*…*…*…*

Los personajes de Saint Seiya no me pertenecen, son propiedad del genial Masami Kurumada. La trama y los personajes extras como el buen Adalgiso y similares sí son de mi pertenencia ^^. Disfruten el fic.

*…*…*…*

La vida en el Santuario y Anexos

Día de muertas: Porque las fans nunca mueren 2

Habitación estrecha, pasillos de la primera planta…

Encerrados en una habitación se encontraban Dohko, Shura Aioria y Shion.

- ¿Cómo terminamos en el cuarto de las escobas?

- Porque Dohko tuvo la brillante idea de ponerse a jugar al mono cilindrero bailando frente a una manada de zombis para demostrarnos que todas eran ciegas.

- ¡Yo qué iba a saber que no todas eran ciegas! Se supone que no deberían tener ningún sentido… ¡Se supone que ni siquiera deberían de estar vivas!. Cuando vea al inútil de Afrodita le voy a patear el cu-

- ¡Dohko, hay niños presentes! Cuida tu boca. –reprendió fuertemente el patriarca.

- Maestro Shion no exagere, ya no somos unos niños.

- Aioria tiene razón su Ilustrísima. Sé que para usted siempre seremos sus pequeños y lo agradezco, pero no debe olvidar que ya somos unos hombres.

- Ya lo sé Shura -le dijo con una sincera sonrisa –y estoy orgulloso de los grandes hombres en que se han convertido –Ambos caballeros sonrieron, que bonito momento familiar… -¡Tengan! –con toda la ternura de un padre amoroso, les metió a ambos una paleta de cereza en la boca. –Como premio por ser tan buenos caballeros. Y te decía Dohko que no-

- ¡Maestro! –le recriminaron sacándose la paleta.

Pero Shion les volvió a meter la paleta en la boca –Silencio pequeños, cuando los adultos hablan los niños no interrumpen.

No, para Shion nunca dejarían de ser sus niños. Y a fin de cuentas la paleta estaba buena…

- Y como te decía Dohko, cuida tu vocabulario. Además esto no es culpa de Afrodita.

- ¡Sus rosas debieron matar a esas locas! No está haciendo las cosas como debe. ¡Ese jardín no es para su esparcimiento personal!

- No seas injusto Dohko. Después de todo la casa de Piscis le pertenece a su caballero en turno no sólo para proteger, también es su hogar, y si quiere poner rosas normales por medio jardín está en su derecho. Pero no creo que esa sea la razón de esto, debe haber otra explicación. Todos estamos plenamente conscientes de la letalidad de sus flores, en especial las que bajan las laderas.

- ¡Pues algo hizo mal! –finalizó muy digno cruzándose de brazos.

- Ya veremos qué pasó, lo que importa ahora es salir de-

- ¡Aaaaaahh!... ¡Mamaaaaaaa!... ¡Ayudaaaaa!... –los aterrados gritos provenientes de algún lugar lejano hicieron callar a Shion y le helaron la sangre a los otros.

- ¿Qué es eso?...

- ¿Estarán torturando a un compañero?...

Los adultos, los hombres hechos y derechos Shura y Aioria, se aferraron a la túnica de Shion como cuando eran niños y Shion paso sus brazos por cada uno como padre protector primerizo. Los tres mirando con incertidumbre a Dohko.

- Deberíamos ir a ver…-sentenció el Chino no muy seguro de sus palabras.

- Ir… para allá?...

- Claro Shura ¡no podemos abandonar a nuestros compañeros!

- No, sí podemos.

- ¡Aioria! –le reprendió Shion.

- No podemos estar siempre encerrados aquí, además si un compañero está en peligro debemos ayudar.

- Dohko tiene razón. En marcha, salgamos con cuidado.

Y casi arrastras como cuando eran pequeños, Shion logró hacer que Shura y Aioria salieran del cuarto de escobas.


Corredores del templo patriarcal…

Saga se movía tan sigiloso como desnudo. En tres ocasiones habían estado a punto de atraparlo, y apenas había logrado escapar. No comprendía por qué razón las zombis ciegas recuperaban el sentido de la vista nada más verlo pasar. Era obra de algún milagro.

- ¿Será que mi cosmos tiene poderes curativos?... ¿Seré yo un verdadero santo? –se preguntaba sujetando su mentón.

Siguió caminado desnudo por los corredores en busca de su hermano. Había tenido la posibilidad de enredarse un mantel, una toalla y hasta una túnica que se había encontrado en el camino pero ¿para qué?. Esas cosas no le servirían para encontrar a Kanon. Pobre de su hermano, tan sufrido… ¡No le fallaría, no esta vez!

- ¡Aaaaaah!... ¡Aaaaah!... ¡Aaaaah!

Los gritos acompasados provenientes de algún lugar al fondo del pasillo alarmaron a Saga. Esa voz… se le hacía conocida…

- Ah claro, ya sé dónde la he odio antes... Es mi voz –se dijo orgulloso de resolver el misterio.

- ¡Ayudaaaa!

Un momento no podía ser su propia voz, él no estaba gritando… ¡Era de Kanon!

- ¡Aquí voy hermano! –Saga corrió en dirección a los gritos y se encontró con Kanon colgando cual chango de una viga del techo.

- ¡Lárguense!... ¡Váyanse!... ¡Chuu!... –con desesperados ademanes y gestos exagerados trataba de espantar a las zombis como se espanta a un perro rabioso.

Se acababa de trepar de un magnifico salto de más de cinco metros aferrándose a la viga de madera que atravesaba el techo. Tenía arañazos por todo el cuerpo, el cabello enmarañado y algunas marcas de mordidas.

- ¡Aaaaah! –las fans gritaban enloquecidas, levantaban sus manos y daban sorprendentes brincos que casi alcanzaban a Kanon.

- ¡Basta! ¡Aléjense de él bestias del infierno! –la potente y autoritaria voz del gemelo mayor hizo que todas callaran y pusieran su atención en él recién llegado.

Saga interpretó el silencio como un triunfo, pues según él las había intimidado con su potente voz, y creyó que tendría controlada la situación… cuando para su horror más de la mitad se le fueron encima.

- ¡Saga corre no te-... ¡Madre santa! –Kanon vio con horror como un hacha medieval de esas que adornaban el salón golpeó la viga de la que colgaba, encajándose en ella a sólo unos centímetros de su desnudo trasero.

- ¡Derriben esa biga! –gritó una mujer de pechos generosos, quien haciendo uso de tremendos pectorales, lanzó con fuerza otra hacha contra la viga logrando clavarla a un medio metro de la cabeza del gemelo menor.

- ¡Cuidado con eso!

Con todas las armas medievales que adornaban el salón, comenzaron a atacar la viga desde abajo hasta que la madera partida en varios puntos no pudo resistir más el peso de Kanon y cayó con el gemelo aún aferrándose a ella.

- ¡Agárrenlo, que no se escape!

Sin embargo el gemelo se incorporó con la madera aun aferrada y corrió lejos de su alcance. Usando el madero como si de espantar hormigas se tratase, Kanon espantó a las zombis que rodeaban a Saga y dándole una mano lo ayudó a ponerse en pie.

- ¡Idiota por qué regresaste?

- ¡No iba a dejarte sólo!

- ¡Eso se te da muy bien!

- Pero nunca más. Cometí errores en el pasado, no voy a repetirlos. De ahora en adelante, estaré siempre ahí para mi hermano –la seguridad en su voz, la decisión en su mirada, la fuerza con que sus manos apretaban sus hombros… Kanon, y las fans, estuvieron a punto de llorar…

Por un momento se hizo un gran silencio. Los hermanos frente a frente, mirándose, en una escena de hermandad tan épica que era digna de El Señor de los Anillos. Las fans filmaban el tan esperado momento con sus celulares. Algunas le prestaban su pañuelo a la de al lado. Otras más pensaban que después de ver esta reconciliación ya podrían (volver a) morir tranquilas.

- Saga…

- Kanon…

Ambos se abrazaron fuertemente y un ¡aaawwww! colectivo junto a varias trompetillas de mocos llenaron la sala.

Ambos hermanos estaban fundidos en un fraternal abrazo cuando no faltando la desquiciada, que notó la desnudez de ambos, expresó su retorcida emoción del momento soltando una palabra maldita que rompió tan bello momento con las perversiones de su mente loca.

- ¡Twincest!

- ¡Yaoi! –gritó otra más.

- ¿Ya-qué? –preguntaron los gemelos.

- ¡Amor prohibido entre hermanos! –se emocionó una más.

- ¡Queremos ver sexo! –gritó una fujoshi.

- ¡¿A quién le importa verlos tener sexo entre ellos?! –exclamó una otaku –¡Mejor que lo tengan conmigo!

- ¡No, conmigo!

- ¡Waaah!

Así entre zombis, fujoshis y fangirls, se lanzaron a un tiempo sobre los gemelos quienes echaron a correr zarandeando como campanas, los tan deseados atributos masculinos que tantos milagros sobre las ciegas obraban.


Templo principal, sala de juntas…

Gracias a que las mujeres comenzaron una batalla campal por quedarse con el Tesoro del Cielo de Shaka, lo descuidaron por el tiempo suficiente para que este se moviera a velocidad luz y arrancara de sus manos al arquero que parecía un rockstar pues ya se lo llevaban entre muchas cargado en vilo.

Luego de desaparecer "mágicamente" de las zombis reentró al templo principal y por nada y lo alcanzan. ¡¿Cómo diablos podían correr como él?!.

Corrieron a esconderse en la sala de juntas, lugar donde sólo los dorados, Athena y el patriarca podían reunirse y que contaba con muy buenas medidas de seguridad.

Al llegar soltó (de forma poco amable) a Aioros a quien venía cargando y Shaka se desmoronó.

Esas tipas querían…. ¡esas tipas casi…!

- Eso Shaka respira, respira… todo va a estar bien… estás a salvo -decía el centauro lento y en el tono más tranquilizante que podía mientras acariciaba la rubia cabellera, tratando de inyectar calma al del templo de la virgen.

Shaka respiraba por una bolsa de papel en su segundo ataque de pánico desde que ingresara al recinto, y que de no calmarse terminaría por hacerla explotar.

Shaka hiperventilaba y Aioros no sabía cómo ayudarlo, le iba a dar un paro si seguía así.

- Shaka, mírame… mírame, así, estás-a-sal-vo. Ninguna mujer te puede alcanzar aquí… No te van a arrebatar tu tesoro del cielo… Yo te cuido… Eso, tranquilízate.

Y es que como bien decía Aioros, a Shaka estuvieron a punto de quitarle su tesoro… del cielo. Cosa que tanto trabajo le había costado mantener a salvo por los últimos 20 años. El indio estaba en shock, en su vida había sido atacado de forma tan perversa…

- Aldebarán tenía razón con eso del 2 de Noviembre, los muertos sí se levantan, ellas…. ¡Ellas venían del peor de los samsaras! ¡Lo sé! Esto es un castigo… por burlarnos del mundo de los muertos mayas y aztecas… ¡Pero yo no me burlé!... ¡Esto es karma colectivo!… ¡Esos Dioses aztecas no se caracterizan por ser misericordiosos! –dijo zarandeando a Aioros en su desespero.

- Tranquilo Shaka no creo que sea un castigo –dijo tomándolo de los hombros –aunque… sí es día de muertos allá… ¡Dioses, eso de que los muertos se levantan este día sí es cierto!... ¡¿Cómo pueden los mexicanos celebrar algo tan terrible!? No quiero ni imaginarme lo que está pasando en ese país en este momento… Quizá deberíamos ir a ese país a ayudar, es nuestra responsabilidad como caballeros dorados después de todo ¡proteger al mundo y mantener la paz!

- ¡Que los ayuden las naciones unidas, yo no voy! ¡Sí esto me pasó en Grecia no quiero ni imaginarme lo que me pasará en México!... ¡Son latinos! ¡¿Has oído lo que se dice en Asia de los latinos?! ¡Son fieras!... ¡¿Dónde está mi loto?! ¡Necesito meditar! ¡Quiero ir a la casa de virgo! ¡De ahí nadie me saca! ¡Llévame a mi casa! ¡¿Dónde están mis guardianas?! ¡No estoy listo para dejar de ser virgo!–con ojos desorbitados y zarandeando a Aioros por el cuello, Shaka exigía volver a la seguridad de su Templo, se encerraría en su jardín de Sales gemelos y de ahí no lo sacaría ni Buda en persona…

El arquero por su parte dejó caer la mandíbula, el sereno, el sensato, el espiritual Shaka… ¿estaba teniendo un ataque de histeria?

Aunque de cierta forma sabía que no podía culparlo, las fans estaban enfermas y no median sus acciones ni con un santo como el de virgo.

Pero es que… ¿una fan desaprovechar tremenda oportunidad? Si estaban muertas, no estúpidas.

Shaka comenzó de nuevo a respirar por su bolsa pero esta vez tan aprisa que terminó por reventarla. Urgía tranquilizar al muchacho.

- ¡Shaka basta! Tranquilízate, o te aplacas o voy a tener que usar la palma de Buda –Aioros levantó su mano amenazando con darle unas buenas cachetadas para tranquilizarlo, a lo que Shaka le miró con ojos muy abiertos quedándose muy quietecito.

Y no es que lo hubiera intimidado, más bien lo había escandalizado "¿Este mortal le iba a levantar la mano al sagrado caballero de Virgo? ¡Habrase visto!"

- Eso Shaka así tranquilo –el arquero sonreía interpretando que la repentina quietud de Shaka era producto de su buena argucia Psicológica. Y sintiéndose el hermano mayor que había salvado el día, tomó a Shaka por la nuca y lo recargo en su pecho, acariciando la rubia cabellera con cariño. –Tranquilo hermanito tranquilo, yo te cuido.

El de Virgo iba a replicar que lo trataran como a un niño, pero un fuerte golpe en la puerta los hizo llevar toda su atención al lugar y presintiendo que estás locas no tardarían en encontrar una forma de entrar, ambos salieron corriendo por el pasadizo secreto del cuarto de juntas.


Coliseo…

Hasta el coliseo llegaba la noticia de la invasión, por boca de un vapuleado Orfeo quien a rastras y semidesnudo, llegaba pidiendo ayuda a los caballeros de plata y bronce.

Que gran oportunidad, que gran emoción, su momento había llegado, ahora probarían de qué estaban hechos, ya que anteriores ocasiones siempre terminaban como los inútiles, los héroes de apoyo y los apestados del santuario, pues los cinco consentidos de bronce se llevaban toda la gloria y la fama, que si bien iban aderezadas con mucha sangre sudor y lágrimas, los colocaban como los campeones insignes del Santuario, dejando ver incluso a los grandiosos dorados como unos niños de prescolar.

Y si los Dorados quedaban en tal categoría el resto de los 88 quedaban como unos pendejos.

Pero nunca más, hoy era el día, el momento de brillar, porque si bien pelear contra titanes, Dioses o espectros estaba más allá de sus alcances, pelear contra una manada de chiquillas muertas sería pan comido.

Y pensando en la gloria que les otorgaría el deber cumplido avanzaron presurosos hacía el templo del patriarca, subiendo miles de escaleras, y cruzando las doce casas sintiéndose cual Seiya y compañeros en aquella batalla. Que bien se sentía para su ego poder cruzar por cada una de esas doce casas de forma osada y audaz sin pedir permiso alguno… No importaba a su ego que las casas no tuvieran guardián, pues igual se sentía muy bien decir "¡Yo pase por ahí sin permiso de ningún dorado!"

Luego de quince minutos de haber arribado al patio del templo principal… los de bronce y plata yacían regados por el suelo, algunos como el de medusa habían sido secuestrados, y como buenos hombres egocéntricos, no habían avisado a las amazonas, no hubo nadie que los ayudara a salir del amargo transe. Nuevamente habían quedado humillados.


Templo Patriarcal, Salón de Ritos Antiguos…

El templo del Patriarca, contando con miles de años de antigüedad, conservaba algunos salones que habían caído en el desuso con el correr del tiempo. Y uno de ellos era el salón de ritos, donde en la era del mito solían realizarse ritos paganos en honor a la Diosa en los cuales participaban exclusivamente sus sacerdotisas principales en un total hermetismo. El salón arcano llevaba siglos sin uso aunque se le conservaba en buen estado.

De estos salones que habían quedado en secreto sólo tenían conocimiento los Caballeros de la elite dorada, el patriarca y algunos allegados de confianza como eran los tres sanadores en jefe de la Fuente.

Shion al recordarlo envió una orden vía cosmos y justo ahora todos los dorados se movían hacia allá.

Sin duda estarían seguros ahí.

Sólo se podía acceder a este salón ya por las puertas principales que eran de pesado hierro, o, por un pasadizo secreto que subía desde la casa de Aries, y que por dentro del salón se activaba tras mover la lanza en una estatua de Athena. Si lograban llegar ahí, llegarían a Aries y por ende a la salida del santuario.

Sigilosos fueron recorriendo el templo y a medio camino los grupos de Camus y Shion se encontraron.

- Hijos míos están bien. –dijo el patriarca con gran alivio de ver a sus muchachos. – Pero… ¿¡Qué le ocurrió a la joven?! –preguntó Shion con auténtica preocupación.

- Culpa de Milo maestro.

- ¿Milo?

- Maestro le juro que fue un accidente. –aseguró el compungido griego.

- Maestro urge llevarla a la fuente –dijo Camus quien venía cargando a la joven. –Váyanse ustedes. Los alcanzo luego.

- No podemos dejarte solo –te acompaño –ofreció Dohko.

- No maestro entre menos seamos mejor, además, hay que encontrar a los que faltan.

- Por la Diosa, ¿no los han visto ustedes?

- No señor.

- Pero – Shion contando a sus muchachos se dio cuenta del faltante -¿Dónde están Aioros y Shaka? ¿Mascara Mortal y Afrodita?... ¡¿Saga y Kanon?!. No Camus, no puedo abandonarlos. Dohko lleva a estos dorados a salvo hasta Aries. Yo iré con Camus y mientras él lleva a esta joven a la fuente, yo trataré de encontrar a los demás.

Dohko dudaba en dejar solo a su amigo pero también deseaba poner a salvo a los jóvenes y antes que el chino pudiera titubear más.

- ¡CORRAN, CORRAN, CORRAN!

Una visión que los dejó perplejos a todos (y con un trauma) les pasó corriendo por un lado.

Saga y Kanon, pasaron en medio del grupo corriendo completamente desnudos.

- ¡Saga! ¡¿Ni en un momento como este puedes mantener la decencia?! –Shion no podía creer lo descarado que podía llegar a ser ese muchacho y no salía de su asombro cuando se dio cuenta que no veía doble sino que Kanon también venía en las mismas e impúdicas condiciones. -¡Kanon! ¡Son gemelos pero no te tienes que parecer en todo a Saga! ¡Da el buen ejemplo muchacho descarriado!

- ¡CORRAAAAAAN! –Repitieron a dúo sin dejar de correr apuntando a sus espaldas.

Ni bien había terminado su reclamo cuando Shion al voltear en la dirección que sugerían los gemelos se encontró con una marabunta de locas y de hecho reconoció a una de ellas. De las de hasta adelante venía en veloz carrera la dependienta de la semillería*** que lo había acosado y Shion palideció.

- ¡Estrenar… Patriarca…! –parecía ser la única directiva en la mente de esa muerta viviente.

- ¡Corraaaaaan! –gritó el patriarca y todos salieron corriendo tras los gemelos.

No sabían qué era peor, si mirar al frente donde podían ver un par de traseros gemelos, o mirar atrás donde varias muertas los perseguían.

Aunque iban unos metros adelante no sabían si lo conseguirían.

- ¡Aldebarán! –dijo Camus sin dejar de correr -¡Toma a la chica!

- ¡¿Qué harás?! ¡No sabemos si sólo están intoxicadas o realmente muertas! ¡No podemos atacarlas!–dijo corriendo y tomando a la mujer en su regazo.

- ¡No lo haré! ¡Congelaré el piso, no podrán seguirnos!

- ¡Bien pensado! –dijo Mu.

Camus se detuvo dramáticamente mientras los demás corrían.

- De aquí no pasan –dijo con determinación y esa fría (y sensual) mirada mientras veía a la turba acercarse –¡Polvo de-

Una pesada pared que se abrió de pronto le dio de frente al aguador quien al tener las manos en alto no alcanzó a meterlas para protegerse y cayó inconsciente al suelo con tremendo trancazo.

- ¡Camus! –todo se frenaron en seco y de la pared salieron Shaka y Aioros.

- ¿Camus? –Dijo el arquero al notar a su compañero en el suelo -¡¿Pero qué le ocurrió?!

Shaka y Aioros se acuclillaron de inmediato para socorrerlo cuando Dohko les gritó.

- ¡Levántelo y corran! -el chino les apuntaba al frente y al voltear…

- ¡Hades rencarnado! ¡Corre Shaka!

Apenas si levantaron a Camus y echaron a correr tras los demás.

En segundos Shaka y Aioros se emparejaron con sus camaradas pero las zombis también los estaban alcanzando.

Una más loca que las demás aceleró su match y rebasando a algunos dorados prendió a Shion por la túnica.

- ¡Patriarca… mío!

- ¡Suéltame!

- ¡Yo… estrenar… patriarca!

- ¡No gastes tus energías –decía Shion peleando por zafarse-… yo ya no estoy nuevo!... ¡Mejor ve por Shaka, ese viene de paquete!

- ¡Maestro! –le recriminaba el de Virgo cuando una rubia y su gemela lo prendieron por la capa.

- ¡Corre que te lo ganan! –dijo Shion aventando a la joven directamente contra las gemelas para que chocaran y soltaran a Shaka lo cual consiguió.

Los dorados siguieron corriendo y al fin, al fondo divisaron las puertas de hierro del tan añorado salón.

- ¡Shion abre las puerta! –grito Dohko y Shion encendiendo su cosmos abrió la cerradura que sólo abría mediante la vibración cósmica correcta. Las zombis nunca podrían entrar ahí una vez cerraran las puertas.

Las pesadas puertas se abrieron y de inmediato los dorados entraron para volverse y entre todos cerrar las pesadas puertas justo en la cara de las depredadoras.

Shion suspiró… casi no la cuentan… La habitación estaba en la más absoluta oscuridad.

- Nos salvamos… -dijo Shura.

- Hay que prender la luz –dijo Milo palpando la pared –¿dónde estaba el interruptor del viejo candelabro?…

- Te ayudo –dijo Mu comenzando a palpar también para buscar el antiguo y enorme interruptor.

En un momento ambas manos se encontraron.

- Disculpa Milo.

- No hay problema Mu…

- Milo… la… pared esta allá, estas palpando la pechera de mi armadura.

- ¿Yo? Pero si el que no quiere soltar mi mano eres tú ¡Ya suelta! –dijo Milo forcejeando.

- ¡Hey pervertidos quien me agarró del trasero!

- ¿Quién te querría agarrar del trasero Saga? –dijo Shura.

- ¡Soy Kanon!

- ¡Pues suenan igual cómo quieres que sepa en esta oscuridad! –refunfuño el español.

- ¡Yo ya te solté Milo, eres tú el que se está poniendo impertinente! –dijo el carnero muy molesto al sentir que Milo lo abrazaba y se le estaba repegando de forma muy incómoda.

- ¡El impertinente eres tú Mu! ¡Además desde cuándo te dejaste crecer las uñas!

- ¡Yo no tengo las uñas largas!... ¡Basta!... ¡¿Pero qué te pasa? pensé que sólo te gustaban las mujeres!

- ¡Eso pensaba de ti también carnero mañoso!

- Dohko, somos amigos pero no te permito esas confiancitas.

- ¿Cuáles confiancitas Shion?... ¡Eh Shura!… ¿Shura? No te me acerques tanto.

- Maestro no estoy haciendo nada.

- ¡Dejen de acariciar mi trasero partida de perversos, estaré muy bueno pero esto es propiedad de las damas!

- ¡¿De qué hablas Kanon?!

- ¡Soy Saga!

- ¡¿Quién diablos lo va a saber?! –dijo Aioria -¡No se ve nada!

- ¡Enciendan su cosmos brutos nos servirá de lámpara! –dijo Aldebarán

Cuando todos lo hicieron… Se encontraron con el salón lleno de mujeres. ¡¿Cómo diablos?!

Shion instintivamente miró hacia la estatua de Athena buscando el escape pero, ya estaba abierto, al parecer, una manada de zombrils había dado con los múltiples pasadizos y habían llegado antes que ellos a través del pasadizo.

- ¡Athenaaaaa! –la plegaria comunal alcanzó Tokio.

Tokio, Japón…

- ¿¡Qué!?... –Saori despertó de golpe -ay… pero que pesadilla más horrible… soñé que mis dorados estaban siendo atacados por una manada de zombis… ¡Qué tontería! eso me pasa por atracarme de comida mexicana en la embajada… debo comer más ligero antes de dormir… ah pero que rica estuvo la comida de día de muertos… ¡Y el pan!... tengo que ir a México en el siguiente verano… Aaaahh pero que… sueño –y ¡pum! cayó dormida en la cama otra vez, atacada por el mal del puerco *

Grecia, Santuario de Athena…

Luego de zafarse de esas locas Mu y Shion tenían ahora mismo impuesto un muro de cristal que a duras penas sostenían entre los dos, dejándolos a todos contra las puertas. No tenían a dónde correr.

- Maestro Shion, Mu, creemos en ustedes, no es momento para fallarnos –decía Milo viendo aterrorizado como entre todas golpeaban la pared cósmica que se cimbraba de forma peligrosa.

- Maestro son sólo mortales… ¡Ni siquiera eso, quizá ya están muertas! ¡¿Cómo es que… -dijo Mu haciendo un esfuerzo -tienen este poder?!

- No lo sé hijo… - ¡Pow! Se cimbró de nuevo el muro–no creo que podamos sostener esta… pared… por mucho tiempo…

- ¡Shion no me falles, creo en ti!

- Si al menos ayudaras en algo Dohko.

- Esto es imposible –decía el español –son sólo mortales ¡¿Cómo son capaces de atacar el muro de cristal de dos dorados?!

- ¡Es porque son fans!

Una voz conocida llamó la atención de todos y al fondo, sobre el escenario del salón donde se hacían antiguos sacrificios, Afrodita de Piscis y Mascará Mortal de Cáncer veían a sus compañeros con una sonrisa de suficiencia.

- ¡Muchachos –dijo Alde –están a salvo!

- No por mucho si se quedan ahí ¡Corran hacia acá! –les pidió Aioros.

- ¡No te alteres arquerito! – dijo Mascara Mortal con una sonrisa de suficiencia –¡Hey ustedes mugrosos cadáveres! ¡Quiero ver que hacen con esto!

I can't understand what people are sayin'

어느장단에맞춰야될지

발자국떼면발자국커지는shadow

De inmediato varias de la turba gritaron cuando las luces del escenario se encendieron con fuegos fatuos y siete jovencitos coreanos en pleno comebackstage se movían al ritmo de On. De inmediato se reunieron gritando al pie del escenario y escucharon su interpretación por unos segundos.

Entonces Máscara los liberó de su control psíquico y estos al salir del trance, callaron, se preguntaron dónde estaban y qué hacían ahí, y al mirar al frente del escenario se encontraron rodeados de engendros del infierno y como era natural se replegaron para protegerse entre ellos.

- Exit –les dijo Afro en inglés con los ojos cerrados y una sonrisa apuntando al pasadizo.

Los pobres coreanos salieron corriendo con una pequeña turba tras ellos.

- ¿Listo Angello? Esto aún no termina.

- ¡Listo pesce!

Las zombis que no eran fans del Kpop no se movieron ni un milímetro tras esos jovencitos pero sí que se acercaban a los dorados.

Estos detrás el pesado y viejo cortinaje del escenario sacaron otra de sus armas. Treinta de los mejores cosplayers de todo el mundo estaban ahí, representando a los bishonen del anime más deseados, al verse ante ese horror, los cosplayers secuestrados salieron huyendo por donde se habían ido los coreanos y de inmediato muchas otakus que habían quedado mal de sus facultades mentales gracias a las rosas, creyendo que se trataba del personaje real se abrieron paso entre la marabunta y fueron tras ellos. Unas cuantas menos. Pero no era fácil distraer a tanta fan y eso que en el salón sólo habría una media de 100 chicas.

- Angello ¡Pásame el costal!

Angello arrojó a Afro un enorme costal azul índigo y el peliceleste comenzó a lanzar un sinfín de cosas a la turba.

Entre esas cosas salió volando una dakimakura con la funda impresa de la imagen de Saga vistiendo la armadura de geminis en una cara y totalmente en pelotas por la otra cara de la almohada.

Pronto la turba comenzó a ignorar a los dorados acorralados y comenzaron a acercarse más y más al escenario.

- ¡Maestro Shion –dijo Afrodita vía cosmos – usen la pared y el muro de cristal como escudo y váyanse moviendo hacia la salida, ahora que están distraídas!

- ¡Entendido! –el Patriarca transmitió el plan y mientras las muertas estaban distraídas con las cosas que Mascará les aventaba, estos pegaditos a la pared iban franqueando el perímetro hacia la salida.

- ¡Aquí hay un muñeco inflable con la figura de… Shaka! –dijo lanzando el paquete que varias se comenzaron a pelear.

- ¡Aquí hay otro con la forma de… Mu!

- ¡Oye! -se quejaron los aludidos

- ¡No se quejen y muevan sus traseros! –les dijo vía cosmos.

- ¡Aquí tienen un peluche de Aioros!

-Aaaaaah –todas gritaban emocionadas queriendo ganárselo. La figurita era tan Kawaii.

- Chicas –dijo Afro –yo también tengo un muñeco inflable en esta caja.

- No te resististe eh pez, mandaste hacer uno de ti.

- No… es de ¡Mascara Mortal de Cáncer!

- ¡Hijo de –dos zombis que casi lo bajan del escenario lo hizo hurgar en lo primero que encontró en el costal -¡A-a-aquí hay un…. Doujinshi yaoi! ¡es twincest! –Angello lo aventó cerrando los ojos y las dos zombis lo soltaron.

Afrodita trajo de detrás de las cortinas dos cajas enormes y llamó la atención de las zombis mientras sus compañeros se acercaban más a la salida.

- Fujoshis o chicas hentai, la que se lo gane. Aquí les tengo dos love doll tamaño real de Milo de Escorpio y Camus de Acuario. De silicón hiper realista. Todas las partes están inspiradas en la anatomía humana, pero todas.

Y con su fuerza de dorado, con facilidad tomó cada caja con una mano y las lanzo a la turba, aplastando a algunas al caer pero pronto se recuperaron del golpe.

De inmediato todas las fujoshis se lanzaron sobre las cajas como fieras hambrientas. Derribando a puñetazos a varias mujeres que también querían esas cajas. Sin embargo en este punto las fujoshis se pusieron demasiado agresivas, comenzando a arrancar brazos, orejas, piernas, atacaban como fieras con rabia, tenían las bocas llenas de sangre y se abrían paso eliminando a muchas zombis. De entre todas fueron las peores bestias.

- ¡Afro ¿qué diablos quieres decir con todas las partes?!

- Todas las partes Milo.

- ¡¿Y por qué diablos se las ofreces a las fujoshis?! ¡Pendejo!

- Necesitamos una fuerza letal… Un momento ¿sabes lo que son las fujoshis?

- ¡Leo hentai idiota un día me tenía que topar con esa aberración llamada yaoi!

- Ah me alegro que comprendas –dijo como si nada y siguió sacando cosas. –Aquí hay otro peluche y es de… de Shaka!

Las mujeres se arrancaban los ojos por conseguirlo.

Todo ese tiempo que se alejaron del santuario, Cáncer y Piscis habían viajado a velocidad luz por el mundo secuestrando idols y cosplayers y pasando por China para mandar hacer mercancía de sus compañeros. La fábrica del mundo trabajó a marchas forzadas pero muy eficientes para sacar todos los productos en un milagroso santiamén. Sólo en China…

Angello siendo un granuja, también había mandado hacer algo de Afro para burlarse de su compañero, aunque no contaba que la trastada que le había hecho Afro con ese muñeco inflable.

- Me la pagas pez –dijo Sádico. -¡Chicas fans de los bishonen! ¡Todos sabemos que sólo existe uno en la vida real! ¡Contemplen…. Un gachapon tamaño real de Afrodita de piscis! Quizá no cuenta con todo lo inspirado en la anatomía humana pero sí que tiene esa parte que le puede interesar a las mujeres… ¡Tada! – el italiano descubrió una manta que cubría una estatua de Afrodita tan realista que era digna del Madame Tussauds, vestido elegantemente con el traje de gala de Los Dragones Suecos*, parecía sacado de ese viejo anime La Rosa de Versalles. Y el área de la bragueta se veía algo… abultada –Si se lo preguntaban damas, sí, Lo tiene… -dijo el ladino italiano bailando las cejas.

Aventó la estatua sobre la marabunta y otra horda se fue encima matando para ganarla.

- ¡Hijo de la… ¡Rosas piraña! –no pudo completar el insulto ya que tres mujeres querían el original. Si bien no las mató sí se las quitó de encima.

- ¡Tengo los calzones originales que Kanon usaba ayer! –dijo Mascara lanzando la prenda y otras tantas comenzaron a pelear por ella.

- ¡En esta USB está el video que fue retirado de la internet donde Aioria sale en pelotas! ***

Afro la lanzó y al ser tan pequeña varias se tiraron al suelo para buscarla.

- ¡En esta otra esta un pack con fotos y video de Saga desnudo! –grito el italiano y más mujeres se lanzaron al piso buscando el pequeño gadget.

- ¡¿Y esas quien me las tomó?!

- Saga al bajar por tu casa aparte de los calzones de Kanon-¡Rosas piraña!-¡Mascará encontró que había una cámara escondida en tu baño!

- ¡Culpamos a Kanon –dijo el italiano –se sospecha que quería chantajearte! –Máscara se estaba cobrando la trastada que le había hecho Kanon. ****

Saga volteó a mirar de forma asesina a su hermano que se defendió de inmediato.

- ¡Saga yo te juro que no!

- En cuanto salgamos de esto lo arreglamos –siseó furioso.

Los dorados ya casi llegaban a la salida y a Afro y Mascara se les acababa el tiempo el espacio y los coleccionables, si no salían de ahí ya, serían devorados…

- En este costal –dijo levantando un costal medianamente grande de color violeta –hay pertenencias de todos los dorados, son originales –dijo Mascara Mortal como vendedor profesional –los identificarán porque les pusimos nombre con marcador. ¡Ahí les va! Y… ¡Ahí se ven!

Afro y Mascara corrieron con sus compañeros mientras las fans restantes se terminaban de hacer pedazos entre todas.

Cuando los chicos corrían hacía Aries, se encontraron en el camino con las fans devorando a BTS, los rostros de los casi finados Idols eran para generarle trauma a cualquiera. Tuvieron miedo al topárselas de frente pero estaban tan entretenidas con ellos que los ignoraron, fans de Kpop a fin de cuentas, los hermosos dorados les parecieron prescindibles ya que atacar el santuario era cosa facíl. Retener y secuestrar a BTS no tanto.

Al pasar uno de ellos les pidió ayuda, Aioros casi corre a socorrerlo pero un desnudo Saga le dijo.

- Cometí un gran error en el pasado, pero no dejaré que te mates está vez. –Y de un tirón se lo llevó corriendo del lugar.

Despues de ver esto pensaron que se encontrarían con los cosplayers por ahí tirados siendo atacados pero, en el resto del trayecto no encontraron a nadie más, las fans habían secuestrado a los cosplayer y habían huido con ellos.

Shaka elevó una plegaria por las familias de esos jóvenes desaparecidos que seguramente no nadie volvería a ver, y serían parte de una estadística más. Pero… como decían por ahí "de los males el menor" y pues… unos coplayers no iban a salvar al mundo, pero unos caballeros dorados sí.

Al llegar a Aries se llevaron a Kiki con ellos y dejaron el Santuario.

Luego desde Rodorio en una cabina telefónica llamaron a Tatsumi para informar a Saori de lo sucedido.

- La señorita no puede atenderlos ahora, es que tiene el mal del puer-¡es decir! Está indispuesta.

- Pues algo tendrá que hacer señor Tatsumi, no podemos dejar el santuario así.

- ¿Dice que las jóvenes del ED-FLV están fuera de combate?

- Sí.

- Pues… -dijo el mayordomo mientras revisaba en la agenda –aquí no tengo nada que nos pueda ayudar…. Espere un momento Señor Shion.

Tatsumi dejó al santo patriarca esperando en la línea mientras iba a buscar algo a la oficina. Luego de un rato tomó el auricular de nuevo.

- Creo que encontré algo que nos puede ayudar. –dijo viendo la tarjeta de presentación de las FLV donde venía un teléfono rojo que decía "emergencias". –Por favor, llámeme en veinte minutos.

Tatsumi colgó el teléfono y llamó a la línea roja de la central.

Una hora después unos helicópteros negros de combate que llevaban en la base las siglas FLV sobrevolaban el Santuario y de ellos cual arañas se descolgaban un montón de mujeres con trajes negros mientras a Rodorio varias camionetas negras de lujo con vidrios polarizados arribaban. De ellas también bajaron mujeres en muy buena forma, resultados de años de entrenamiento sin duda, enfundadas en trajes negros y con lentes oscuros, una mujer en sus tardíos treinta pero muy guapa aún, con un chaleco rojo daba órdenes y organizaba todo. Luego se acercó a los dorados y se dirigió a Aioros que cargaba a Camus inconsciente.

- ¿Fue atacado por las fans?

- No, se estrelló contra un muro.

La mujer puso cara de circunstancias pero luego se recompuso y ordenó a dos jóvenes que traían una cruz roja grabada en su traje negro que se acercaran.

- Encárguense de él. Denle la atención necesaria.

- Sí jefa.

Para sorpresa de Aioros una de las dos jóvenes como de unos 24 años y un metro con sesenta y cinco tomó a Camus en brazos y se lo llevó con todo y armadura.

- ¿Le ayudo señorita? –preguntó muy sorprendido el griego.

- No se moleste caballero, no es necesario. –Y ella junto a su compañera se retiraron para llevar a Camus a una Suburban que resultó ser una ambulancia de lujo.

- ¡Pero Camus pesa mucho y más con la armadura! –alegó el arquero muy sorprendido junto a sus compañeros. ¿Cómo podía una chaparrita llevarse a un metro ochenta y cuatro y ciento seis kilos de musculo y oro puro?*

La chica se fue llevándose al francés con bastante facilidad.

- Están entrenadas para eso.

- Señora –dijo Shion atrayendo a Aldebarán –aquí está una de sus chicas. Lo sentimos mucho de verdad.

- No se preocupe, señor….?

- Shion, Patriarca Shion.

- Patriarca Shion, son gajes del oficio, se repondrá.

- Mi señora, tengo que informarle que esto no fue culpa de las fans, de hecho fue uno de mis insensatos muchachos quien provocó esto –Shion miró con reproche a Milo y esté sólo agachó la cabeza apenado.

- ¿La atacó un caballero dorado? ¡¿Pero por qué?! –Para cuidar de sus clientes tenían que estar al tanto de sus capacidades y deficiencias, y la empresa contratada por Saori sabía todo de estos poderosos hombres.

- Fue un error. Le ofrezco mis disculpas, y mi completo apoyo, no la podrán tratar en un hospital normal. Sólo necesitamos que nos abran camino hasta la fuente.

- ¿La fuente?

- Es el santuario de sanación en este recinto de Athena, ahí los caballeros curan sus heridas.

- Muy bien –dijo muy sería. No se suponía que el cliente atacara a sus chicas. Esto implicaba una penalización económica por parte de la empresa de guardianas a Saori.

Tres horas después, Alfa y sus compañeras habían sido llevadas en ambulancia, y cajas y cajas negras de plástico muy al estilo del FEMA llenas de cadáveres de fans y habían sido cargadas en los helicópteros y retiradas del lugar.

Camus ya había despertado y Bone-cracker era tratada en la fuente por Aristófanes, junto a toda la orden caída de bronce y plata (menos los 5 mimados). Shion había dado ropa a Kanon, y había obligado a Saga a ponerse ropa también. Y es que Kanon podía ser un granuja embaucador pero era mil veces más púdico que su hermano. Podía mostrar sus atributos a través de prendas sugerentes pero eso de andar encuerado simplemente no se le daba.

Las amazonas apenas se enteraban del acontecimiento y se burlaban de la suerte de sus compañeros de bronce y plata que no les habían informado por egocéntricos.

Un equipo especial había sido enviado, otra vez, a buscar y rescatar a Misty y esto le saldría el doble de caro a Saori, está vez por tratarse de una operación especial.

Y el Santuario estaba libre de agresoras. Parte del enorme equipo de emergencia peinaba la zona para verificar que no hubiera más muertas vivientes por el área y así….

… Cinco horas despues del cataclismo fanico, el santuario estaba limpio y era seguro de nuevo.

- Señor Shion –dijo Valk, una de las directoras de la corporación FLV quien era la mujer de casi cuarenta que había dirigido la operación –el Santuario es seguro de nuevo, por esta noche pueden dormir tranquilos. Nosotros nos encargaremos de dar el detallado reporte a la señorita Kido así como la cuenta, no es necesario que usted se moleste.

Al escuchar "la cuenta" todos sudaron frío, su Diosa no iba a estar muy feliz con eso.

Las últimas agentes del FLV se retiraron junto con la directora en las soberbias camionetas y dejaron el lugar.

- Diablos… que día de muertos… ¡¿No qué era una bonita tradición Aldebarán?! ¡Nos engañaste!

- Yo no los engañé Milo. Esto no tiene nada que ver con la tradición mexicana.

- ¿No? –preguntó muy confundido Aioros -¿entonces?

- Pues no sé qué fue esto, pero no fue día de muertos… bueno no en ese sentido.

- Pues Shaka me dijo que esto fue Karma colectivo por las burlas de todos ustedes hacía los habitantes del Mictlán.

- ¡¿Karma?! ¡Me retracto! ¡El Karma hubiera sido una bendición Aioros! ¡Esto fue peor que si Shiva hubiera abierto los ojos!. Buda va a tener que hablar muy seriamente con maizal del cubli.

- Eh… Shaka, se dice Mictlantecuhtli.

- ¡Como sea, no puede mandar a su gente a hacernos esto! –aún no superaba que le quisieran robar su tesoro del cielo.

- Chicos por favor, ya les dije que esto no tiene nada que ver con la tradición de México.

- ¡Claro que no, de esto sólo tiene la culpa Afrodita!

- ¡¿Y yo por qué maestro Dohko?!

- ¡Cómo por qué muchacho holgazán, es obvio que esos rosales eran sólo de adorno! ¿¡En que te estás gastando tu cosmos?! ¡¿En apuestas como tu hermano del alma Máscara de la Muerte!?

- ¡Por supuesto que no, mis rosas eran tan letales cómo siempre!

- ¡Entonces explícame esto! –exigió el chino gesticulando exageradamente.

- ¡Yo qué voy a saber, pero tan es cierto que mi rosas son letales que todas ellas no eran más que zombis, cadáveres, ya se lo confirmaron las del FVL!

- ¡Se supone que tus rosas maten a la gente, no que la vuelvan zombis!

- ¡Eran FANS! ¡¿Acaso soy el único que lo entiende?!

Todos lo miraron con expectativa, al parecer, no sabían mucho de las capacidades de una Fangirl.

- ¿De verdad no? –preguntó Afro está vez incrédulo ante la ignorancia de sus compañeros.

- Tú sabes algo muchacho, seguro que más de lo que dices –dijo Dohko tan paranoico como siempre, la época de Saga también lo había afectado…

- ¡Dohko ya déjalo en paz! Ya te había dicho que no era su culpa.

- ¡Pero Shion!

- Ya… -dijo el pobre hombre sobando sus sienes – A ver Aldebarán… seguro que esto no tiene nada que ver con el día de muertos que se celebra en México?

- Maestro, muy seguro. Esto se los puedo probar, hoy fue la exposición en Atenas de esta particular celebración mexicana que es patrimonio cultural inmaterial declarada por la UNESCO, está de moda en el mundo. Aunque la exposición fue justo hoy en el centro cultural de Atenas, seguro que aún la alcanzamos mañana, así se quitan la duda.

- Está bien mañana los llevo.

- Yo no voy.

- ¡Dije todos Shaka!

El indio se encogió tras Mu, cuando Shion perdía la paciencia asustaba a cualquiera. Otros como Milo y Aioria iban a replicar que ni locos iban, temiendo pasar por algo así otra vez, pero luego del sentención que le dieron a Shaka prefirieron no hacer comentario alguno.

Ese día todos se durmieron antes de las siete, estaban agotados, habían sido demasiadas emociones en el día. Y mientras la noche apenas caía en Grecia, Saori se desayunaba la noticia del cuentón cargado a su tarjeta negra.

- Creo… -balbuceaba con un tic en el ojo revisando su banca en línea mediante el celular –que estos dorados me salen más caros que una guerra santa…

Y eso que las guerras eran negocios millonarios, nada más había que preguntar a Estados Unidos y a Rusia.

A la mañana siguiente, dos camionetas de lujo de ocho plazas con el escudo de la familia Kido dejaban Rodorio con rumbo a Atenas.

Ya en el centro cultural, entrando en paquete empujados por Aldebarán, los dorados ponían un pie en el recinto cultural.

Unas suaves guitarras tocaban una melodía muy tradicional de ese día mientras desde la mega pantalla y en la misma se veía a una jovencita pintada de catrina cantar.

- Ah… -suspiró Aldebarán –Ángela Aguilar es mi novia… aunque ella no lo sabe…

- Que bella composición –dijo el piscis acercándose al gran toro para ver la megapantalla, pues admirador de la belleza, todo lo que aparecía en el video llamaba fuertemente su atención. –que bella melodía, parece un arrullo… me gustaría saber que dice…

- Pues no comprendo todo al cien por ciento pero sí sé que esa canción es la canción de una mujer muerta que aterroriza a los mexicanos por las noches, creo…* –dijo el brasileño con total normalidad.

- ¡¿Cómo?!... ¡pero… algo tan bonito… no puede estar dedicado a semejante cosa!

- Pues sólo a los mexicanos les sale algo bonito de algo tan terrorífico. Cuando llegue al santuario buscamos la letra en internet ¿te parece?

- Bue… bueno. Pero los mexicanos deben estar algo locos…

- Un poco locos amigo, ya lo decía Coco. Un poquitito locos.

El lugar estaba a reventar y eso que no era el mero día, pero griegos y turistas se movían emocionados a todos lados del recinto admirando las demostraciones físicas y culturales de la tradición.

Con varios embajadores culturales mexicanos invitados, Shion se pescó a uno para que le explicara bien bien a sus muchachos y a él de qué iba todo ese alboroto y verificar si de verdad el 2 de Noviembre no había tenido nada que ver con lo que les había pasado.

Conforme el amable hombre los fue llevando por cada parte de la exposición cultural y explicando a fondo cada cosa, los caballeros fueron perdiendo el miedo a estar ahí (no les fuera a pasar lo mismo que ayer) y comenzaron a interesarse en el tema. Luego de terminar el tour ya estaban convencidos que todo de seguro no había sido más que una desafortunada coincidencia, y comenzaron a dividirse para admirar por sí solos o en parejas todo lo que la exposición tenía para ofrecer.

Y claro que nada se excluía de la mercadotecnia en estos días, ya no había nada sagrado, y la ciudad de Atenas tenía que sacar un guardadito de todo esto, sobre todo con su precaria situación económica. No los Dioses habían podido librar al país de la recesión.

Había muchos souvenirs con respecto a esa celebración, muchas artesanías que claro que vendían a tres veces su precio real.

Aldebarán nada más verse libre corrió hacía la zona de comida típica mexicana y en menos de media hora había terminado con el bufet gratuito, sin importarle que los demás asistentes estaban furiosos porque ese mastodonte los había dejado sin la "probadita". Luego se pasó a los puestos que vendían y los asistentes se arremolinaron y casi se agarran a palos entre todos pues o compraban o ese pozo sin fondo se tragaba todo. Y Alde iba con la cartera bien preparada, pues si a él algo no le pesaba era gastar en comida.

- Con permiso damas y caballeros con permiso –dijo abriéndose gentil (pero certero) paso entre la multitud y llegando donde la mujer vestida de forma típica que vendía pollo con mole y arroz –Me da un plato por favor?

- Claro señor ¿chico, mediano, o grande?

- Ese –dijo apuntando a la tremenda olla con forma de plato pozolero que tenía todo el guisado, así como también apuntó a la gran arrocera de barro.

- ¡¿Todo?!

- Sim.

- ¡Pero qué le pasa a este sujeto?

Y mientras Alde se compraba los buenos guisados en medio de los enojados asistentes. Otros de sus compañeros admiraban lo que había llamado su atención.

- Pero que interesante –decía Camus mirando cada detalle de una representación de una altar prehispánico del cual decía en la inscripción algunas piezas eran originales y tenían cientos de años.

- Yo sólo veo barro y huesos ¿qué tiene de interesante?

- Es historia Milo ¿sabías que los mayas y aztecas-

- ¡Oye –lo interrumpió –allá se ve algo muy interesante!

Un quinteto de guapas chicas mexicanas vestidas y maquilladas como catrinas que eran parte de las anfitrionas de la exposición le sonreían coquetas al escorpión. Sus entallados trajes de catrina dejaban ver muy bien sus curvas.

- ¡Si así está la muerte cómo estará el inframundo!

- Milo te estaba dando una explicación cultural.

- Sí, sí, tienes razón, hay que empaparse de cultura. –y dicho esto corrió hacía las catrinas.

- Ah… no tiene remedio.

- Señoritas –lo escuchó coquetear usando la única palabra en español que se sabía.

Mientras por otro lado Mu estaba junto a Shion y Shaka maravillado viendo las hermosas alfombras hechas de arena de colores con diversos símbolos prehispánicos.

- ¡Pero qué bonito, si hasta parecen mándalas!

- Y miren allá –le dijo Shion apuntando a la zona de los altares, donde estaban Shura, Márcara Mortal y Afrodita, admirando la bellas alfombras hechas de flores que igualmente con artificio creaban hermosos lienzos de imágenes hechos con pétalos de flores de colores.

- Esto no da miedo, es en realidad algo digno de ver –aseguró el carnero.

- Sí, creo que mal entendimos a Aldebarán desde un inició. –dijo Shaka más relajado.

- Terminemos de ver estás creaciones prehispánicas para ir a ver los altares –sugirió Shion y siguieron admirando el lugar.

- Esto es arte, es hermoso.

- Bah… son sólo flores. Hay cosas aún más interesantes. –aseguro Mascará Mortal cuando vio algo en el altar que llamó su atención.

- Claro tampoco espero que puedas apreciarlo, hace falta sensibilidad y cerebro y tú careces de ambas.

- Óyeme "señor cultura y educación", yo sí sé apreciar el arte. Y tengo gustos mucho más refinados que los tuyos, por eso yo sí soy capaz de reconocer el verdadero arte. ¿Es que tu cerebro de planta no ha vistos las bellezas que están en el altar?

- ¿A qué te refieres?- preguntó Shura quien hasta ahora sólo había estado oyendo discutir a ese par.

- ¿¡Cómo a qué cabra?! ¡A esos hermosos cráneos de colores! ¿Se imaginan mi casa adornada con eso? Ah… sería un verdadero hogar.

Ambos se miraron con un tic en el ojo, la casa de Cáncer JAMAS podría ser llamada hogar, no mientras ese loco viviera ahí.

Mientras tanto Aioros y Aioria parecían chiquillos en el puesto de los alebrijes.

- ¡Yo vi esto en Coco! –dijo el León cual cachorro.

- ¡Aioros/Aioria cómprame uno! –se dijeron al unísono, y aunque Aioros era el mayor también quería que su hermanito le comprara uno de esos extraños y coloridos seres.

Saga, Kanon y Dohko se veían muy interesados en la explicación y respuestas que una mujer les brindaba porque tenían mil preguntas sobre el porqué de cada cosa.

- ¡¿De verdad la comida ya no sabe a nada al día siguiente?!

- No jóvenes, a nada, pues las almas se llevan la esencia de la comida.

- Pero aun no entiendo… ¿es un día triste o feliz? –preguntó Kanon.

- Debe ser triste –aseguró Dohko –es despues de todo un día para la muerte.

- Se equivoca joven –dijo la mujer, pues poco iba a saber de la edad de Dohko. –Es una celebración, hay júbilo, no tristeza.

- Sabe señora, un amigo nos dijo que este día no celebran la muerte sino la vida ¿es eso verdad? Es que todavía no lo comprendo. Se llama día de muertos pero… celebran la vida… -dijo muy desconcertado Saga.

- Hay un cortometraje que les podrá aclarar sus dudas –la amable mujer los condujo a una computadora en su stand y les puso un video con subtítulos en griego.

Doce minuto despues, Dohko Saga y Kanon venían con un brazo echado encima del otro llorando a moco tendido.

- Creo que… ya entiendo más –aseguró Dohko.

- Eso… fue… tan emotivo…snif –dijo Kanon.

- Sí… yo snif… yo no me esperaba ese giro… es triste… pero al mismo tiempo… -decía Saga.

- ¡Tan bonito! –dijeron a coro.

- ¿Cómo es que se llamaba el video? –preguntó Saga sonándose los mocos de nuevo.

- El Pib… -dijo Kanon robándole una de sus servilletas para hacer lo mismo.

- Muchachos, ¿tendrán una servilleta?

- Sí –dijeron a coro ofreciéndole las suyas.

- ¡Esas ya tienen mocos!

- Es que se nos acabaron Maestro, por eso le compartimos las nuestras.

- Mejor me limpio con mi camisa…

Shura estaba muy entretenido con los tríos que tocaban música tradicional en vivo, el sonido de las guitarras era melancólico pero hermoso. Hasta que un lugar de exposición con cosas en español llamó su atención. Eran calaveritas, las composiciones literarias satíricas escritas en verso y referente a la muerte de algún vivo.

Cuando comenzó a leer estaba que se atacaba de la risa y al ver que en un puesto un señor muy talentoso que también hablaba griego componía calaveritas en ese idioma a nombre de quién se lo pidieran, y las vendía, no se aguantó y mandó componer una para todos los miembros incluyendo al patriarca. Aunque en el caso de Shion le pidió que fuera una respetuosa, con los demás… le dijo que no se midiera.

Camus ya había terminado de ver casi toda la exposición y traía un montón de cosas en mente cuando vio venir a Milo a su encuentro manchado de labial negro y pintura blanca.

- ¡Así morirse sí da gusto! ¡Con razón los mexicanos no le temen a la muerte! Si el inframundo mexicano está lleno de catrinas ¡mañana me muero!

- ¿Aprendiste al menos algo de cultura Milo?

- ¡Sí, vengo empapado de cultura!

- Espero lo digas en el buen sentido de la palabra.

- Claro amigo claro. Hasta aprendí algo de español hoy, y algo más.

- ¿Qué?

- ¡Ya sé cómo son los números de teléfono de México! Tengo ladas, números, correos ¡puro intercambio cultural! ¡Eso es cultura!

- Ay Milo te vas a morir sin saber nada de esta vida.

- Si muero, que me entierren en México. ¡Sabías que en el altar se pone cualquier cosa que le gustara a la persona en vida! ¡Cualquier cosa! Así el alma llega el dos de Noviembre a disfrutar. Camus cuando muera quiero que tú que sí aprendiste bien de todo esto me hagas un altar mexicano, y pongas en cada piso, además de buena cerveza y comida, unas cinco a seis chiquitas vestidas de catrina. Latinas de preferencia, aunque no discrimino, si algún año no puedes conseguir Latinas, griegas o francesas estarán bien. Cualquier belleza para agasajar el alma de tu querido amigo.

- Ay Milo…

- Yo te voy a poner muchos libros si tú mueres primero, será el altar más aburrido de todos los tiempos, pero no importa, con tal que te guste a ti que serás el festejado.

- Claro… seguro con las velas terminas quemando todos los libros.

- Inteligente y previsor como siempre, tienes razón. Entonces no te pondré velas sino focos de led.

- Milo es el fuego el que guía a las animas.

- Cualquier luz cuenta. –dijo muy animado –Y ya que quizá en Grecia no consiga cienpiesoches.

- Se dice Cempasúchil.

- Como sea, le pediré unas rosas pirañas a Afro. Porque es más masculina una flor negra.

- Con flores negras me vas a dirigir justo al tártaro ¿qué no sabes que las flores le marcan el camino a los muertos?

- ¿Lo viste en Coco verdad?

- ¡Lo acabo de aprender aquí Milo!

- A bueno, entonces, le pediré a Afro que me de unas rosas amarillas.

- Dioses, que bueno que aquí no celebramos esto ¿qué sería de mi alma contigo a cargo del altar?... No aprendiste nada de esta maravillosa oportunidad, sólo se te fue en coquetear y dejarte aprovechar por las modelos catrinas. ¿Por qué no aprendes de los demás?

- ¿Cómo Shura?

Ambos voltearon a donde apuntaba Milo. El español valiéndose de su idioma natal ya estaba de coqueto con otras modelos Catrinas y se dejaba "imbuir de la cultura"

- Que vergüenza venir a un centro cultural con ustedes. –dijo el francés bajando la cabeza y recargando su frente en su mano.

- ¡Mira a ese cabron –dijo con una sonrisa ladina el escorpión –quién hablara español! Yo no hablo y nos entendimos bastante bien. Se me hace que la muerte hoy cena cabra.

- No tienen remedio. Tú vete con Shura y yo voy a buscar a Afrodita, al menos con él puedo discutir algo de cultura.

- ¡De acuerdo!

En circunstancias normales a Milo no le gustaba que Camus lo abandonara así pero, viendo la situación, no tuvo objeción en irse con Shura a conocer a estas otras catrinas.

- ¡Shion tienes que verlo, es que tienes que verlo!

- Pero Dohko, iba a llevar a los muchachos a ver los altares.

- ¡Luego, tráetelos, ellos también lo tienen que ver! ¡Sirve que compruebo si Shaka es capaz de llorar! ¡Porque si no llora con esto sabré que no es humano!

- Oiga maestro, no se pase –dijo el indio –claro que soy humano.

- Pues a veces no parece muchacho. Pero vengan vamos ¡El Stand está aquí cerca!

En otro lugar de la exposición.

- ¿Ya te decidiste?

- No… es que… ¡no puedo!

Mascara Mortal había descubierto unos puestos con calaveras y catrinas, algunas de tamaño natural, incluso había una exposición de cráneos coloridos de dos metros cada uno traídos desde la ciudad de México que solían ponerse por el paseo central. Se había querido llevar varios de esos pero le habían dicho que no estaban en venta. Sin embargo lo remitieron a los puestos donde vendían otros más pequeños pero igualmente muy elaborados.

- Ciertamente el arte en estos cráneos es exquisito y valen lo que cuestan sin embargo… tengo la impresión que la casa de la cultura les subió mínimo al doble los precios Angello, ya conoces a los griegos…

- Deja las suspicacias pez, me sale más caro tomar un avión hasta México para comprarme uno de estos.

- Pero no necesitamos un avión.

- No importa además, aún si fuera a velocidad luz, seguro que ya se agotaron todos allá, hoy es 3, me dicen los señores que esto sólo lo venden en día de muertos. Los voy a comprar aquí. A ver… me llevo esté, esté, este también… esté… póngame aquel… mmm esos dos de allá. El tercero del segundo estante.

- Viendo sus gustos –dijo el señor que atendía el puesto y sacando algo de una caja especial tallada con motivos propios del día –creo que este será de su agrado.

Una calavera de unos cincuenta centímetros de altura de miles de colores con piedra minerales preciosas hecha a mano.

- ¡Por todos los Dioses, es perfecto! ¡Démelo!

- Pero… joven, si no le he dicho el precio aún.

- ¡No me importa el precio me lo llevo!

- Muy bien –dijo muy sonriente el señor –¿alguno más?

- Sí, los dos del estante de arriba. ¡Oh y estos pequeños de aquí! Serán unos pisa papeles formidables.

- Ya que está interesado en artículos para el hogar ¿no les gusta este salero en forma de catrina? Y ¿Este par de estatuas de tamaño natural? son la pareja.

- ¿También están en venta? –preguntó muy emocionado.

- Claro, así como también… -el señor apuntó a un sitio y Mascara Mortal casi llora de la emoción.

Luego de embalarle todo cuidadosamente en papel periódico y mandar otras cosas a envió a domicilio, el señor le dio la cuenta.

- Son € 4,862 euros señor.

- Muy bien. Afro, paga.

- ¡¿QUEEEEEE?!

Luego de un rato.

- ¡Yo no sé porque dejo que abuse!

- Tranquilo Afro, seguro que si te paga.

- ¿Sabes desde cuando me debía los mil euros que me pagó cuando tú y yo estábamos entrenando en el coliseo la semana pasada Camus? ¡Hace seis años! ¡Debí haberle cobrado intereses!

- Si es así ¿por qué le sigues prestando amigo?

- ¡Por idiota!

- Tengo que apoyar tu moción.

- No esperaba menos Camus… -dijo el otro bajando la cabeza.

- Ya anímate, quiero mostrarte muchas cosas interesantes que descubrí. Eres el único con el que puedo hablar de cultura de esta forma. El maestro Shion también es muy bueno para eso, pero tú tienes esa sensibilidad extra que te permite apreciar el arte a fondo, además, descubrí un stand que seguro te gustará.

- Ah… vamos pues….

En otro lugar, entre la multitud bien pegadas al pecho, Aioros y Aioria traían cual chiquillos bien abrazados sus bolsas con sus respectivos alebrijes y otros que habían comprado para sus amigos. El de Aioria era una copia perfecta del Jaguar alado que salía en la película de Coco, mientras que el de Aioros era una copia del xoloitzcuintle Dante. Pero los de sus camaradas tenían mucha similitud con su signo.

Por su parte Dohko venía sorprendidísimo ¡Shaka sí era humano despues de todo! Que Mu y Shion lloraran era normal ¡Pero Shaka! ¡Había sido toda una revelación!

Kanon y Saga se habían unido a Milo y Shura porque, vamos, una foto con las Catrinas, (que ya se les habían juntado todas) bien valía la pena. Y claro que las catrinas mexicanas muy vivas característica de su tierra, no iban a perder semejante oportunidad.

Cuatro horas despues los chicos iban camino al santuario, la mayoría con varias bolsas de comprar.

Al llegar, todo mundo se detuvo en Aries porque algunos compañeros les habían comprado recuerdos a sus hermanos de crianza y los estaban repartiendo.

Aldebarán fue el primero en sacar calaveras de chocolate, azúcar y amaranto con los nombres de sus amigos en cada una como marcaba la tradición. De amaranto para Mu, Shaka, Shion y Dohko. De azúcar blanca para Milo, Aioria, Saga, Kanon y Mascara Mortal y de chocolate para Camus, Afrodita, Shura y Aioros.

Por su parte, Aioros repartió los alebrijes que se asemejaban a cada signo del zodiaco a sus amigos.

Shura comenzó a repartir las calaveritas literarias enrolladas y pidió que las leyeron sólo cuando llegaran a sus casas y se dispusieran a dormir.

Despues de conversar un rato de lo aprendido y las emociones del día, todos se fueron a sus casas con sus respectivas compras y regalos.

Mascará Mortal se pasó el resto del día buscando la ubicación más adecuada para sus calaveras. Donde quedaran a la vista del que entrara para lucirlas, pero lejos del peligro si ocurría una batalla.

Aldebarán fue de inmediato a guardar sus comprar a su megarefrigerador que en realidad era un cuarto preparado para guardar comida igual que los refrigeradores de las carnicerías. Los asistentes se habían quedado llorando ya que se había llevado la buena comida, pero Alde por su parte no sentía remordimiento, era la oferta y la demanda.

Shaka seguía en depresión después de ver el video del Pib, tanto depresivo como feliz, con un sabor agridulce, y por eso otra vez estaba teniendo dudas existenciales como cuando era niño. Se consolaba comiendo sentado al lado de sus sales gemelos su calavera de amaranto sabor que lo hacía sonreír y entre sonrisas y dudas existenciales se pasó la tarde. Tenía mucho en que meditar.

Shion estaba colgando sus artesanías con dibujos coloridos de símbolos prehispánicos hechos en arena de colores y enmarcados en madera mientras platicaba con Dohko sobre ese video y todo lo aprendido en la exposición.

Mu quien también había comprado artesanías y las estaba acomodando dentro su casa, le platicaba a Kiki todo lo que había visto y aprendido y le mostraba fotos. Dado que no sabían nada sobre el día de muertos creyeron que no sería una exposición para niños por lo que no habían llevado a Kiki, pero ahora que Mu sabía que era de índole familiar, le había prometido al niño llevarlo el año entrante

Saga y Kanon recorrían en su celular las fotos que se tomaron con todas y cada una de las modelos catrinas para quitarse la depresión del PIB. Y les estaba funcionando muy bien. Esas muertas habían resultado muy vivas y entre foto y abrazo les dieron su buena repasada a los gemelos.

Aioros y Aioria se habían ido a la casa de Sagitario con sus respectivos alebrijes y mientras comían sus calaveritas habían puesto el DVD de Coco. Tiempo de calidad entre hermanos.

Mientras tanto, Camus y Afrodita platicaban del origen, leyenda y significados de las preciadas plantas de cempasúchil que Afro había comprado para su jardín de plantas exóticas.

Shura nada más esperaba entre risas locas a que llegara la noche y sus compañeros leyeran las calaveritas que les había mandado hacer, razón por la cual una vez habían pasado los que tenían que pasar, había atrancado las puertas de capricornio porque seguro en la noche se le iban a juntar para tratar de darle una paliza.

Milo estaba ocupadísimo enviando mails, viendo facebooks y chatenado por whats app y de hecho acababa de conseguir dos citas para mañana y pasado.

- ¡Probaré la gloria! ¡Y sin morirme, eso es un plus!


Siete días despues….

Luego de dejar sitiada la casa de Capricornio por siete días, los atacantes fueron removidos para volver con sus labores y la cabra pudo respirar aire fresco y salirse con la suya. Esas calaveritas habían sido la pasada, pero claro que los muchachos esperaban el momento ideal para vengarse.


En Japón, Saori recibía otro golpe a su tranquilidad…

- Athena, me temo que, dadas las circunstancias tendremos que presentar nuestra baja temporal. –decía Alfa desde el hospital por teléfono.

- ¡¿Qué?! Pero… ¡¿qué haré sin ustedes?!

- Lo sentimos de verdad, pero es muy importante recuperarnos de nuestras heridas. De momento la corporación no tiene guardianas para reemplazarnos, con esto del Kpop las chicas de la corporación están muy solicitadas y tendrá que esperar a que nos recuperemos nosotras ya que no hay más agentes disponibles. Deberá cuidar usted sola de sus caballeros. No veremos despues. Adiós.

La línea se cortó y Saori se quedó de piedra ¡¿Quién iba a proteger a sus caballeros ahora?! ¡Sus guaruras sin guaruras! ¡Eso no era posible! ¡¿Qué si le raptaban a los dorados?! ¡¿De dónde iba a sacar otros así de buenotes?!…. Es decir, buenos en combate. Hombres así en estas fechas escaseaban.

Acongojada no le quedó más que llamar al santuario para darle a Shion la noticia.


En el santuario…

Lo que en otro momento sería como si el Olimpo se abría frente a ellos, ahora casi podían ver las puertas del Hades. Las guardianas no volverían en un buen tiempo. ¡¿Qué iban a hacer sin ellas si otra tanda de fans locas se metía al santuario?! No es que las FLV hubieran sido muy efectivas la última vez pero…de algo a nada. Siquiera seguridad psicológica les habían brindado y no habían dudado en salir a defenderlos hasta el final.

Y algunos caballeros veían aparecer de nuevo sus traumas.

Afro no quería ser un bishonen victimizado, Shaka no quería dejar de ser Virgo y había muchas mujeres dispuesta a arrebatarle esa… condición… Alde no podría sacar adelante su primera cita con Europa sin ellas. Camus no quería tener que atrancar puertas y ventanas otra vez, él odiaba el calor de Grecia y el aire helado de su casa sólo se colaba hasta su cuarto cuando dejaba su puerta abierta, ya que no pensaba usar su cosmos toda la noche para mantenerse fresco cuando el ambiente natural de la nave central de su templo era un perfecto aire acondicionado que se filtraba por toda la casa. Además era un Acuario por todos los Dioses del Olimpo ¡Necesitaba ser libre o se moriría!

Por otro lado, Mu ya se había acostumbrado a que le entretuvieran a Kiki cuando tenía trabajo que hacer, eran excelentes niñeras. Kanon lamentaba la ausencia de féminas en Géminis. Y algunas guardianas aunque fueron siempre muy profesionales sí que lamentaron ya no cuidar la casa de géminis porque Saga tan natural como siempre a veces descuidado salía encuerado del yacusi a la sala y ellas se daban un buen taco de ojo.

Shion ya se había acostumbrado a ir acompañado a las tiendas y sobretodo en la semilleria, agradecía la presencia de sus guardianas. Dohko estaba conforme, ya nadie le daría órdenes. Shura, Aioria y Milo eran otros felices de haberse deshecho de ellas aunque por dentro les quedaba el miedo a que otro ataque ocurriera en breve. Y mientras Aioria corría a los brazos de Marin, y Milo a los brazos…. Pues de cualquiera que lo quisiera recibir, Aioros tomaba la decisión con bastante entereza a pesar del miedo de un nuevo ataque.

Mascara Mortal fue otro al que no le importó que se fueran, pues las gendarmes tenían órdenes de Shion de avisarle si andaba en malos pasos como apuestas clandestinas. Así que se sentía liberado. Total que gracias a Afro había aprendido a enfrentarse a una fan. Conque tuviera cualquier cacharro de interés a la mano se las quitaría de encima.


Ocho días despues…

Los de bronce eran dados de alta y Misty volvía traumado pero en una pieza al santuario. Y eso era otro gasto, había que pagarle un psicólogo porque un cadáver maloliente y fanático lo había toqueteado y hecho presa hasta que satisfecha con todo lo que había hecho, dejó al fin de moverse y murió en paz, dejando al francés en un fuerte estado de shock. Pobre Misty últimamente no le había ido nada bien. ¿Sería un castigo de los Dioses por seguir a Saga… sin saber que era Saga? La ignorancia no era un don despues de todo…

Saori llegó a pensar seriamente en deshacerse de Misty porque le generaba demasiados gastos pero siendo amante de las cosas finas, al final Saori pensó que sería un desperdicio deshacerse de tan bello caballero. Ya tenía a Afrodita y Orfeo, pero entre más mejor. Así podría pavonearse entre las Diosas con mayor motivo. ¿Quién tenía la orden guerrera con los ejemplares más hermosos? Athena sin duda.

- Ah… tendrán que cuidarse solos por un tiempo. Además… el evento pasado fue masivo así que, no creo que se repita en breve. Podré ahorrar un poco en este tiempo. ¡Total, tengo de aquí hasta el siguiente 2 de Noviembre para contratarlas de nuevo! –pensó emocionada la tacaña deidad.


Y bueno al fin se me hizo y se te hizo a ti cap del día de muertos.

Algunas Aclaraciones...

*** Giño a mi fic, Lecciones de Manejo.

Si Afro existiera en la vida real, tal cual es, no calificaría en la categoría de galán, pues sería poco para él, sino que sería un Bishonen, por eso decidí que sería asediado por las fans del anime, ya que califica como rey entre los doce para el puesto y las exigencias de ese tipo de Fangirl. Con Personajes como Sesshoumaru, Yue, Afrodita, Lucifer (de Saint Seiya), Ayame Souma, Conde D, Tomoe, Lindel, Griffit, Alucard, etc, etc nos damos una idea de que las fans del anime son muy muy exigentes (como debe ser, no merecemos menos, ¿verdad chicas?). Lamentablemente parece que las generaciones más nuevas ya ni idea tienen entre la diferencia de Bishonen y simplemente galán del anime y a cualquier tipejo le llaman bishonen, lo digo porque hace poco una chica de unos 14 años me mostró su lista según ella de bishonen y me dije "pobre niña, no conoció lo que era bueno…" los niñatos me enseñó no llegaban a galán, la verdad ni "a peor es nada", y me dije "la industria del anime anda pobre, ya ni para dibujantes tienen…"

* Traje de gala del antiguo ejército imperial de Suecia, en La rosa de Versalles, se puede ver al conde de Fersen usando el traje de gala de los Dragones Suecos, y es también un giño más a la belleza de Afro y su semblanza a Oscar.

* Peso de Camus con todo y la armadura.

* Obvio que Alde no sabe realmente la historia de la canción "llorona", aunque su historia bien pudiera aplicar al sufrimiento de la llorona. Ya que el que la engañó en la leyenda número 2, de seguro no sabe de amores.

* El Pib, de Janal Canal en youtube, les recomiendo mucho ese video a todos los que no sean mexicanos, para que entiendan más.

Review

Arisceret: ¡Por la Diosa! Tenía tanto de no saber de ti ¡que gusto me dio encontrarme un review tuyo!. Pues verás, no me alejé, tú te me perdiste, desde el ultimo review que tuve de ti hace ya dos años y pico, tengo historias nuevas como Kotta Hanna de Inuyasha, de Rayearth tengo Uchikake, en cuanto a Saint Seiya realmente del fanfic La vida en el santuario, el capítulo 6 que leíste sobre los plateados lo publiqué hace dos años (en 2018), no sé qué falla estaba teniendo fanfiction net que sí puso el fanfic entre los fanfics más nuevos pero no apareció el capítulo 7, y creo que no notaste porque decía "updated jun 2018" ¡y realmente estábamos a 3 de Noviembre del 2020!, fue un show lograr publicar el capítulo 7 que es el realmente nuevo, me trajo días dando vueltas tratando de arreglar es falla que no era mía, hasta que se le hinchó que el fic apareciera con el capítulo 7 y la fecha correcta de actualización. También saqué en tiempo record para mí (dos meses) el fanfic completo Lecciones de Manejo de saint seiya de 5 capítulos. También publiqué El pecado de Shura, en honor al cumple de la cabra. Son fics de los que creo no estás enterada y como no se me olvida que me pediste que te avisará cuando sacara algo nuevo, pues estas son las nuevas publicaciones. De hecho recordarás el fanfic Guerreras Mágicas la nueva historia, una tipeja de wattpad me lo robó y lo tenía como suyo por eso me tuve que hacer una cuenta en wattpad, y realmente me acabo de retirar de la escritura por ciertas cosas que pasé en fanfiction con la gente, y estas personas del yaoi que mencionas, una se cansa… y tienes razón, hartan, una persona me criticó por retirarme pero creo que debo pensar primero en mi tranquilidad y salud. Planeaba volver luego de darme esté break, pero luego vino lo de enterarme del plagio y la verdad despues de ver cómo está la cosa con la gente y sus actitudes me decepcioné bastante, y creo que no voy a regresar, me lo estuve planteando. Pero estos capítulo como pudiste leer tenían años queriendo salir, e incluso cuando al fin lo publiqué hubo sus retrasos, pero los publiqué porque querían salir a festejar el día de muertos. Actualmente estoy fuera del mundo de la escritura de fanfics, con la pandemia tuve tiempo de escribir y completar varios fanfics que iba a publicar semanalmente, pero luego de los problemas que si lees los otros fics te enterarás (para no echarte un rollo aquí) decidí que mejor ya no iba a publicar nada, y sólo mantengo los fics que ya habían salido para evitar plagio. Los nuevos no saldrán y mira que eran muchos y me hacía ilusión publicarlos cada semana cada semana, para mí todo un record de tiempo, pero me di cuenta que ya no tenía caso. Pero en fin… Lo que sí es que me da mucho gusto volver a saber de ti y espero ya no te me desaparezcas tanto tiempo, aunque sea en los fanfics que quedan, tus review siempre fueron un gran incentivo para mí y te convertirse en una de mis lectoras más queridas y entrañables, muchas gracias por todos estos años siguiéndome, gracias por cada sonrisa o lagrima que le regalaste a estas letras, gracias por ser parte de las historias y por tu capacidad de vivir en ellas, eso es un gran don. Gracias por apreciar tanto mi trabajo y por tus palabras tan honestas, y tus reviews tan sinceros y abiertos. Gente como tú es la que me anima a pensar en volver alguna vez, pero tristemente gente como tú ya casi no hay, lo dicho las nuevas generaciones, no presentan mucha esperanza para el mundo. Pero mantengo en mi corazón a todas las personas que me leyeron hasta ahora. Deseo de corazón que en esta locura que está viviendo el mundo te encuentres muy bien tú y tus seres queridos. Ojalá y nos reencontremos de nuevo, si quieres mejor pasa directamente a mi perfil, para que puedas ver lo nuevo, y si algún día regreso poder encontrarnos. Te mando un abrazote y muchas bendiciones.