[ Fake in Love ]

Notas de autor: Los personajes de la siguiente historia no me pertenecen, sólo los utilizo con fines de entretenimiento para volverlos mas homosexuales de lo que ya son. La historia contiene temática M-preg, es decir, embarazo masculino.

Capitulo 1:

Amor de Telenovela

La tarde lluviosa difuminaba las lágrimas de un chico sentado en el parque, como si no le importara mojarse y terminar resfriado. Sus lentes se opacaban con el caer del agua, pero ni aun así apartaba la mirada del cielo. Un ambiente tan deprimente combinaba perfectamente con él. Después de todo, esta lluvia era lo último que faltaba en los acontecimientos de este día.

Se había levantado con el pie izquierdo sin duda alguna. La batería del reloj se agotó por lo que no sonó la alarma y llegó tarde a la presentación que llevaba esperando por meses. Participaría en una convocatoria de actuación para integrarse al elenco de una serie televisiva popular, no era para un papel muy importante, pero al menos serviría como apoyo a su carrera artística. Y sin embargo, el nerviosismo por llegar tarde provocó que se le olvidaran los diálogos y echara a perder esta oportunidad.

No es como si el hecho de haber logrado su número le diera papel seguro, al fin y al cabo, había muchos chicos y chicas con talento para la actuación que sobresalían más que él. En realidad, era uno de los estudiantes menos destacados en la escuela de actuación a la que asistía y en las obras tenía papeles poco importantes. Pero saber que lo verían actuar personas desconocidas le daba esperanzas. No eran los mismos profesores que veían sus errores y timidez una y otra vez.

Pero al final, fue lo único que demostró. Era tan frustrante. Estaba harto de seguir mintiéndole a su familia en Hasetsu y fingir que su carrera de actuación iba de maravilla ¿Cómo podían creerle algo así si ni siquiera podía conseguir un papel pequeño en televisión? Se esforzaba y amaba la actuación. Pero tenía demasiados complejos que le impedían expresarse libremente frente a un público.

Para colmo, después de arruinar aquella oportunidad, recibió un mensaje de texto de parte de su madre. Su pequeño cachorro Vicchan murió esta mañana. Con un nudo en la garganta, arruino el próximo evento de su agenda. Tenía una cita. No es como si fuese extraño que también las arruinara, pero al menos no lo hacía de manera tan patética como el día de hoy, que no pudo evitar ponerse a llorar en un restaurant y espantar a la gente de alrededor.

A este paso moriría soltero y virgen.

O no, al menos soltero. Aparte de su problema de pánico escénico al actuar frente a más personas, tenía problemas para relacionarse, con lo cual podía contar sus amistades con una palma de su mano. Entre los cuales 3 personas ni siquiera estaban en la ciudad, eran viejos amigos de Hasetsu. Si no conseguía hacer muchos amigos, mucho menos podía con una relación amorosa.

En casa se preocupaban por ello, por lo cual su madre le había pedido que si no quiere casarse, al menos tenga una relación pasajera y un hijo que le haga compañía hasta la vejez. No deseaba que Yuri muriera solo, no lo decía con malas intenciones, pero en su familia estaban preocupados de que tuviera una vida totalmente solitaria y pasara malos ratos cuando ellos no pudieran tener la posibilidad de estar con él. Sólo que su madre no analizo lo perturbadoras que eran estas palabras para su hijo.

El shock ante la recomendación, obligó a Yuri a terminar registrándose en varias paginas donde se busca pareja y tienen citas con desconocidos en un intento de establecer una relación. Debía intentar algo formal antes de que su madre lo obligara a tener un hijo y ser padre soltero... o más probablemente madre. Sería incomodo que una chica tuviese un hijo de él y terminaran en problemas si no quiere nada con él y lo aparta de su hijo.

Es más fácil el caso donde él concibe de un hombre que no se haga responsable de la criatura. Es mas sencillo, hombres que quieren coger y no hacerse cargo de sus responsabilidades hay muchos. Y al fin y al cabo, Yuri era de esos escasos hombres raros que podían embarazarse. Por fortuna o desgracia.

Pero al final de cuentas, cuando comenzó a tener citas para conocer personas, continuo con su racha de fracasos. No era precisamente la persona más interesante del mundo y solía aburrir a las personas con las que quedaba de encontrarse. Sabía que esos "Tal vez deberíamos volvernos a ver en otra ocasión" o "Te llamare luego" eran como esas respuestas en entrevistas de trabajo donde obviamente no te contratan.

Bien, al menos los encuentros terminaban antes de que empezara la novela de las 9 que nunca se perdía.


La ventisca del viento soplaba sobre la rizada cabellera rojiza de una joven, cuyo rostro se iluminaba entre la gran oscuridad, rodeada de tumbas, en un silencio inquebrantable, sintiéndose a punto de romperse por la tensión de su acompañante, quien aun se mantenía colocado sobre su cuerpo, rozando sus labios delicadamente, analizando su sabor, respirando la esencia emitida por los poros de su piel.

Hasta abrir sus ojos azulados y dedicarle una triste mirada.

—Así que después de todo eres mi destinada— Sonrió amargamente, acariciándole la barbilla, mientras la soltaba suavemente, dejándola aun sobre la tierra húmeda.

—Tiene pésima suerte. — Respondió la chica sin negarlo, casi sin aliento.

—Eso es lo que debería decirte yo a ti. — Observándola unos segundos, volvió a sonreír vagamente, haciendo a un lado aquel fleco plateado para apretar los puños y continuar.— Eres la dueña de mi cuerpo...— Susurró levemente.— Pero no eres la dueña de mi alma...No te amo Freya.

Ambos sujetos se entrelazaron la mirada por unos segundos, antes de que un grito externo interrumpiera el ambiente

— ¡Corte!— Exclamo una mujer de edad avanzada, frunciendo el ceño molesta, acercándose con un cuadernillo, el cual estrello sobre la cabeza del hombre de cabellos plateados vistiendo ropas negras.—¡Lo estas arruinando Vitya!

—Tch, creí que la escena iba bien ¿No crees que estas exagerando Lilia?— respondió aquella chica.

— ¡No estoy exagerando Mila! Esta es una escena importante y Víctor esta arruinando el personaje ¿Acaso no notas su grandísimo error? ¡Ha sonreído! ¡¿En que mundo paralelo Valkyrie sonríe?! ¡Estas interpretando a un soldado anhedonico con un gran trastorno de estrés postraumático incapaz de revelar sus emociones! ¿Por que carajos crees que sonreiría en este momento? ¡Vuelvan a repetir la escena!

— Pero esto es injusto Lilia, debería haber al menos una excepción para esta escena ¿No crees? Es común que las personas sonrían por nerviosismo. Además no me gustan estos diálogos, Freya y Valkyrie en vez de dar un paso a su relación, parecen terminar bloqueados con esta escena ¿No crees que es justo para los televidentes que esta escena sea mas romántica?

—Cierra la boca Vitya, tú no eres el autor de la novela para tomar ese tipo de decisiones. — refunfuño la mujer para volver a su lugar fuera del escenario.

—Claro que no soy el autor, de serlo Valkyrie ya habría jurado su amor eterno a Freya, habría sanado su corazón a besos y pelearía a su lado como su fiel escudo.

—La verdad creo que Víctor tiene razón, esta historia es muy pesada y las adaptaciones para serie televisiva pueden incluir ciertos cambios. — Respondió Mila en apoyo a Víctor.

—La adaptación ya esta hecha y entre los cambios a la novela original no se incluye cambiar al protagonista, Víctor si te centraras mas en el papel del personaje principal dejarías de cuestionar la historia.

—Que aburrido, además se llevar mi papel frente a la cámara ¿Quién crees que ganó el ultimo premio de actuación este año? Deberías dejar de subestimarme. — Lilia sólo se palmeo la cabeza harta de tener que lidiar con Nikiforov.

—Vitya, no empieces a discutir ahora que ya guarde otro tema de discusión para mas tarde.

— ¿Eh?

—Continúen…


La grabación de las escenas terminó, siendo que actualmente iban sólo un par de capítulos por delante de la transmisión real en Televisión, y pese a que la serie era semanal, todo el equipo de trabajo estaba frustrado por terminar de añadir los efectos y sonidos al trabajo. Inicialmente no se tenían muchas expectativas del proyecto por lo que no se había invertido mucho en él, pero resulto tener un impacto mayor de lo esperado.

Sin embargo, Víctor Nikiforov no era la clase de actor que dudara de su trabajo. Había recibido premios anteriormente y aunque este año parecía que perdería contra otro actor popular nuevo que le arrebataría su lugar frente a la cámara. Su interpretación como Valkyrie lo devolvió directo a la cima. Sólo era cuestión de saber interpretar al personaje y para su desgracia no era un personaje de su agrado.

Normalmente realizaba papeles de protagonista romántico y seductor, un hombre apasionado que robe el corazón de sus fanáticas. Papeles acercados a su verdadero yo, porque esencialmente se trataba de un hombre cuyo segundo nombre debería ser "seducción". Y ahora frustraba tener el papel de un hombre estoico y poco emotivo que lejos de atraer mujeres en la historia, las alejaba, con una brutalidad con la que de ser otro personaje más en esta historia, ya habría querido darle una paliza.

Bueno, al menos extrañamente había atraído más fanáticas con este proyecto, confiando que eran atraídas más por su aspecto físico y voz atractiva que por el personaje. Porque en resumen, odiaba a Valkyrie ¿Por qué coño debería existir un hombre así? No encontraba ningún punto en el que lograra entender al personaje como para centrarse mejor en él.

Tal vez podría entenderlo si leyera el libro en el que se basaba la serie, pero no. Si le cae mal incluso con leer los diálogos del libreto, no creía que hubiera diferencia con el libro. Además era cansado, normalmente actuaba en telenovelas, y ahora tuvo que ejercitarse y aprender combate, sin contar los moretones que consiguió al aprender a escalar. Al menos después de esto, podía presumir saber defensa personal y conseguir una musculatura más marcada.

Dejando de sentirse agobiado por el trabajo, se dirigió hasta la oficina de Lilia. Esperando que lo hayan citado para volver a darle un buen regaño después de haber hecho berrinches constantes durante las grabaciones de los últimos días. No es como si pudiera hacer mucho, estaba en su contrato continuar con esta serie televisiva hasta que finalice el proyecto, e incluso su manager no había logrado ayudarlo con los cambios de escenas.

Bueno, al fin y al cabo Yakov no podía oponerse a la voluntad de su ex esposa.


Todo era un fastidio, no quedaba más que seguir. Avanzando a paso rápido, Víctor se dirigió al lugar indicado, encontrándose al fin con aquella temible mujer y Yakov. Con ciertos documentos en el escritorio que esperaba y no fueran su despido ¿No podrían hacerlo o si?

— ¿Y ahora que se supone que hice mal? — Víctor se tiró en el asiento recargándose contra el escritorio, como un niño acostumbrado a recibir regaños.

—Nada fuera de lo usual Vitya— Yakov trató de calmarlo, acercándose a darle una palmada al ruso, preparándose para lo que venia. — Sólo hay unas cuestiones laborales.

— ¿Evento? ¿Firma de autógrafos?

—No exactamente.

— ¿Entonces?

— ¿Has escuchado del programa "Mi amor platónico"?

—Pff, ese tonto programa donde actores, cantantes y modelos consiguen citas como anónimos y cumplen el capricho de salir con alguien al azar por un tiempo ¿Verdad?

—Exactamente, Vitya.

—No me gusta que me sigan llamando Vitya, suena infantil. — Víctor infló las mejillas.

—El día que madures… — Lilia sólo arqueo la ceja al ver el puchero de aquel hombre. Tenía razón, a sus 27 años aun seguía actuando como un niño, de no ser porque sacaba temas sexuales con demasiada facilidad.

—En fin, se envió solicitud para tu participación. — Suspiró Yakov.

— ¿Qué? ¡Pero no quiero hacerlo! ¡No pueden obligarme! Es de mal gusto.

—Claro que estas obligado, trabajas para esta compañía y mientras tu contrato este vigente también tienes que hacer ese tipo de trabajo. — Sentenció Lilia.

—No entiendo cual es el problema Víctor, se te facilita iniciar relaciones, no es muy diferente a lo que haces usualmente. —Yakov trató de calmarlo.

—Pero yo escojo con quien. — Víctor se levantó de su asiento para encararlos.

—Puedes escoger quien, sólo se te indicara de que red social selecciones a una persona.

Víctor se sentó de golpe nuevamente, tomando los papeles que habían colocado frente a él, los cuales eran una copia de su contrato subrayando unas cuantas clausulas, así como un folleto de "Mi amor platónico" donde se explicaba los pasos que debía seguir. Sintiendo como si estuviera leyendo sus derechos y deberes al ver la lista.

—Aquí dice que no se revelará con quien estoy saliendo hasta que la relación termine. ¿No ven lo cruel que es? ¡Podría romperle el corazón a una fan con esto! Saben que eso es sagrado para mí.

—No tendrás otra opción. — Víctor continúo leyendo apresurado. — A menos que consigas salir con alguien que no se interese en tener una relación contigo.

—Esperen, tengo que llevarla a ciertos lugares donde habrá una camara escondida ¿Eso no es ilegal?

—Es fácil que ella acceda a que sus imágenes se publiquen luego, le pagaran por ello.

—Oh, puedo escoger como presentarme con esa persona y mi vestuario. — Sonrió.

— ¿Lo ves? No es tan malo como parece. — Suspiró Lilia al verlo un poco más convencido. Mientras Yakov pudo notar las malas intenciones tras aquella sonrisa de Víctor.

—También dice que pueden retirarme del programa si les parece que no funcionó para él.

— ¿Qué es lo que estas tramando? — Ya lo veía venir.

—Nada que no este en el contrato.

Y así, con una sonrisa que indicaba su victoria, Víctor Nikiforov se retiró de la oficina.

—Dios santo, presiento que nos meterá en problemas.


Víctor alcanzó a llegar a su departamento antes de que finalizara el capitulo de esta semana de su serie. Aunque veía los capítulos terminados antes de su emisión, disfrutaba de ver sus actuaciones recién transmitidas al público. Aprovechando luego para acabar de leer aquel folleto que le indicaba que pasos seguir. Sólo debía informar los lugares donde deberían colocar las cámaras con anticipación y dejar que el proceso siguiera su curso.

—Mmm, debo crearme un perfil en una página de citas. — Entre más rápido se deshiciera del problema, mejor. Así que tomo su laptop para entrar a uno de esos sitios de citas. — Pff, esto es para perdedores.

Se supone que debía iniciar esto a modo anónimo, sin que se descubriera rápidamente de quien se tratara. Por lo cual comenzó a dudar que datos falsos tuviera que poner ahí. Iniciando por el nombre, no llegaba nada a su mente. Así que después de dudarlo buen rato, termino colocando Vitya irónicamente.

En demás, sólo relleno en su descripción que era un trabajador en un local de hamburguesas, que le gustaba el heavy metal, coleccionar cosas, los perros, la cerveza y el sexo duro y sin condón.

Obviamente no pondría su fotografía, y aprovechando que algunos perfiles ponían imágenes de cualquier otra cosa, optó por hacer lo mismo y colocar la fotografía de su perro Makkachin.

Luego de un rato, rellenar su perfil le pareció demasiado entretenido. Así como husmear perfiles de otras personas en esa red. Era entretenido, luego aprendió a filtrar perfiles por intereses. Lo cual le resultó importante, insistía en que no quería romper el corazón de alguna fanática, por lo que decidió intentar con hombres. ¿Por qué no buscar homosexuales?

No es como si fuera de mente cerrada, además dolería menos terminar con un hombre –o hacer que terminen con él– que con una chica.

Sin embargo, luego de pasar horas mirando cada foto de perfil, se dio cuenta de que no resultaba tan fácil escoger personas al azar, tenía que ser más selectivo de lo que creyó. Tenía que escoger a alguien más… ¿Promedio? Por no decir que no tan feo.

Las horas comenzaron a pasar volando, y la lista de personas ahí parecía infinita. Había perdido la cuenta de cuantos perfiles había revisado y parecían aun no tener fin. Así que sin perder más el tiempo agregó un dato más al filtro que redujera la lista enormemente. Aparte de que tuviera interés en hombres, que le gustara la literatura.

Eso debió reducir notoriamente la lista.

Por no arriesgarse comenzó a evadir perfiles que no tuvieran una foto real en él. Siendo que finalmente le llamó la atención una fotografía que no parecía real en un principio. Un chico con anteojos demasiado grandes, tal vez por la pose en que se tomó la fotografía. Que al fin y al cabo, hacían que su rostro se distinguiera escasamente.

— ¿Yuri Katsuki? — Ya aburrido de no seleccionar un perfil en buen rato, comenzó a leer la información de este. — Oh, es estudiante de actuación. — Sería interesante salir con alguien que se dedique a lo mismo.

¿Por qué no intentarlo con este chico? El perfil marcaba que aceptaba relaciones tanto con hombres como mujeres, pero prefería hombres. Le gustaba la literatura y la música, además de tratarse de una persona reservada. No había mucha mas información, pero al menos residía en Tokio.

Víctor se sintió estúpido, corrió con la suerte de que Katsuki estuviera en Tokio, pero había olvidado filtrar la ubicación. De haberla filtrado antes, se habría ahorrado ver cientos de perfiles. Bueno, no es como si tuviera experiencia en eso.

Continuando en lo que estaba, terminó mandando un mensaje.

Vitya Love: ¡Hola! Soy Vitya, estaba revisando tu perfil y sabes, creo que sería interesante conocerte ¿Te gustaría hablar conmigo?

Ahora sería esperar una respuesta. Que en realidad no fue muy tardada, aparentemente también estaba en línea.

Yuri Katsuki: Sería un gusto conocerlo.

Wow ¿Tan urgido estaba?

Vitya Love: Puedes llamarme Vi-chan si quieres.

Yuri Katsuki: Lo siento, sonaría similar al nombre de mi perro.

Vitya Love: Eeehhh, bueno entonces tendré el nombre de un lindo cachorrito.

Yuri Katsuki: No es agradable, mi perro murió esta mañana.

Vitya Love: Auch. Lo siento.

Después de esto, el chico no volvió a responder. Bueno, aparentemente no era una persona tan fácil, pero con eso llamaba más su atención. Así que a seguir intentando.

Vitya Love: Oye ¿No crees que sería más fácil hablar en persona? ¿Te gustaría ir a un café este fin de semana?

Yuri Katsuki: ¿No es un poco apresurado?

Vitya Love: Oh vamos, el que no arriesga no gana

Yuri Katsuki: De acuerdo.

Vamos, si tenía que estar demasiado urgido para aceptar tan fácil. Al final, Yuri termino respondiendo muy cortante al resto de la conversación. Pero al menos Víctor ya había conseguido una dirección para su primer encuentro que no dudó en anotar y enviar a Yakov de inmediato. Sorprendiendo a aquel hombre al enviar tan rápido.

En demás, sólo resto hacer una llamada a Mila.

—Oye Mila ¿Eres buena en maquillaje verdad?

— ¿De que hablas Víctor? ¿No has visto la hora? Y obviamente toda buena actriz debe ser maestra del maquillaje

— ¿Crees que podrías ayudarme a ver tan feo como una cabra?

— ¿Eh?


—Ok, déjame entender. Quieres arruinar tu presentación para que te retiren de "Mi amor platónico" así que harás trampa jugando con el contrato y destrozaras a un chico.

—No lo destrozare, para eso tú me ayudaras a verme desagradable y que no haya manera de que le atraiga.

—Por Dios Víctor, es tal y como dice Yakov. Sólo haces lo que tú quieres. Deberías alegrarte de ser seleccionado para ese programa, significa que eres popular y el público te ha pedido.

—Pero ese programa puede romper mi reputación — Se mantenía insistente con eso.

—No creo poder hacerte cambiar de opinión, así que dime ¿Cómo pretendes arreglar tu imagen para que no se den cuenta que eres "el gran Víctor Nikiforov" cuando tu fotografía esta en cada esquina y sales en televisión?

— ¿Con que clase de hombre no te gustaría salir en tu vida?

—Supongo que con un Hippie mal oliente con rastas, frenos, lentes, de esos que usan el mismo gorro todo el tiempo, usan abrigo todo el año y parecen tener un sólo cambio de ropa.

—Eso me agrada.

— ¿Es en serio?

—Sólo descartemos lo mal oliente. Tampoco exageres.


El anhelado fin de semana para Víctor llego, siendo que desde muy temprano, se dirigió al departamento de Mila, donde un par de chicas estaban preparadas para ayudar con el cambio de imágenes. Eran maquillistas profesionales, con bastante experiencia para todo tipo de arreglos, con lo cual Víctor podría confiar en que harían un excelente trabajo, y en cuanto a la actuación, pues, es actor ¿No es así?

Las tres mujeres se dejaron llevar teniendo a Víctor frente a ellas. Para tratar de ocultar la identidad de Víctor, creyeron pertinente el uso de pupilentes que no delataran su color de ojos, y sobre todo, pintura para cabello lavable, dándole la apariencia de tratarse de un hombre castaño, además, agregaron extensiones que figuraran cabellera larga y maltratada.

Adhirieron frenos falsos a su boca. Ya alguna vez Víctor había tenido que usarlos para una película, así que no eran tan molestos como la primera vez que uso unos, sólo necesitaba ser precavido a la hora de comer. Lo siguiente, fue conseguir lentes poco estéticos y sin aumento que le dañara la vista.

Trabajar su rostro fue la tarea mas difícil, ya que este hombre podía presumir no tener imperfecciones ni marcas de desgaste en su rostro, pero por suerte aquellas mujeres pudieron hacer algo al respecto, simulando ojeras con maquillaje y poniéndole una capa que distorsionaba un poco su color natural, agregando además, pecas.

Al final, Víctor termino asombrado con el trabajo realizado, para cuestiones de vestimenta, consiguieron ropas algo gastadas, muy lejanas a estar a la moda. Una vez terminado, podía sonreír y mostrar aquellos grandes frenos.

Estaba listo para recibir a Yuri Katsuki.


A decir verdad, Víctor estaba ansioso por ver la reacción del japonés al mirarlo. Como si no tuviera suficiente con captar la atención de todas las personas a su paso. Simplemente comenzaba a disfrutar este papel. Pero tuvo que contenerse, si pretendía dar una mala impresión, llegar tarde a la cita era clave. Por lo cual, se contuvo de dirigirse a la mesa donde había quedado de verse con Yuri.

Al menos a lo lejos logro reconocer al chico cuando ingreso al café, según el mensaje, usaría chaqueta azul y pantalones negros, obviamente lentes.

Mirando a distancia con la ayuda de googles, el ruso comenzó a disfrutar el ver al chico ansioso porque no llegaba al lugar indicado y para sorpresa de Víctor, aguantó poco más de una hora esperando, antes de levantarse de su lugar y salir apenado de la cafetería.

—Ay Dios… — Por un momento Víctor sintió remordimiento de conciencia al haberlo hecho esperar tanto. Pero no creyó que el chico llegaría a ese extremo. Y se había propuesto el reto de no acercarse hasta que estuviera a punto de retirarse.

Sin dudar más tiempo, corrió directo a alcanzar a aquel muchacho. Quien se mantuvo a paso apresurado en el camino, dirigiéndose por el camino donde hubiera menos personas a la vista. Estaba huyendo sin duda alguna. Sus movimientos lo delataban, esto era increíble, realmente increíble. Víctor había cambiado de animo de golpe, dejando a un lado toda la gracia que le causaba y empezar a sentirse corroído por lo que había hecho.

Agradecía al entrenamiento que había tomado para su más reciente papel por obligarlo a ser más veloz. Pero vaya que ese chico era rápido, para lograr alcanzarlo casi tuvo que taclearlo tomándolo por sorpresa.

—L–lo siento ¿Eres Yuri Katsuki verdad? — Lo detuvo alterado, girándolo para darle el frente y notar como el chico estaba contendiendo sus lágrimas. Maldición.

—A–así es— Al sentirse reconocido, Yuri trato de huir con mas ganas. Era sumamente patético, escuchar su nombre sólo lo hizo explotar y no poder contener más que sus lágrimas brotaran de sus ojos. Claro, seguía aguantando hacer algún ruido. No quería llamar aun más la atención. Más no podía evitar estar temblando.

—Quería disculparme, soy Vitya. Realmente lo siento mucho, llegue tarde a la cita y me daba pena entrar a la cafetería, pero no creí que estarías esperando tanto tiempo y… — No sabia que decir exactamente. Yuri pareció alterarse mas al escucharlo, aunque comenzó a reír de manera nerviosa.

—No tienes que disculparte, no es la primera vez que pasa y… Por dios, soy tan patético. —Segunda vez en la semana que lloraba frente a su cita. Realmente quería que se lo tragara la tierra.

—Tranquilo, no tienes que ponerte así. — Incluso Víctor se sentía entorpecido, pero al menos no quería verlo llorar, su pecho se sentía cada vez más presionado con tan sólo mirarlo.

Tratando de controlarlo, le retiro los lentes para limpiarle las lágrimas, tratando de sujetarlo con un brazo, lo cual en realidad haría imposible que los limpiara a menos que tuviera tres manos. Sin embargo, en lugar de conseguir hacer algo para calmarlo, terminó pasmado ante los brillantes ojos de aquel muchacho.

Demasiado grandes para tratarse de un japonés, y tan destellantes como las estrellas. No necesitaban ser de un color exótico para que los catalogara como un par de joyas. Era simplemente… ¿Tierno? ¿Dulce? ¿Ingenuo?

Tan adorable que hizo que su corazón dejara de palpitar un instante, para luego retomar su curso con fuerza.

Sin siquiera pensarlo, o poder asimilar la situación, Víctor se sintió totalmente dominado, deseoso. Y lentamente contra la voluntad de aquel chico en sus brazos, acercó su rostro hasta eliminar distancia entre ambos, y sello sus labios. Sometiendo al menor a su voluntad, mientras se derretía con aquel roce. Disfrutando los segundos, hasta que él con la expresión ruborizada, lo aparto bruscamente, y sin decir mas, salió corriendo.

—Wow… — Eso fue realmente inesperado.

Después de quedarse paralizado en aquella calle, finalmente volvió en si, pero sintiendo aun como su corazón se mantenía golpeándolo con fuerza. Sin poder explicarse más a si mismo, tomo su teléfono celular y comenzó a clickear números para hacer una llamada.

—Mila… Creo que me… enamoré.


Nota de autor: YOLO, lamento lo de Valkyrie, es una especie de broma. Recientemente recibí un comentario en el que me dijeron que parodiara Valkyrie con Yuri on Ice y esto es lo mas cercano que me permití. Es una historia estúpida, lo sé.

Dudas, quejas, sugerencias o comentarios, pueden dejar un review.

¡Gracias por leer!