Gestación Saiyajin

Un par de jóvenes luciendo un nuevo bronceado afuera de la corporación capsula hacen sonar la campanilla anunciando su llegada. Quien los recibe luego de un par de segundos es un preadolescente de cabello lila.

-¡Gohan, Videl llegaron! –Con una gran sonrisa, saluda dejando libre el camino para que accedieran a su hogar.

-Que guapo Trunks. –Alaga la ojiazul mientras su marido despeinaba con cariño al jovencito sonrojado.

Cuando ingresaron al living donde se efectuaba la celebración navideña, la mayoría de los presentes olvidan lo que hacían para saludar a la recién llegada pareja. Milk siendo más afable que el resto empieza a pedir que cuenten los detalles de su pequeña aventura en la isla. En tanto la justiciera buscaba con sus ojos a su padre.

-Él está en el área especial. –Refiriéndose al área donde estaba el mini bar. Como si de su propia hija se tratase, la mujer ojinegra pudo leer lo que pensaba la ojiazul.

Videl agradeció con un rápido asentimiento de cabeza sonriendo de manera divertida. Ese día en particular sentía que caminaba en las nubes y necesitaba su arcoíris de personas para poder compartir su felicidad.

Ubico rápidamente a su progenitor sentado junto a un robusto sujeto rosado y un hombre pelilila de avanzada edad compartiendo unas copas.

-No te excedas, recuerda que ya no podré prepararte sopa. –Comenta riéndose a sus espaldas haciendo que los tres presentes se fijen en ella. Como era de esperarse su padre la estrecha en sus brazos emocionado.

El tiempo paso efimero era casi medianoche, el momento de entregar los regalos llegaría pronto. Videl sentía que su corazón saldría de su pecho en cualquier segundo, había estado observando a Gohan toda la noche esperando a que revisara su chaqueta. Quizás fue una mala idea poner el objeto en ese lugar.

-"Debí ponerlo en el casco del Gran Saiyaman." –Pensó con algo de impaciencia la joven. Pronto vio la oportunidad frente a sus ojos con merengue en las mejillas.

Se acercó a la mesa de los dulces para hablarle al menor de los Son.

-Goten, no te llenes de azúcar. –Se ríe frotándole las mejillas con sus manos. –Seguro tu hermano tiene un pañuelo.

-Buena idea. –El pequeño saiyajin camina hasta el sofá en el cual platicaba Gohan con el guerrero sin cabellera.

Videl sonrió con algo de nervios mientras Gohan buscaba en sus bolsillos algo para auxiliar a su hermano, lo primero en sacar con sus manos fue la prueba de embarazo.

Su cerebro proceso el significado del objeto en sus manos, levanta la vista hacia la sonrojada chica, el abrió su boca tratando de dialogar, un leve asentimiento con la cabeza por parte de ella fue suficiente para que los faros de su rostro se iluminaran.

Se levantó de manera brusca sorprendiendo a algunos a su alrededor, corrió hacia ella quien lo recibía con los brazos extendidos y por fin la tuvo en sus brazos dándole vueltas como si de una niña se tratase.

Era algo muy cotidiano ver muestras de afecto por parte de la pareja justiciera empero era tal el escándalo que nadie pudo apartar sus curiosos ojos de ellos.

-¡Tendremos un hijo! –Poseído por el júbilo Gohan despeina a la risueña Videl. Ante aquella declaración todos los espectadores corren a ellos con intenciones de brindar buenos deseos.

Piccolo en una esquina les obsequia una sonrisa congratulándolos a su manera.

-Gohan. –Serio, habla el saiyajin de clase baja asustando a todos, cambia su severa expresión a una sincera sonrisa. –Tendrán que comer mucho.

-Goku tu nunca cambias. –Se ríe Yamcha seguido por el resto.

Sin duda alguna era una hermosa e inusual familia.

Continuara…

Antes que nada, quisiera agradecer cada review, y a la página de Facebook: Fanfics de Gohan y Videl en español, por siempre compartir mis tontas historias :D Aún estoy un poco nerviosa, no sé si esto les guste. Si no actualizo es porque no sé cómo XD