió a toda prisa para presentarse ante el público

"Es hora de cambiarme" la pelimiel susurró al ver a su amiga salir hacia el escenario

...

"Que opinan?" Serena, ahora vestida como Ash le preguntaba su opinión a sus pokémon, esta al ver la reacción de ellos supo que algo le faltaba.

"Tienen razón, me falta la gorra" dicho esto buscó en su bolso y la encontró, después de tantos años todavía la tenía guardada, esta era como su amuleto de la suerte

"Y ahora, para demostrar la segunda prueba le pido a mademoiselle Serena que suba al escenario" supiró, este era su turno

"Deséenme suerte chicos" escuchó todas las voces de sus pokémon antes de salir al escenario

"Ohhhh!" pudo escuchar el asombro de la audiencia en el momento que salió al escenario

"Vaya! parece que la Reina de Kalos no se irá sin dar una batalla, dígame mademoiselle Serena, a quién está imitando en ese traje?" Monsieur Pierre hizo la pregunta que toda la audiencia se estaba haciendo

"Este cosplay es del Subcampeón de Kalos de hace 3 años y medio, era un gran amigo así que decidí vestirme como él" técnicamente no estaba mintiendo al decir que Ash era su amigo, al final de cuentas ya era su novio

"Mágnifico, como pueden ver la segunda prueba tratará de-" el presentador no pudo continuar con su explicación porque un rayo confuso había salido de la nada y lo había golpeado en el pecho, haciendo que se desmayara de inmediato.

El pánico empezó a correr por el auditorio, muchas personas intentaron salir de él pero las puertas que permanecían abiertas ahora estaban cerradas, y cada una de ellas estaba siendo cuidada por una persona vestida de rojo

"Vaya, vaya, mira nada más a quién tenemos aquí" esa voz la reconocía muy bien, ella era una de las ejecutivas del team flare que quería capturar a Squishy

"Parece que la mocosa consiguió su sueño después de todo, es una lástima que todo eso tenga que acabar hoy" detrás del telón del escenario salió otra mujer, caminando como si el escenario fuera suyo, después de sus palabras se empezaron a escuchar explosiones y gritos, al parecer los espectadores trataban de derrotar a los reclutas del team flare sin éxito

"Tú jovencita, más vale que vengas conmigo." la pelimiel brincó del susto al escuchar una voz detrás suya, el ciéntifico gordo del team Flare estaba ahí y junto con él su Malamar... que no se suponía que se había entregado a la policía!?

Serena trató de pensar que hacer, en estos momentos no tenía a sus pokémon y parecía que ella era su objetivo, una explosión más fuerte hizo que la gorra de Ash se cayera de su cabeza. Ahora si estaba aterrada, los ojos se le empezaban a nublar a la par que se quedaba sin opciones, pudo ver la sonrisa malvada de los integrantes del team flare, y vio como todos ellos sacaban a sus Pokémon, para presionarla más, cuando pensó que todo estaba perdido lo impensable sucedió.

Un gran rayo seguido de un trueno ensordecedor mandó a volar los Pokémon de todos los miembros del Team flare, cosa que sorprendió a todos los presentes.

Lo siguiente que vio fue como un entrenador de chaqueta azul, cabello azabache y con un Pikachu sentado en su hombro subía al escenario enfrente de todos, como si tratara de protegerla.

Vio como el entrenador lanzaba una Pokebola de la cual salía un Greninja con un gran shuriken de agua en su espalda, con un paso calmado, el entrenador caminó hacia la gorra en el suelo, la tomó, le quitó el polvo de encima y se la puso.

Se formaron lágrimas en sus ojos, podría estar más alto, más fuerte y más guapo (aunque sólo podía ver su espalda) pero ella sabía exactamente quién era, no pudo contenerse más, empezó a sollozar con fuerza.

"te tardaste demasiado... idiota" vio como el entrenador la miraba de reojo mientras le dedicaba una sonrisa.

Ash Ketchum había regresado.

Que pasa bandita? disfrutaron el final?

Este sin duda fue el One-shot más largo que he escrito, no estoy acostumbrado a escribir planes malvados y creo que se nota, lo que realmente me ayudó para escribir esta segunda parte fue poner notas en la escritura para desarrollar ideas principales y luego de ahí que saliera todo el desarrollo, por ejemplo, la llamada de Delia a Serena no iba a ocurrir, pero la frase "Yo te esperaré" tenía que tener más impacto (Espero que les haya gustado por cierto), de ahí salió la idea secundaria de la llamada por así decirlo, no sé si esto les interese, pero son pequeños consejos que yo les doy, por si les sirve de algo a esos escritores que están en un bloqueo como yo, es duro, lo sé ;-; esta segunda parte tardó no por la duración del One-shot, sino por la falta de ideas, porque esto lo escribí en 3 días, podrá no parecer impresionante, pero para mí lo es.

En fin...

Espero que les haya gustado la conclusión de "Regreso" y que la espera no fuera en vano, ya solo falta la segunda parte de "Reencuentro" y el final.

Si le dan laik lo comparten y se suscriben me ayudaría muchísimo...

Ya en serio. Cualquier duda, sugerencia, comentario, idea (para la segunda parte de reencuentro :'v) corrección o crítica son bienvenidas.

Y como siempre...

Se despide TheAmourshipper18!